Omisiones de un Vargas Llosa

Publicidad

Álvaro Vargas Llosa, el reconocido escritor de origen peruano, una vez más se ha gastado el lujo de ofender a la inmensa mayoría de quienes en Cuba soberanamente hemos decidido construir una Patria a nuestra imagen y semejanza. Las afrentas constan en su título “¿Debe levantarse el embargo a Cuba?”, escrito para un medio de prensa español (www.abc.es, 3/5/09) y reproducido en otro argentino (www.noticiasdelsur.com, 4/5/09) —también, en su nido Made in USA.

Personalmente, me sentí en la obligación moral de significar tres de sus omisiones.

1ro.- Embargo, no; Bloqueo, sí

Mr. Álvaro Vargas conoce la diferencia entre estos conceptos. También, que la Asamblea General de las Naciones Unidas lleva más de tres lustros condenando la guerra económica impuesta por el Águila Imperial al Caimán Verde. Resulta que le es más cómodo ajustarse al lenguaje de la Casa Blanca, por lo que usa el término “embargo” en lugar de Bloqueo. Ni pensar que él haría alguna alusión a las múltiples y variadas agresiones a Cuba en las últimas cinco décadas. Era de esperar que obviara que Antonio, Fernando, Gerardo, Ramón y René sufren secuestro en cárceles norteamericanas por evitar fechorías de la terrorista mafia gusano-yanqui contra la Mayor de las Antillas, el pueblo estadounidense y la humanidad en general; y que el Gremio Nacional de Abogados de Estados Unidos, al hacerse eco de este oscuro episodio de la Jurisprudencia en Norteamérica, aprobó la “Resolución refrendando el llamamiento a una investigación internacional sobre el incumplimiento del gobierno de Estados Unidos en encarar y remediar la falta de justicia en el caso de los Cinco, y a fomentar la educación y las acciones relacionadas con el caso”. Sencillamente, su ideología le permite decir: “Al cabo de los años, acepté que mi posición entrañaba una inconsistencia intolerable. Ninguna democracia liberal debe decirles a sus ciudadanos qué país visitar o con quién comerciar”. Habla así, pero sin mencionar las aberraciones contenidas en la Ley Helms-Burton, la cual en última instancia obliga al Presidente Obama a moverse en un marco que tampoco el dignatario norteño desea violentar.

2do.- Dictadura, no; Gobierno del pueblo, sí

Mr. Álvaro Vargas finge desconocer que en Cuba es el pueblo el que propone, nomina y elige a las candidatas y los candidatos a la condición de sus representantes (Delegadas o Delegados) en las múltiples Circunscripciones (diversas congregaciones de vecinos en las diferentes comunidades, sin discriminación alguna por posición ideológica), un ejercicio periódico (cada dos años y medio, parcial; cada cinco, general) en el que el voto es libre, igual, directo y secreto para cada ciudadano (a) en capacidad legal para ejercerlo; que nos distingue la inscripción en el Registro Electoral de oficio, gratuitamente y con la totalidad de personas aptas para el sufragio; que se presenta en público la relación de los registrados, con suficiente antelación, para que cada quien pueda verificar la transparencia en este sentido; que el Partido Comunista de Cuaba —sujeto rector de la sociedad en su conjunto, como no está organizado con fines electorales, ni propone ni hace campaña por ningún candidato (a), sino que su papel se manifiesta en velar por el cumplimiento de lo establecido jurídicamente; que se destaca el hecho de ser pioneras y pioneros quienes custodian las urnas … Él pasa por alto que, de acuerdo con la manera de elegir a los Delegados (as) de Circunscripción-Asamblea Municipal y Provincial, y a los Diputados (as) a la Asamblea Nacional del Poder Popular, es evidente que nuestro sistema electoral brinda igualdad de oportunidades a los ciudadanos (as) cubanos (as) en capacidad legal de elegir y ser elegido, y que, por tanto, existe un marco incluyente, divorciado de excluir a persona alguna por concepto de ideología; que ello equivale a decir que hasta los contrarrevolucionarios (as) —muchos son mercenarios (as) amamantados por el gobierno yanqui—, tienen un espacio en el ejercicio democrático en la Mayor de las Antillas; y que, a fin de cuentas, la inmensa mayoría de cubanas y cubanos queremos-defendemos-enriquecemos nuestra Patria revolucionaria y socialista. Además, de su memoria escapó que el “maldito” Gobierno y pueblo cubano prestaron ayuda a Perú cuando el Terremoto de 1970: Cuba en menos de 72 horas envío una brigada médica con 40 integrantes y más de 10 toneladas de diferentes materiales, sin condicionamiento alguno —un reflejo de su solidaridad militante.

3ro.- Disidentes, no; Mercenarios, sí

Mr. Álvaro Vargas se compadece ante “los habitantes de la isla” que “desde hace medio siglo tiraniza” “la oligarquía de los Castro” ¿A quiénes se refiere él en el fondo de su razonamiento? Aunque en esta oportunidad no los mencionó por su nombre (“Disidentes”), pensaba seguramente en su ferviente estímulo a los Mercenarios. Claro que ni remotamente este intelectual se iba a dar por enterado del título “Convergencia preparó el ‘show’ de Cuba en Washington” [www.kaosenlared.net, 17/12/07] en el que se puede leer: “Estuvimos dando vueltas y a finales del mes de julio, en el marco de una visita que hice en Washington, concerté toda una serie de reuniones con fundaciones, think tanks y grupos de apoyo del en torno al Partido Demócrata y Republicano de los Estados Unidos. […]. En efecto, en aquel momento hablamos de reclutar unas 40 mujeres activistas liberales europeas (vinculadas, por lo tanto, al LYMEC) que desarrollaran un proyecto de apoyo al colectivo disidente de las Damas de Blanco que habían ganado el premio Sajarhov de la Unión Europea el año anterior, y sobre las cuales teníamos un interés particular de dar difusión a su causa”. (Si es necesario confirmar más de lo mismo, búsquese el título “Disidentes cubanos apoyan los crímenes sionistas en Gaza”, a cargo de J. M. Álvarez, en el mismo sitio digital). Así, este peruano-norteamericano obvia una enseñanza de Abraham Lincoln: es posible engañar un tiempo a las personas, pero imposible engañarlas todo el tiempo.

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More