“Oaxaca es el punto de base de lo que puede suceder a nivel nacional”

9

Entre los días 21 y 25 de octubre se celebró en Brasil organizado entre otros por el Movimiento Sin Tierra la I Conferencia Internacional Voces de Nuestra América. Con más de 1500 delegados de los movimientos más importantes de Latinoamérica como el propio MST, pero también los piqueteros del Movimiento de Trabajadores Desempleados (MTD) de Argentina, así como de El Salvador, Nicaragua, Ecuador, Costa Rica, Bolivia, Uruguay, Venezuela o Cuba, la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO) estuvo representada por Rubén Valencia, miembro del Consejo Estatal. Reproducimos aquí la entrevista que Adital le hizo al que es también miembro de Voces Oaxaqueñas Construyendo Autonomía y Libertad (VOCAL)

Adital – Siguiendo los episodios de represión a los militantes de la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO) ¿Cómo está la situación hoy?
Rubén Valencia – La situación de hoy es muy complicada porque vivimos en una etapa de represión muy fuerte. Tenemos varios compañeros presos, cerca de 30 compañeros lo están, y estamos viviendo una militarización del estado. Qué la justifica: una parte por el narcotráfico; y la otra parte por la aparición de un grupo guerrillero de México, que se llama EPR (Ejército Popular Revolucionario), que se supone tenía bases sociales en Oaxaca. Por eso el Gobierno Federal está militarizando particularmente Oaxaca, Chiapas y Guerrero. En este contexto de represión, es muy difícil la rearticulación que estamos viviendo. Aún así seguimos luchando. Ahora es una movilización que no es visible, salimos de los reflectores de los medios para hacer consultas en asambleas y acompañamientos en la región, en las comunidades.

Adital – ¿Cómo se organizan estas asambleas?
Rubén Valencia – Se están organizando a partir de tener como eje aglutinador la toma de las decisiones a nivel colectivo, ya que la mayor parte de las organizaciones sociales de izquierda en México tenían el vicio de tener una estructura vertical, a partir de un centralismo democrático, como le llama un grupo pequeño en la toma de decisiones importantes. Y la aportación que está dando la asamblea popular es que se está dejando de lado las diferencias ideológicas para que podamos avanzar a una asamblea popular basada en el consenso y no por la votación: decidir el rumbo que sigue el movimiento social; y eso ha influido en la creación de otras asambleas.

Adital – ¿Cómo evalúa Vd. el tratamiento dado por el estado a los militantes? ¿La criminalización de los movimientos sociales continúa siendo una realidad en Oaxaca?
Rubén Valencia – Sí, es una realidad. Lamentablemente porque se comenta que en Oaxaca es como el punto de base de lo que puede suceder a nivel nacional. Lo que está sucediendo en Oaxaca tiene repercusiones de lo que está sucediendo a nivel nacional. El movimiento es localizado, no es local, sino localizado. Está asentado en el estado de Oaxaca, pero no deja de lado la mirada de todo lo que acontece a nivel nacional e internacional. Ahora se han formado aproximadamente 30 asambleas populares en el país, originado por la experiencia de la Asamblea Popular de Oaxaca.

Adital – ¿Existe algún acompañamiento sobre derechos humanos de los crímenes cometidos en el estado?
Rubén Valencia – Sí, de hecho impulsado por varios grupos y organizaciones de derechos humanos de Oaxaca y la Asamblea Popular se está planteando desde hace tres meses lo que se conoce como el Juicio Popular Nacional contra los dictadores, los tiranos. Ya se realizó en la Ciudad de México y hay un juzgado popular integrado por escritores, intelectuales y por organizaciones sociales y el último acaba de realizarse hace una semana en San Salvador Atenco, otras de las comunidades reprimidas, en lucha y en rebeldía en México.