¿Nuevas elecciones o asalto al Moncada?

Publicidad

Por Maité Campillo

El enriquecimiento ‘oculto’ de la izquierda que está a favor de la derecha

Carta blanca a la impunidad “¡Tengamos la cosa en paz!”… -¿ Qué es la cosa?- Preguntó el que como referencia conoceremos como Aldeano-1, de un pueblo que no es villa ni nada que recuerde a la aristocracia. El nuevo Alcalde responde en tono ‘campechano’: ¡Coño, parece mentira! La Cosa Nostra, el pueblo, la familia, entiende?. Da por finalizada la respuesta a la vez que chasquea los dedos pulgar e índice reanudando el Pleno de investidura. Primer punto del orden del día: Señoras-ñores como Alcalde que soy, espero sea por muchos añosss, propongo que nos subamos el… digo… a la parra juntos, he dicho. (Jaaaa jaaa…) Ríen los ja-ja-jales de todas las cuadras del municipio. Desciende la tensión del aplauso y avanza la investidura, el Señor Alcalde, progresa el amaestrado discurso entre la bendición y asunción en 1000 % sobre el salario real de los contribuyentes (que por suerte ‘o por magia patatera’ tengan trabajo). Un frenetizado arrebato de aprobación estalla y desencadena entre los electos, que entonan su alegría al Alcalde en cantos a la Patrona del pueblo, brotan de sus labios sones y aleluyas que logran emocionarlo. Lagrimoso se vuelca al unísono al banquete del vuelo en aleluyas de fe ¡Levanten mano derecha los congregados en saludo optimista a la Libertad, que nos otorga nuestros ilustres cargos, y que la alegría no los-las frene en este día nuestro! Alguacil, ante sus compadres del pleno en fobia de vivas, grita motivado por la explosión eucarístico-municipal ¡Viva el “Servidor Público”! ¡Amo la Libertad! ¡Abemus Alcalde! ¡Elevo mi bilirrubina por la Paz, Paz, hoy es día de asunción! La Corporación infla los aplausos más atronadores que la tamborrada donostiarra que dejan como alucinada en ojos txiribita a la ciudadanía presente en el Pleno. El concejal de ‘La Gauche’ se derrite en elogios ¡Viva nuestro Alguacil! ¡Viva la nueva Corporación! ¡Arriiiiba el “sueldo” abajo el trabajo carajo!!!. Sorprendido por el arrebato inesperado responde el Alcalde: Ñoooo, esperen que termine mi discurso tremenda ansia ¿se encontraban acaso sin empleo ni sueldo señores? (Jaaaa, ja, ja) Ríen juntos felices. El Alcalde, firme en su linea de derroche emocional: Oh que día más generoso, que hermosura, veo muchas manos pidiendo la palabra. El Aldeano-2 (demora a que concejales y concejalas terminen su risa) les observa en silencio unos minutos y empieza hablar como pensando lo que va a decir: O sea que, ésta es la Cosa “Nostra”, subirse el sueldo; la primera medida de urgencia que tienen (Silencio absoluto en la sala). Tras unos segundos retoma una vez más la palabra el Alcalde que en un arranque sin inmutarse a mazo limpio (entre ja-jases) golpea y machaca el ajo ‘sembrado’: Ésto, es eficacia señores, se aprueba por unanimidad los “sueldos” en menos de lo que canta un gallo en el pueblo (Ja-jas a destajo y vítores). El apagón es total. Ni Cuba tuvo uno jamás tan ‘brillante’, pillan por sorpresa la incredulidad de los electos-municipales del primer mundo. Sonido grabado en voz de mujer -Aldeana-3. Oscuridad, silencio inquietante, intriga.

La voz se impone nítida, bien impostada: Da que pensar eso de la muerte del General. Solo física para unos otros la evalúan en muerte real ¿Acaso el dictador tras el parkinson se resistió a dar queso al ratón amaestrado en los confines de su tierra santa? ¿no se encontraba a su alcance? Claro que para mejor cumplir la misión lobuna, más feroz, cuanto mas hambre mucho mejor. Brindis en capote rojo con montura ‘legal’ permitido por ley y reciclado por la universidad de Estado democrático académico del canto del ‘ruin y señor’. De eso no se olvidó el equipo del General: “Servidor Público”. Sería la nueva licenciatura a forma de santo y seña para la joven democracia (que ciegamente asumió la académica ciencia). Profesión, de profesionales en política de lujo de Estado de derecho`as. Negociación en pacto ilustrativo Comisión y Sobresueldos, asignatura, que completa su curriculum vitae. Concilio en reconciliación de perfil político tras la muerte del dictador: “Clarividad y Evidencia en las cuentas”. Y es que la muerte del General tuvo su precio ¿Quién podría haber pujado más alta la oferta sobre el canto del ‘ruin y señor’ ¿que los que avalan su muerte en muerte real?. Descarga fulminante al General de generales el aroma de la ‘ilustrada’ democracia naciente ¿síntesis en cruz y raya? ¿marco regenerador intocable la ‘nueva imagen’ del faraón a dedo en enseña de tiranía?. El pacto de las alianzas ofreció nuevos y más ricos en derroche capitalista, postrando rodilla a la ‘corona’, en un alarde más vale vivir arrastrado que morir a pié de cañón ¿debería definir el perfil de cuentas el pacto del reparto ‘oculto’ o sería ilegal quizá antidemocrático por anticonstitucional?.

Y la luz asomó al salón de plenos; se reanuda la sesión, toma la palabra de entre el público la Aldeana-4: Sr. Alcalde, recuerdo a todos los colores y palos en eslogan presentes de la nueva Corporación, que en este mismo pueblo hace unos años en esta misma sala, un vecino en paro sin ningún tipo de ingreso familiar disparó un seis de enero con un rifle un certero disparo al Alcalde Froilán, para probar de que lado estaban los reyes ese año no más, luego despachó con el mismo calibre 136 a otros cinco concejales más, y por na de na, por lo mismito que han hecho ustedes; me siento en la obligación de avisarles (Se oye una voz lejana acercándose como en una nube cada vez más cerca cada vez más clara: Silencio en la noche, ya todo esta en calma / el músculo duerme, “la ambición descansa”/ Meciendo una cuna, una madre canta / un canto querido que llega hasta el alma / porque en esa cuna está su esperanza…). Toma la palabra el Ilustrísimo dirigiéndose a la Aldeana-4: Lo recuerdo muy bien señora, pero aquel hombre estaba desequilibrado por su situación. Aldeano-5: Señor Alcalde, le recuerdo que en esta misma sala hay otros cinco desequilibrados más, por su situación… y, no tengo yo tan claro, si en esas bolsas y mochilas hay bocadillos de chorizo, fusiles o dinamita que los magos regalan a sus hijos en son de paz. Detonación de risas en la nueva Corporación a las que responde el Aldeano-6: Hagan caso ilustres electos, no se lo tomen tan a risa, miren que el que avisa no es traidor! (Suspense… se apaga y enciende la luz en efecto de rayo; reaparece la intriga, la mosca anda tras la oreja). De súbito eleva vuelo la rapiña -acechada por Dersú Uzalá- hasta el secretario ahueca ala. El Pregonero saca a todos del pleno por la puerta trasera con salida a la ladera del bosque del pueblo por donde ni río pasa ni ranas cantan. Solo se oye algún disparo de un hacendado carabina en mano entre repetidora y cantimplora de whisky, disfrutando a sus anchas, de las gloriosas elecciones que le cubren la espalda.

Se presenta ante él la nueva Corporación escondiéndose tras sus barbas como asustados sagutxus, quejicas se agarran a sus pantalones de ala ancha agitando éste sus manotas histéricas en bandera salvavidas. Los lleva a su corral de gallinas corriendo veloces como roedores, fuera del alcance de los aldeanos que prendieron luz a los candiles, en busca del ladrón. Más calmadas sus señorías hacen tiempo a paja seca consolándose unos a otros en arranque de autoestima, preguntándose que igual había sido una bufonada más de los magos de Oriente. Reaparecen los ja-jases entre la alucinación de petardos, mochilas y lápices de descarga en tinta rápida. El Pregonero del pueblo hace su aparición les aconseja que se calmen en alarde terapéutico de paciencia e insiste: Que yo sepa ilustres señorías, el pueblo de por sí ser es tranquilo, pero anda un poquillo revuelto… claro que todo se arregla, si tienen influencias quizá nunca les afecte la impunidad por obstrucción de la justicia (La voz de la descarga eléctrica intenta fulminar al Pregonero). Alcalde: ¿De que coño habla Gervasio?. El Pregonero Gervasio le observa fijamente: Me explico, tienen dos opciones, elijan y no se demoren; una, dimitir y volver a sus casas con sus trabajos anteriores; otra, pedir asilo en Brasil o Colombia, el poder político es de total confianza estarán a sus anchas y hasta pueda que formen parte del equipo de gobierno, serán bien acogidos. Habría una tercera opción, le dice sin parpadear, claro que quizá para sus señorías sea humillante; sería irse en patera a Marruecos, el rey moro es colega de los magos de Oriente, les acogerá como a camellos de hachís, puerta abierta, sin problem. Lo dicho, soy el Pregonero y mi trabajo es informarles, decidan ustedes.

Felisa (Aldeana-4) Con ella a la ventana de su casa se encuentra exaltado Lorito Carajo Pancho: ¡Ya vienen, ya vienen, ya vienen! (Cada vez que abre el pico su potente voz repite la chanza) ¡Ya vienen, ya vienen, ya vienennnn!. Los oídos de Alcalde y ediles son ópticos más que oír ven alucinaciones, balas imaginarías que les llegan del asalto al Moncada, espectáculo en delirio solidario a paja seca aliviando su mente estéril frente a la Victoria de ideas que se desprende como aniversario de la Cuba en 26!!! (Tras media hora más o menos deliberando -¿dónde está mi país?- se encaraman suspicaces en busca de un estímulo que les acredite en el país de las finanzas). Lorito Carajo Pancho declama impostando aún más su potente silbido a lo Caballé desgañitando una vez más: ¡Ya se han ido, ya se han ido Felisa, ya se han ido vecinos, ya se han ido!. Arde enfebrecido de pirotecnia en alarde explosivo de colores que más quisiera el mentado Apóstol de Santiago; el carajo resuelto, decidido, de Lorito Carajo, lanza más que chispas llamas y señales de humo entre petardos sin desmallo en aviso a sus compatriotas en recuerdo del 26 de julio isleño. Felisa lo admira entusiasta y aplaude orgullosa. Escaldado entre piernas el rabo de Lucifer se presenta ante los ‘proscritos’ del Pleno. Mirándose y observándose unas a otros, se sienten confusos, van saliendo del escondite cagados de plumaje embutidos en chorizo adobado en estiércol de gallina por roce sufrido. ¿Del por qué… de ésta historia? Se la oí contar a Lorito Carajo; cuando al pasar por casa de Felisa, le observé sin pestañear vigilante a los sucesos del pueblo sobre los que yo misma aluciné. Personalmente visto lo que vi y tras la exposición de los hechos, opté más allá de Pilatos, y acogiéndome a las décimas de Francisco de Quevedo (Ciencia en evidencia real asombrante, hoja a hoja en deleite ilustrado del libro por donde asoma Poderoso Caballero es don Dinero) me pregunté en versión a ellas, si es posible, o debería de serlo, por cada pueblo o ciudad, barrio por barrio calle por calle el desfile del chantaje rindiendo cuentas cara a cara al pueblo, chantajista en nombre propio. Vaya mi advertencia por delante. Ojo benigno astuto ser es el capitalismo que no vaya a despistarte su maquiavelismo; recuerda, que creó la izquierda indispensable “la imprescindible” (Lo dijo Pedro Sánchez` el camisa blanca): “No estamos eligiendo entre izquierda y derecha, entre socialistas y conservadores, sino entre que España tenga Gobierno o no.” -¿Tango por la patria en sintonía de Estado? ¿Y la derecha fascista de toda la vida dónde la encuadra en el pacto por la libertad?.

Apagón. A la oscuridad total se impone la voz grabada que surge brillante sobre un silencio sepulcral entre los oyentes; Aldeana-3: Afectados por el abastecimiento propio rompe filas su precipitado redoble en un solo de trompeta por la Patria. Un desfile innumerable de ‘proscritos’ se suma al aroma del fiambre para erradicar su putrefacción. Brotan clones como burbujas Benjamín. Cantos, trinos, flores y vítores al amo absoluto en un arranque de devoción. Los ilustres sueldos facilitan la unión de hermandad de corazones abriendo puertas al cielo y al sueño americano. Diluvió negocios varios e intereses privados. Para no afectar su rubor acreditaron su dignidad en ciencias sobre economía y leyes futuristas. Nuevos ricos asumieron la asignatura de “Servidor Público” en onda europea-internacional: intromisión y guerra, pesca y caza furtiva que ni por socio de empresas estatales privadas por ultimátum-democrático-constitucional ha de verse afectado su rubor. He vuelto a pasar por casa de Felisa, para presentar a mi vecina y colega Talía, a Lorito Carajo, y seguir adaptando juntas con su ayuda décimas al cambalache` Pibe diecinueve del siglo. Interviene acalorada en la conversación Talía: En mi opinión los votantes deberían saber de dónde proviene el declive de las arcas públicas. Felisa la mira con sonrisa acogedora y responde: Poderoso Caballero es don Dinero!!!. Cierto, opino como Felisa y Lorito Carajo Pancho: Quién hace la Ley redobla la trampa. Y, claro, te lían para mejor humillarte, ridiculizarte en Plenos y tribunales… que si fue, o es, acusas, o sugieres, ladrón Birlón, Birlibirloque, Alí Babá, o colaborador de Hacienda reducida para ilustres ferias y feriantes del estable demo-pacotilla. Ppuggggg` te lía siempre lía el chorizo sin ruborizarse.

Dan que pensar las leyes del General -¿murieron o no con él?- consintiendo, limitando (“democráticamente”) uno de nuestros derechos más elementales que no es otra que el de vigilarlos por lo tanto evaluarlos sobre los cargos públicos tanto como impúdicos privados. A lo que responde airosa Felisa ¡Quién oculta algo esconde te lo dije!!!. Le contesta la entrañable Talía: Que razón tienes amiga mía; cuando un ladrón se mete a político la “broma” resulta altamente pesada y bajamente ruin, ocultan patrimonio a lo “il valdebenito y cascio ferro” (¿Todas las cuadras del ¿país?, respondí) Talía: Oh, no, Maité, mucho más allá; todas las “familias” del Estado` del continente de las democracias, nos limitan el derecho a decidir informadamente, si lo quieres de Servidor Público, o lo mandas pal carajo hacer compañía al franquismo a Campo Santo (Aparece un pelotón de alguaciles escoltando a su Ilustrísimo). Alcalde dirigiéndose a la Corporación: ¡Esta no es vida de alcalde señores!. A lo que responde Pepe Contreras, concejal de ‘Izquierda Proletaria’: Hay que llamar a la Guarda Civil, tenemos que denunciar los hechos, y a ese espía que llaman Lorito Carajo Pancho…Villa y Zapata, diría yo; es sospechoso, de seguro que es un terrorista de mucho cuidado. Le interrumpe nervioso el concejal de ‘La Gauche’: No nos precipitemos, es posible que sea una bufonada los magos son una influencia, y, a veces, juegan rifle en mano vestidos de vaqueros y cherifes con chapa -¿no se acuerdan cuando lo de Tejero y el Rey?, que si sí, que si no, mejor que sí, porque si no… Alcalde: Entonces que hacemos, no perdamos tiempo o nos van a cazar como a conejos. Toma la palabra el concejal ‘Unidos por el Ppueblo’: He pensado en ello. Nos disfrazaremos de legionarios con cabra y todo; salimos pitando hacia Marruecos que está aquí al lado hasta conseguir los salvoconductos, afirmativo?. Con el concejal de fiestas a destajo en sintonía Channel English (del Ayuntamiento Luz entre sombras) en su investidura, finalizan las propuestas en empuje corporativo ¡AFIRMATIVO!!!

Lorito Carajo Pancho-Villa y Zapata (coletilla asignada por Pepe Contreras de Izquierda Proletaria ¡UNETE SEGURO VOTANDO FUTURO!) da la alarma: ¡Ya vienen, ya vienen, ya vienen unidos!. Se oye a lo lejos un estruendo de varias explosiones. La corporación como cohete a la luna se lanzan excitados por la explosión en pánico aterrador gritando como gringo sobre Bahía de Cochinos ¡Acorralados, acorralados, estamos acorralados!. Falsa alarma. No son tiros sino cohetes lanzados en la fiesta del pueblo vecino. Y los excrementos se juntan con otros excrementos en hilera interminable auxiliados finalmente por el moro, del Rey del encanto marroquí, a la espera de Duque en Colombia o Bolsonaro en Brasil. El cagón Guaidó marca su diferencia sobre Venezuela en sueldo de re-sueldos entre sobresueldos y pagas extras, y es que, cualquier gusano puede triunfar de la mano de EEUU. Lorito Carajo Pancho-Villa y Zapata vuelve a soltar amarras ¡Ha vuelto a suceder, ha vuelto a suceder otra vez, otro alcalde chungón ha batido el récord! José María Pérez Sánchez (alcalde de Pilar de la Horadada en Alicante de 21.000 habitantes) visionario del PP, se ha asignado 51.800€ al año cuando hasta ahora era 19.950, que no es poco; por sus cojines de cantimplora ha pasado a llamarse Torerillo Pepero del Popular Cisneros ¡Lo ha hecho, lo ha hecho el incremento del 160% el excremento!!!

¿HAS VOTADO TU ESTO? -Increpa, Lorito Carajo, al día siguiente por la mañana sin haber desayunado al cura del pueblo que pasa por delante en busca desaforada de los ilustres del Pleno… ¡Ha vuelto a suceder, otra vez, otra vez, el ayuntamiento de Sevilla, se sube el “sueldo” un 38 %! ¿Será mejor ayuntamiento que el de A Coruña que se subió el 70 %?. La alcaldesa de Arrasate 20.000€ más, un 44 %, será mejor que el de Ponga en Asturies con un 52 %?. Carmena la ex-alcaldesa de Madrid ganaba 102.000€. El alcalde de Bilbo gana 104.000€. La alcaldesa de Getxo en Bizkaia se ha subido el sueldo a 83.000€. Los de Arrigorriaga, Beasain y Azcoitia un 44%. El de Inca en Mallorca un 44 %. El de Huesca el 43 %. El de Lekeitio en Bizkaia 34 %. El de Pasaia en Gipuzkoa 35 %. El de Huelva de la comunidad andaluza un 27 % y Málaga un 20 %. En Asturies el de Cangas de Onís 25 % y el de Gijón 12 % ¿solo?… ¡Gato, hay gato encerrado, no te fíes Felisa, no te fíes vecino!. El de Las Palmas en Gran Canaria un 16 % (que raro-raroooo) claro que con la de turismo que hay ñoooo todito-todote lo que se puede… ¡Ha vuelto a suceder, ha vuelto a suceder, la que faltaba, Ada Colau! ¡Ada que vuela y vuela hasta el 40 %! (*) El abuelo ‘el dinamitero’ asentó el apellido dando carácter revolucionario a su raíz. Ramificó en la tierra luchando por derecho a trabajo, por exilio y emigración forzosa. Combatió en la revolución de octubre y en la del 36-39 por la República ¿Tiene hoy su historia guarida en la izquierda del poder gubernamental en manos de los bandidos de las grandes finanzas?… Cientos de pueblos y ciudades siguen la “norma de los proscritos” rehabilitados por la horma ideológica del voto donde la máscara neoliberal oculta al villano capitalista.

Maité Campillo (actriz y directora de Teatro Indoamericano Hatuey)

También podría gustarte

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More