Palantir y el Ojo que todo lo ve 👁, y de cómo resistir al sistema

Por Johano Virshafo

Hay dos formas de resistir al sistema de control del dañino Imperio tecnológico cimentado en el consumismo, materialismo y tecnicismo que nos quieren imponer desde las cúpulas de poder. E

Por 

Palantir, objeto mágico que aparece en la obra de Tolkien, El Señor de los Anillos, es un instrumento de comunicación y visualización de lugares y sucesos a distancia. No es casualidad que Palantir haya sido escogida para dar nombre a una empresa que El Confidencial describe como “el mayor invento de espionaje del mundo“…

En el artículo anterior hemos hablado sobre el dominio de las tecnológicas y la era de las máquinas y hemos usado como analogía de la Inteligencia Artificial unida al Big Data la unión de las “dos torres” que también encontramos en la obra de Tolkien. Ahora damos otro paso y nos adentramos más en el futuro escenario mundial distópico, siendo “Palantir” y el “Ojo que todo lo ve” la analogía perfecta de lo que ya está ocurriendo y que irá creciendo hasta llegar a niveles realmente asustadores…

El Oráculo

Un oscuro objetivo se esconde detrás de la expansión de la interconectividad tecnológica que los gurús del poder (Cracia [κρατία], “poder”, “control”, “gobierno”) promueven y por lo que trabajan incansablemente: controlar, manipular y dominar a la población. Para algunos lectores esto puede sonar exagerado, pero los documentos filtrados por Edward Snowden, por ejemplo, muestran claramente el futuro que los poderosos del mundo quieren construir. Tenemos también el claro ejemplo de China que se está erigiendo como el mayor Estado de vigilancia del mundo. La tecnología aplicada de esta forma será la nueva esclavitud humana de la que nadie podrá escapar…

Veamos ahora como todo va a suceder:

Hay un plan para llevar el Internet a todos los rincones del planeta. Empresas como Google, Facebook o Microsoft, y proyectos como Starlink de SpaceX pretenden lograr la interconexión digital universal mediante el Internet global que llegará a los lugares más remotos de la Tierra. Esto en sí no es malo, y aunque la intención de Elon Musk respecto a Starlink no sea directamente vigilar y controlar a toda la población mundial, el efecto a la larga será ese porque el uso que se le dará será también ese, y la bola de nieve seguirá girando y creciendo. Es un sistema que se realimenta y seguirá haciéndolo hasta que ocurra un colapso en la magnetosfera o se inviertan los polos magnéticos de la Tierra

El auge del IOT (Internet of Things), el Internet de las Cosas, conformará la estructura tentacular del gran sistema mundial de información y vigilancia. (WWSIS, World Wide System for Information and Surveillance) El objetivo es la introducción de una cada vez mayor cantidad de dispositivos conectados a Internet en los hogares y bolsillos de los consumidores. Teléfonos, traductores, gafas, prendas de vestir y todo tipo de wearables; neveras, espejos, ventanas, puertas, bombillas, robots y un sin fín de aparatos definidos como “inteligentes”. Todos estos dispositivos estarán conectados a poderosas máquinas con inteligencia artificial y serán controlados por “asistentes virtuales” y no tan virtuales…

Ya empezaron a proyectar los grandes cerebros-máquinas, superordenadores de computación cuántica, neuromórfica y basada en redes neuronales artificiales con deep learning y código evolutivo. El objetivo no es otro que la creación de las superinteligencias y de una que las controle a todas: la hiperinteligencia que todo lo conoce y que funcionará como un oráculo al servicio de los poderosos, ya sean gobiernos o compañías. Esto será palantir en su máxima expresión y el “ojo que todo lo ve” en un estado más omnisciente y omnipresente que nunca. Esto supondrá el dominio y el control total de la sociedad y la deshumanización de la misma. Mucha tecnología avanzada pero cada vez menos humanidad…(?)

Las dos Resistencias

Hay dos formas de resistir al sistema de control del dañino Imperio tecnológico cimentado en el consumismo, materialismo y tecnicismo que nos quieren imponer desde las cúpulas de poder. Estas dos Resistencias son:

  1. Desde dentro del sistema, pero sin dejarse manipular y usando incluso herramientas tecnológicas, exponer y denunciar las prácticas abusivas, las violaciones a la privacidad y la esclavitud tecnológica realizando un trabajo muy necesario de concienciación.
  2. Salir fuera del sistema y llevar a cabo la Revolución Verde: el abandono de las ciudades para iniciar una vida de total libertad en una comunidad sostenible, en armonía con la naturaleza e igualmente resistiendo al sistema global de vigilancia, consumismo y violencia.

Las dos formas son necesarias y muy urgentes, se complementan y la una conduce a la otra para culminar en el cambio efectivo que el mundo necesita. ¿Serás agente del cambio? HOM

COLABORA CON KAOS