Noticias Uruguayas 8 agosto 2016

Publicidad

Fidel Castro y los Estados Unidos: ¿Cómo pudo vencer a un enemigo tan poderoso? // A Fidel lo que es de Fidel // Brasil: (VIDEO) Brasil: Monumental abucheo recibió Michel Temer en la inauguración de los Juegos Olímpicos // Se enfrentan manifestantes y policías cerca del Maracaná // Erdogan saca a la calle a un millón de turcos en su mitin de autoafirmación // El FMI admite su negligencia durante la crisis del euro // Estado español: Otegi: «No hay tribunal ni Estado ni Guardia Civil ni Ejército español que impida que sea candidato» // Pilar Zabala: «El ministro del Interior protege a torturadores y asesinos» // Chile: Miguel Enríquez: La muerte de un héroe // Argentina: Cien mil personas a la plaza de Mayo tras caminar unos diez kilómetros en la marcha por «Paz, Pan, Tierra, Techo y Trabajo» // Pérez Esquivel: Yo marcho con ustedes, por la paz // CTA convoca a Paro y Movilización para el 11 de agosto.// Uruguay: Solo dos de cien pobres llega a la Universidad

URUGUAY

Funcionarios apoyan movida en defensa de la Educación Pública

Funcionarios apoyan movida en defensa de la Educación Pública

El gremio de los funcionarios no docentes de la Universidad de la República emitió una declaración ayer tras la realización de su plenario federal sobre la votación en la Cámara de Diputados de la Rendición de Cuentas incluyendo en su artículo 6 un recorte a la Educación Pública.
Valoraron positivamente la lucha llevada adelante por docentes, no docentes, estudiantes y autoridades de la UdelaR, lo que permitió revertir el planteo inicial del Poder Ejecutivo de recortar los incrementos acordados y votados en la Ley de Presupuesto.
A esto le agregaron el apoyo a todas las movilizaciones que se convoquen en defensa de la Educación Pública, como la que se va a efectuar el próximo martes 9 de agosto a partir de las 17:30 entre la UdelaR y el Parlamento.
Remarcaron que de confirmarse en el Senado este recorte a la Educación Pública, se alejan las perspectivas de cumplimiento de la promesa del gobierno del 6% del PBI para la misma, por lo que estarán en alerta.

Martes 02 • Agosto • 2016

Gabriela Barreiro, Gonzalo Civila y Roberto Chiazzaro, del Frente Amplio, durante la sesión de ayer en la Cámara de Diputados. Foto: Pablo Vignali

Gabriela Barreiro, Gonzalo Civila y Roberto Chiazzaro, del Frente Amplio, durante la sesión de ayer en la Cámara de Diputados. Foto: Pablo Vignali En la llaga

Oposición acusó al FA de realizar un ajuste que recae sobre los trabajadores; sustitutivo del artículo 6 se sigue negociando.

Es un ajuste y no una consolidación, no es suficiente para que la situación económica mejore, recae sobre los trabajadores y no es coherente con el discurso histórico del Frente Amplio (FA). Ese fue el esquema argumental que utilizaron, palabras más, palabras menos, todos los partidos de oposición para votar en contra en general del proyecto de ley de Rendición de Cuentas de 2015. Al cierre de esta edición aún se debatía la iniciativa en la Cámara de Representantes, y se esperaba que fuera aprobada en general después de la medianoche sólo con los votos del FA. Hoy comienza la discusión artículo por artículo y el FA no tiene los votos para aprobar el sustitutivo del artículo sexto, que concentra 89% de los recortes de gastos contenidos en la Rendición. En el oficialismo se maneja la posibilidad de dejar la discusión al Senado, pero como se sigue negociando dentro de la bancada de Diputados, no se descarta que se pueda llegar a un acuerdo.

Como es habitual en los últimos años en las discusiones parlamentarias, las comparaciones entre los gobiernos frenteamplistas y los gobiernos blancos y colorados estuvieron a flor de piel y motivaron varios cruces entre los legisladores. La larga jornada comenzó con los informes de cada uno de los partidos políticos. El miembro informante de la bancada oficialista, Óscar Groba (Espacio 609), dijo que Uruguay “sufre los ajustes de la economía capitalista mundial”. Destacó que pese a que la economía se desaceleró en 2015, “continúa creciendo” y “los logros sociales se mantienen”. Argumentó que el resultado fiscal “se deterioró más de lo previsto” y por lo tanto es necesario tener “responsabilidad política” y “realizar una serie de correcciones en el plano fiscal a efectos de asegurar la meta fiscal”.
Groba centró su discurso en comparar el actual ajuste fiscal -al que denominó, emulando el término utilizado por el ministro de Economía Danilo Astori, “consolidación”- con los ajustes realizados por blancos y colorados. Sostuvo que dan cuenta de “dos proyectos de país diferentes”. Afirmó que la respuesta ante la crisis de gobiernos anteriores a los del FA fue el “recorte de los programas sociales, el recorte de las inversiones públicas y un aluvión de impuestos” que recaían “sólo en la clase trabajadora”. “Tales medidas provocaron un deterioro del clima de inversión, una elevada conflictividad social y un aumento de la desigualdad”, manifestó el legislador frenteamplista. “¿Cuál es el currículum de la oposición sobre los ajustes fiscales y la enseñanza, qué hicieron, cuál fue su preocupación sobre la inversión en la enseñanza?”, inquirió. En cambio, la actual “consolidación”, según sostuvo, “minimizará el impacto a corto plazo sobre la actividad económica”.
A su turno, el diputado Jorge Gandini explicó que el Partido Nacional (PN) rechazará la Rendición de Cuentas porque “tiene ese nombre pero contiene un ajuste fiscal”. “Nada más terrible y elocuente para un gobierno que traer al Parlamento una Rendición de Cuentas con un ajuste fiscal, porque es la confesión explícita de lo mal que le fue”, afirmó.
Sostuvo que todas las variables macroeconómicas relevantes que proyectó el gobierno no se ajustaron a las predicciones y “se fueron de control”, por lo que “la credibilidad del equipo económico hoy está claramente cuestionada”. Señaló que su partido no puede aprobar una rendición que recorta 2.900 millones de pesos de gasto, que autoriza un endeudamiento de 2.300 millones de dólares y que proyecta un déficit fiscal de 3,5%.
Gandini cuestionó en particular el artículo sexto, en el que se concentra 89% del recorte del gasto propuesto por el gobierno. Remarcó que 85% del recorte de ese artículo corresponde a gasto social. Dijo además que con las modificaciones al Impuesto a la Renta de las Personas Físicas (IRPF) “van a pagar más todos los trabajadores”, porque más allá de que se ajustan las franjas superiores a los 50.000 pesos, el topeo de las deducciones se aplica a partir de la franja de los 30.000 pesos.
Concluyó que el ajuste propuesto “no sirve para bajar ni medio punto del déficit fiscal” y que “ninguna de las medidas” propuestas “tiene un solo esbozo de vías de salida” de la actual situación.
Por el Partido Colorado (PC) argumentó el rechazo a la Rendición el diputado Germán Cardoso. Al igual que Gandini, afirmó que la oposición alertó sobre la situación que se venía y que el gobierno “fue omiso”. Aludió a las comparaciones realizadas por Groba con gobiernos blancos y colorados y se preguntó si lo sucedido con ANCAP en los gobiernos del FA y los resultados en materia de seguridad y educación son “el currículum brillante que se quiere comparar”. “Hoy venimos a hablar del ajuste fiscal del FA, con nombre y apellido, [venimos a decir] que se le mintió a la ciudadanía cuando dijeron que no iban a aumentar impuestos”, manifestó Cardoso. Consideró que hubo “improvisación”, “incapacidad en la gestión” y “un manejo fiscal irresponsable”.
Blancos y colorados cuestionaron que no se tuvieran en cuenta sus propuestas de reducción del gasto, presentadas durante el debate en la Comisión de Presupuesto integrada con Hacienda.
El diputado del Partido Independiente (PI), Iván Posada, dijo que el ajuste se sustentará en el incremento del IRPF y en el topeo de las deducciones de ese impuesto. “Como pasó en el pasado, en gobiernos del PC y del PN”, acotó. Dijo que si “algo faltaba” para comparar este ajuste con los de gobiernos anteriores, es que “tiene la bendición del Fondo Monetario Internacional [FMI]”.
El diputado del PI explicó que su partido vota negativamente porque el ajuste recaerá sobre el trabajo y porque considera que “debió plantearse por parte del Poder Ejecutivo un sinceramiento, en la medida en que hubo una proyección del gasto público que no tenía un basamento real en las circunstancias que debía enfrentar el país”.
Eduardo Rubio, diputado de Unidad Popular, señaló que “todas las predicciones que hizo el gobierno para el Presupuesto fracasaron, fallaron”. “Y esta falla se reconoce con una lógica muy extraña. Cuando el gobierno analiza el momento de bonanza, eso obedece exclusivamente a las virtudes de la política de gobierno. Ahora, cuando las cosas no salen bien, la culpa es de los demás”, apuntó.
Dijo que el PC y el PN hicieron ajustes, pero eso no impide calificar las medidas actuales de “tremendo y bruto ajuste fiscal del gobierno del FA”. “Es tan ajuste fiscal que lo aplaude el FMI”, comentó. En ambos casos, consideró, se “golpea sobre lo mismo: sobre los trabajadores, sobre los jubilados, sobre la inversión pública, sobre los sectores populares”.
Semántica y pragmática
Después de cuatro horas de escuchar los informes de cada uno de los partidos, se inició el debate. En lo central, se repitieron los argumentos de los informes partidarios, con excepción de la diputada frenteamplista Lilián Galán, que se salió un poco del libreto (ver recuadro).
El diputado del PC Conrado Rodríguez apuntó al aspecto semántico y leyó las definiciones económicas y de diccionario de los términos “ajuste” y “consolidación”, para fundamentar el uso del primer término. “Yo no le tengo miedo a la expresión ‘ajuste fiscal’”, aclaró a su turno el diputado frenteamplista Alfredo Asti (Asamblea Uruguay). Explicó que se prefirió no usar ese término para que no se asociara con ajustes de otros gobiernos, que tuvieron otra “magnitud”. “Ni mentira, ni improvisación. La realidad es cambiante porque el mundo es cambiante”, sostuvo Asti.
Antes de la sesión y en paralelo a ella, continuaban las discusiones entre los sectores del FA para intentar reunir los consensos que permitieran aprobar el artículo sexto, pero el Partido Comunista (PCU), el Partido por la Victoria del Pueblo (PVP) y la Liga Federal Frenteamplista (LFF) mantuvieron en la reunión de bancada su posición de no votarlo. Si hoy el artículo no se desglosa y se vota en el plenario, esos sectores votarán en contra y el centro del recorte presupuestal del gobierno no será aprobado. Habrá una segunda oportunidad de votarlo cuando el proyecto llegue al Senado, pero en ese caso la iniciativa volverá a la Cámara de Representantes, y el problema sólo se “patea para adelante”, reconocieron diputados oficialistas. También ayer, en ocasión de reunirse el Secretariado del FA, el organismo aprobó una resolución en la que recuerda a todos los diputados que “las resoluciones de la bancada son vinculantes”, informó una fuente. Consultados por la diaria, dirigentes del PCU, PVP y LFF aseguraron que a pesar del “recordatorio”, sus diputados iban a mantenerse en la misma posición. “Se trata de la educación pública, no es lo mismo que cualquier tema”, sostuvo un dirigente.
La sesión continuó durante todo el día, pero los argumentos giraron siempre sobre los mismos temas. Hubo un momento de tensión cuando el diputado del Partido Socialista Gonzalo Civila dijo que se “cortaría una mano” antes de votar una iniciativa del PN que no tenga el visto bueno de su propia bancada. Gandini interpretó que Civila se refería a cualquier propuesta del PN y lo criticó duramente por su “intolerancia”, propia “de otros tiempos”. El socialista tuvo que pedir la palabra varias veces para aclarar sus dichos.
El diputado de la LFF Sergio Mier se refirió a los problemas dentro de la bancada del FA expresando que “tuvimos y tenemos desencuentros que aún a esta hora no hemos podido solucionar”. “Me refiero a no resentir en nada lo que se había presupuestado en materia educativa. Reconocemos que hubo esfuerzos, lamentablemente de último momento, pero los hubo, y que ha habido avances que todavía no nos conforman”, agregó. Por su parte, el diputado Carlos Coitiño (PVP), otro de los que anunciaron su negativa a votar el artículo sexto, dijo que “el FA procesa un texto sustitutivo. Seguimos discutiendo, y de aquí hasta el jueves a las 0.00 podemos tener una respuesta a los compromisos que el FA tiene en materia de políticas sociales y que está dispuesto a corregir lo que haya que corregir”. “Vamos a votar la Rendición de Cuentas en general y a partir de eso vamos a abrir una discusión. En el FA estamos discutiendo el texto que por mayoría desechamos, estamos discutiendo un texto sustitutivo y vamos a encontrar una propuesta que mire primero a los más necesitados”, concluyó Coitiño.

Mensajes internos
La diputada del MPP Lilián Galán citó frases del ministro de Economía y Finanzas, Danilo Astori, pero no para reforzar conceptos sino como una forma de interpelación. Galán dijo que en comisión, en el debate sobre el proyecto de Rendición de Cuentas, hubo “una discusión política sobre el rumbo estratégico de este gobierno de izquierda”. Mencionó un estudio del economista Jorge Notaro de 2011 con datos de la Dirección General Impositiva, denominado “La distribución social del ingreso y la riqueza en el Uruguay”, que establece que sólo 22,8% de la carga impositiva grava al capital y la riqueza. Señaló que durante la discusión de la rendición se presentaron “propuestas más que atendibles” para fomentar la redistribución de la riqueza, por ejemplo, incrementar 0,2% el Impuesto al Patrimonio de las Personas Jurídicas. “Sólo esta medida implicaba un incremento de recaudación de 2.125 millones de pesos, esto es equivalente a 82% del recorte del gasto en educación que venía propuesto en el proyecto”, remarcó Galán. Recordó que en la región se registra un “retroceso” de los “procesos progresistas”, y consideró que “si bien estos gobiernos hicieron mucho en beneficio de su base social, quizá no estuvieron a la altura del compromiso o sencillamente no supieron dialogar y encontrar junto a sus pueblos el camino de los cambios”. Luego realizó dos citas de quien llamó “uno de los intelectuales más brillantes” del FA: “Nacimos de la lucha del pueblo buscando alternativas de inclusión de las grandes mayorías; ellas nos sostendrán o la Historia, con mayúscula, se encargará de producir una síntesis superadora”, y “Ningún proyecto nacional y popular puede funcionar bien cuando todo viene dado de arriba hacia abajo, y los de abajo sólo tienen que cumplir la función de ajustarse a lo que dispongan los de arriba”. Recién al final aclaró que estaba citando a Astori, y sostuvo que sus palabras siguen “tan vigentes entonces como ahora”. “Los cambios son sólo posibles si los acompañan las grandes mayorías por las cuales nacimos y a las que nos debemos”, sostuvo Galán.

PANORAMA DE LA EDUCACIÓN

Solo dos de cien pobres llega a la Universidad

La desigualdad se ha mantenido en los últimos diez años; cobertura educativa tuvo importante aumento.
Foto: Archivo El País.
30 jul 2016 – El País uy
Uno de cada dos mayores de 25 años que provienen del 20% más pobre de la población no logra superar primaria. Y solo dos de cada cien pobres llega a la Universidad. En el 20% más rico de la población, uno de cada dos alcanza nivel terciario. Aún así, los quintiles extremos de ingreso logran cierta paridad en educación media. Esta foto de la sociedad prácticamente no ha tenido cambios en los últimos diez años (ver gráficos).
Los datos surgen del trabajo «Logro y nivel educativo alcanzado por la población 2015», elaborado por el departamento de Investigación y Estadística del Ministerio de Educación y Cultura.
«Mostrar el máximo nivel educativo alcanzado permite reflejar la estructura y rendimiento del sistema educativo y su impacto acumulado en la formación del capital humano del país. Esto contribuye a identificar necesidades y diseñar políticas públicas. En estos términos, importa la finalización de los diferentes niveles por la población adulta, particularmente del ciclo de educación primaria. Los logros educativos de las personas con 25 y más años de edad, sobre todo en los niveles educativos más bajos, son una buena referencia del techo alcanzado por la población en el sistema de educación formal», sostiene el informe oficial.
«Este desequilibrio en el acceso a la educación entre extremos de la población de 25 a 59 años de edad, al comparar el primer y último quintil de ingresos per cápita, representa un mapa indicativo de la distribución desigual no solo del nivel de instrucción como factor clave en el capital cultural de la población, sino también del tipo de acreditación educativa predominante en cada uno y de su impacto al enfrentar sus respectivas aspiraciones laborales», explica el documento.

Si no puede ver los datos haga click aquí
Por otra parte, en 2015 concluyó sus estudios primarios el 96,6% de los jóvenes de 14 y 15 años de edad, sus estudios de educación media básica el 68,1% de los de 17 y 18 años y los estudios de educación media superior el 37,5% de los de 21 a 22 años de edad.

Más cobertura.

En los últimos diez años, el sistema educativo ha ampliado significativamente su cobertura. En 2006 asistía el 75,2% de los jóvenes de 15 a 17 años, el rezago se situó en 29,29 puntos porcentuales y el 24,8% de los jóvenes en esta cohorte etaria no participaba en el sistema educativo. En 2015 la asistencia alcanzó un 82,1% concomitantemente con una reducción en la desvinculación que llegó a 17,9% y un incremento del rezago a 30,91 puntos porcentuales.
En síntesis, en el año 2015, 8 de cada 10 jóvenes entre 15 y 17 años asistieron a un establecimiento educativo, 3 de cada 10 presentan una situación de rezago al nivel que teóricamente deberían asistir, y menos de 2 de cada 10 no participaron en actividades en un centro educativo. «Por un lado, es razonable sostener que el crecimiento en la cobertura se ve afectado al rezago educativo en la medida en que recluta jóvenes que se encontraban fuera del sistema. Además, si se reduce la desvinculación en el tránsito entre niveles, una parte de los jóvenes presenta una situación de rezago que se consolidó en niveles educativos previos», sostiene el informe.

DESVINCULACIÓN.

Jóvenes dejan de estudiar por «falta de interés».

Uno de los factores que la literatura especializada asocia a la desvinculación es la opción de los jóvenes por la actividad económica. En este sentido, estas actividades son vistas como alternativas al estudio y normalmente asociadas a dos fenómenos específicos: la caída de la cobertura educativa y el rezago escolar en personas mayores de 15 años de edad. El incremento en las oportunidades de acceso a este tipo de actividades alternativas, como es el caso de las laborales, es entonces un factor de contexto de importancia para valorar los cambios en dichos indicadores educativos.
«Desde esta perspectiva, un incremento en la oferta de trabajo podría ocasionar, en determinados contextos y para grupos de ciertas edades, una caída en la cobertura educativa. Caída que, además, es razonable se exprese en mayor medida entre quienes ya tienen un vínculo inestable o débil con las propuestas formativas», sostiene el informe.
Según datos de 2015, más de 6 de cada 10 jóvenes de 15 a 20 años estudian (65,5%): la mitad de todos los jóvenes de estas edades se dedica exclusivamente a estudiar; un 12,2% estudia y trabaja o busca trabajo y casi uno de cada 4 solo trabaja o busca trabajo 22,4%. Un poco más de uno de cada 10 no estudia, no trabaja y tampoco busca trabajo para el 2015. La mitad de los jóvenes de entre 15 a 20 años ha completado media básica o ha alcanzado como nivel máximo media superior (51,4% en 2015) y un 11,1% alcanza el nivel terciario.
Más de la mitad de los jóvenes de 12 a 29 años que se desvincularon del sistema educativo habiendo llegado a iniciar educación media declaran como la principal razón para su alejamiento la falta de interés o que se interesaban en aprender otras cosas (50,6%). «Esto es importante para valorar y comprender el problema de las dificultades que se enfrentan para su tratamiento futuro, ya que son justamente los jóvenes quienes han declarado como causa principal de desvinculación del sistema educativo la falta interés», se explica.
El trabajo aparece como el segundo motivo más importante: 4 de cada 10 se desvincularon cuando comenzaron a trabajar (26,5%). Esta razón aumenta entre los jóvenes que cumplen la mayoría de edad.

Medidas de controladores distorsionan actividad en aeropuertos

Los funcionarios están suspendiendo las partidas de aviones comerciales dos veces en el día.
Torre
5 agosto, 2016 CARAS Y CARETAS
La actividad en todos los aeropuertos del país está distorsionada a consecuencia de las medidas adoptadas por los controladores de tránsito aéreo. Estos comenzaron a suspender los despegues de aviones comerciales. Reclaman mejoras laborales y la creación de la carrera de controlador.
El jueves representantes de la Asociación de Controladores de Tránsito Aéreo del Uruguay (Actau) se reunieron durante más de seis horas con el Poder Ejecutivo, en una instancia que no arrojó resultados.
“Agotamos todas las instancias de diálogo y no hemos avanzado, por eso es que comenzamos con las medidas en todos los aeropuertos”, explicó a Caras y Caretas Portal el presidente de Actau, Julio Pedemonte. Estas consisten en la suspensión de los despegues de aeronaves comerciales durante dos horas. La medida se repite dos veces por día. Esto trae como consecuencia complicaciones para las compañías y los usuarios, pero a juicio de los funcionarios “se hacen necesarias porque no hay avances”.
Quedan fuera de la suspensión todos los vuelos humanitarios, de emergencia, sanitarios, búsqueda y rescate y los del Estado, ya sean de la Policía, traslado de autoridades o de la Fuerza Aérea.
Actau reclama una serie de mejoras laborales, en particular la readecuación de partidas para transformar las que son eventuales en permanentes. Además exigen la creación de la carrera de controlador, algo ya negociado con las autoridades. “Los rubros están. Nosotros no pedimos más dinero. Lo que falta es la decisión política del Ministerio de Economía para autorizar los cambios”, agregó Pedemonte.
Este viernes la suspensión fue de 0 a 2 de la mañana y de 12 a 14 horas. El sábado se repetirá a la misma hora y el domingo será de 2 a 4 y de 14 a 16 al igual que el lunes. El martes la suspensión de vuelos será de 4 a 6 y de 16 a 18 horas. Al mismo tiempo se mantiene la suspensión de clases en el Instituto de Adiestramiento Aeronáutico en aquellos cursos en que participen controladores.

Suatt no descarta conflictividad en el sector

Suatt no descarta conflictividad en el sector

La Comisión de Promoción y Defensa de la Competencia, se pronunció en el caso de UBER en Uruguay y dijo que no hay razones para “prohibir o sancionar ” desde una óptica de libre competencia.
Fuentes de la Patronal del Taxi dijeron a Radio Monte Carlo que están
asesorándose jurídicamente sobre el tema y en las próximas horas se
pronunciarán públicamente.
En tanto, Antonio Diez, secretario general del Suatt, (sindicato de trabajadores del taxi) dijo que si el servicio se desregula va a ser complicado, habrá conflictividad.
Por su parte, el diputado Rodrigo Goñi del Partido Nacional en diálogo con radio El Espectador celebró que el gobierno decidiera autorizar a UBER para que compita con los taxis y agregó que Uruguay hace lo que es correcto.
Goñi dijo que la resolución cae en el momento justo dado que en breve deberán cerrar la discusión sobre la legislación de las aplicaciones en general.
El legislador nacionalista dijo al respecto que la resolución va en clave de la libertad, la igualdad y acceso a los mercados. Goñi agregó que el proyecto primario del gobierno era hostil pero se fue mejorando y sostuvo que en el mundo hay mucha gente que viaja y al llegar contrata servicios como lo hace en su país de origen a través de las plataformas tecnológicas.
El diputado dijo que hay que cumplir con normativas de seguridad para el consumidor pero no establecer condiciones que frenan el consumo y la economía y exhortó a ser inteligentes.

PIT-CNT

Obreros, estudiantes y cooperativistas se unieron al reclamo de la Onajpu por «jubilaciones dignas»

Bajo la consigna «Nada de nosotros sin nosotros» la Organización Nacional de Asociaciones de Jubilados y Pensionistas del Uruguay (Onajpu) realizó en la mañana de hoy un acto frente al Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) en reclamo de «jubilaciones dignas».
Pasadas las 10 horas veteranos luchadores, algunos con dificultades para caminar o apoyados en sus bastones, comenzaron a llenar la Plaza Libertad. Algunos de ellos fueron dirigentes sindicales en sus respectivos gremios, otros militantes y muchos se arrimaron por estar de acuerdo con el reclamo que se hace desde la Onajpu. La edad y el clima llevó a que algunos de los participantes de la movilización fueran atendidos por el servicio de emergencia que acompañó a los manifestantes. De todos modos solo fueron males pasajeros.
El grupo que se había concentrado en la emblemática plaza luego se trasladó hasta el MEF, donde ocupó cerca de dos cuadras, y allí se llevó adelante la parte oratoria. Comenzó el acto con las palabras de una representante de Onajpu- Rocha Brenda Mora, seguido del dirigente de Onajpu, Daniel Baldassari; luego se dirigió a los presentes el joven dirigente de la Federación de Estudiantes Universitarios del Uruguay (FEUU), Claudio Arbesún; a continuación habló el representante de la Federación Uruguaya de Cooperativas de Vivienda por Ayuda Mutua (Fucvam), Pablo Caballero; y culminó la parte oratoria el Secretario General del PIT-CNT, Marcelo Abdala.
Todos los que hablaron hicieron referencia a los justos reclamos de Onajpu y destacaron la acción de movilización que viene llevando adelante este grupo de organizaciones que componen la Intersocial.
Las reivindicaciones de la Onajpu son: jubilaciones dignas (jubilaciones mínimas equivalente al salario mínimo; salud, derogación de los copagos, menores tiempos de espera para especialistas; partida anual (aguinaldo) para todas y todos; viviendas; y prima por edad (mayores de 70 años ) sin contar los ingresos familiares.

INDISCIPLINA PARTIDARIA, la columna de Hoenir Sarthou:

