Obama, la Florida y Cuba

Es noticia que el Presidente Barack Obama acaba de ser reelecto para el período 2013-2017, incluso antes de que terminaran las cuentas sobre los votos, si bien su victoria resultó muy reñida.

“Esto ocurrió por ustedes [sus simpatizantes]. Gracias” —escribió Obama en Twitter, inmediatamente que conoció del acontecimiento. Son millones de personas que esperan que él enfrente el desafío de reducir el déficit, la reforma fiscal, solucionar la inmigración y la dependencia del petróleo exterior —asegura la prensa.

“Somos una familia americana y nos levantamos y nos caemos juntos”. “Sabemos que para EE UU lo mejor está aún por llegar”. “No importa si eres rico o pobre, blanco o negro, si tienes discapacidades o no, o si eres gay o no… si eres de EE UU, tienes derecho a triunfar” —dijo Obama en el discurso en que se reconoció como Jefe  de la Administración en su país para los próximos cuatro años, según trascendidos.

Por mi parte, resalto un hecho: si es verdad que alrededor de la mitad de votantes opinó que la economía sigue igual de mal o se encuentra peor que en el estallido de la crisis en 2008, lo es asimismo que una proporción significativa consideró que el ex presidente George W. Bush es más responsable que Obama por esta situación —a juzgar por The Associated Press.

Además, recuerdo que en Marzo del 2010 él promulgó una histórica ley que reforma el sistema sanitario y amplía la cobertura médica a 32 millones de estadounidenses. Igualmente, que escribí Una lectura sobre el “Obamacare” a principios de Julio último, donde aparece:

Junio cerró sus puertas con una enhorabuena para Barack Obama: el Tribunal Supremo de Estados Unidos aprobó en su totalidad la reforma sanitaria previamente presentada por él, y ello constituye una victoria clave cuando falta poco más de cuatro meses para las elecciones presidenciales en el país norteño —aunque en una votación ajustada de cinco votos contra cuatro, reportaron varios medios de prensa.

Así quedó reconocida la constitucionalidad de la Ley de Protección al Paciente y Cuidado de Salud Asequible, identificada comúnmente como “Obamacare”, todo un núcleo duro en las aspiraciones del principal inquilino de la Casa Blanca o sea, continuar al frente del gobierno de Washington.

Entretanto, me llamó la atención lo ocurrido en la Florida en estas elecciones. Según la prensa local, Obama logró una ceñida victoria en ese estado del Sur de Norteamérica, con una relación de 50 a 49 por ciento en “una contienda no apta para cardíacos”.

Se divulgó que Fernand Amandi, Vicepresidente de la consultora de comunicaciones Bendixen & Amandi, expresó al respecto: “El voto hispano fue el que le dio la victoria al presidente Obama en el 2008 en Florida y fue el que se la dio este año”. “El voto hispano ha estado creciendo y se está convirtiendo en el factor determinante”.

No obstante, deseo llamar su atención sobre las palabras que siguen: “Curiosamente, el estudio mostró que la votación cubanoamericana no se inclinó a favor del candidato republicano, como se esperaba” —se lee en El Nuevo Gerald.

Con los elementos que a grandes rasgos acabo de mostrar —en singular, lo referido al voto cubanoamericano que en mi opinión refleja la oposición a la extrema derecha gringa/mafia-terrorista-gusano-yanqui centrada en Miami—, deseo significar que me aumentan las razones que me llevaron a Apuesto a lo mejor de Barack Obama, particularmente las ideas que continúan:

[…], frente al principal inquilino de la Casa Blanca aparecerá el escenario representado por la Revolución Cubana que devela cómo más de medio siglo de creciente y multilateral hostigamiento del “Norte revuelto y brutal” a la Mayor de las Antillas ha sido incapaz de doblegar la voluntad política del grueso de cubanas y cubanos.

Entonces, tal vez opte Obama por quitarle a La Habana el pretexto del “Embargo” y así evidenciar dónde está la causa principal de las desgracias del pueblo cubano; al tiempo que ratifique las “actividades culturales que promuevan el contacto con cubanos comunes” y su esencia: “Si es para salsa y mojitos, no. Eso no cumple con los criterios de un viaje con propósitos serios”.

No obstante, considero que en el probable panorama de distensión con Cuba —siempre lejano a una Luna de Miel— emergería como asignatura pendiente/solución humanamente inaplazable el caso de los legítimos antiterroristas nombrados Antonio, Gerardo, Fernando, Ramón y René secuestrados en el vecino del Norte, más aún tras conocerse las Noticias en lo legal sobre Gerardo Hernández, uno de ellos en un contexto en el que Washington se devela por Los Cinco.

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS