(Organización criminal) El PP de Valencia repartió 50.000 euros entre 50 de sus miembros para blanquear

El informe del grupo de Delitos contra la Administración de la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil revela que la secretaria del grupo popular municipal en el Ayuntamiento de Valencia, María del Carmen García Fuster, habría repartido 50.000 euros de los que se desconoce su procedencia entre 50 de sus componentes para que estas personas realizaran ingresos fraccionados en 1.000 euros cada uno en la cuenta del grupo en concepto de «aportaciones».

Así se desprende de las conclusiones del informe, a las que los investigadores llegan a raíz del análisis de las conversaciones interceptadas a la exedil María José Alcón; de la práctica de otras gestiones relativas a la solicitud y análisis de distintas cuentas bancarias más la información contenida en un escrito anónimo dirigido a la Fiscalía.

De los datos expuestos se desprende que el grupo, siendo portavoz Alfonso Novo, ingresó en sus cuentas 49.998 euros de 50 personas del PP, de confianza, pertenecientes o cercanas al grupo municipal del PP de Valencia, que ocupaban en su mayoría cargos públicos o de confianza dentro de la administración local del consistorio.

Cada una de ellas habría recibido dos billetes de 500 euros y debería realizar un ingreso de igual importe en una cuenta bancaria determinada asociada al grupo municipal del PP. La persona encargada de realizar el reparto habría sido, al menos en alguna de las ocasiones, la secretaria del grupo municipal García-Fuster.

La UCO apunta que no es un «caso aislado» pero sí una «operativa novedosa» en la cuenta, en relación a la disponibilidad de cantidades de efectivo por el grupo municipal, porque en tres ocasiones anteriores García-Fuster ingresó en efectivo 28.500 euros (13 de mayo de 2011) como ingreso efectivo aportación del grupo; de 5.500 euros el 20 de noviembre de 2013 y de 4.050 el 11 de junio de 2014.

Para la UCO, con la operativa apuntada «estaríamos ante un presunto delito de blanqueo de capitales para cuyo perfeccionamiento habría resultado indispensable la participación de cada uno» de los 50 miembros de grupo «llevado a efecto presuntamente con el consentimiento y autorización del portavoz», Alfonso Novo, y «organizado y controlado» por la secretaria, García-Fuster. Según consta en la documentación, la exalcaldesa Rita Barberá hizo el ingreso el 1 de abril de 2015.

Agencias

NOTICIA RELACIONADA:

BARBERÁ VUELVE A MONTAR EL SHOW EN RUEDA DE PRENSA

Ritá Barberá sigue manteniendo su inocencia y para demostrarlo estádispuesta a declarar ante el juez que instruye el presunto blanqueo de dinero en el grupo municipal del PP en el Ayuntamiento de Valencia. «Quiero que sepan todos los valencianos y todos los españoles que agradezco de verdad a su señoría el ofrecimiento que, como no puede ser de otra manera en un Estado de Derecho, acepto. Aprovecho para manifestar rotundamente que colaboraré con la Justicia».

Barberá ha hecho este anuncio en rueda de prensa un día después de que el titular del juzgado de Instrucción 18 de Valencia le ofreciera esa posibilidad de declarar voluntariamente en la pieza separada que investiga un supuesto blanqueo de capitales en el PP valenciano.

«Voy a colaborar incondicionalmente», dijo Barberá, quien tachó de «falsas» todas las acusaciones contra ella y señaló que tras el levantamiento del secreto de sumario «no hay nada nuevo ni distinto de las filtraciones que ha sido publicadas a lo largo de mes y medio». Barberá insistió varias veces en que no hay pruebas contra ella «ni tan siquiera un pinchazo telefónico de una conversación privada que utiliza el nombre de terceras personas», en referencia a la conversación de la exconcejal María José Alcón con su hijo que ayer fue revelada tras el levantamiento del secreto de sumario y en la que señala a Barberá como cabecilla de la trama en el grupo municipal del PP de Valencia.

En su comparecencia en la sede regional del PP, Barberá dijo que manifestará «la verdad»que conoce, y repitió que ella no ha contribuido ni ordenado ningún blanqueo de dinero.

Barberá también confirmó que este martes por la tarde irá al pleno del Senado. Negó que haya protagonizado un caso de absentismo en la Cámara Alta porque «no ha habido actividad» parlamentaria hasta ahora.

Barberá se mostró muy segura de sí misma y aseguró que «absolutamente nadie» le ha pedido que dé un paso atrás. Repitió otra vez que no va a dimitir, porque no ha cometido ningún delito.

Barberá lamentó en rueda de prensa la «imputación global» que se ha hecho del grupo popular municipal por presunto blanqueo de capitales, y reivindió que está «absolutamente de acuerdoy es obediente» con los estatutos del PP, que marcan que el momento para dejar el acta es cuando se abre el juicio oral.

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS