OTAN NO, BASES FUERA! 33 aniversario: 1986-2019

Publicidad

Por Movimiento por la Unidad del Pueblo Canario

El próximo 12 de marzo conmemoraremos el trigésimo tercer aniversario de nuestra contundente victoria en el glorioso Referéndum celebrado en 1986 mediante el cual el pacífico y pacifista pueblo canario, en un acto de valentía sin parangón, rechazó que nuestra patria, Canarias, se integrara en la estructura militar autodenominada Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN por sus siglas en español). Fue una clamorosa victoria democrática de nuestro pueblo, además de una victoria moral, lo que nos legitima para exigir la salida de la OTAN de Canarias, de la que forma parte el reino de España y decimos fuera la OTAN de Canarias que no es lo mismo que Canarias fuera de la OTAN, dado que Canarias nunca ha pertenecido a la misma, pues la primera y única vez que el colonialismo nos ha pedido nuestra opinión hemos rechazado, repetimos, democráticamente, por una aplastante mayoría, pertenecer a dicha organización.

¿Qué hacer?

Parafraseando el subtítulo del libro de Vladímir Ilich Uliánovich “Lenin” que exactamente lleva por título “Que hacer” y la pregunta es pertinente dado que tanto el imperialismo como el antidemocrático régimen monárquico y colonial español siguen con la perversa y pervertida intención de perpetuarse en este colonia e incluso utilizarla como plataforma para, en un acto de rapiña sin precedentes, apropiarse tanto de nuestros recursos como de los de los hemanos pueblos del continente africano. Pruebas de ello no nos faltan. En la Pascua Militar que celebra el ejército español de ocupación en Canarias, su portavoz se reiteró en lo manifestado previamente, en la toma de posesión el 23 de febrero (casualmente hoy hace un año, aniversario del autogolpe del penúltimo dictador, Juan Carlos I y último de España y nada de Canarias): «Con la creación del Mando de Presencia y Vigilancia Terrestre el despliegue de nuestras unidades en todas las islas del archipiélago va a ser más perceptible, con el objeto de garantizar la libertad, seguridad y soberanía nacional en cada rincón de España», en un vergonzoso plagio de la decisión tomada hace ya más de diez años por el fascista Berlusconi en Italia, país en el que el ejército patrulla las calles incluso con carros de combate, como hemos denunciado recientemente, lo que el general conoció de primera mano en su destino en  el Cuartel General de la OTAN en Nápoles, habiendo sido destinado además en el Regimiento de Infantería Acorazada “Alcázar de Toledo” 61, el Estado Mayor de la Brigada Acorazada XII,  y el Mando Componente Terrestre de la OTAN en Retamares (Madrid).

Como no hay dos sin tres, a las citadas declaraciones realizadas el 23 de febrero de 2018 y reiteradas por si quedaba alguna duda en la denominada Pascua Militar de 2019, se vino a sumar la declaración de Pablo Casado, presidente del Partido Popular (PP), proponiendo a Canarias como sede del Africón, que no es un organismo de la OTAN, sino del imperio gringo, para saquear el continente africano y sus archipiélagos costeros, entre los que se encuentra la República Democrática Federal Canaria. Consideramos que las declaraciones del tal Ca’z’ado no constituyen ni siquiera un globo sondo, sino una propuesta en toda regla para conseguir a cambio los favores del imperio, ahora bajo las locuras de “Mein” Trump.

En respuesta a la pregunta, lo primero que debemos hacer es potenciar nuestras señas de identidad, que pasan en primer lugar por la recuperación, en toda su amplitud, con sus propios caracteres, del magnífico idioma que hablaron y escribieron nuestros ancestros, los wanches, canarios, awaras, mahos, gomeros y bimbaches, de cuya importancia nos hemos hecho eco recientemente mediante un escrito titulado en wanche y que ha sido masivamente bloqueado incluso el reenviado, al ser considerado sospechoso, más que probablemente por usar una sólo frase de nuestro ancestral idioma materno (“sin idioma no hay patria”), por lo que remitimos a su lectura mediante el link adjunto de uno de los escasos medios al que hemos tenido la fortuna de hacerlo llegar.

En segundo lugar, los deportes y otras actividades lúdicas no pueden faltar en esta efemérides: entre ellos los juegos beñesmares, que superaban a las olimpiadas de los griegos, y que debemos rescatar e incluso potenciar internacionalmente, por lo tanto proponemos, entre otras actividades, el lanzamiento y esquiva de piedras, así como el levantamiento o pulseo de piedras, el palo canario, la lucha del garrote, el salto del pastor y el salto de vara (no confundir ambos), la pelotamano, la tángana, la pina, tres en raya y otros derivados wanches (muy interesante el libro: García-Talavera F, Espinel Cejas JM. Juegos guanches inéditos, inscripciones geométricas de Canarias), vela, carros de madera y, como no, ese ejercicio de entrenamiento de guerrilleros que es la lucha canaria (recomendable también el libro: Morales Magyín JV, Palenzuela Cabrea JM. La Lucha Canaria, hoy en venta con el Diario de Avisos).

Por último, debemos salir a la calle masivamente, ahora más que nunca, sin distraernos con la agenda del colonialismo, exigiendo el reconocimiento de nuestra democrática victoria en el Referéndum celebrado el 12 de marzo de 1986 mediante el cual el pueblo canario rechazó, por una aplastante mayoría, integrarse en la OTAN, decisión que, 33 años después, continúa sin ejecutarse porque el caduco y fascista régimen monárquico y colonial español carece de tradición democrática, de hecho, desde la edad media y antes, las escasas ocasiones en las que no ha gobernado en España una monarquía, como ahora con los extranjeros borbones, lo ha hecho una dictadura.

Ministerio de Ciencias de la tierra de la República Democrática Federal Canaria

También podría gustarte

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More