ONG de Desarrollo dicen que no hay motivos para celebrar el Día del Cooperante ante la situación que atraviesan

Agencias

En este sentido, la plataforma ha asegurado que «resulta chocante en momentos como estos en los que la cooperación sufre el mayor recorte de su historia y las políticas adoptadas tienden a ningunear el trabajo realizado en los países en vías de desarrollo».

   De esta forma, ha recordado que en su momento fue controvertida la instauración de dicho día, puesto que no se trata de hablar de personas heroicas, santas o aventureras, sino de lo que significa la cooperación internacional o en su caso de profesionales comprometidos con la justicia social, con el desarrollo de los pueblos y con la equidad.

   Asimismo, la plataforma ha señalado que «la desproporción de los ajustes presupuestarios que sufre la cooperación española, está significando el cierre de muchos proyectos de desarrollo iniciados por las ONGD y otros actores, así como la pérdida de oportunidades para miles de personas en los países en desarrollo y el desmantelamiento del tejido asociativo». «Muchas organizaciones sociales se han visto obligadas a cerrar o disminuir su trabajo cuando la necesidad, en este escenario de crisis mundial, es aún más acuciante», ha apostillado.

   Así, ha recordado que durante este año la cooperación española ha sufrido el «mayor» recorte de su historia en los Presupuestos del Estado y se ha visto sometida a decisiones políticas que ponen en peligro la existencia de una política pública que vincule la promoción del desarrollo sostenible con el bien común.  Sin embargo, ha asegurado que «las ONGD mantienen el compromiso con las personas más vulnerables, mientras las políticas públicas adoptadas generan desigualdad y pobreza en el Norte y en Sur».

   Ante esto, la ‘Plataforma 2015 y más’ ha insistido en que «no hay motivos para celebrar el Día del Cooperante, sino motivos para exigir que la cooperación sea tenida en cuenta como una política pública, que responda a la coherencia de políticas que deben regir la toma de decisiones del Gobierno y que busque el bien común».

   Además, ha indicado que «hay motivos para seguir trabajando en educación para el desarrollo, para movilizar a la ciudadanía y concienciar a la sociedad de la necesidad de asumir los problema globales con soluciones globales».

   Por último, ha destacado que «hay motivos para comprometerse con un modelo de desarrollo que no excluya a nadie y que no genere desigualdades injustas favoreciendo a quienes más tienen».

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS