Panamá: El Escándalo de la Narcopolítica

LA MAFIOCRACIA SE DESNUDA

EL ESCANDALO DE LA NARCOPOLÍTICA

El escándalo desatado por las declaraciones del colombiano, David Murcia, en torno a donaciones a las campañas del PRD para Presidente y la Alcaldía capitalina, pone de manifiesto el grado de descomposición de la clase política panameña y del sistema electoral que nos rige, abierto al lavado de dinero del narcotráfico y de otras operaciones fraudulentas.

Si esta campaña se había caracterizado por su falta de propuestas para atender los ingentes problemas nacionales, siendo en tal sentido una de las peores campañas electorales que se han celebrado, este último ingrediente ha puesto al descubierto a los políticos corruptos, quienes en su afán por hacerse del control del poder son capaces de las peores intrigas y componendas.

Pero la inmundicia de las declaraciones de Murcia no sólo salpican la clase política criolla sino también a la clase empresarial y las entidades bancarias que abren sus puertas a especuladores y blanqueadores de dinero, sin reparo alguno, a cambio de jugosas ganancias.

Una investigación seria del cacareado crecimiento económico, de la venta del país, los llamados proyectos turísticos residenciales, de los leoninos contratos de autopistas, corredores, minas, hidroeléctricas, etc., concluiría seguramente en la ilegalidad de esos capitales, procedentes del narcotráfico y de otras operaciones ilícitas.

Eso no es nuevo, si nos adentramos al pasado encontraríamos “donaciones” similares en otras campañas.&nbsp Y todos sabemos que quienes donan al final cobran e influyen en las políticas del nuevo gobierno y se hacen de los grandes negocios y licitaciones.

¿Y quiénes investigarían estas denuncias?

¿Los Magistrados del Circo Electoral y la Fiscalía Electoral que responden directamente a los intereses de los partidos y políticos corruptos? &nbsp Mismos que actúan de forma más diligente frente a las denuncias de un “latazo carnavalero” que ante los graves señalamientos que envuelven tanto a la campaña de Balbina Herrera como a la de Ricardo Martinelli.

¿El Ministerio Público? &nbsp Que ha sido incapaz de esclarecer hechos y brindar Justicia como en el caso de los envenenados con dietilenglycol, del bus incendiado, de la desaparición de las estatuas de los Juegos de Antaño, de los asesinatos de los obreros del SUNTRACS, de la estafa de BANISTMO, del CEMIS, de los desaparecidos durante la dictadura militar, de las constantes muertes por falta de medidas de seguridad en la construcción y otros sectores dada la negligencia de empresarios homicidas; de la desaparición de los fondos del FECE, del negociado de la fibra de vidrio, de los turbios negocios de la Autopista Panamá-Colón, Cinta Costera y proyecto de Ampliación del Canal; del robo de fondos públicos por parte de la Fundación Mar del Sur,&nbsp de los “duros dólares”, de los casos de Urrego y Rayo Montaño donde también están envueltos políticos, autoridades y empresarios; de la devastación ambiental que causan proyectos mineros, hidroeléctricos y seudo turísticos; del casi centenar de viajes presidenciales, los manejos de partidas secretas, de los fondos del Despacho de la Primera Dama y de la Junta de Carnaval; del enriquecimiento ilícito de los gobernantes; sólo para mencionar algunos de los más sonados casos delincuenciales y de corrupción que se han sucedido en los últimos tiempos, mientras el pueblo se desangra por la falta de respuestas a sus necesidades y por la inseguridad ciudadana.

Llama la atención como la Procuradora, Ana Matilde Gómez, pide prudencia frente a las denuncias de Murcia que afectan a la clase política.&nbsp Ella que se prestó directamente a la trama que urdieron los servicios de inteligencia del Estado contra el compañero Saúl Méndez, recibiendo con los brazos abiertos al reconocido delincuente Frederick Mayer para, sobre una supuesta denuncia de éste, ordenar de inmediato la persecución contra el dirigente popular, enviando de inmediato al bloque de búsqueda de la policía a una feroz cacería.

