Nueva York comienza a utilizar fosas comunes en la isla de Hart para fallecidos con Covid 19 que nadie reclama

Publicidad

El gran número de fallecidos en Nueva York y el colapso de las morgues han convertido a la isla de Hart en el destino de muchas víctimas del coronavirus.

El alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, ha asegurado que los neoyorquinos y neoyoquinas se sienten «devastadas» al ver las imágenes de conciudadanos enterrados en fosas comunes en Hart Island, y ha pedido no caer en el sensacionalismo puesto que son entierros temporales para que en el futuro las familias puedan organizar con dignidad un sepelio privado.

«No habrá entierros masivos en Hart Island. Todo será individual y cada cuerpo será tratado con dignidad», ha remarcado el alcalde neoyorquino en una serie de mensajes en su cuenta de Twitter.

La isla de Hart es un lugar habitual de este tipo de entierros, que llevan a cabo presos del correccional que gestiona la isla al este del Bronx. No obstante, si hasta el momento se hacían unos 25 entierros semanales de personas que nadie reclamaba su cuerpo, desde ahora y con la crisis del coronavirus se están empezando a enterrar a una veintena diaria, con ayuda del Gobierno federal.

La idea es que estos entierros sean temporales y que los familiares que reclamen los cuerpos puedan en el futuro celebrar un sepelio privado, tal como ya habían advertido que harían a principios de esta semana desde el ayuntamiento de Nueva York al ver el incremento diario de fallecidos y el colapso de funerarias y cementerios. Muchos hospitales tienen en sus puertas traseras camiones frigoríficos que hacen de morgues móviles.

Asimismo, el alcalde de Nueva York ha recordado que «durante décadas nuestra ciudad ha enterrado personas en Hart Island cuando no hay nadie más para hacer arreglos para el entierro. Es una realidad trágica», si bien es verdad que «las fotos de nuestros compañeros neoyorquinos enterrados en Hart Island son devastadoras para todos nosotros».

Nueva York ha comenzado a enterrar cadáveres en una fosa común en la isla de Hart, en el extremo noroeste de la Gran Manzana, en un momento en el que se ha registrado un importante aumento de víctimas mortales por coronavirus en la región.

Las declaraciones del alcalde De Blasio se producen en un momento en el que han surgido imágenes del entierro de varios ataúdes, colocados unos encima de otros, en la isla de Hart, y después de que hoy el estado de Nueva York registrara 758 nuevos fallecimientos por coronavirus en 24 horas, alcanzado una cifra de 9.000, más del 60% en  la Gran Manzana, el gran epicentro mundial de la pandemia en estos momentos.

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More