[Panamá] Posición Pública Frente a la Crisis de Salud

5

&nbsp

ESPACIO DE ENCUENTRO DE MUJERES

POSICIÓN PÚBLICA FRENTE A LA CRISIS DE LA SALUD&nbsp

Espacio de Encuentro de Mujeres y la Secretaría de Género de la Central General Autónoma de Trabajadores de la República de Panamá, manifestamos a la ciudadanía nuestra posición ante la grave e insostenible situaciónque&nbsp at raviesa el sistema de salud del país.

Durante los últimos años, la población asegurada por la Caja de Seguro Social (CSS) ha atravesado por dos momentos en que los servicios de salud se han convertido en una trampa de muerte, cuyosresultados son decenas de fallecidos por el dietilenglicol y los 33 que van por la bacteria KPC, además de los cientos de afectados directa e indirectamente.

Las políticas económicas implementadas por los gobiernos del periodo “democrático”condujeron al país a la eliminación de cuidados y controles sanitarios por la vía de traspasar determinados servicios públicos a empresas privadas (la denominada tercerización) y por la reducción de “gastos”, lo que ha generado el deterioro de las instalaciones y la escasez de medicamentos, equipos e instrumentos de trabajo médicos y sanitarios.

Desdesu origen la Caja de Seguro social ha estado asociada a la necesidad social de tener una Institución de salud que beneficiara a los trabajadores/as, profesionales, campesinos/as y al pueblo en general. Por otra parte, los gobiernos de turno están obligados por el Capítulo VI de la Constitución a establecer políticas nacionales de seguridad y salud, para garantizar la calidad de vida de la población asegurada y de toda la población.

No obstante, en los últimos meses en la Caja de Seguro Social (CSS) se detectó una bacteria nosocomial “KPC” que ha puesto de manifiesto la crisis en el sector de la salud, específicamente en la CSS, cuyo resultado son 33 muertos y un centenar de afectados. Lo imperdonable de toda esta crisis es que las actuales autoridades de la CSS tenían conocimiento de esta letal bacteria desde agosto de 2010 y directivos del MINSALUD alertaron sobre la misma, pero tampoco tomaron las medidas para hacer frente a tan temible bacteria.

Las autoridades de la CSS han agravado la situación por el negligentemanejo que han dado a los problemas que debían atender. Sus decisiones de carácter administrativo afectaron, además, a funcionarios y personal médico de la CSS, violando los derechos laboralesconquistados por estos trabajadores/as.

El Sr. Sáenz Llorens, Director General de la CSS, pretende dar explicaciones a la crisis de la salud que se vive, señalando que todos los enfermos afectados por la bacteria KPC iban a morir en los hospitales de todas formas. Ello denota su desprecio e irresponsabilidad frente a los problemas de salud. Su negligencia y descuido crearon las condiciones para que la situación actual afectara no solo a quienes están enfermos en los hospitales, sino a todas aquellas personas que no tienen otras posibilidades o alternativas que los servicios públicos de salud, como son los mayoritarios sectores populares.

Las necesidades de la población no son prioridad para las políticas públicas de este y anteriores gobiernos. Se nos engaña con el espejismo de una ciudad hospitalaria donde se consumirán millones de millones de dólares, pero no se garantizan servicios básicos de salud a la población. Las mujeres, y en especial las de Bocas del Toro esperan una explicación por la muerte de cincuenta bebes y 6 embarazadas en el hospital Changuinola, ocurridas entre 2010 e inicios del 2011. Sobre esta información, aparecida en la Estrella de Panamá, las autoridades guardan silencio absoluto.

Lo ocurrido muestra que no cumplen con el mandato Constitucional de combatir las enfermedades transmisibles mediante el saneamiento ambiental, el desarrollo de la disponibilidad de agua potable y adoptar medidas de inmunización y profilaxis, y tratamiento proporcionadas colectiva o individualmente a toda la población.

Sr. Presidente Martinelli, lo que estamos viviendo afecta considerablemente la vida de las mujeres, y el dolor irreparable que se nos ha ocasionado hace impostergable la renuncia del Director de la CSS y su equipo, así como del Ministro de Salud. No haga más indigna esta situación.

La salud es un derecho humano. Con la salud no se juega nise improvisa por que causa la muerte alos panameños y panameñas.

Convocamos a todas las mujeres y a la sociedad en general a que este 25 de agosto, como parte de nuestra campaña “Alto al femicidio, la impunidad y la violencia contra las mujeres”, lo hagamos frente al Complejo Hospitalario de la Caja de Seguro Social, para acompañar de esta forma a las compañeras, madres, hijas, nietas y sus familiares que hoy sufren por la negligencia criminal de la Administración de la CSS.

¡Ya no más!&nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp ¡Alto a la negligencia! &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp &nbsp ¡Qué renuncien YA!

17 de Agosto de 2011.