Qué Justicia podemos esperar de un Estado que ya ha sido varias veces condenado por los tribunales internacionales, como Estado violador de los derechos humanos.

El pueblo en esta coyuntura ha sido testigo de cómo los políticos mienten descaradamente.&nbsp Luego de negar toda relación con Murcia, una vez conocida la existencia de videos, los candidatos han corrido a los medios de comunicación para decir “perdóname”, “pero es cierto que nos reunimos con el dueño de DMG”.&nbsp Es el caso de “Bobby” Velásquez, quien junto a su padre, Roberto Velásquez, personaje de la politiquería criolla reconocido por su falta de escrúpulos, ahora acepta que se reunió con Murcia en el apartamento de éste en las Torres Miramar. Y es el caso de uno de los principales recaudadores de fondos de Balbina Herrera, Budy Attie, presidente de la empresa Trabajando por Panamá Dos Mil Nueve, S.A., quien confiesa haberse reunido con Murcia en un hotel de la localidad.

Y cómo puede explicar el Sr. Martín Torrijos, que la noche de la &nbsp captura de David Murcia, éste estuviera custodiado por miembros del Servicio de Protección Institucional (SPI) y de la Policía Nacional, según declaraciones de la misma Procuradora a los medios de comunicación social.

¿Investigaría este hecho el SPI y la DIJ de la Policía Nacional?&nbsp Si el pueblo los reconoce como encubridores de asesinos, delincuentes, represores y violadores de los derechos humanos como ha quedado demostrado en el caso de los crímenes de los obreros y de la paliza a los sobrevivientes y familiares de los envenenados con dietilenglycol.

Ahora, algunos voceros de la clase política y empresarial claman porque se censuren las declaraciones de Murcia y se eche tierra a este episodio por lo que ello puede implicar para la estabilidad e imagen del país.&nbsp En el fondo, el interés de la mafiocracia es que nunca se sepa la verdad a fondo y que este caso quede en el olvido y la impunidad, como tantos otros.

El pueblo exige que este escándalo sea investigado a profundidad, que los implicados carguen con su culpa y sean sancionados penalmente. Ello sólo será posible mediante la creación de una Comisión realmente independiente e imparcial que investigue los graves hechos denunciados.

En este contexto, podemos afirmar que cualquiera sea el candidato que resulte electo en esta patraña electoral, encabezará un gobierno ilegítimo, espurio, salpicado por el narcotráfico, el descrédito y el bochorno.

Por ello, hoy más que nunca, exhortamos al pueblo a que rechacemos el Circo Electoral, absteniéndonos de ir a la urnas, votando en blanco, o anulando el voto al anotar en la papeleta el nombre de un mártir o de una sentida reivindicación del pueblo.

Insistimos que todas las candidaturas son más de lo mismo, ninguna ofrece cambio real y lo peor, ahora de forma más clara, implicados en escándalos financieros y blanqueo de capitales procedentes del narcotráfico.

Ya habíamos advertido al pueblo no creer en las falsas promesas de los candidatos, pero sí escuchar las acusaciones que se hacían entre sí, pues éstas al final siempre tienen algo de verdad.

Llamamos al pueblo a la Organización y Lucha.&nbsp A construir poder popular&nbsp y crear las condiciones para la autoconvocatoria de una Asamblea Constituyente Originaria con plenos poderes, que cree una nueva República y barra de una vez por todas con las caducas y corruptas instituciones y el sistema de opresión.

FRENTE AL CIRCO ELECTORAL:

¡ORGANIZATE Y LUCHA!

¡SIN LUCHAS NO HAY VICTORIAS!

¡LA PELEA ES PELEANDO!

&nbsp

Panamá, 13 de marzo de 2009.

&nbsp

FRENADESO

FRENTE NACIONAL POR LA DEFENSA DE

LOS DERECHOS ECONOMICOS Y SOCIALES

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS