Nuevas amenazas en contra de la paz en Colombia

Publicidad

Santos viajó a Asís (Italia) para recibir en la basílica de San Francisco este galardón que se otorga a quien se dedica a construir caminos de paz. El presidente declaró que ha querido ser un “instrumento de paz” para su país y que no “hay mayor privilegio en esta vida”. Agregó: que san Francisco “nos siga inspirando para que esa paz que firmamos la podamos implementar y volver realidad en cada ciudad en cada pueblo, en cada vereda, en cada familia de Colombia”.

No se puede desfallecer y ahora más que nunca tiene valor la sabiduría de nuestra cultura latina que dice no avanzar es retroceder”, exclamó. El presidente recogió el premio y dedicó su nombramiento como “Embajador Mundial de Paz” a quienes en Colombia “murieron por la paz”.

Lo recibió “en nombre de millones de víctimas que hoy tienen la esperanza de ver cumplidos sus derechos, en nombre de quienes, habiendo hecho la guerra están dispuestos a ser constructores de una nueva sociedad signada por la convivencia”, subrayó Santos (1).

¿Es posible la convivencia pacífica si siguen asesinando los defensores de derechos humanos?

Colombia atraviesa por uno de los momentos históricos más importantes de los últimos tiempos: lograr una salida política al conflicto armado que nos azota con más de doscientos mil muertes y cerca de ocho millones de víctimas.

Al respecto Ángela Robledo, co-presidenta de la Comisión de paz del Congreso de la Republica, considera que “es alarmante que este hecho ha activado el asesinato, las amenazas, el hostigamiento y los ataques a líderes sociales en todo el país, tal como lo denunciamos la semana pasada en la audiencia pública ¡No más crímenes contra la paz!, realizada con mis colegas congresistas, Alirio Uribe, Iván Cepeda, Víctor Correa, Inti Asprilla, John Jairo Cárdenas y Alberto Castilla.

Mientras organizaciones como el Colectivo de Abogados José Alvear Restrepo (CAJAR), la Marcha Patriótica, la Red de Derechos Humanos Francisco Isaías Cifuentes y el Programa Somos Defensores, la Comisión Intereclesial Justicia y Paz, entre otras, han denunciado que en lo corrido del año han sido asesinados 75 líderes sociales; Naciones Unidas registró 59 homicidios y 35 atentados en lo corrido de este 2016. Lamentablemente trece homicidios de líderes sociales ocurrieron luego de la firma del Acuerdo de Paz en Cartagena, es decir, después del 26 de septiembre.

Mientras avanzan los detalles de la implementación, diferentes fuentes denuncian un aumento alarmante del paramilitarismo en todo el país, por ejemplo, la Defensoría del Pueblo señala que en 27 de los 32 departamentos hay presencia paramilitar. De igual manera, movimientos sociales como Marcha Patriótica reportan que este año han sido asesinados 18 de sus militantes, mientras otros 25 han recibido atentados; la organización Congreso de los Pueblos, registra 9 homicidios y 2 atentados. La organización sindical sufre estos mismos hechos con 13 homicidios, 11 atentados y 92 amenazas en este 2016, de acuerdo con la Central Unitaria de Trabajadores (CUT). En informe presentado por el Colectivo de Abogados José Alvear Restrepo (CAJAR), que recoge información de otras organizaciones defensoras de derechos humanos, solo en noviembre de este año, luego de la firma en Bogotá del denominado nuevo acuerdo de paz, se ha acabado con la vida de las siguientes personas, hecho que resulta además de doloroso, inadmisible para el país:

-José Abdón Collazos (Diciembre 3), integrante de Mesa de Víctimas en Sotará, Cauca, asesinado en la vereda San Isidro de este municipio.

-Diomedes Perdomo (30 de Noviembre), autoridad indígena de 70 años, asesinado en el territorio del Resguardo Nasa Wes’x en el sur del Tolima.

-Marly Yuliet Gómez y Shirley Dayana Lozada Ramírez (29 de noviembre), indígenas de la comunidad Puracé, Pueblo Kokonuko, ambas de 23 años provenientes de La Plata, Huila.

-Fraidán Cortés (23 de Noviembre) asesinado en el departamento Del Valle del Cauca, Distrito de Buenaventura, corregimiento Bajo Calima, perteneciente al Movimiento Marcha Patriótica.

-Rodrigo Cabrera Cabrera (19 de Noviembre), líder del movimiento Marcha Patriótica, asesinado en el corregimiento Altamira en el Departamento de Nariño.

-Erley Monroy (19 de Noviembre) dirigente de la Asociación Campesina Ambiental del Lozada – Guayabero, ASCAL-G.

-Didier Losada Barreto (18 de noviembre) líder dela Coordinadora Departamental de Organizaciones Sociales, Ambientales y Campesinas del Caquetá, Coordosac.

-José Antonio Velasco Taquinas (15 de Noviembre), defensor de derechos humanos integrante de la Asociación de Trabajadores Pro Constitución Zonas de Reserva Campesina de Caloto, Astrazonacal, filial de Fensuagro-CUT y ANZORC, integrante del Proceso de Unidad Popular del Suroccidente Colombiano, Pupsoc, y de Marcha Patriótica Cauca, en Caloto.

-Jhon Jairo Rodríguez Torres (01 de noviembre) integrante de la Junta de Acción Comunal del corregimiento el Palo, de la Asociación de Trabajadores Pro Constitución Zonas de Reserva Campesina de Caloto, Astrazonacal, en Caloto – Cauca.

Diez líderes y lideresas en tan solo un mes, luego de que se firman los acuerdos de paz, resulta alarmante y con más razón si la institucionalidad, como la Fiscalía General de la Nación refiere que no hay indicios de que estos asesinatos tengan móviles políticos y estén relacionados con el exterminio de liderazgos locales que defienden la paz y su implementación. Argumentos como estos fueron esgrimidos de cara al genocidio de la Unión Patriótica hace 30 años y aún no se hace justicia.

Diferentes fuentes denuncian un aumento alarmante del paramilitarismo en todo el país.

Colombia está llamada a escribir una nueva historia. Todos tenemos que estar atentos para que no se repita la historia del exterminio de la UP ¡Que la paz no nos cueste la vida!”, concluye la Congresista Ángela Robledo – Alianza Verde (2).

Amenazan a monseñor Darío de Jesús Monsalve, arzobispo de Cali

El Arzobispo de Cali, monseñor Darío de Jesús Monsalve denunció que fue amenazado de muerte las últimas horas cuando se encontraba en la Casa Arzobispal, ubicada en el centro de Cali.

Las intimidaciones fueron hechas al prelado a través de un panfleto en el que se puede leer: “Muerte a las Farc, a Santos y a los clérigos comunistas” y que fue lanzado por debajo de la puerta de la Casa Arzobispal.

Por el mensaje, se presume que dichas amenazas se deben al papel activo que tenido el Arzobispo de Cali en los diálogos de paz entre el Gobierno Nacional y las Farc; además de su labor en los acercamientos con el Eln. En este último proceso, el prelado fue nombrado como coordinador de la comisión de obispos que acompaña los diálogos. Su designación fue hecha por el presidente de la Conferencia Episcopal de Colombia, monseñor Luis Augusto Castro Quiroga. A pesar de las amenazas, monseñor Darío de Jesús Monsalve manifestó que se encuentra tranquilo y que pondrá en conocimiento de las autoridades la situación para que se investigue el origen de las intimidaciones.

Más acciones del Arzobispo de Cali en pro de la paz

Monseñor Darío de Jesús Monsalve fue uno de los facilitadores del acto de perdón que se cumplió entre los familiares de los diputados del Valle que fueron secuestrados y asesinados por las Farc con varios miembros de dicha guerrilla el 2 y 3 de diciembre pasados.

Además, antes del plebiscito, mostró su apoyo al mecanismo de refrendación de los acuerdos entre el Gobierno Nacional y las Farc y aseguró que “todo ciudadano honesto daría su voto por el Sí a los acuerdos no solo a los que se llegaran con las Farc sino con el Eln”.

Dichas declaraciones estuvieron en el centro de la polémica y muchos manifestaron que el Arzobispo de Cali debía retractarse, no obstante, él se mantuvo en su posición.

Incluso después de los resultados del plebiscito, donde el No se impuso en las urnas, el prelado aseguró que no estuvo de acuerdo con la posición que tuvo la Iglesia católica en el proceso refrendario (3).

El Senador Iván Cepeda (portavoz del Movimiento de Victimas MOVICE) ha declarado al Observatorio SELVAS que “rechazo amenazas contra monseñor Darío Monsalve y expreso mi respaldo a su valioso trabajo por la paz de Colombia“.

La frase del Arzobispo de Cali que levantó ampolla en el Centro Democrático

Una polémica y serie de críticas se desataron en redes sociales por parte del uribismo, tras una entrevista publicada en un medio de comunicación escrito de Cali donde monseñor Darío de Jesús Monsalve, arzobispo de la ciudad, manifestó que “todo ciudadano honesto dará su voto por el sí a los acuerdos”.

En diálogo con Blu Radio, monseñor explicó que, en la entrevista que concedió al diario El País de Cali, habló de la paz como valor supremo para una sociedad, más allá de la problemática partidista del sí y el no en el plebiscito. “La paz es un valor que está más allá de los partidos y las polémicas. Sería lo más raro que yo que llevo 23 años tratando de ayudar a hacer diálogos y acuerdos, aún entre pandillas de barrio, y ahora he estado ayudando en esto (diálogos) dijera que no voy aprobar los acuerdos”, explicó el día 15 de agosto de 2016. El arzobispo dijo que lo verdaderamente grave es que “se partidice una cosa tan delicada como la terminación del conflicto armado”.

Creo que hay que hacer un ejercicio muy grande de objetividad. Estoy pensando con el sentimiento de las víctimas, de un país que necesita terminar el conflicto armado”, agregó.

En la entrevista radial, el religioso reiteró que “la honestidad ciudadana es la que impulsa el sí», al puntualizar que no entiende por qué hay personas que se ofenden tanto.

A través de su cuenta personal de Twitter, Carlos Holmes Trujillo, quien fue candidato del Centro Democrático a la Vicepresidencia de Colombia en 2014, expresó su malestar frente a lo declarado por monseñor Monsalve. “No es buen mensaje para el país, ni aceptable internacionalmente que esos culpables de los más graves delitos no paguen ni un solo día de cárcel y puedan ser elegidos. Millones de colombianos estiman que pueden haber acuerdos mejores”, manifestó Holmes Trujillo (4).

Parlamentarias de países de la Unión Europea ratifican respaldo al proceso de paz

Una delegación que estuvo compuesta por tres diputadas belgas, Gwenaëlle Grovonius (PS), Olga Zrihen (PS) y Hélène Ryckmans (Ecolo), la austriaca Petra Bayr (SPO) y la Eurodiputada Tania González Peñas, Vicepresidenta de la Delegación para la Comunidad Andina -DAND- en el Parlamento Europeo y que fue organizada y apoyada por la Coordinación Bélga para Colombia, expresaron respaldo total al actual proceso de paz y solicitan aumentar el nivel de protección a las organizaciones sociales y defensores de derechos humanos. Igualmente, la implementación efectiva de las leyes que existen, mayor presencia de las instituciones del Estado en las regiones y educación para las nuevas generaciones.

En rueda de prensa la Delegación de la Misión Internacional de Información e intercambio sobre agricultura, comercio y derechos humanos, que tuvo como voceras a las diputadas Tania Gonzales, Petra Bayr y Olga Zriheny se presentaron los resultados de la visita realizada a Medellín, Apartadó, Cauca y Valle del Cauca, durante la primera semana de noviembre.

Dentro de los principales hallazgos encontrados por esta Misión, se destaca el escaso avance de la restitución de tierras, la débil atención a las víctimas, la disminución de atención de estas que se viene dando en los últimos años, la necesidad de acompañar a las víctimas en el proceso de restitución de sus tierras, los efectos negativos de la implementación de los tratados de libre comercio en las economías locales y la destrucción de ecosistemas estratégicos para la producción alimentaria por la llegada de las grandes empresas.

La eurodiputada Tania González (Podemos-España) Peñas inicia la declaración conjunta expresando que,“el dinero que destinará la Unión Europea para el posconflicto debe llegar a las víctimas y a las organizaciones que permanentemente han trabajado por la defensa de los derechos humanos”.

Sobre el proceso de paz afirmó que “hemos constatado y es evidente que la gente quiere la paz en Colombia, que hay un anhelo de paz y por eso llamamos a que se mantengan las negociaciones con el mismo espíritu del Proceso de la Habana y se ponga en marcha todos los recursos necesarios para que se produzca la restitución de las tierras y para hacer que la Ley de Víctimas sea útil para las casi 8 millones de víctimas del conflicto armado en Colombia”.

También se ha mencionado que el proceso de paz está ligado con el tratado de libre comercio y que en ese sentido, la Unión Europea tiene una responsabilidad fundamental sobre el presente y el futuro económico y social del país siendo necesario que se genere una carta ética para la inversión en Colombia por parte de las empresas de capital europeo, no como un instrumento más de compromiso, sino que garantice la obligatoriedad de los acuerdos establecidos frente a las regulaciones ambientales y laborales. Finalmente se hizo un llamado al Estado para que las instituciones promuevan y fortalezcan la cohesión social en los territorios.

En la visita de la Misión a la comunidad de la Esperanza ubicada en el Puerto de Buenaventura, Valle del Cauca, se visibiliza la expansión del Puerto lo que ocasiona la pérdida de ecosistemas y la disminución de ingresos para sus habitantes. “Ante la ausencia del Estado, el vacío es llenado por grandes empresas que se están apropiando de la tierra”, aseguró Petra Bayr, diputada austriaca. De otra parte se afirmó que los tratados de libre comercio a menudo causan una competencia entre las comunidades locales que viven en estas tierras y las nuevas empresas que llegan a los territorios.

La misión destaca la presencia de organizaciones fuertes, activas que resisten y que vienen trabajando por la defensa de sus territorios. En el corregimiento del Hoyo ubicado en el municipio del Patía en el departamento del Cauca ante las actividades de la minería ilegal las comunidades se han manifestado, sin embargo no existen las garantías de seguridad para los líderes comunitarios. De otro lado y frente a la situación de las mujeres en estos contextos de explotación de recursos se evidencia un aumento en los casos de violencias, el índice de embarazos adolescentes y la prostitución.

En la visita a la Comuna 13 en Medellín, la diputada belga Olga Zrihen identificó la presencia continua de la violencia y la demanda que hacen las comunidades para que el proceso de paz continúe. Con respecto a Urabá afirma que es una región donde se concentran todos los problemas y la necesidad de dar una mirada al futuro para poder resolverlos. “La paz es lo mejor que le puede pasar a todos los colombianos, la voluntad de paz supone el reconocimiento de los derechos y disponer de esfuerzos y recursos para la educación.“

Conclusión

El Observatorio sobre Latinoamérica SELVAS de Milán ha documentado el compromiso del Parlamento Europeo (5) e italiano para presionar, exigir justicia y luchar en contra de la impunidad en Colombia y en favor de las víctimas y en contra de las mafias como solicita Papa Francisco (6).

Sara Oviedo, miembro del Comité de Naciones Unidas de Derechos del Niño, ha lanzado un fuerte llamado de atención al Presidente Santos sobre la situación de los niños y niñas reclutados por la FARC y todavía no liberados en el proceso de paz (7).

NOTAS

  1. http://www.elcolombiano.com/internacional/europa/santos-recibe-la-lampara-de-la-paz-en-la-basilica-de-san-francisco-YI5596573

  2. http://www.lapatria.com/columnas/40/los-estan-matando

  3. http://www.elcolombiano.com/colombia/amenazan-a-monsenor-dario-de-jesus-monsalve-arzobispo-de-cali-YC5602032

  4. http://noticias.caracoltv.com/valle/cali/la-frase-del-arzobispo-de-cali-que-levanto-ampolla-en-el-centro-democratico

  5. http://www.alainet.org/es/articulo/180450

  6. http://www.alainet.org/es/articulo/181959

  7. http://www.alainet.org/es/articulo/179978

*Cristiano Morsolin, investigador y trabajador social italiano radicado en Latinoamérica. Desde 2001 trabaja en proyectos de cooperación internacional en Ecuador, Perú, Colombia, Bolivia y Brasil. Co-fundador del Observatorio sobre Latinoamérica SELVAS de Milán. Actualmente colabora con la Universidad del Externado de Colombia y la Universidade Estadual de Maringa (Brasil). Autor de varios libros, analiza la relación entre derechos humanos, movimientos sociales y políticas emancipadoras.

Blog: https://diversidadenmovimiento.wordpress.com/

18 diciembre de 2016

También podría gustarte

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More