Panamá: No a la privatización de los servicios de salud

 

EL SECTOR PÚBLICO DE LA SALUD Y SU PRETENDIDA PRIVATIZACIÓN

Desde el régimen militar, la implantación de las políticas neoliberales ha tenido como norte la privatización de sectores tan sensibles para la clase trabajadora como lo son la salud y la educación.  Los cinco gobiernos del régimen de la invasión, desde el triunvirato de Clayton hasta la actual administración patronal Martinelli, no han cesado en su empeño de llevar a cabo tal objetivo. 

No en vano la externalización de la administración de la ciudad hospitalaria, la contratación de médicos extranjeros, las reformas al Código Sanitario van todas en línea con la política neoliberal privatizadora con miras a estar en condiciones loables para las Instituciones Financieras Internacionales (IFIS) con el fin de conseguir más préstamos internacionales y sujetarnos más a la política del Gran Capital Internacional. La  misma política que le sirve a la burguesía local, léase oligarquía del Club Unión y sus 14 familias, a través de sus gobiernos patronales, como la administración Martinelli y sus diferentes partidos (CD, PRD,  PPanameñista, PP, Molirena) para enriquecerse cada vez  más entrando millonarios y saliendo más multimillonarios, mientras la clase trabajadora se empobrece cada vez más, a pesar que son quienes producen toda la riqueza.

Traerán médicos extranjeros para que compitan con los nuestros y tengan que aceptar  bajos salarios cumpliendo con las IFIS.  Externalizarán los servicios administrativos de la ciudad hospitalaria para luego continuar con otros servicios. Desembarazándose de la prestación de la atención de la salud, tal como quieren las IFIS porque “son muy caros” aunque en realidad lo que quieren es que lo recaudado por el Estado se dedique exclusivamente a la Deuda Externa. Reformarán el Código Sanitario para formalizar cada vez más toda forma de privatización, llámese venta, externalización o concesión administrativa.

Recordemos el reciente ejemplo de lucha y de triunfo de nuestros hermanos educadores que echaron para atrás otra forma de privatización como lo fue el Decreto 920.Luchar contra toda forma de privatización es pelear por preservar la vida de todos y cada uno de los que conformamos la formación social panameña, en especial esa mayoría, la clase trabajadora, es decir, profesionales, técnicos y obreros.

 Si salud es el proceso continuo, permanente e histórico de la producción del bienestar biopsicosocial de toda la población, entonces luchar contra toda forma que vaya contra ese bienestar, como lo es la privatización, es producir salud.

¡NO A TODAS LAS FORMAS DE PRIVATIZACIÓN DEL SECTOR SALUD!

¡A LUCHAR TODOS CONTRA ELLAS!

Panamá, 28 de septiembre de 2013.

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS