Obama es de ETA

Publicidad

Todo el mundo se mete con España. Pobres. País virtual, economía más virtual, políticas en general de enorme virtualidad y políticos inconsistentes de rancio abolengo ¡pero no tan virtuales!. Aun así, no se puede negar la mayor: España es uno de los primeros países del mundo donde de modo más efectivo “cantan los terroristas” una vez detenidos, una tradición que se remonta a la Santa Inquisición. Esta estadísticamente probado, aunque casi todos cantan lo mismo, haber sido el toro que mató a Manolete. España es la vanguardia rancia de la lucha antiterrorista mundial… contra ETA. Claro, con la excepción del difunto Nani, cantan solo los “terroristas”, porque cuatro chavales desfasados son capaces de torear a maderos y jueces durante meses, sin problemas, jugando al escondite con el cadáver de Marta del Castillo: ¿será un Alcasser 2?, Pero que no cunda el pánico ¡que Viva la Esteban!

Es cierto, al margen de “nimiedades” (a veces la ironía da asco), lo de España es “I+D” al cuadrado en lo que se refiere al tema, a años luz de los presuntos protocolos de Guantánamo para “hacer confesar” a vete a saber quién. “Usted es de ETA aunque no lo sepa”o “usted es de ETA porque lo digo yo” o sea “por cojones y por mis cojones”. Sí o sí. Esta es la fórmula del éxito policiaco-judicial español. Inapelable como el año del Barça. De 100, cien. Todos a la cárcel, aunque luego haya que hacer birlibirloques impresentables para justificar “la cara de pan” que le dejaron al pobre Unai Romano y sus “poco completas pruebas” acusatorias sic.

Y así en España, hay presos políticos con más años de cárcel que Mandela, ¡qué detalle, siempre pensando en los premios Novel! Y claro, como eso de “la vanguardia” y el dar ejemplo mundial lo interioriza todo español “de bien”, pura furia, puro a por ellos oe! pues eso, que en todos los ámbitos se traduce la misma jugada. Lo de comisaría y juzgado pasa a parlamento, tertulia o incluso a la tienda del pan: toda opinión que esté fuera de la opinión correcta y obligatoria es terrorista, por h o por b. Por eso votar PPSOE, a elegir, es lo debido, lo “no te metas en líos” hijo mío.

De ahí que, hace unos días, en una tertulia televisiva una persona “humana”, “de bien”, hispánicamente correcta, políticamente homologada, “moralmente” benedictiano-aznariana aplicaba provocadora “el protocolo” acusador, al margen de todo debate y contraste de ideas, y bramaba inquisitorialmente contra toda lógica racional, por supuesto, para ella incorrecta y antiespañola que por lo visto le sugería la intervención de un servidor. Todo a cuenta de la “suelta” de 16 de los 17 detenidos mediáticos por “pertenecer” a la red económico financiera de Al Qaeda en Bilbao. Toda crítica racional, todo paralelo a operaciones “antiterroristas” similares anteriores, a criminalizaciones “antiterroristas” públicas de inocentes tan comunes en las “primeras” de nuestra “democrática” prensa, era resuelta con una contundente acusación pública de agente justificador de “los terrorismos” de ETA, Al Qaeda y el Ejército Rojo Japonés por lo menos y a la vez. ¡La policía es la policía y el juez, juez! Amen Jesús! Y “como sabemos” según la atesis adoctorable y doctoriforme de los bushiano-aznarianos, “en terrorismo” tanto monta que monta tanto y ¡Viva la Pepa!

Todos sabemos que vivimos tiempos MacCarthynianos en Euskal Herria. Desde que MacCarthgoiti es lehendakari fáctico debe hilarse fino en este nuestro Hollywood euskaldun. Hay dos opciones: lo que antaño era condenar el estalinismo que ahora es condenar “el terrorismo”, o condenar “el terrorismo”.

Si no, ir al paro, que siempre es mejor que lo generalmente consiguiente: pasar por el Tribunal Especial que previene contra todo ataque por obra, palabra o pensamiento contra “la Seguridad Nacional”.

Pero una vez más nuestro MacCarthy local va a destiempo. Siempre se cuela algún Obama, y ya se sabe, con ocupas y negros…

En estas, cuando uno ya se considera de ETA de Al Qaeda y del ERJ a la vez, aunque no lo sepa, o porque lo dice una prominente vallisoletana afincada en la capital de nuestro sojuzgado estado navarro, va el admirado, afamado y deseado negro de blanco corazón, y le dice a Netanyahu, sionista admirado por la vallisoletana, que “Israel debe saber que apoyar la creación de un estado palestino es la mejor política de seguridad”. ¡Hala que ha dicho! ¡Obama es de ETA y tampoco lo sabe! Igualico que Torrealdai el de Egunkaria.

Está claro, es un topo. De nada sirve que oculte las fotos de las torturas y violaciones en Abu Ghaib, es un ardid para disimular, le hemos cazado: ¡justifica el terrorismo! Seguro que según nuestra ínclita hacedora de hits televisivos faesianos de destrucción intelectual masiva, Obama es un activo apologeta de HAMAS y de Al Qaeda, ya que justifica que a cambio de una negociación política sobre la creación definitiva del Estado palestino, se puede “avanzar” en la seguridad de Israel! ¡Cede al chantaje! ¡Oxígeno al terror! Como dirían por aquí.

Y además, ¡Obama está en línea con las últimas declaraciones de Otegi en Loiola! ¡Horror! ¡Que los expulsen ya de los medios! ¡Es inadmisible que gente así “legitime el terrorismo” en nuestros públicos medios!¡Limpieza ideológica ya!¡Qué tiempos los de OBush y Zabaleta!

En serio, hay temor social en Euskal Herria, alarma le llaman. Pánico a que se imponga la irracionalidad extrema de una minoría dogmática, hispanofrenica y filofascista militante del “protocolo” que antes hemos ironizado. Los que traerían la Audiencia Nacional a todo ámbito de relación humana en Euskal Herria, incluso a los frontones. Y la convicción es mayoritaria, los deseos Macarthgoitinianos están fuera de lugar, de tiempo, en la Euskal Herria europea del siglo XXI. Exactamente igual que los frikis líderes de audiencia (por eso del morbo, claro) que entienden que es “moralmente más aberrante” el aborto que las violaciones masivas de menores en nombre de dios; indiscutible el bombardeo indiscriminado de Gaza en nombre de la “lucha antiterrorista”, o la igualdad entre un miope o un homosexual a la hora de operarse “las disfunciones”.

Y el temor se mezcla con la indignación mayoritaria con el doble rasero para con las víctimas. Rabia ante la frívola gente pública que acusa a diestro y siniestro de “terrorismos” a los que tratan de racionalizar la causalidad de los conflictos, proponer puentes, soluciones, mientras que ellos y ellas defienden, apoyan y jalean públicamente desde la impunidad, la ignorancia, la inhumanidad el Terrorismo más mortal, más impune, más atroz.

Lo hemos visto y oído impunemente ¡Qué rabia! Cuando justifican frívolos la tortura en base a la eficacia de la “lucha antiterrorista”! ¡Qué asco! Cuando se alegran del “fin de la guerra “antiterrorista” en Chechenia” tras una década de impune genocidio democrático; ¡Qué mierda! Cuando balbucean ignorantes pero correctos su respectivo gozo por el “fin de la guerra “antiterrorista” en Sri Lanka” tras las atroces masacres de tamiles ocultadas con la pantalla mediática del “terrorismo”. ¡Qué impotente vómito! Ante el genocidio “democrático antiterrorista” en Irak, primero con el embargo criminal y luego con la ocupación salvaje; de la “democratización antiterrorista”” criminal de Argelia; de los miles de muertos anuales de la guerra “antiterrorista” de Colombia; del esperpento occidentalizador “antiterrorista” afgano; los “bombardeos quierúrgicos del ghetto de Gaza; de la “lucha política democrática” asesina inducida en Guatemala o El Salvador. Qué indignantes las patraña humanitarias sobre Darfur, los flácidos embustes filogenocidas y criminales congoleses, la basura humanitaroide o “antiterrorista” sobre cualquier recuadro de “interés estratégico” habido y por haber en el mapa.

Personas de autoproclamada ética y moral correcta, que ni sienten ni padecen ante los “accidentes” laborales, las mujeres asesinadas por el terrorismo machista, los inmigrantes ahogados por miles, los “ajustes de cuentas” de los delincuentes. Muertes sin víctimas, vidas de segunda, excedentes sociales, pobres negritos, pobres pobres… Eso sí sin AVCs que los reivindiquen.

Esas mediocres gentes que desde el efímero éxito personal “en los medios” alimentan las audiencias mediante el frikismo fachopoliticoide, criminalizando toda crítica al Sistema, toda reivindicación progresista, toda ansia revolucionaria, toda coherencia vital, son los mismos que ya sea sobre Euskal Herria, sobre Sri Lanka o sobre Palestina provocan la censura a las voces y reflexiones legítimas y documentadas como las de Otegi, Obama o cualquier persona que busque soluciones justas y democráticas a los conflictos que generan Terror y desgraciadamente a veces respuestas terroristas.

El abismo moral se transparenta en la actitud cotidiana . La izquierda en general y generalmente siempre ha sido respetuosa con el devenir vital de cada cual. A nadie se le exigen cuentas, mientras estas estén en la esfera privada del sujeto a criticar. Pero la derecha ha sido históricamente moralizante. Siempre han exigido e impuesto a terceros como habian de regirse, de vivir. Básicamente las obsesiones de la derecha teocrática siempre se han ido hacia el con quien follar, cómo, porqué y de qué manera. Pero claro, siempre con doble rasero. Ellos pecadores históricos de campeonato son los divorciados de derechas que defienden el matrimonio indivisible de terceros; prolíficos abortistas londinenses del Opus fieles defensores del lince peninsular, promiscuos chaperos de oscuro aparcamiento, ejemplares padres de familia tradicional e incluso prominentes gays de rancia creencia católica y doble armario empotrado, con grandes amigos en el partido, expertos aficionados a los viajes pederásticos viajes indochinos.

Y así, el histórico y sistemático doble rasero de la derecha reaccionaria, de la servil socialdemocracia moralizante y con cargo de conciencia, se impone por doquier tanto en la vida personal como en la colectiva. De este modo, la falsedad hipócrita, la contradicción flagrante pero correcta se decreta incluso para la homologación de la racionalidad pública, para la posibilidad de la expedición de la opinión libre. Y ante la réplica racional, “acusatió non petita”. Por eso, se impone coercitiva la exigente condena criminalizante, la confesión arrepentida pero morbosamente lasciva, la autoflagelación pública paralela a la autoinculpación policial antiterrorista vigente, el mejor paradigma de la “católica confesión inquisitorial torquemadiana”. “Confiesa, condena, arrepiéntete, peca de verdad, como nosotros, y te “liberarás”, harás carrera, estarás entre los elegidos”. O sea cómete la manzana de Adan y serás…”libre”

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More