(Opinión) Eduardo ‘Negro’ Soares: No Dan Tregua a la Oligarquía Paraguaya

Publicidad

Cuando hay organización y tipos y minas dispuestos a luchar no hay con qué darles.

Aunque sean pocos.

Y cuando no hay organización o la que existe, por más perfecta que sea, se pone al servicio de cualquier cosa, menos de desalojar a los poderosos y construir un País sin explotadores ni explotados. Entonces sale cualquier pelotudez.

En el primer caso puede que sean pocos, puede que sean golpeados como obviamente lo son, pero los tipos pelearán en las condiciones que sea, pero pelearán.

En el segundo caso puede que sean muchos, pero jamás serán golpeados por la sencilla razón de que no pelearán.

Estos chicos y chicas desarrapados del Ejército del Pueblo Paraguayo, (el EPP) se mantienen, pelean, los matan, los golpean, van en cana, pero pelean.

Los aisla mucha veces hasta la propia izquierda paraguaya, como suele ocurrir en estos casos, como si no supiéramos de qué se trata.

Pero los tipos siguen.

¿Lo pueden derrotar? Sí, claro, por supuesto que los pueden derrotar.

Muchos en muchos lugares fuimos derrotados.

Los que no pelean o no pelean por la esencia de la pelea que es tomar el poder, desalojar a los explotadores y construir otro tipo de sociedad, jamás serán derrotados, eso seguro.

En fin, como sea, siempre se requiere una voluntad inquebrantable de seguir, obviamente audacia, organización y a veces un poquitito de suerte, no neguemos a la amiga suerte.

Ahí está el EPP luchando, y, al menos por ahora, no pareciera que son tan fáciles de derrotar.

En Paraguay operan los gringos de la USAID, los colombianos y el ejercito israelí, y en algún momento, el «nacional y popular» Milani envió dos brigadas de inteligencia del Ejército Argentino (ver la página de la Presidencia paraguaya donde el otro «popular» Lugo los recibe), todos para pelear contra el EPP.

Y ahí está el campesinado paraguayo que dará que hablar seguramente si puede ir asumiendo determinados niveles de lucha.

El resto es esperar.

Mientras esperamos algunos somos solidarios, al menos con sus presos.

Y además no los macarteamos, no los satanizamos. No les pateamos la cara cuando están esposados y presos.
Simplemente somos solidarios con sus presos, algo es algo
—————————-
Paraguay: Empresario cumple exigencia y retira su ganado de comunidad indígena en San Pedro

Resumen Latinoamericano/ UH/ 3 de Marzo 2017 .
El presidente de la Asociación Rural del Paraguay de San Pedro y propietario de la estancia donde fue liberado Franz Wiebe, Pedro Galli, retiró sus cabezas de ganado de una propiedad indígena. Esa medida fue una de las exigencias del insurgente Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP).

El ganadero retiró alrededor de 400 cabezas de ganado esta semana de la propiedad perteneciente a la comunidad indígena Yva Mindy, que linda con la estancia Torovevé, donde fue liberado el pasado sábado Franz Wiebe.

El Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP), a través de una nota, exigió a Pedro Galli la entrega de ganados a cuatro asentamientos de comunidades indígenas. El pedido fue entregado por Franz Wiebe, el mismo que recuperó su libertad tras 214 días de estar retenido involuntariamente.

La comunidad indígena dijo que de concretarse el envío de los animales, lo tomarían con los brazos abiertos debido a la difícil situación que atraviesan.

El vocero de la Fuerzas represivas afirmó que tras las informaciones de la nueva exigencia del EPP se están realizando las coordinaciones con el Ministerio Público. Agregó que igualmente ya se pusieron en comunicación con el ganadero.

Por otra parte, los miembros de la Asociación Rural Paraguaya se reunieron para tomar una postura sobre el caso. Igualmente, Pedro Galli mantuvo una reunión con el presidente Horacio Cartes y el ministro del Interior, Tadeo Rojas, en Mburuvicha Róga, informaron fuentes cercanas al ganadero.

Foto: Carlos Marcelo Aquino.

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More