Crisis Matrimonial

publicado a la‎(s)‎ 4 ago. 2016 21:01 por Semanario Voces

Como algunos matrimonios, que se resquebrajan cuando empieza a faltar el dinero, el gobierno comienza a mostrar los efectos de la nueva situación económica.
Como en los matrimonios, la escasez  de plata hace aflorar diferencias vitales, de principios, de objetivos y hasta de gustos, que hasta entonces estaban disimuladas. De pronto, cada miembro de la pareja siente que el otro gasta mal el dinero común. Y las diferencias se vuelven reproche: “No sé en qué pensás, querés cambiar el celular y estamos debiendo la luz”, o “¿Vos creés que el dinero brota de los árboles?”, “¿Y qué querés, que el chiquilín vaya a la escuela con los championes rotos?”
Entre el gobierno, en particular el Ministerio de Economía, y otros sectores del Frente Amplio, pasa lo mismo. Disminuir la pauta salarial, aumentar el IRPF, cobrar más IASS a los jubilados, recortar el presupuesto de la enseñanza, son medidas sorprendentes para un partido que siempre se ha considerado a sí mismo como “de izquierda”.
La crisis pone en evidencia a una ideología económica que ha dominado al país desde hace muchos años, aunque, mientras hubo “vacas gordas”, se notaba menos.
Lo esencial de esa línea es conocido. Es una visión que ha renunciado a la posibilidad de que la sociedad uruguaya cree un proyecto  económico y social propio. Está convencida de que la única chance es adecuar al país para recibir inversión extranjera y que eso implica no cobrarle impuestos, modificar las leyes a conveniencia de los inversores, hacer la vista gorda ante los daños ambientales y seguir al pie de la letra las recetas y recomendaciones de los organismos de crédito internacionales.
Hasta ahora,  los números –ciertos números- parecían darle la razón a ese punto de vista. Grandes inversiones agroindustriales, un mayor PBI, acuerdos salariales ventajosos, sobre todo para sectores de fuerte sindicalización, y un Estado que parecía poder cometer impunemente errores y horrores costosos, gastando incluso en cosas inútiles o absurdas.
Esa etapa de “vacas gordas” parece haber llegado a su fin. Ya se hable de “enlentecimiento” y “consolidación fiscal”, como lo hace el Ministro de Economía, o de crisis y de ajuste fiscal, como lo hacemos todos los demás, lo cierto es que el tiempo de las locas pasiones parece haber terminado.
Por las grietas que empieza a mostrar el satinado modelo oficial, asoman caries y tumores. Hoy vemos al gobierno, a sus legisladores, y al Ministerio de Economía, rascando el fondo de la lata, desvistiendo a un santo para vestir a otro. Tras diez años en que se supone que tuvimos los mayores ingresos de la historia, nos quedan cosas difíciles de explicar.
Por un lado, una deuda pública que, aun con los datos más optimistas (los que emite el Banco Central) y sin tomar en cuenta los intereses que crecen con cada refinanciación, se duplicó en los últimos once años. ¿Cómo se explica que, en medio de tanta supuesta prosperidad, nos endeudáramos en decenas de miles de millones de dólares?
El agua potable, una de nuestras mayores riquezas naturales, está contaminada debido a la inescrupulosa utilización de agrotóxicos por parte de los establecimientos agroindustriales que el modelo económico ha promovido y exonerado de impuestos, permitiendo que otras formas de trabajar la tierra, socialmente más ricas e integradoras, desaparezcan.
Las políticas sociales y educativas han terminado por demostrar su inadecuación y falta de horizontes. Casi tres cuartas partes de los chiquilines no terminan los niveles secundarios de educación y muchos ni siquiera los empiezan. Como consecuencia, la marginalidad social y los índices de criminalidad aumentan.
Mientras tanto, los bancos recaudan dinero a paladas, porque una ley promovida por el gobierno hizo obligatorio que todos recibiéramos nuestros sueldos y jubilaciones e hiciéramos las compraventas  a través de cuentas bancarias.
Ahora, cuando los números finalmente dan mal, el gobierno hace su jugada definitiva, la que lo muestra de cuerpo entero. Recorta las pautas salariales, aumenta los impuestos que pagan los trabajadores, restringe el presupuesto de la enseñanza, y, simultáneamente, anuncia una inversión de mil millones de dólares para suministrarle logística (carreteras, etc.) a una nueva y gigantesca planta de celulosa de UPM, que trabajará en régimen de zona franca y prácticamente no pagará impuestos. Eso sí, lo que la empresa exportará y ganará hará que nuestro PBI luzca precioso en los papeles, aunque muy pocos de esos dólares vayan a quedar en el Uruguay.
Claro, hay gente en el Frente Amplio, incluso algunos legisladores, que se sienten mal por los recortes presupuestales. Hay que recordarles que ésto no empezó ahora. Viene de lejos. Bastaría ver el manejo que el Ministerio de Economía ha hecho de las exoneraciones tributarias y de las inversiones promovidas en estos años. Los datos se publican en el Diario Oficial. Aunque el Diario Oficial no es precisamente un best seller, los legisladores deberían leerlo de cuando en cuando.
La discrecional política tributaria aplicada por Economía ha sido sistemáticamente dirigida a exonerar a las grandes inversiones privadas, esas que salen en los noticieros. La gente no lo sabe, pero cuanto más grande es la inversión, menos impuestos paga. Es decir que los impuestos que pagamos el resto de los uruguayos están financiando a las megainversiones que no pagan. Ahora se ha hecho público que la misma política se aplica para las “donaciones” empresariales a las instituciones de enseñanza. El “donante” descuenta su donación de los impuestos. O sea que todos financiamos la “generosidad” que ciertas empresas destinan a ciertas instituciones educativas.    
Todo este cúmulo de situaciones lamentables tiene un origen común. Se trata de una convicción ideológica: la de que la única esperanza está en un milagro económico que sólo puede producir la inversión privada.
Esa idea es falsa. Lo demuestra lo que pasó en EEUU y en Europa desde 2008 en adelante. Países mucho más ricos que nosotros, confiaron en la iniciativa y las decisiones de las grandes corporaciones financieras y empresariales transnacionales. Y así les fue. Después el Estado, con dinero de todos los humildes, debió pagar las cuentas del desastre. Desocupación, pobreza y recorte de leyes sociales fueron la consecuencia. Hoy nosotros empezamos a probar el retrogusto amargo de la receta.
Desde luego, pensar en una alternativa no es fácil. Para empezar, porque todo el poder ideológico del sistema, la prensa, los organismos internacionales, las investigaciones académicas, el sistema partidario, están imbuidas de la misma creencia: nada se puede hacer sin el capital y el impulso de los inversores privados, y, si son externos, mejor.
Es inútil demostrar que todas y cada una de esas inversiones terminan llevándose las ganancias, si son exitosas, y trasladando las pérdidas al Estado si fracasan.
¿Quién absorbió las pérdidas de PLUNA-Leadgate? ¿Quién refinanció a ANCAP y su nube de sociedades anónimas privadas? ¿Quién asumirá los costos de la paralizada gasificadora? ¿Quién tendrá que asumir el problema del agua contaminada por las empresas agroindustriales?
Esa creencia de que nada es posible sin la inversión externa es la que nos paraliza, nos deja pagando cuentas millonarias y sin nada entre las manos.
En los debates de estos días, muchos de esos asuntos están siendo discutidos. Pero son discutidos como si fueran problemas independientes. Nos molesta que se afecten las pautas salariales, o que se recorten las partidas de la enseñanza pública, o que la enseñanza privada se beneficie con donaciones que deciden unas pocas empresas y pagamos todos.
Lo que parecemos no ver es que no son fenómenos aislados. Son hijos de una misma creencia dogmática; la sociedad y el Estado nada pueden hacer sin el impulso de inversores externos. Aunque la sociedad y el Estado se endeuden en miles de millones de dólares para atraer y financiar las aventuras de los inversores externos.
Eso es lo que deberíamos discutir, si los árboles (en este caso lo de los árboles es casi literal) nos dejaran ver el bosque.
 

Memoria en disputa

Fancap reclama retiro de homenajes a la dictadura

La Federación Ancap emitió una solicitud a las autoridades de la empresa para que se retiren de las instalaciones cuadros y monumentos a figuras que apoyaron la dictadura.
Fancap
21 julio, 2016 CARAS Y CARETAS

La Federación Ancap Pit Cnt (Fancap) ha hecho pública una solicitud a la presidencia y al directorio de este ente público en el que demandan el retiro “de todos los cuadros y monumentos que hoy se encuentren en cada edificio y planta de Ancap […] que hacen referencia a hechos y personas que tuvieron destacada participación y adhesión a ese periodo nefasto de nuestra historia reciente”.
El secretario general de Fancap, Gerardo Rodríguez, explicó a Caras y Caretas Portal que el papel trascendental que jugó este comité sindical en la resistencia contra el fascismo entra en contradicción con el homenaje que se hace en las instalaciones de la empresa a las autoridades designadas por la dictadura militar. “Nosotros queremos que se retiren tanto los cuadros como las placas conmemorativas que hagan alusión a personas o eventos que se desarrollaron entre 1973 y 1985” declaró Rodríguez.
“Una vez decretada la huelga general del 27 de junio de 1973, el hecho relevante que, tanto para historiadores como para trabajadores, se considera que hirió de muerte al nacimiento de la dictadura desde el punto de vista de la aceptación popular es cuando se apaga la llama de la refinería de Ancap” explicó el líder sindical.
“Desde ahí, hasta la recuperación de la democracia en el 85 la Federación de Ancap tuvo una participación destacada en la resistencia, tanto en la clandestinidad como en el exilio y con compañeros detenidos y desaparecidos” añadió .
FANCAP1-WEB

También podría gustarte

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More