Panamá: CONUSI rechaza salario mínimo establecido por el Gobierno

UNA LEGISLACIÓN A FAVOR DE LA GRAN EMPRESA:

Desde el punto de vista jurídico, ético, moral y humano todo trabajador tiene derecho a percibir un salario mínimo que cubra las necesidades normales de su hogar, en el orden material, moral y cultural.

Indudablemente esta no fue la filosofía que privó en el Decreto Ejecutivo 240 que fija los salarios mínimos para el período 2012-2013.

En la fijación de los nuevos salarios mínimos por parte del gobierno de Martinelli afloró nuevamente los intereses empresariales, sobre todo los de la gran empresa,  prueba de ello es que no consideró la pérdida de poder adquisitivo de los salarios, la galopante inflación, el crecimiento económico y su perversa distribución.

RECHAZAMOS EL DECETO EJECUTIVO 240:

El Decreto Ejecutivo violenta los derechos de los trabajadores a un salario que permita cubrir sus necesidades materiales de vida.

  • El salario mínimo inferior, que se sitúa ahora en B/. 1.22 la hora, no logra cubrir siquiera el costo de la cesta de alimentos cuyo valor mensual es de B/. 297.13 (Artículo 2). En el caso del servicio doméstico, el mismo queda B/. 100.00 por debajo del costo de la canasta de alimentos (Artículo 6).

El Decreto Ejecutivo reduce el salario mínimo en algunas actividades económicas.

  • So pretexto de aplicar las nuevas clasificaciones (Artículo 3), cuya finalidad es otra, en algunos casos se reduce el salario mínimo en la actividad económica. Por ejemplo, en la industria de la construcción, cuyo salario mínimo legal era de B/. 2.00 por hora hoy es B/. 1.43 por hora. Igualmente sucede con las nuevas clasificaciones de agroindustria, entre otras.

El Decreto Ejecutivo acentúa las inequidades salariales.

  • En lugar de reducir el número de salarios mínimos en el país, éstos se ven incrementados. Así se mantiene los 11 salarios mínimos en la región 1 e incrementan a 17 salarios mínimos en la región 2 (Artículo 2).

El Decreto Ejecutivo mantiene algunos distritos que deben pasar a la región 1 en la región 2.

  • Se mantiene distritos con gran pujanza económica en la región 2, caso de Taboga, Changuinola, La Palma, Barú.

El Decreto Ejecutivo mantiene la discriminación salarial.

  • Se excluye del ajuste a los funcionarios públicos, municipales y de la Juntas Comunales, lo que resulta una política discriminatoria en la medida que el costo de vida no diferencia  la fuente de empleo.

El gobierno de Martinelli, tampoco consideró la propuesta del movimiento sindical en términos de:

  • Considerar las medidas complementarias que le son necesarias: control de los precios para evitar que  el aumento se pierda al trasladarlo a los precios de los bienes y servicios básicos y por ende a todos los consumidores.
  • Crear la nueva base metodológica para la fijación del salario mínimo en términos de la medición del costo de la Canasta Básica Ampliada (costo de la canasta de alimentos y otros gastos necesarios).

Si consideramos el crecimiento económico, que se estima según datos oficiales en un 10%, el ajuste de salario mínimo inferior de 0.16 centavos para el período 2012-2013, expresa la inequidad social imperante en el país, donde se sigue privilegiando a las 100 familias del poder económico.

El ajuste de salario mínimo no contempla las proyecciones de aumento inflacionario, ni el aumento de la tarifa del servicio de transporte público, ni el aumento de pago de cuotas a la seguridad social que entrarán a regir en los dos próximos años.

Estas, entre otras razones nos llevan a rechazar el Decreto Ejecutivo 240 que fija las nuevas tarifas de salario mínimo en el país, impuesto por el gobierno de Ricardo Martinelli quién una vez más desatiende todas las voces de los trabajadores del país, que claman por justicia y equidad social.

LLAMADO A LA LUCHA:

Lo acontecido demuestra una vez más que la fijación de salarios dignos para los trabajadores no será alcanzado en gobiernos que tienen puesta su mirada en sus propios intereses, que son empresariales.

Es necesaria la lucha organizada de los trabajadores y del pueblo. La lucha por el aumento de salario general y el control de los precios es imperativa en este 2012.

CONUSI mantendrán su lucha por:

  • Aumento y no ajuste de salario mínimo.
  • Un solo salario mínimo al nivel nacional.
  • Una sola región en la definición del salario mínimo.
  • Aumento de las sanciones para los empresarios que violan la aplicación del salario mínimo.
  • Fijación de un solo salario mínimo tanto para sector público como para el privado.
  • Ajuste de Salario Mínimo por Antigüedad.
  • Aumento general de salario.
  • Disminución y congelamiento de precios de los artículos y servicios de primera necesidad. 

SIN LUCHAS NO HAY VICTORIAS

LA PELEA ES PELEANDO

POR UN SOLO SALARIO MÍNIMO NACIONAL

POR  AUMENTO GENERAL DE SALARIO

SEGUIMOS EN LA LUCHA

Panamá, 29 de diciembre de 2011.

CONFEDERACIÓN NACIONAL DE UNIDAD SINDICAL INDEPENDIENTE

(CONUSI)

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS