Paloma Martín «la verdadera herramienta contra la violencia machista es la coeducación en las escuelas»

Paloma Martín, de la Secretaría Federal de Mujer del PCE, inaguró las Jornadas contra la violencia hacia las mujeres organizadas por el Grupo de Trabajo de Feminismo del Partido Comunista de Salamanca y por la Juventud Comunista, con una charla-debate que tuvo como título "¿Por qué tanta violencia contra las mujeres?".

Previamente, María Jesús Aguado, del Grupo de Feminismo del PCE-Salamanca presentó el manifiesto con motivo del 25 de Noviembre "Día internacional contra la violencia de género" en que se afirma que la feminización de la pobreza, la discriminación laboral y salarial, la discriminación sexista y étnica, el maltrato físico y psicológico, la violación, la tortura, la muerte… es "violencia derivada de un modelo de poder entre los sexos que el sistema patriarcal nos impone para perpetuar la dependencia y opresión de las mujeres".

Por su parte Paloma Martín en su intervención hizo un recorrido crítico por el desarrollo del reconocimiento de los derechos de las mujeres desde la II República hasta la actualidad, concluyendo que a pesar de haber superado los negros años del franquismo, "tras 1977 la emancipación de las mujeres aún hoy es una asignatura pendiente" dándose reiteradas situaciones diarias de discriminación y violencia en todos los ámbitos sociales, destacando que, además de la violencia física, la existencia de la prostitución es una de las manifestaciones más palpables de la violencia diaria que sufren las mujeres en nuestra sociedad.

La ley de la violencia de género fue criticada por Martín por "no ser una ley integral" al no tener ninguna influencia real en el ámbito sanitario, en la educación o en el control de la publicidad e incluso teniendo unos efectos perversos sobre las mujeres inmigrantes maltratadas que al formular denuncias contra sus maltratadores, se les aplica una Ley de Extranjería que las condena a la expulsión del país. Para Martín "la ley contra la violencia de genero, no ha conseguido reducir la violencia física contra las mujeres ni siquiera ha logrado que la violencia de género sea asumida como un problema grave por el conjunto de la sociedad".

Para la dirigente comunista, en los fundamentos ideológicos del sistema capitalista está el origen de la violencia contra las mujeres en todas sus manifestaciones, ya que el capitalismo utiliza a las mujeres como "ejército de reserva productivo y reproductivo" asignando un papel subsidiario a la mujer respecto al hombre sufriendo esta una doble opresión económica y cultural.

Según Martín "la verdadera herramienta que puede combatir realmente la violencia y la discriminación machista que padecemos las mujeres es la coeducación en las escuelas" desde donde se deben transmitir a los niños y niñas valores de igualdad tanto en derechos como en oportunidades combatiendo los roles sexistas que se transmiten en la actualidad en un número importantísimo de familias. Para Paloma Martín "para nada sirve la escuela mixta si desde ella se sigue transmitiendo un lenguaje sexista, se sigue apostando por una diferenciación machista de las funciones sociales de hombres y mujeres y no se imparte una educación sexual que enseñe a los jóvenes que el cuerpo de la mujer no puede estar en venta"

Finalizada la exposición se pasó al debate con los y las asistentes a la charla, centrándose el mismo en varios aspectos, como lo que debemos entender como coeducación, la necesidad de replantearse los principios que se nos han transmitido por la familia, la escuela y los medios de comunicación, la relación entre feminismo y marxismo o las políticas de "supuesta igualdad" puestas en funcionamiento por el PSOE y el Partido Popular desde las diferentes administraciones públicas.

Las Jornadas contra la violencia hacia las mujeres continuarán el miércoles 12 Noviembre, a partir de las 19:00h en la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Salamanca, con una mesa redonda que tendrá como titulo genérico "Violencias cotidianas en la educación, en los medios de comunicación y en el trabajo" en la que participarán Eloina Terrón (Trabajadora Social), Ana Gaitero (Periodista) y Virginia Carrera (Agente de igualdad).

MANIFIESTO DEL PCE-SALAMANCA ANTE EL DÍA CONTRA LA VIOLENCIA DE GÉNERO.

En Salamanca nos pegan. En Zamora nos violan. En Santander nos sacan los ojos. En Madrid nos apuñalan. En Barcelona nos queman vivas. En Nigeria nos apedrean. En Bangladesh nos rocían con ácido. En África nos cortan el clítoris. En Asia nos atan los pies o nos estiran los huesos de las piernas. En América nos hacen desaparecer. En Europa somos botín de guerra. Así es nuestro paso por el mundo. Si tú como yo, eres mujer, corres el riesgo de vivir este recorrido cruel y asesino por el globo terráqueo. Porque tú como yo, pertenecemos a la mitad de la población de este planeta que está amenazada por el tremendo hecho de haber nacido mujer.

Noviembre es el mes de las jornadas, congresos, manifestaciones, marchas, charlas y los buenos propósitos para conmemorar el 25 de Noviembre, día contra la violencia de género, doméstica, sexual, machista o como quieran llamarle. Nosotras como feministas tenemos bien claro que esta violencia machista es derivada de un sistema patriarcal que llega hasta hoy y que se resiste a dejar de serlo.

Nuestra lucha contra la violencia empieza y va unida a las luchas antifranquistas y contra la violencia institucional que se ejerce contra toda la población, y de manera específica contra las mujeres, imponiéndoles la ideología nacional católica, y que las niega sus derechos civiles y políticos relegándonos a la casa, la familia y la maternidad.

Estas condiciones de vida se convierten en el motor de arranque de un proceso de toma de conciencia social y de autonomía de nuestras propias vidas. Muerto el dictador vinieron las celebraciones del 8 de Marzo, y las reivindicaciones de los años posteriores son una agenda propia de reformas: amnistía para los delitos de las mujeres, presas a la calle, cambios en el discriminatorio código penal, trabajo, divorcio, aborto…

A partir de los 80 la lucha sería específicamente contra la violencia machista.
Plantamos cara al patriarcado y con el lema "nuestros cuerpos, nuestras vidas", denominamos la falta de libertad para ejercer nuestros derechos a decidir sobre nuestra sexualidad; reivindicamos el derecho a salir a la calle sin miedo a salir agredidas.

Denunciamos toda discriminación ya fuera en casa, en el trabajo o en la calle.
Desde mediados de los 90 se produce un cambio de discurso sobre la violencia, sobre todo desde que el 25 de Noviembre se ha institucionalizado. Hay una gran intencionalidad en el uso reiterado de la nominación ‘violencia doméstica’ queriendo dejar en el ámbito de lo privado y en las malas relaciones de pareja la violencia contra las mujeres.

Feminización de la pobreza. Discriminación laboral y salarial. Discriminación sexista y étnica. Maltrato físico y psicológico. Violación. Tortura. Muerte. Todo esto es violencia derivada de un modelo de poder entre los sexos que el sistema patriarcal nos impone para perpetuar la dependencia y opresión de las mujeres.

Nuestra reivindicación para este 25 de Noviembre es que no haya más víctimas de la violencia machista en este planeta nuestro que se muere de pena.

NUNCA MÁS, NI UNA MÁS.


Grupo de Trabajo de Feminismo
Partido Comunista de Salamanca (PCE)

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS