Palestina. Bebé palestino muere asfixiado por gases lacrimógenos israelíes

Por Resumen Medio Oriente/HispanTV

Un bebé palestino ha muerto este viernes asfixiado por gases lacrimógenos lanzados por soldados israelíes en la ciudad de Beitolahm (Belén). “Mohamad Faisal, de ocho meses, ha perdido la vida por inhalar gas lacrimógeno lanzado por la policía israelí contra los palestinos residentes en la localidad de Beit Fayar, en Belén”, ha informado el Ministerio […]

Un bebé palestino ha muerto este viernes asfixiado por gases lacrimógenos lanzados por soldados israelíes en la ciudad de Beitolahm (Belén).

“Mohamad Faisal, de ocho meses, ha perdido la vida por inhalar gas lacrimógeno lanzado por la policía israelí contra los palestinos residentes en la localidad de Beit Fayar, en Belén”, ha informado el Ministerio palestino de Salud a través de un comunicado.

A su vez, fuerzas israelíes han matado a tiros en las ciudades de Al-Quds (Jerusalén) y Nablus a dos palestinos, a los que acusan de haber atacado presuntamente con cuchillos a policías de Israel.

En el primer incidente, un palestino ha muerto y otro ha resultado herido por las balas de los soldados israelíes en el cruce de Tapuaj, en Nablus, en el norte de la ocupada Cisjordania. La policía israelí alega que los palestinos atacaron con cuchillos a uno de sus agentes.

En otro acto similar, soldados del régimen israelí han tiroteado un palestino en la localidad de Tal al-Zajira, en Al-Quds, después de que el palestino atacase con arma blanca, presuntamente, a dos colonos israelíes. El portal israelí Walla revela que uno de los colonos recibió heridas de bala de las fuerzas de ocupación.

En la misma jornada del viernes, al menos 30 palestinos han resultado heridos por disparos de las fuerzas de seguridad israelíes contra manifestantes en diferentes puntos de la Franja de Gaza lindantes con los territorios palestinos ocupados.

Además, ocho palestinos han sufrido heridas -cuatro de ellos con munición real-, durante enfrentamientos registrados en la ciudad de Al-Jalil (Hebrón), en los que un coche militar israelí ha atropellado a un joven palestino, que ha sido detenido y trasladado a un lugar desconocido.

Otros dos civiles palestinos han resultado heridos en la cabeza por las balas de las fuerzas de seguridad israelíes en choques acaecidos en la ciudad de Beitolahm (Belén).

También se han producido enfrentamientos entre los palestinos y soldados israelíes en los pueblos cisjordanos de Bilin y Nilin, dejando dos heridos de bala y decenas de manifestantes con síntomas de asfixia por los gases lacrimógenos lanzados por los militares.

El jueves, el Movimiento de la Resistencia Islámica Palestina Hamas y el movimiento Yihad Islámica Palestina convocaron manifestaciones bajo el nombre “Viernes de los mártires de Al-Jalil” para protestar contra la “política de ejecución” de Israel.

Desde hace un mes, los territorios ocupados palestinos viven una situación de máxima tensión a raíz de los asaltos de los militares israelíes y de la profanación por colonos israelíes de la Mezquita Al-Aqsa, en Al-Quds.

Ante estas acciones de violencia israelíes, Hamas llamó el 9 de octubre a la nación palestina a lanzar una Intifada con el fin de “liberar Al-Quds”, tras décadas de ocupación bajo el régimen de Tel Aviv.

Mientras la violencia israelí sigue un veloz in crescendo, el presidente palestino, Mahmud Abás, pidió el miércoles ayuda y protección al pueblo palestino de parte de la comunidad internacional.

En lo que va del mes de octubre, unos 69 palestinos han muerto y miles más han resultado heridos por armas de fuego israelíes, según las estadísticas del Ministerio palestino de Salud.

-->
COLABORA CON KAOS