Nuestros Fhurercitos ultraperiféricos

Algunos nacen con un pan bajo el brazo pero esta gavilla de pícaros lo hizo con un acta de concejal, consejero del Cabildo o parlamentario autonómico. Estos ex jóvenes de ATI-CC, pero con un pueril sentido de la política, han respondido inmediatamente ante el peligro que supone para sus “puestos de trabajo” que la democracia se haga participativa y no una visita ad limina cada cuatro años a las divinas urnas. Se reviró la fiera que llevan dentro y arremetieron contra esos “golpistas civiles” de la Coordinadora de Pueblos y Barrios que no son sino unos “marxistas-leninistas” y unos “exterminadores” de la burguesía tinerfeña.

Esta savia nueva del tinerfeñismo radical tan bien representada por Miguel Zerolo, Ana Oramas, José Manuel Bermúdez, Dámaso Artega, Pilar Parejo, Dulce X. Pérez y los jóvenes Fernandito Clavijo y Cristina Valido, estos últimos estrellas emergidas del programa juvenil de televisión «El prospecto”, son “ilustres” licenciados universitarios, algunos con estudios adicionales en materia de dirección de empresa en la universidad navarra del Opus,seguramente juegan al golf tan de moda entre los pijos, no se pierden un espectáculo vanguardista en el Auditorio – faltaría más-, y dan el pego en las entrevistas que les preparan sus amigos plumillas. Así y todo, tan preparados para la vida moderna, ninguno ha podido demostrar su valía profesional fuera de la Administración, ni siquiera han necesitado colegiarse, ni haber ganado oposición alguna y ni falta que les hace ¡Del pupitre a la poltrona! Lo que no se les puede negar es que se hayan presentado a algunas elecciones convencidos de que la legitimidad democrática que les otorga, aunque mediatizada por la reaccionaria ley electoral canaria y la alta abstención isleña, es suficiente aval para convertir la isla en pasto para los buldozer de la especulación y el dinero fácil.

Su personalidad se ha ido forjando con el ejemplo y las enseñanzas de los caudillos más rancios del insularismo tinerfeño amamantados por un franquismo crepuscular. Manuel Hermoso y Adán Martín han sido sus maestros en conjugar negocio, política, poder y placer. Del gran Paulino Rivero, casi de su misma generación, se les reconoce el anhelo irrefrenable de llegar a ser alguien en la vida y un enfermizo afán de protagonismo, sólo comparable al del inimitable Ricardo Melchior, especialista en materializar sus caprichos con el dinero de todos. El arte de procesar hechos históricos, expedientes, datos, cifras, teus*, informes económicos, estudios de impacto ambiental, que las cuentas salgan siempre a su favor, que traten de hacernos creer que el vacío puerto de Santa Cruz está saturado y que se necesita un megamuelle en Granadilla sólo lo podían aprender del mejor, del inefable, aunque un tanto petulante, Luis Suárez Trenor (Presidente de la Autoridad Portuaria de Tenerife). Para su pervivencia política les ha bastado con losconsejos del tímido Castro Cordobez, presidente de la versión palmera de ATI y portavoz del Gobierno de Canarias, parlamentario autonómico desde que empezaron a correr las primeras aguas por el barranco de Las Angustias. También han tenido en consideración la experiencia de Domingo Calzadilla, alcalde de Arafo desde la aparición de la rueda, que deambula con facilidad entre el nacionalcatolicismo del PP y el nacionalsubvencionalismo de ATI; o la de Lorenzo Dorta, alcalde franquista de Garachico recuperado para la democracia por el duque de Suárez, al que idolatraba, y en la actualidad gran defensor, desde su puesto en el Cabildo de Tenerife, de las obras por las que tanto suspira el boss de los constructores tinerfeños, Antonio Plasencia, en sus habituales delirios de grandeza; por no citar a Antonio Bello, ejemplo de longevidad política y de que la humildad y la inteligencia no son cualidades imprescindibles para ser teniente de alcalde del ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife. Isaac Valencia, afrancesado platanicida y alcalde de La Orotava, les ha enseñado la táctica y la estrategia a emplear contra los pueblos que no quieren ser comparsas de los municipales devaneos con la corrupción, y que el camino más corto para impedir que los ciudadanos participen en la vida pública es la utilización represiva de la policía, que si se tienen que llevar a un representante de la voluntad popular a rastras se hace, que ya habrá tiempo para que El Día invente una mentira que, repetida mil veces, les libre de todo mal, amén.

Por lo tanto, señora, si quiere un trabajito seguro y bien remunerado para su retoño, sin necesidad de opositar, sáquele el carné júnior de militante tinerfeñista acérrimo con ganas de medrar, es decir, afílielo a ATI-CC. ¿Que la cosa sale mal y no lo ponen en puestos de salida en las listas electorales? No se preocupe, lo apuntaremos en el PP que es su hermano de clase y entre hermanos todo se perdona, ¡Todo sea por la pasta y por Tenerife! Si no lo cree, pregúntele a la concejala de Servicios Sociales del Ayuntamiento de Santa Cruz, Maribel Oñate, o a la ristra de personajes que gobiernan las deficitarias empresas públicas cabildicias.

La verdad es que tienen motivos para estar nerviosos, las próximas elecciones van a dejar a más de uno sin empleo. Ojalá.

* TEUS (unidad que define a un contenedor estándar)

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS