Orgullo del Corte Inglés y de las JONS

En un nuevo episodio de ese culebrón reaccionario titulado “Vuelta a Franco” que la Iglesia, el Partido Popular y la Banca nos obligan a seguir nos guste o no, nos hemos enterado de que el nuevo director de El Corte Inglés fue candidato oficial de Falange en tres elecciones. Mientras las modistillas hacen su agosto bajando bajos y pegando mangas y cuellos tapaescotes, los gays nos aprestamos a pedir cita en la López-Ibor para unas descarguillas aquí y allí que nos “deshomosexualicen” (término registrado por hazteOrín y otras asociaciones cristofascistas declaradas de interés general y de la ONU). Esta temporada “La vuelta al cole” va a ser “al cole…cciona fachas” y la primavera va a llegar al Corte Inglés con Desfiles de la Victoria, yugo y flechas y “bigotitos fascistas que combinan con todo”. Y la Semana Blanca ya no va a existir, “porque los verdaderos españoles nunca se rinden: la hemos sustituido por la Semana rojigualda con mesitas petitorias de ‘Las chicas de la Cruz Roja’ y las provida en todas las plantas”. En una tensa junta general se intentó conseguir que se quitase el nombre “Inglés” de la marca “hasta que nos devuelvan Gibraltar” y llamarlo simplemente El Corte de Mangas al Inglés, así como que impusiese el mes “Gibraltar español”, pero los accionistas extranjeros (se está trabajando para que sean mudos) impidieron esta brillante idea. “Sor Citroen será la nueva modelo estrella de nuestra campaña de otoño”, ha declarado orgulloso el director falangista mientras pescaba con aguerrida pose en el mismo río que Franco (los que le enganchaban los peces se escondían igualito que con Franco).

elcorteingles-Presos_republicanos_obligados_a_saludo_fascistaRecuerdo que El Corte Inglés lleva años intentando patrocinar el Orgullo Gay de Madrid ante el babeo y apoyo de AEGAL y la negativa de los otros dos organizadores de la cita: COGAM y FELGTB. La razón por la que las dos asociaciones se niegan en redondo a permitir que el emporio de los Areces (presidido por el superpatrón tan dado a secuestrar publicaciones Isidóro Álvarez) patrocine no es otra que la cláusula (muy conocida por los grandes almacenes) de que el patrocinador tendrá veto y decisión a la hora de diseñar la marcha gay y sus eventos.

AEGAL lleva años presionando para que se le permita al Corte Inglés que suelte su dinero y se haga con la cita LGTB para poder continuar la labor de “deshomosexualización” del Orgullo Gay que ya iniciase AEGAL con la colaboración de FELGTB, COGAM y el vicealcalde del PP absurdigay Villanueva. Pero por ahora algunos activistas decentes (que quedan) no lo ven. Así que por ahora no vamos a poder disfrutar del Orgullo del Corte Inglés y de las JONS. Para los más juveniles u olvidadizos, JONS eran las siglas de las Juntas de Ofensiva Nacional-Sindicalista, un movimiento político español de ideología nacional-sindicalista. De carácter totalitario y contrario a los partidos políticos y a cualquier sistema democrático, propugnaba la supremacía del Estado, pretendiendo articular este Estado en torno a un Sindicato Vertical. De carácter marcadamente nacionalista concretó esta ideología en el denominado nacionalsindicalismo. Las JONS surgieron en octubre de 1931 de la fusión del grupo liderado por Ramiro Ledesma Ramos, fundador del semanario “La Conquista del Estado” con las Juntas Castellanas de Actuación Hispánica, grupo fundado por Onésimo Redondo Ortega, antiguo propagandista de Acción Católica, organización que abandonó por considerarla moderada. El 4 de marzo de 1934 se unió con la Falange Española formando la nueva FE de las JONS (Falange Española de las Juntas de Ofensiva Nacional Sindicalista) en un acto celebrado en el Teatro Calderón de Valladolid.

