Otro juez mafioso nombrado al Tribunal supremo de la Florida

El juez cubanoamericano Jorge Labarga, quien borró definitivamente las últimas posibilidades de Al Gore para alcanzar la presidencia en las elecciones del 2000, acaba de ser nombrado al Tribunal Supremo de la Florida.
Aunque el boletín de voto «mariposa» era denunciado por confundir a los votantes y llevarlos a favorecer equivocadamente el candidato Patrick Buchanan, privando a los demócratas de miles de votos, Labarga, magistrado mafioso del condado de Palm Beach, denegó una audiencia a decenas de electores que le habían pedido valorar las evidencias reunidas y luego pronunciarse ante la evidente estafa.
En otra decisión controvertida, Labarga también descartó una demanda demócrata que buscaba una nueva votación en esa circunscripción estratégica para determinar quién había ganado la presidencia.
Según los solicitantes, el voto legítimo de 19 120 ciudadanos del condado de Palm Beach fue eliminado por haberse expresado a favor de dos candidatos a la presidencia. Muchos de ellos aseguraron entonces que intentaron votar a favor del candidato Al Gore y votaron «accidentalmente» a la vez por Gore y Buchanan.
El boletín de voto mariposa «butterfly» había sido diseñado para confundir al votante en una circunscripción crucial de amplia mayoría demócrata. Más de 10 000 boletines revisados no contenían voto alguno a favor de un candidato a la presidencia. A pesar de esto, bajo el pretexto de conformarse con los textos constitucionales, Labarga abrió el camino de la Casa Blanca a George W. Bush.
Nacido en Cuba de una familia vinculada a la industria azucarera, Jorge Labarga fue nombrado por el gobernador republicano Charlie Crist, que —a pesar de su afiliación— resistió durante semanas presiones mafiosas a favor de este nombramiento.
Labarga era uno de los cinco candidatos propuestos a Crist por la Comisión de Nominación Judicial del Tribunal Supremo pero el Gobernador insistió en obtener una propuesta que llevara más diversidad. Se le ofreció entonces otra candidatura cubanoamericana con Frank Jiménez, vinculado al ex gobernador floridano Jeb Bush.
La selección de Labarga ocurre cuando se ha dejado vacante el puesto ocupado por Raoul Cantero, nieto del dictador cubano Fulgencio Batista, quien se retiró en septiembre último.
Cantero había sido nombrado por Jeb Bush con quien había trabajado, al lado de la Congresista Ileana Ros-Lehtinen y de Otto Reich, en una campaña para la liberación del ex jefe de la organización terrorista CORU, Orlando Bosch, responsable con Luis Posada Carriles de la destrucción en vuelo de un avión civil cubano en 1976.

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS