Pablo Antonio Vaca Murcia: Explotación sexual, la otra cara del mundial

Pablo Antonio Vaca Murica: Mientras millones de fanáticos se emocionan por ver jugar a su bandera, Brasil vive una de las más tristes realidades en el seno de su propia sociedad. La desigualdad entre blancos y negros, entre ricos y pobres, no es la única problemática que opaca la fiesta brasilera; más allá de la euforia mundialisica, en la esquina de cada estadio, miles de niños y niñas son el eslabón más vulnerable en una cadena de necesidades y abusadores. El país organizador de la Copa ocupa el segundo puesto en el raking mundial de explotación sexual infanttil, encabezado por Tailandia. Esta grave situación fue denunciada por diferentes organismos internacionales por el aumento desmedido del turismo sexual con el inicio del Mundial de Fútbol.

Un recorrido por la situación y la lucha por cambiar esta mostruosa realidad:

Hay más de 40 millones de personas explotadas sexualmente en todo el mundo, el 75% de ellas son mujeres de entre 13 y 25 años y el 50% jovenes menores de 18 años. En el caso de Brasil, la prostitución se hizo legal en el año 2002, las leyes de ese país estipulan que a partir de los 14 años los preadolescentes tienen la libertad de “consentimiento” para realizar actos sexuales. En base a esa norma, Amnistía Internacional denunció que esa decisión afecta directamente al porcentaje de explotación sexual convirtiendose en un eje favoritario para la acción de los proxenetas.

Según Unicef, son más de 250.000 niños y niñas que se prostituyen en los diferentes estados de la nación que preside Dilma Rousseff y ese número aumenta drásticamente desde el comienzo de la Copa del Mundo. 

Pablo Antonio Vaca Murica

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS