Otra venta del Istmo de Panamá: Las tierras de la Zona Libre de Colón

Ha sido una conducta histórica de los grupos de poder económico que controlan el poder del estado, apropiarse de los bienes públicos, tierras, islas, recursos naturales, impuestos, todo lo que les sea posible.  Con el gobierno de Ricardo Martinelli esta conducta depredadora se ha acrecentado.  Con los gobiernos anteriores ya se habían vendido tierras, islas, concesionado yacimientos mineros, fuentes de agua y vendido las principales empresas estatales. El plan de titulación de tierras desde la presidenta Moscoso buscaba hacer un inventario de las tierras que no tenían propietarios, y poder apropiárselas. FRENADESO ha denunciado esto permanentemente.

Martinelli le ha disminuido los impuestos a los empresarios, y a los ejecutivos de altos ingresos, y ha aumentado el ITBMS a la población.  Con ello trasladó ingresos que les pertenecían a todos los panameños a los empresarios.  Hace poco pretendió vender al sector privado las acciones que el estado aún mantiene en las telefónicas y las empresas eléctricas.  Ha vendido tierras estatales, islas, costas y playas, todo ello patrimonio de los panameños, no de Ricardo Martinelli.  Ahora insiste en vender las tierras de la Zona Libre de Colón, otra acción de vender patrimonio del estado al sector privado.  Esto ha sido una constante en el gobierno de Martinelli.

Los argumentos para hacer la venta son ridículos, pero no les importa.  Son conductas cínicas, inescrupulosas, típicas de la mafiocracia que nos ha gobernado en toda nuestra historia.  Dicen que requieren vender las tierras para obtener recursos para atender las necesidades de la población. Con este criterio tendrían que vender todo Panamá, incluso el Canal de Panamá y cuando ya no tengan que vender dirán que no pueden atender las necesidades del pueblo porque todo lo han vendido.  Son desvergonzados.  
La razón de fondo de la venta de las tierras de Zona Libre de Colón es el convencimiento de la mafiocracia, y Martinelli es uno de sus exponentes, que hay que apoderarse de todos los bienes del estado.  Todo cuanto puedan.  Los grupos económicos que se activan en la Zona Libre de Colón, son poderosísimos.  Pérez Balladares, quien recibió el apoyo del grupo Motta en su elección, trató de aumentar el impuesto sobre la renta de 8.5% a 15% y los empresarios pararon la zona libre y viajaron a Panamá en sus aviones y autos de lujo, en caravana, para presionarlo.  Nilva Quijano, empleada del grupo Motta, era la Directora de Zona Libre de Colón, nombrada por el Presidente. El resultado fue que la ley fue derogada y le quitaron el 8.5% de impuestos.  Así de poderoso es este sector.  Mueve casi 30,000 millones en el comercio y tiene ganancias anuales de más de 2,000 millones de dólares las cuales se apoderan pequeños grupos, quienes controlan, principalmente, el negocio de zona libre. El grupo Motta es el más poderoso de ellos, y otros de la colonia hebrea.

FRENADESO se opone a las ventas del patrimonio de todos los panameños al sector privado. Contrario a la venta se debe aumentar, significativamente el canon de arrendamiento ya que lo que pagan son sumas ridículas en comparación con las ganancias que obtienen, y además, se debe grabar las ganancias aplicándoles impuestos.   Así, el Estado tendría recursos para atender las necesidades sociales, que dicen querer atender, sin traspasarle los bienes de los panameños al sector privado.

Llamamos al peblo a rechazar esta nueva venta del país.

  • Los terrenos de la ZLC generan alrededor de 27 millones de dólares al año en concepto de alquiler.
  • Con el proyecto ley 529 de la ZLC, los empresarios tendrán las siguientes opciones: comprar las tierras, sellar una promesa de compraventa (paga el 10% sobre el avalúo que se entrega, tiene cinco años para pagar la propiedad y se le mantiene la misma renta de $1.40 el metro cuadrado),  o mantenerse en el estatus actual, con un aumento de hasta el 10% anual en el alquiler (Actualmente se paga en promedio $1.40 por metro cuadrado al mes, el aumento sería de 0.14 centavos = 1.54).
  • Un avalúo encargado por el MEF, y conocido el pasado mes de julio, valoró las tierras entre $400 y $1,925 el metro cuadrado. Luego de una negociación con los usuarios, el Gobierno aceptó bajar el precio del metro cuadrado a $350 y $100 (el metro cuadrado en el Casco Antiguo en alrededor de 350 dólares; 125 dólares el metro cuadrado en France Field y alrededor de 100 dólares el metro cuadrado en Coco Solo y Coco Solito).
  • Según la exposición de motivos del Proyecto ley 529, se destinarán los recursos provenientes de la venta a obras sociales a través del programa “Impulsa Colón” (25% de los ingresos que reciba el Estado producto de la disposición de los bienes inmuebles, serán destinados directamente a obras de interés social para la provincia de Colón). Los empresarios, según sus propios cálculos,  solo tendrán que pagar impuesto al municipio, lo que representaría alrededor de 3 millones de dólares al año para el Municipio de Colón, cifra irrisoria ante los márgenes de ganancia que reciben y frente a las demandas insatisfechas de los colonenses.

¡SIN LUCHAS NO HAY VICTORIAS!
¡LA PELEA ES PELEANDO!

Panamá, 12 de octubre de 2012.

FRENADESO
FRENTE NACIONAL POR LA DEFENSA DE LOS DERECHOS ECONOMICOS Y SOCIALES

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS