Publicado en: 7 octubre, 2015

Noticias Uruguayas 7 octubre 2015

Por Colectivo Noticias Uruguayas

Uruguay: Ejército hizo desaparecer en 2006 los archivos clave de la OCOA // Inauguración de la calle Aldo “Chiquito” Perrini // PIT-CNT discutirá un paro general

The Economist’: “Se acaba la época dorada de las corporaciones occidentales” // Rafael Correa: “La globalización neoliberal no busca crear una sociedad planetaria” // Ron Paul a RT: “El mundo sufrirá el mayor accidente de la historia debido al dólar” // España: II Congreso del SAT – Así se despedía Diego Cañamero: “Me voy tal como llegué, con lo puesto, con la misma ropa, con la misma rebeldía ..” // Podemos moviliza a sus bases con 2.000 asambleas locales // El Ejército de Liberación Nacional del Perú: 50 años de lucha // Chile:El Renacimiento de la Tradición Ancestral Mapuche // Argentina:COMO FUE LA ORGANIZACION DETRAS DE LOS VUELOS DE LA MUERTE // ¿Desarrollo o Semicolonia? Acuerdo YPF – Chevrón por Adolfo Pérez Esquivel // Uruguay:Ejército hizo desaparecer en 2006 los archivos clave de la OCOA // Inauguración de la calle Aldo “Chiquito” Perrini // PIT-CNT discutirá un paro general

 

URUGUAY

DESDE HACE OCHO AÑOS LA ÉLITE GOBERNANTE (Mujica, Huidobro, Bonomi, Astori, Tabaré Vázquez, etc) ESTABA INFORMADA DE LA EXISTENCIA DE UN “ARCHIVO DEL TERROR URUGUAYO” EN LA CASA DEL CORONEL CASTIGLIONI. NADIE LE PUSO EL CASCABEL AL GATO HASTA LA SEMANA PASADA… ¿QUÉ HABRÁ PASADO? ¿QUÉ CONTIENE EL ARCHIVO QUE NO QUIEREN QUE SE SEPA? ¿ESTABA CONTROLADO POR EL PACTO CÍVICO MILITAR PARA LA IMPUNIDAD? – Jorge Zabalza

Justicia confía en encontrar datos relevantes sobre detenidos desaparecidos tras allanar domicilio del militar fallecido Elmar Castiglioni

La Justicia espera encontrar datos relevantes sobre el destino de detenidos desaparecidos durante la dictadura cívico-militar (1973-1985), en las 60 cajas que se encontraron con documentación de la época, tras el allanamiento del domicilio del militar fallecido Elmar Castiglioni.

06 de octubre de 2015 a las 01:15 hs LR21

desaparecidos-uruguay

El fiscal penal Carlos Negro y la jueza penal Beatriz Larrieu incautaron voluminosa información sobre la dictadura en un allanamiento realizado en el domicilio del fallecido coronel retirado Elmar Castiglioni.

Dicho allanamiento se produjo a solicitud del denunciante en el marco de la causa que investiga el homicidio de Fernando Miranda, cuyos restos fueron hallados en un predio militar en marzo de 2006.

El procedimiento se llevó a cabo el viernes 2 de octubre entre las 9 y 30 y las 14 horas en una casa ubicada en el barrio La Blanqueada. En el operativo estuvo presente la abogada de la familia Rosanna Gavazzo.

Con la asistencia de un perito experto en el tema se incautaron unas 60 cajas con documentos que comenzarán a ser analizados en los próximos días.

La Fiscalía General de la Nación aseguró que “está comprometida con la investigación de las graves violaciones a los derechos humanos que se produjeron en el marco del terrorismo de Estado”. Para ser más eficaz en la persecución de estos delitos se creó una “unidad especializada” con ese fin.

De este modo, la Justicia confía encontrar datos relevantes sobre las causas relacionadas con violaciones a los DD.HH en la dictadura.

El allanamiento de la casa en Montevideo de quien fuera jefe de la Dirección Nacional de Inteligencia del Estado se produjo en el marco de la causa que investiga el homicidio del militante comunista y notario Fernando Miranda, secuestrado en noviembre de 1975.

“Tuvimos la información por parte de familiares de Miranda que podía encontrarse en la casa del coronel fallecido un importante archivo de época por parte de quien fuera durante muchos años responsable de la inteligencia militar”, dijo el fiscal encargado del caso, Carlos Negro, a la agencia Efe.

La información hallada se encuentra en dependencias policiales, bajo llave, precintada y custodiada hasta que la Justicia, con la juez penal Beatriz Larrieu a cargo, decida quién o quienes van a ser los responsables de estudiarla.

“Él se enteró con sus fuentes. Es un tema que venía ya de larga data y en conocimiento de medios militares, respecto a que Castiglioni tenía información o archivos que se habían perdido de la inteligencia y estarían en poder de él”, reconoció el fiscal.

La desaparición del archivo fue objeto de una investigación por el Ministerio de Defensa entre 2005 y 2010, con Azucena Berruti como titular.

Sin embargo, la investigación quedó inconclusa cuando culminó el primer gobierno de Tabaré Vázquez.

Desaparecidos

En Uruguay hay unos 192 ciudadanos desaparecidos.
El equipo de antropología de la Facultad de Humanidades halló en 2006 en el Batallón Nº 13 de Infantería, durante el primer gobierno de Tabaré Vázquez, los restos del escribano Fernando Miranda.
También en 2006, pero en una chacra de Pando, aparecieron los restos de Ubagesner Chávez Sosa.
Mientras que los restos del maestro Julio Castro y del comerciante Ricardo Blanco Valiente, fueron encontrados ambos en el Batallón 14, pero en los años 2011 y 2012 respectivamente, es decir en la administración de José Mujica.


Ejército hizo desaparecer en 2006 los archivos clave de la OCOA

Por Gabriel Pereyra
Octubre 6, 2015 05:00 – El Observador

La ministra Berruti los lacró, pero los sacaron de su lugar

Archivo El Observador

Es “muy poco probable” que la información requisada por la Justicia al recientemente fallecido coronel del Ejército Elmar Castiglioni tenga datos relevantes que contribuyan a averiguar el destino de los desaparecidos durante la dictadura militar (1973-1985), dijeron a El Observador varios exoficiales que trabajaron en tareas de Inteligencia. Por su parte, la ex ministra de Defensa, Azucena Berruti, dijo a La Diaria tener la esperanza de que las 60 cajas encontradas en la casa del militar sean los archivos que en 2006 faltaron de un inventario que se hizo en la sede de Inteligencia. Pero, según el relato de militares allegados a la Inteligencia, aquellos documentos que Berruti no encontró en realidad fueron hechos desaparecer por la fuerza de tierra.Recolector de informaciónLas fuentes dijeron que Castiglioni, que pasó por varias reparticiones de Inteligencia dentro de las Fuerzas Armadas, se caracterizaba por reunir para sí información, presuntamente para usarla con algún fin personal, aunque no hay evidencia de que ello haya ocurrido.

“De cada repartición que pasaba, copiaba y se llevaba cosas, era tremendo”, dijo uno excamaradas de Castiglioni.Las fuentes estimaron que el grueso de la información que la jueza Beatriz Larrieu incautó de la casa de Castiglioni pertenecía a la Dirección Nacional de Inteligencia del Estado (Dinacie), ex Dirección General de Información de Defensa (DGID), ex Servicio de Información de Defensa (SID), donde el militar revistó en el año 2006.Esa repartición, dependiente del Ministerio de Defensa, estuvo históricamente bajo la égida de un general o coronel del Ejército. La ley de Caducidad estableció en 1986 que la jefatura fuera rotativa con la Armada y la Aviación. Antes de que el mando empezara a rotar, el Ejército reunió toda la información que consideraba importante estratégicamente y se la llevó a su servicio de Inteligencia propio (que funciona en la sede de la escuela de Inteligencia en la calle Eduardo Víctor Hedo, exDante).En la DGID, luego Dinacie, quedó información de escasa relevancia, como por ejemplo registro de vicios o comportamientos de algunos dirigentes políticos.Lo que sí quedó en esa repartición, y hoy está provocando cierta preocupación, son los nombres de los informantes, algunos de los cuales son personas allegadas a la izquierda, cuya tarea, en ciertos casos, no terminó con el fin de la dictadura sino que continúa hasta el presente.Tanto la Dinacie como el Servicio de Inteligencia del Ejército manejan fondos con los que se les paga mensualmente a estos informantes. ¿El monto?: depende del lugar en el que estén y de la calidad de la información que aporten.El titular de cada repartición recibe todos los meses ese dinero y hace recibos para pagarles a los confidentes.Pero un militar retirado dijo que si esa información estaba en poder de Castiglioni, los informantes pagos no deberían estar nerviosos ya que, incluso en el recibo, se ponía el apodo ya que el nombre real solo lo conocía el “manipulador”, nombre que se le da al militar que logra cooptar al colaborador.Lo que la ministra dejóLa labor de los servicios de inteligencia militares, sobre todo el de la Dinacie, que debe coordinar el trabajo de todos los servicios de Inteligencia que funcionan en el país, nunca estuvo del todo claro desde un punto de vista legal, ya que las Fuerzas Armadas no pueden accionar en el orden interno.Al margen de eso, las relaciones entre los servicios militares y los de la Policía fueron muy malas y, tras la dictadura, nunca compartieron información importante.Pero las fuentes aportaron un dato que parece ser aún más relevante que la suerte que puedan correr los informantes de los militares: ¿qué ocurrió con los archivos que pueden dar indicios sobre los desaparecidos?Durante el primer gobierno de Tabaré Vázquez (2005-2010) la entonces ministra de Defensa, Azucena Berruti, telefoneó un día de 2006 al entonces jefe del Ejército, Carlos Díaz, y le informó que al día siguiente iría a la sede de la Inteligencia del Ejército a lacrar toda la información que allí hubiese. Díaz ni se dignó en avisarle a sus subalternos y al día siguiente mayúscula fue la sorpresa en la sede militar cuando apareció la ministra con sus colaboradores. “Revisaron hasta los armarios de los coroneles”, dijo un militar.Todo fue lacrado pero, según supo El Observador, cuando el grupo liderado por la ministra se retiró del lugar no se llevó un detalle preciso de la cantidad y calidad de la información registrada.Cuando volvieron a buscarla, una parte de esa información lacrada había desaparecido. ¿Cuál?: casi toda la que pertenecía a la denominada OCOA (Organismo Coordinador de Operaciones Antisubversivas).”Se comprobó que no estaba completo el material, teníamos que seguir buscando a ver qué había pasado”, dijo Berruti a la Diaria.Si bien el Servicio de Inteligencia tuvo durante la dictadura un papel importante en la detención e interrogatorio de detenidos, la OCOA, que tenía delegados en todas las reparticiones del país, estaba a la vanguardia de las operaciones no solo contra el MLN sino contra otros grupos como el Partido Comunista. Castiglioni integró la OCOA. “El Ejército era muy minucioso a la hora de elaborar informes y ahí sí, en los archivos de la OCOA uno puede saber quién detuvo a quién en qué momento, y dónde y por quién fue interrogado”, dijo un informante, quien reiteró: “Esa información no estaba cuando la fueron a buscar porque el Ejército la hizo desaparecer de la sede de Inteligencia y no creo que vuelva a aparecer ahora”.


Homenaje en Argentina a los fundadores de la CNT, León Duarte, Gerardo Gatti y Hugo Méndez

Informaciones del PIT-CNT

Una delegación de compatriotas viajó a Argentina al homenaje que se tributó en memoria de León Duarte, Gerardo Gatti y Hugo Méndez fundadores de la CNT-Uruguay.
A 40 años de la instalación por las dictaduras de América Latina del Plan Cóndor, se realizó un impactante recorrido guiado por las instalaciones del Espacio de la Memoria, en lo que fuera el Centro Clandestino de Detención “Automotores Orletti”.
Fernanda Aguirre, responsable de la Secretaría de DD.HH del PIT-CNT explicó al Portal que el reconocimiento a los tres compañeros, “fue muy emocionante” dada la gran cantidad de compatriotas que participaron del merecido homenaje por la memoria, verdad y justicia.
Según Aguirre quedó establecida una coordinación con organismos de DD.HH. para potenciar actividades conjuntas en rescate de la memoria, en el entendido que en Argentina se viene desarrollando un “activo trabajo muy avanzado” en defensa de la memoria y los DD.HH.
El encuentro fue organizado por la Secretaria de Derechos Humanos, el PIT-CNT, la Dirección Nacional de Sitios de Memoria y la Coordinación de Sitios de Memoria de la Ciudad de Buenos Aires y Frente Sindical León Duarte (Uruguay).
La responsable de la Secretaría de DD.HH. del PIT-CNT aseguró que recorrer ese lugar terrorífico en el que se torturó a compatriotas fue una experiencia “dura”, “movilizadora” en relación al pasado reciente y lo que allí sucedió.
El Espacio de la Memoria se ubica en lo que fuera el Centro Clandestino de Detención “Automotores Orletti”, de la calle Venancio Flores 3519, esq. Emilio Lamarca, barrio La Floresta, Capital Federal de Buenos Aires, Argentina.
“Nos llevaron a recorrer, nos contaron cómo sucedieron los hechos ahí adentro, y pudimos ver el trabajo de de restauración del local para la  recuperación de las huellas y reconstrucción de la memoria”, en base al relato de los sobrevivientes que estuvieron allí, según consignó Aguirre.
En algunas de las celdas hay relatos de compatriotas sobrevivientes que estuvieron en Orletti y que con su testimonio contribuyen a dar luz y mantener viva la memoria colectiva.
“Es un abordaje bien interesante como testimonio viviente para los juicios que están en marcha, que en caso de Argentina están bastante más avanzados que acá, son públicos, se transmiten y cualquiera puede asistir o informarse de la marcha de cada causa a través de un sitio web”. Para Fernanda Aguirre lo más aproximado a ello en nuestro país es el Observatorio Luz Ibarburu.
En la recorrida, pasando por las oficinas de los distintos países integrantes del Plan Cóndor, la delegación de compatriotas ingresó a la de Uruguay, oficina que utilizaba el torturador José Nino Gavazzo. “Estuvimos ahí, en ese mismo lugar, donde metían a las madres con sus hijos, donde hacían todo las atrocidades hacia nuestros compatriotas que ya sabemos”. La experiencia para la secretaria de DD.HH. de la Central, “nos hace visualizar las peores expresiones de la represión, fue muy fuerte estar allí”.

Publicado por el Blog El Muerto


Inauguración de la calle Aldo “Chiquito” Perrini


3 octubre 2015 Carmelo

AYER 3 de octubre, después de la actividad Memoria, Verdad y Justicia, a las 11 de la noche (“Una flor por Perrini”) SE INAUGURÓ OFICIALMENTE, y SIN AUTORIDADES OFICIALES de la Intendencia de Colonia, la calle ALDO “CHIQUITO” PERRINI,…y me encantó!!!, fue una inauguración POPULAR, sin trajes, sin corbatas anudadas “apretando el cuello”, sin discursos hipócritas. ALLÍ está tu calle “Chiquito”, esa misma que caminabas para ir a trabajar,…ALLÍ, a media cuadra de la Heladería donde trabajabas honestamente;…TE CUENTO CHIQUITO, me dijo ITALO – tu hermano, hoy tiene 82 años, 6 más que vos, recuerdas?! – que hoy comenzó a elaborar helados nuevamente, como cuando los fabricaban juntos, soñando futuros…, y que recuerdes que SEGUIMOS, como vos hubieses querido,… POR LOS “CHIQUITOS” QUE FALTAN,…para que NUNCA MÁS!!!

Aquí te dejamos el vídeo que en la noche de ayer presentó Radio Carmelo y Carmelo Cable Visión en Homenaje a la Familia Perrini y a todos los que acompañaron en la lucha por Justicia. Fotos Cesar Montes de Oca, Imágenes Antonio Thove y Edición Rodrigo Buenahora.


Azucena Berrutti. Foto: Javier Calvelo (archivo, junio de 2007)

Azucena Berrutti. Foto: Javier Calvelo (archivo, junio de 2007)

Archivo incompleto

Justicia incautó, de la casa de un coronel fallecido, 60 cajas con documentos; para Berrutti, aportarán datos sobre desaparecidos.

En la mañana del viernes, la jueza penal Beatriz Larrieu y el fiscal penal Carlos Negro allanaron la casa del coronel retirado Elmar Castiglioni e incautaron 60 cajas de documentos con “voluminosa información sobre la dictadura”, según informó en un comunicado la Fiscalía General de la Nación. El operativo se realizó en el marco de la causa que investiga el homicidio de Fernando Miranda, y el dato sobre la ubicación de los documentos lo aportó ante el juzgado Javier Miranda, hijo del escribano cuyos restos fueron encontrados en marzo de 2006.
La causa estaba paralizada por falta de elementos para continuar la investigación, explicó a la diaria la jueza Larrieu, que informó que Javier Miranda presentó un escrito “la semana pasada” en el que afirmaba que tenía información sobre la existencia de documentos en la casa de Castiglioni. Entre las 9.30 y las 14.00 del viernes se incautaron 60 cajas de documentos, entre los que hay materiales teóricos, documentos de época, muchos disquetes y casetes. “No había nada sistematizado”, explicó la jueza, lo que no permite afirmar que los documentos sean de un archivo en particular, por ejemplo, del Servicio de Inteligencia de Defensa (SID) o del Organismo Coordinador de Operaciones Antisubversivas (OCOA).
Las cajas están lacradas y custodiadas hasta que la jueza resuelva, durante la jornada de hoy, qué institución se encargará de analizar y clasificar todos los documentos. Una de las opciones es que lo analice el equipo de historiadores de la Secretaría de Derechos Humanos para el Pasado Reciente de Presidencia de la República. “Veremos si hay algo”, se limitó a decir la jueza.
Castiglioni pertenecía al arma de Ingenieros del Ejército y fue subdirector del Centro de Altos Estudios Nacionales y jefe de la Dirección Nacional de Inteligencia del Estado. Era sobrino del ex director de Inteligencia Policial durante la dictadura, Víctor Castiglioni, y hace pocos días había fallecido, con 62 años. En 2006 había sido relevado de su cargo en la Dirección Nacional de Inteligencia.

Lo que faltaba
Azucena Berrutti, ministra de Defensa Nacional del primer gobierno del Frente Amplio (2005-2008), dijo a la diaria que no tiene dudas de que el material encontrado en el domicilio de Castiglioni es la parte que faltaba del archivo de inteligencia militar hallado durante su gestión, en 2006. En aquel momento se encontraron en un inmueble del Ministerio de Defensa Nacional, donde anteriormente funcionaba el Centro General de Instrucción de Oficiales de Reserva (CGIOR), 1.144 rollos microfilmados con información sobre los detenidos desaparecidos durante la dictadura e informes de personas detenidas en el Penal de Libertad. La documentación fue digitalizada y clasificada, en un proceso que culminó en 2010, y fue entregada al Archivo General de la Nación. “Nosotros siempre estábamos trabajando para encontrar información que permitiera saber cómo habían sido tantas cosas que pasaron. Llegamos a aquella actividad que hicimos en el CGIOR, donde funcionaba la escuela de inteligencia. Allí fuimos a buscar y retiramos un montón de archivos. Entonces, cuando vimos esos archivos, se comprobó que no estaba completo el material; teníamos que seguir buscando a ver qué había pasado”, relató Berrutti.
En enero de este año, el semanario Brecha publicó que durante la gestión de Berrutti se realizó un trabajo de contrainteligencia para detectar la parte faltante de aquel archivo y se llegó a la conclusión de que un coronel de inteligencia en actividad la había ocultado en su domicilio particular. “La contrainteligencia estaba, en enero de 2008, en condiciones de allanar la casa del coronel -ya en situación de retiro-” cuando se produjo la situación política que determinó la renuncia de Berrutti, informó el semanario. Brecha relata que la ministra saliente comunicó esta situación al presidente Tabaré Vázquez, pero que a partir de entonces, sus sucesores, José Bayardi y Eleuterio Fernández Huidobro, no continuaron la investigación. Consultada por la diaria respecto de si ella conocía, al momento de dejar su cargo, que los archivos faltantes estaban en la casa del militar Castiglioni, Berrutti lo negó y acotó que “no era tan fácil”, aunque confirmó que tras su salida de la cartera no se avanzó en la causa. “Dijimos: el material no está completo y tenemos que seguir trabajando para ver dónde está. Hay un hecho: yo me fui y la cosa se paró. Yo tuve que dejar el ministerio y después no pasó más nada. Para saber cuáles son las razones, habría que preguntarles a las personas. O incluso al actual ministro: ¿por qué no hace nada? Porque si él hubiera querido, para él hubiera sido, pienso yo, muy sencillo. A lo mejor hay razones importantes que uno no conoce”, señaló. En enero, cuando se publicó el artículo de Brecha, Bayardi envió una carta al semanario en la que sostiene que “nunca, ni como subsecretario, ni como ministro de Defensa Nacional”, tuvo “conocimiento de un expediente de contrainteligencia”.
Respecto de qué tipo de documentación es la que se halló el viernes, Berrutti estimó que el archivo arrojará luz sobre “todo el proceso de integración al Plan Cóndor” y sobre “situaciones que derivaron en la muerte o desaparición de ciudadanos del país, cómo se hacían los procedimientos, cómo se determinaban las personas. Todo ese tema tan insoportable vinculado con los desaparecidos. No se puede entender que las personas vinculadas con los hechos no hayan dado una explicación a tantas personas que han sufrido tanto”.

La Diaria


Mónica Xavier. foto: Iván Franco (archivo, abril de 2014)

Mónica Xavier. foto: Iván Franco (archivo, abril de 2014)

Antes y después

Xavier representó al Frente Amplio en juicio por el Plan Cóndor en Roma y señaló a los responsables de la represión a los GAU.

La audiencia del juicio por el Plan Cóndor del viernes 2 en Roma abrió oficialmente el procedimiento en contra de Jorge Néstor Tróccoli, marino uruguayo ex integrante del Fusna (Fusileros Navales) fugado de Uruguay para escapar de la requisitoria del juez Luis Charles y de la fiscal Mirtha Guianze. En el banco de testigos estuvo Mónica Xavier, en representación del Frente Amplio (FA), como parte civil. Visiblemente emocionada, la ex presidenta de la coalición de izquierda contestó las preguntas del abogado de la parte civil, Antonello Madeo, y de la fiscal, Tiziana Cugini. “El FA fue constituido en 1971 por diferentes organizaciones de izquierda con el objetivo, como dijo nuestro presidente, el general Liber Seregni, de ser una fuerza política de paz y pacificadora. Nuestra agrupación ha sido la que ha tenido más desaparecidos, más presos, más torturados, más niños robados durante la dictadura cívico-militar de 1973-1985. Durante ese período todos nosotros, de diferentes maneras, nos opusimos a las fuerzas represivas, algunos trabajando clandestinamente en el país, otros exiliándose, otros en las cárceles, otros fueron desaparecidos”, relató Xavier. Señaló al jurado lo que significó para un país con una fuerte tradición democrática vivir tiempos de privación de la libertad.
“Conozco los nombres de quienes estaban al frente de acciones represivas; de los responsables políticos y de los responsables materiales. Para la represión en contra de los GAU -Grupo de Acción Unificadora-, que estamos examinando hoy, son Juan Carlos Larcebeau Aguirregaray y Jorge Néstor Tróccoli. Ambos pertenecieron al Fusna. Tróccoli a partir de 1976 estuvo en el comando del Servicio de Inteligencia de Fusna. En este juicio se han presentado pruebas que indican que viajaba frecuentemente a Argentina para coordinar la represión. Larcebeau, alias Sebastián o el Francés, fue comandante del S2 (Servicio de Inteligencia) en el período en que Tróccoli prestaba servicio en Argentina. Toda esa información se basa en la investigación que el presidente de la República, Tabaré Vázquez, promovió en 2005 y que depositamos como actas en ese juicio”, prosiguió Xavier.

“Un compromiso ético”

Xavier dijo a la diaria en Roma que para el FA “es una responsabilidad muy grande haberse constituido como parte civil en este juicio”. “Esta asociación de esfuerzos que hemos hecho entre organizaciones políticas, sociales y de familiares nos ayuda a encontrar la parte de ese puzle que apunta a la verdad. Nadie tiene el derecho de negar a otras madres la verdad y dejar que se vayan de este mundo sin saber qué pasó con sus hijos. Es un compromiso político, pero, antes que nada, es un compromiso ético”, manifestó la ex presidenta del FA. “Eso pasó hace 40 años, pero para nosotros sigue pasando. No hay ánimo de revancha, hay necesidad de saber qué pasó, hay necesidad de poder hacer un duelo, hay necesidad de llevar una flor a una tumba, hay necesidad de conocer la verdad, para que el país pueda construir el presente y el futuro. Nuestro compromiso, por lo tanto, es buscar la verdad y, si posible, la justicia, porque sabemos que encontrar pruebas después de 40 años es difícil”, agregó.

Luego fue el turno de Carlos D’Elía Casco, hijo de militantes de los GAU, desaparecidos. Asumió el año pasado la denuncia ante la Justicia italiana que su abuela paterna, Renée Pallares de D’Elía, de 96 años, había presentado ante el fiscal de Roma, Giancarlo Capaldo, en el año 2000. “Nací el 26 de enero de 1978 en el pozo de Banfield. Mi madre de crianza me dijo que ese día me recibió en sus brazos, envuelto en papel de diario y aún con rastros de sangre, en una esquina de la ciudad de Buenos Aires. Mis padres de crianza fueron Carlos Federico Ernesto de Luccia y Martha Elvira Leiro; ella era maestra jardinera, Carlos trabajaba en seguros en una administradora de empresa y, antes de que yo naciera, había sido miembro de la Marina argentina. Fue teniente de fragata y se retiró en 1969, pero mantenía amistades que estaban en actividad en el momento de la dictadura, y esos contactos los utilizó para tener un niño. Mis padres biológicos eran Yolanda Casco y Julio César D’Elía, militantes de los GAU desaparecidos en Buenos Aires el 22 de diciembre de 1977, pero yo eso lo supe a los 17 años. Fue entonces que me enteré de cuál era mi verdadero origen”, contó. A partir de ese momento, gracias a los testimonios de su familia biológica, D’Elía pudo reconstruir su historia y enterarse de los detalles de la detención de sus padres, que fueron secuestrados en el domicilio en el que vivían y que habían comprado con un crédito, dado que estaban en Argentina legalmente. Hay quienes reconocieron a Yolanda Casco en el pozo de Banfield, donde dio a luz un varón, según el relato de la testigo Adriana Chamorro, que en las próximas semanas viajará a Roma para contar a la Corte lo que vio. “En lo que atañe a la suerte de mis padres, la documentación demuestra que la Marina uruguaya, en particular el Fusna, se ocupó del secuestro, de la tortura y de la desaparición de ellos. No tengo dudas sobre la responsabilidad de Tróccoli en el secuestro y en la desaparición, y de Lacerbeau en la desaparición”. D’Elía quiso dejar constancia de las huellas que las circunstancias de su nacimiento dejaron en su vida: “Fui criado con mucho amor, pero la manera en que yo llegué a mi familia de crianza estuvo mal, y fue un error haber hecho lo que hicieron. Pero resolví priorizar el amor que me dieron en todos esos años. […] Por supuesto que sufrí mucho. El daño es irreparable y aún persiste. Hay un antes y un después en mi vida. Estoy aquí buscando la justicia, pero para mí lo más importante es la verdad. Saber lo que pasó con papá y mamá, y cuál fue su destino. Lo que esperan todos los familiares es que los responsables terminen con su pacto de silencio”. Antes de abandonar el banco de los testigos, D’Elia sacó de su carpeta las fotos de sus padres y se las mostró a la Corte.
También hubo un antes y un después en la vida de Graciela Borelli, hermana de Raúl, desaparecido en Buenos Aries el 22 de diciembre de 1977, y en la de toda su familia: “Nosotros éramos una familia muy unida, muy italiana en ese sentido. El secuestro y la desaparición de Raúl marcó la vida de todos nosotros”. Borelli y su esposo, Ronald Salamano, que atestiguó después de ella, contaron los hechos que llevaron al secuestro de Raúl en Buenos Aires y se refirieron al gran operativo que empezó en junio de 1977 en contra de los GAU, entre Buenos Aires y Montevideo. Ellos mismos fueron víctimas de esa ola represiva. A finales de noviembre de 1977 los dos fueron secuestrados en su domicilio en Uruguay por cuatro o cinco personas vestidas de civil y armadas, que se presentaron en la madrugada y, sin decir a qué arma pertenecían, los obligaron a vestirse y, encapuchados y maniatados, los llevaron en la parte posterior de un vehículo hasta la dependencia del Fusna. “Después nos enteramos de que habíamos permanecido en el Fusna”, contó Graciela Borelli. Los dos sufrieron terribles torturas que apuntaban a averiguar las actividades del hermano de Graciela, Raúl. Graciela relata que estuvo de plantón; “estimo [que] entre 24 y 36 horas, sin poder moverme, sin comer, sin tomar [agua], sin dormir; haciéndome todas mis necesidades encima. Había detenidas que estaban allí desde antes y tenían alucinaciones”. Cuando finalmente los liberaron del Fusna -“porque ya conocemos todas las actividades de tu hermano”, le dijeron los militares a Graciela-, ubicaron a Raúl, le contaron lo que habían pasado y le pidieron que se cuidara y se fuera de Argentina. El 22 de diciembre, Raúl desapareció, condición en la que permanece hasta hoy. “Quiero que ustedes entiendan qué quiere decir el ocultamiento de su cuerpo”, explica Borelli. “Es imposible elaborar el duelo sin saber dónde se encuentra él ahora. Después de casi 40 años, aún no conocemos la verdad. Mis padres murieron sin saber qué pasó con él, cómo lo mataron, dónde se encuentra, quiénes son los responsables”.

Nadia Angelucci desde Roma, Italia / La Diaria

 

Publicado por el Blog El Muerto

Pizarrones que gritan verdades

lunes, 5 de octubre de 2015

Gremio de Estudiantes del Bauzá: Nuestros Pizarrones Gritan Verdades

 

Liceo 6
El GEB no se olvida, ni perdona!!! Los hechos represivos que fueron llevados a cabo por la policía en la ocupación del CODICEN los seguimos reprochando. La violencia hacia estudiantes no se justifica con nada, menos con mentiras. También es injustificable la represión a quienes estuvieron apoyando, obreros, estudiantes, docentes, compañeros!!! Insistimos en remarcar el acoso psicológico y físico a compañeros que se han estado llevando sin ordenes del juez, y a muchos otros con persecuciones innecesarias e inhumanas creando terror. Los medios de desinformación le cuentan al mundo iluso mentiras, nosotros verdades al oyente interesado. Le agradecemos a Rebelarte por el apoyo con sus coberturas!

Declaración Pública Ademu

28Sep

La Asociación de Maestros de Montevideo condena los procedimientos mediante los cuales son detenidos trabajadores y militantes, en las inmediaciones del Juzgado de la calle Bartolomé Mitre, mientras acompañaban a sus compañeros que se encontraban declarando en dicho juzgado, por los hechos ocurridos en la desocupación del CODICEN.

Así mismo rechaza enfáticamente la judicialización y criminalización de la protesta gremial o social y manifiesta su solidaridad con los estudiantes y trabajadores que están siendo judicializados, por acompañar solidariamente.

Es a través de las movilizaciones, que los diferentes sindicatos o grupos sociales, han reclamado por sus derechos y justas reivindicaciones, produciendo avances en lo laboral y social, que son avances para el país.

Entendemos que el diálogo y las instancias de negociación son el camino, y no observamos con mucha preocupación los hechos políticos que se suceden en nuestro país casi a diario, generando una espiral con represión, detenciones y procesamientos. Reiteramos que este no debe ser el camino.

Los maestros seguiremos luchando por un Presupuesto para la Enseñanza que contemple sus verdaderas necesidades. Son preocupación diaria de todos los maestros mejorar las condiciones de enseñanza y de aprendizaje de nuestros niños.

CONVOCAMOS A CONCENTRARNOS
EL MARTES 29 A LAS 18 HORAS EN LA UNIVERSIDAD EN RECHAZO DE LA CRIMINALIZACIÓN DE LA PROTESTA Y DE LA REPRESIÓN DE ESTUDIANTES Y TRABAJADORES.
Vázquéz en sus dos gobiernos y Mujica en el suyo han dicho que la educación es una prioridad. Los educadores han reclamado locales decentes, en condiciones y aprobados por Bomberos. Todo ha sido una gran farsa. Han torpedeado la educación pública para favorecer a la privada, lo que han aceptado como exigencia neoliberal del FMI y las multinacionales.

Cuarenta alumnos en un salón por una obra parada desde 2013

Por Lorena Maya
Octubre 4, 2015 05:00 – El Observador
La empresa abandonó las tareas de construcción y Primaria aún no rescinde contrato
Unos cuantos tablones sostenidos con andamios o alguna escalera tapan lo que varios exalumnos de la Escuela Nº 73 de Villa Ansina (Tacuarembó) recuerdan como históricos ventanales de madera. Tampoco está la antigua puerta en la que Patricia Olivera, ahora madre de una de las alumnas, pasaba las tardes en penintencia por ser inquieta. Las paredes despintadas suman al conjunto de lo que parece a primera vista, a decir de su actual directora, Aida Velázquez, “una escuela en ruinas”.
La obra, que podría terminarse con un mes de trabajo, está parada desde 2013. Los padres no saben por qué, y mientras, los alumnos debieron tener clases en una vivienda precaria donde se filtraba el agua los días de lluvia, y ahora 40 niños comparten un salón equipado para la mitad. “De un día para otro la empresa se fue, no volvió y la obra quedó cerrada”, contó la directora de los 294 alumnos a El Observador, en un pequeño salón que desde que comenzaron las obras funciona como su oficina, la de la secretaria, como biblioteca y depósito.
C. Arregui
Por las obras inconclusas ya no puede funcionar tampoco el aula virtual, donde los niños de 4to, 5to y 6to participaban de las clases en inglés.
En lo que iba a ser un baño para discapacitados, todavía están los baldes manchados de material, las bolsas de portland, y una cisterna. Varias baldosas están desprendidas y los cables asoman en las paredes.

Parada en el tiempo

“La molestia más grande es que lo que falta para terminar es muy poco. En un mes se termina lo que hace dos o tres años que está sin terminar”, afirmó Alberto Mergel, quien trabaja como auxiliar de servicio desde 2012 y es padre de una de las alumnas. “Se iba avanzando rápido pero de la noche a la mañana la escuela quedó parada en el tiempo”, agregó Gloria López, una exalumna y cuyos hijos y nietos también asistieron a clases a ese centro.
C. Arregui
Según explicaron a El Observador desde Primaria el problema es que hasta no rescindir el contrato con la empresa anterior, no se puede licitar nuevamente. “En estas semanas se está conminando a la empresa para que rescinda. Hasta tanto no se haga no se puede avanzar”, dijo la directora general de Primaria, Irupé Buzzetti.
Al ser una obra de ampliación que supera los $800 mil de inversión, por más que el dinero esté disponible, no se puede realizar una compra directa, agregó, por lo que los alumnos siguen amontonados, mientras $ 10 millones esperan desde hace dos años en un cajón.
“Mi hija tiene problemas asmáticos. Los días que hace mucho calor o frío, encerrada allá abajo, le falta el aire”, afirmó Mergel, cuya hija es alumna de sexto y comparte el salón con otros 39 compañeros y dos maestras. “Ella no dice nada, ella aguanta, pero el último año fue un calvario”, señaló.
C. Arregui
Ver la escuela a medio terminar, genera tristeza, coincidieron Olivera y López. “Mi hija me decía: ‘Qué bueno mamá, empezaron a arreglar la escuela, vamos a tener salones’, contó Olivera. Hoy ya no opina, afirmó su madre, solo espera terminar el año para salir.

Contra la corriente

Los padres acudieron a Primaria, a políticos, y juntan dinero para las obras. La directora también aportó de su sueldo para arreglar un techo. Compran pintura, manteles cortinas, se arreglan los baños, los juegos. Intentan que los niños, igualmente, se sientan cómodos.
Sin embargo, desde afuera, las maderas caídas y un cartel de ANEP despintado anunciando las obras, “empañan” lo demás. “Por supuesto que tengo ganas de hacer cosas, pero cómo voy a pintar si no tengo terminado”, explicó la directora.

“Si Primaria no termina yo no puedo hacer nada, no puedo pedir donaciones, ¿para qué, para guardar en un salón? No voy a pintar el resto precioso y dejar ese parche ahí”. La expectativa del pueblo de Ansina, afirmó el auxiliar de servicio, “es que la escuela quede como quiere la gente, completita. Que tiene sus complicaciones pero es de todos”.

Estos son los jefes represivos de Bonomi, los que atacaron, apalearon e hirieron a estudiantes y sindicalistas

denuncian abuso de funciones

Efectivos denunciaron al jefe de la Republicana y exigen su renuncia

Dos efectivos denunciaron al director de la Guardia Republicana, Rovert Yroa, por “abuso de funciones”: aseguran que hirió a un funcionario durante una práctica de tiro y que lleva a su hijo menor de edad a entrenar en el local de la Guardia.
lun oct 5 2015 15:13 – El País uy

Dos efectivos de la Guardia Republicana denunciaron al director Rovert Yroa por abuso de funciones y persecución.

Según dijo uno de los denunciantes, Carlos Piedra, a Subrayado, “el 99,9% de los efectivos de la Republicana sentimos eso pero muchos sienten miedo”.
El funcionario dijo que Yroa “es un dictador, tiene muchos problemas, hace tiros con el hijo acá que es un particular y es menor. Le hace correr con una mochila cargada de piedras. El hijo hace tiros en la Guardia Republicana; yo hace 13 años que estoy en la Policía y fácil hace seis que no hago tiro en el Polígono”.

Otro de los denunciantes es Gustavo Brites, quien dijo al mismo medio que Yroa hirió a un efectivo cuando practicaba tiro en un lugar que no autorizado para esto.

Dijo haber difundido imágenes de lo que sucedió y aseguró que por este motivo fue separado del cago: “Filmé al director y al subdirector, al comandante Fabián Severo, haciendo disparos al lado del Polvorín donde se encuentra toda la munición del Ministerio de lnterior. Lo subí con un audio, mencionando donde tienen lugar para hacer tiro y no lo hacen y a raíz de eso lesionaron a un policía y ahora toman la represalia de sumariarme y separarme del cargo”.

Los denunciantes esperan ser recibidos por el Ministerio del Interior, Eduardo Bonomi, el próximo jueves.

COLABORA CON KAOS