La izquierda gobernará España

Publicidad

A todos ellos, los de la derecha e izquierda, les queda ahora poner en valor su desmenguada palabra, siendo la mayor prueba de fuego para los socialistas el durar los cuatro años de legislatura.

Pedro Sánchez será presidente, el primero en coalición y en apoyarse con la izquierda del 15 de Mayo de 2011.

Como le dijo la portavoz socialista, Ana Lastra a Pablo Iglesias en plena investidura: “Estamos haciendo historia”. Ahora toca estabilidad y gobernar a punto de heroicismo.

La derecha, bronca, estuvo aturdida durante los dos plenos; han perdido cinco elecciones consecutivas solo quedándoles el que los pactos socialistas fracasen.

A todos ellos, los de la derecha e izquierda, les queda ahora poner en valor su desmenguada palabra, siendo la mayor prueba de fuego para los socialistas el durar los cuatro años de legislatura.

Iglesias ofreció su mayor lealtad, esperemos que no repita su tolda la amarga historia sucedida en Marbella, donde al final Costa del Sol Sí Puede, la marca blanca de Podemos, llevó al extremo su ideología abriendo el camino para que se ejecutara una moción de censura que sacó del gobierno a los socialistas de José Bernal.

Las coaliciones se han convertido en frecuentes dentro de Europa, hay casos (Holanda) donde ha pactado la derecha con la izquierda o, la alianza en Portugal donde la izquierda socialista pactó con la radical. En ninguno de los ejemplos se rompieron los países ni llegó el fin del mundo, como insistentemente dicen los de la derecha española.

Los dos plenos de investidura han dejado muchos recuerdos en las retinas españolas, quizá el más dramático sea el de la líder de Ciudadanos, Inés Arrimadas, mostrando el CV de Ana Lastra para querer ridiculizarla por no haber concluido sus estudios universitarios. Arrimadas parece estar en la irrelevancia política disfrutando del que al no haber a corto plazo elecciones, su partido pueda continuar en las alfombras de la Moncloa.

Pablo Casado insistió en ser el Abascal del PP y, Abascal no fue capaz de demostrar sus datos sobre la inmigración y violencia de género. Ambos políticos no supieron brillar con luz propia.

Pedro Sánchez se consolidó como el mejor orador del hemiciclo y siempre se mostró capaz de responder cada andanada de la derecha y la ultraderecha.

Pablo Iglesias, posiblemente el más ilustrado de todos los oradores, promete grandes debates donde la derecha tendrá que afilar sus conocimientos para no salir mal parados como les viene sucediendo.

Ayer mismo el presidente del PP de Castilla-La Mancha, Paco Núñez, le pedía al socialista Emiliano García-Page que traicionara a Sánchez y votara en su contra, otro tanto hizo Arrimadas en plena investidura. Fracasaron.

Los indignados del 15M han llegado al poder de la mano de Pedro Sánchez con 167 votos a favor, 165 en contra y 18 abstenciones.

El Psoe, Unidas Podemos, PNV, Más País, Compromís, Nueva Canarias, Teruel Existe y BNG respaldaron el proyecto socialista.

Los votos en contra fueron los del PP, Vox, Ciudadanos, JxCat, CUP, UPN, PRC y colación Canaria. Se abstuvieron ERC y Bildu.

El miércoles 8 de enero Sánchez prometió su cargo ante el Rey de España.

 

José Antonio Medina Ibáñez

Publicidad

También podría gustarte

Publicidad

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More