elcorteingles-puñoamericanoImaginad sólo por un momento la belleza de un Orgullo Gay organizado por El Corte Inglés y de las JONS: para empezar pasaría a llamarse Marcha de la Humildad Española Sodomita Deshomosexualizada, todos los varones iríamos con camisa azul, bigotito viril y unas cadenas y puños americanos, monísimos, con brillantes, de venta ya en la sección de joyería del Corte Inglés, con los que nos apalizaríamos los unos a los otros entre extáticos gritos de “¡Viva Cristo Rey!” (al que se le escapase un inoportuno “¡Nena!” se le aplicarían una descargas eléctricas o inyecciones de hormonas y otros tratamientos similares a los que llevaron al héroe gay Alan Turing al suicidio). Las bolleras y transexuales femeninas irían de rigurosa mantilla, con el misal y rosario en una mano y el cirio en la otra. La mirada humilde y sumisa, dirigida al suelo. Y las únicas tijeras que podrían hacer son las de corte y confección que aprenderían en su asignatura Labores del Hogar.

Por supuesto, el pregón lo leerá Richard Cohen acompañado de una exquisita lectura dramatizada de extractos de su obra patrocinada por Intereconomía “Comprender y sanar la homosexualidad” (de venta en la casa del Libro). Ana Botella hará un ballet interpretativo con peras y manzanas que el psiquiatra Aquilino Polaino comentará para televisión respaldándolo con extractos de su ponencia a petición del PP para negar el Matrimonio Homosexual y declarar la homosexualidad una enfermedad. Esperanza Aguirre reforzará esta noción mientras declara una y otra vez que tiene amigos gays que quieren ser considerados enfermos e insultados en cada cena.

Los osos serían presentados como obreros pero con el nombre “productores” que eso de obrero suena a rojo y serían acompañados en todo momento por las bolleras más camioneras que serían llamadas “Mano de obra de posguerra para suplir a nuestros valientes hombres que han ido a luchar por España” (bueno, ya se buscará una denominación más corta como “esclavas agradecidas”). El papel de los y las transexuales será el de recibir insultos y desprecio de todos los asistentes mientras cantan un triunfal himno a Doña Carmen Polo de Franco luciendo collares de perlas ellas y aguerridos uniformes militares ellos.

El Rey presidirá este magno evento jurando una y otra vez fidelidad al movimiento y a Franco mientras guiña a los políticos del PP que portarán la pancarta de apertura con un lema sacado del catecismo que explique que todos los asistentes practican el celibato y siguen la doctrina de la Iglesia al respecto, como indica el Catecismo de la Iglesia Católica en estos dos apartados:

  1. 2358 Un número apreciable de hombres y mujeres presentan tendencias homosexuales profundamente arraigadas. Esta inclinación, objetivamente desordenada, constituye para la mayoría de ellos una auténtica prueba. Deben ser acogidos con respeto, compasión y delicadeza. Se evitará, respecto a ellos, todo signo de discriminación injusta. Estas personas están llamadas a realizar la voluntad de Dios en su vida, y, si son cristianas, a unir al sacrificio de la cruz del Señor las dificultades que pueden encontrar a causa de su condición.
  2. 2359 Las personas homosexuales están llamadas a la castidad. Mediante virtudes de dominio de sí mismo que eduquen la libertad interior, y a veces mediante el apoyo de una amistad desinteresada, de la oración y la gracia sacramental, pueden y deben acercarse gradual y resueltamente a la perfección cristiana.

En definitiva, será un Orgullo mucho más digno, humano y beneficioso para los pobres homosexuales que bastante tienen con “llevar su cruz a cuestas como lo hizo Jesús”.

Estamos todas las locazas, bolleras camioneras, transexuales combativos y demás rarezas, esperando con entusiasmo ese día en que nuestro único ámbito de existencia sea  el psiquiátrico o la cárcel. Mientras, compraremos como unos descosidos y esperaremos que los gaympresarios sigan comprando nuestra dignidad.

http://blogs.publico.es/shangaylily/2013/08/27/orgullo-del-corte-ingles-y-de-las-jons/

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS