La Confederación Española de Padres y Madres de Alumnos (CEAPA), mayoritaria en la enseñanza pública, llama a secundar la huelga general del próximo 9 de marzo: «Estamos hartos de que se juegue alegremente con la educación de nuestros hijos».

En un manifiesto publicado este lunes, esta organización de padres, sostiene que «no es aceptable» seguir con la «imposición» de la LOMCE y los recortes y exige el cambio «drástico y urgente» de esta situación. «Mientras esto no ocurra, que no nos intenten acallar con el discurso falso de que buscan un pacto por la educación«, asevera.

A su juicio, no se puede esperar algo que «no va a ocurrir nunca» y el mensaje de que no se haga nada mientras se negocia el pacto en el Congreso de los Diputados, solo sirve para que se siga aplicando la LOMCE y para que la Educación «deje de ser un derecho fundamental». «La huelga general del 9 de marzo volverá a ser un éxito porque sobran los motivos y estamos cansados de soportarlos», advierten estos padres.

Asimismo, afirman que esta huelga no es contra la Subcomisión parlamentaria para el pacto educativo sino contra las «nefastas políticas» del Gobierno, que «sigue legislando contra los derechos de los alumnos». Además, desde CEAPA indican que van a comparecer en la Cámara baja con la intención de «ayudar» para ese pacto, que será posible si «algunos partidos abandonan definitivamente la senda de la falta del diálogo». «El Gobierno no merece la menor credibilidad«, apostillan.