Panamá y la contratista lograron un acuerdo final para la ampliación del canal

12

La Autoridad del Canal de Panamá (ACP) anunció el acuerdo definitivo con el consorcio encargado de la ampliación de esa vía interoceánica, que será firmado el jueves de la semana que viene, fija la conclusión de las obras en diciembre de 2015 y termina con la crisis y paralización abierta hace dos meses.

Jorge Quijano, administrador de la ACP, enfatizó que «hemos logrado un acuerdo conceptual que protege los intereses del Canal de Panamá dentro de los términos del contrato y respetando nuestros intereses».

El acuerdo final, informó la ACP, está sujeto a «documentación, revisión y firma final» el próximo jueves, y establece la terminación de las obras en diciembre de 2015; la llegada de las 12 compuertas pendientes de entrega en diciembre de 2014, transportadas en embarques escalonados; y la inyección de 100 millones de dólares por cada una de las partes.

«(El consorcio) GUPC (Grupo Unidos por el Canal) inyectará 100 millones y ACP adelantará 100 millones, lo cual permitirá alcanzar el ritmo normal de las obras durante el mes de marzo», dice el documento.

La ACP «podrá extender» la moratoria de los pagos adelantados a GUPC por 784 millones de dólares hasta 2018, «sujeto a cumplimiento de ciertos hitos y otras condiciones», precisó Quijano, citado por las agencias ANSA, DPA, EFE y Prensa Latina.

«Hay un primer hito que es la entrega de las (12) compuertas y para extender ese repago (devolución) más allá del 2015, lo primero es que tienen que cumplir con la entrega. Si eso no se da, entonces no pueden seguir con las moratorias que siguen», afirmó.

Además, la fianza de cumplimiento de 400 millones de dólares podrá ser liberada por la asegurado Zurich American, que garantiza el proyecto, para «la obtención de un financiamiento que permita completar la obra».

Este acuerdo facilita la conclusión de las obras de ampliación del canal mientras se espera el resultado de los arbitrajes internacionales previstos sobre los costos adicionales que reclama el GUPC por 1.600 millones de dólares y que la ACP rechaza por injustificados, que pueden demorarse varios años.

Por su parte, el presidente de la empresa española Sacyr, que encabeza el consorcio GUPC, aseguró en un encuentro con analistas en Madrid, que ese acuerdo es «satisfactorio» para las dos partes, la ACP y el grupo privado.

Sacyr tiene el 48 por ciento de las acciones de GUPC, otro 48 por ciento pertenece a la italiana Impregilo, y el restante cuatro por ciento se reparte entre la belga Jan de Nul y la panameña Cusa.

El viernes 7 de marzo, tras la firma del acuerdo, «pudiéramos poner a andar el mecanismo» para que los 200 millones de dólares previstos en el acuerdo conceptual (100 millones de ACP y otros 100 de GUPC) «estén disponibles para inyectárselo inmediatamente al proyecto y se reanuden de la forma más rápida las obras», dijo Quijano en una rueda de prensa.

El administrador de la ACP, también explicó que la firma del convenio permitirá activar al día siguiente los mecanismos para inyectar los fondos que requiere la reactivación plena de las obras, retomadas por el consorcio el 20 de febrero tras 16 días de suspensión total.

Los trabajos de las nuevas esclusas «están ahora mismo experimentando niveles bajos de producción debido a que hace falta el flujo de caja», reconoció el administrador de la vía interoceánica por la que pasa cerca del 6 por ciento del comercio mundial.

«Ellos (GUPC) están limitados porque no tienen todos los subcontratistas trabajando. La idea de ellos es que en el transcurso de las próximas dos semanas van a estar haciendo, una vez tengan los 200 millones de dólares, el resto de la obra y llevarla a producción total», añadió.

La ACP precisó anoche en un comunicado que el convenio «sujeto a la documentación, revisión y firma final por las partes», dice que la construcción de las nuevas esclusas debe finalizar «en diciembre de 2015».

Eso será seis meses después de la última fecha anunciada por el consorcio GUPC y 15 meses más tarde que lo establecido en el contrato.

La vía interoceánica, una de las principales rutas comerciales del mundo, fue construida por Estados Unidos en 1914 y devuelta a Panamá en 1999, tras el tratado Torrijos-Carter de 1979.

 

Fuente: http://www.telam.com.ar/notas/201402/53639-panama-y-la-contratista-lograron-un-acuerdo-final-para-la-ampliacion-del-canal.html