OEA; Un instrumento del imperio

Publicidad

Por Ronal Carrero Texidor

rcarrero200535@yahoo.es

&nbsp

América Latina y el Caribe viven tiempos de cambios para bien, aires renovadores surcan el espacioso firmamento que agrupaa 34 naciones urgidas de un desarrollo equitativo para conseguir un equilibrio digno de su basta población.

Sin embargo, hace más de cinco décadas una fantoche organización nacida bajo el dictamen que el mayor imperio que la faz de la Tierra haya conocido vio la luz, la Organización de Estados Americanos (OEA) un mecanismo embaucador que nunca ha cumplido con sus intenciones de responder a los intereses integradores de la región.

Para muchos no sería difícil abundar en el por qué, máxime si como conocemos dicha entidad respondería solamente al mandato y designio de Estados Unidos, potencia que emergió triunfante después del fin de la Segunda Guerra Mundial.

Washington, ante estas posibilidades, mostró extremas intenciones en convertir al área en su traspatio, cual sistema colonizador y basado en la libre competencia de un mercado feroz que podría satisfacer sus ganancias económicas en detrimento del desarrollo anhelado.

Regímenes militares golpistas, guerras populares de liberación, en fin, desangramiento, muertes,mutilaciones, entre otras calamidades, afloraron por demás en estos años. Pero los sueños libertarios no quedaron en el vacío, era preciso cambiar la realidad existente, entre el hambre y la explotación del obrero simple que no tenía como alimentar ni sustentar a su familia, poco a poco fueron trasformando avatares y luchas constantes.

A la vuelta del tiempo las cosas comenzaron a verse diferentes. Gobiernos de tendencias progresistas asumen el poder en Latinoamérica, encabezados por el Comandante Hugo Rafael Chávez Frías en la República Bolivariana de Venezuela, que danun vuelco a la oprobiosa situación imperante; los pueblos huelen un hálito de mejoría y esperanza.

Ahora el poderoso imperio, junto al séquito directivo de la OEA, andan presurosos y canalizando los pro y los contra para evitar la debacle, porque la mayoría de las naciones latinoamericanas no conciben la existencia de la agrupación sin el concurso de un país que tras el triunfo de suRevolución el primero de enero de 1959, devino faro y guía para el resto de sus amigos.

A tenor con éstos, surgió el AlBA, Alternativa Bolivariana para las Américas, proyecto llevado a vías de hecho por dos líderes, Chávez y Fidel Castro, quienes perseguían concretar los sueños integradores de los próceres Simón Bolívar y José Martí.

Ahora, algo ha sido replanteado en laspolíticas divisionistas enarboladas por Washington: quieren al parecer la presencia de Cuba, y por lo tanto veremos cuales serán las decisiones en la próxima cita de que acontecerá en Honduras la primera jornada de junio.

Al dejar fuera a Cuba en 1962, por expreso mandato del imperio, la OEA no advirtió que esa funesta instrumentación devendría en estandarte irrevocable de un pueblo que antes, en abril de 1961,había apostado por el desarrollo exitoso de un proceso socialista en las mismas de narices de Goliat.

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More