Noticias Uruguayas 7 abril 2020

URUGUAY: PIT-CNT: “¿El sector más rico de la sociedad, de qué forma contribuye a la salida colectiva del país?”// El virus, excusa de la derecha uruguaya para imponer otro ajuste // Soberanía alimentaria y Corona virus por José A. Rocca

Publicidad

Noam Chomsky: «La pandemia es otro caso de la falla masiva del mercado, como el calentamiento global» // Las autoridades sanitarias de Estados Unidos advierten de que la próxima semana será como «Pearl Harbor o el 11-S» // The New York Times: Los recuentos oficiales subestiman las muertes por coronavirus en Estados Unidos // El coronavirus y el crac bursátil provocarán una crisis laboral impactante – La pandemia del desempleo masivo // Se viene una crisis global mayor que la Gran Depresión del ´30 // La pandemia y el fin de la era neoliberal por Atilio Boron // Las políticas económicas neoliberales matan. Hay que cambiarlas por Vicenç Navarro // URUGUAY: PIT-CNT: “¿El sector más rico de la sociedad, de qué forma contribuye a la salida colectiva del país?”// El virus, excusa de la derecha uruguaya para imponer otro ajuste // Soberanía alimentaria y Corona virus por José A. Rocca

URUGUAY

“¿El sector más rico de la sociedad, de qué forma contribuye a la salida colectiva del país?”

El Secretariado Ejecutivo del PIT-CNT publicó un comunicado “ante los anuncios del Presidente de la República del día 26 de marzo”.
Escrito por Mesa de noticias Ultima actualización Mar 27, 2020 LA REPÚBLICA uy
El PIT-CNT expresó formalmente su percepción sobre los anuncios realizados anoche por Luis Lacalle Pou. A través de un comunicado de su Secretariado Ejecutivo, la gremial expone sus puntos de vista en detalles y denuncia que “es notoria la falta de equidad que encierra la propuesta comunicada ayer”.
En las siguientes líneas, transcribimos íntegramente el contenido del documento.
El comunicado del PIT-CNT
“1. Manifestamos nuestra satisfacción al percibir que en el discurso del Sr. Presidente se incluye la necesidad de encontrar soluciones que protejan a los sectores más vulnerables de la población. Ahora es necesario pasar a la acción.
2. Insistimos en el hecho de que tanto el PIT-CNT, como la Intersocial, de la cual formamos parte, hicimos propuestas específicas en ese sentido que aún no han tenido respuesta alguna por parte del Poder Ejecutivo.
3. Instamos a que en forma inmediata sea convocado un diálogo social tripartito, que permita desarrollar herramientas para solventar la emergencia sanitaria que, ya a esta altura, es también emergencia económica y social. Diálogo en el que cada sector de la sociedad asuma responsabilidades y compromisos y también vea satisfechas al menos parte de sus demandas.
4. La clase trabajadora no necesita demostrar ante nadie su carácter solidario, esto lo avala toda la historia nacional y en particular las miles de viandas alimenticias, víveres para ollas populares, en los cuales cientos de militantes de nuestro PIT-CNT comprometen incluso su salud, en aras del bien público.
Estamos dispuestos a poner el hombro y contribuir en esta emergencia sanitaria y en ese sentido veníamos considerando propuestas que ni siquiera pudimos acercar al Poder Ejecutivo. Sin embargo, y tal cual lo establece la ley de negociación colectiva, no es legal tocar el salario de los trabajadores al margen de los ámbitos de negociación.
La propia OIT, tan citada a la hora de atacar los Consejos de Salarios y la ley de negociación colectiva, recomienda en estos casos la promoción del diálogo social, solicitado insistentemente por nuestro PIT-CNT.
5. Es notoria la falta de equidad que encierra la propuesta comunicada ayer.
En efecto, esta propuesta no toca un ápice de los salarios faraónicos que cobra y factura la alta gerencia, en aquellas empresas privadas que trabajan para el Estado. A modo de ejemplo, empresas de seguros, bancos, AFAPs, mutualistas, cuyo personal directivo puede llegar a cobrar salarios mensuales de millones de pesos.
Los trabajadores estamos dispuestos a aportar inclusive de nuestros ingresos, somos solidarios en serio, en el marco de un diálogo social como el que proponemos, pero nos preguntamos: los sectores empresariales que, aún en estas circunstancias, sostienen sus ganancias; aquellos que, aprovechándose del mal de muchos, ponen los precios a su antojo en los productos básicos que necesita el pueblo; las empresas beneficiadas por exoneraciones o zonas francas; los sectores agroexportadores, que no paran de facturar; los que se han beneficiado de la suba extraordinaria del dólar en estas últimas semanas, es decir: ¿el sector más rico de la sociedad, de qué forma contribuyen a la salida colectiva del país?
6. Es por estas razones es que sostenemos la necesidad de un abordaje integral del problema, que contemple sus múltiples dimensiones, superando el esquema de medidas aisladas.
7. Estamos a la orden para contribuir con todo nuestra fuerza, como desde el primer día se lo hemos hecho saber a las autoridades”.

CLAE

El virus, excusa de la derecha uruguaya para imponer otro ajuste

24/03/2020 – clae – ESTRATEGIA.LA
por Nicolás Centurión
A 24 días de la asunción del gobierno liderado por el derechista Luis Lacalle Pou, asistimos a una situación sin precedentes en el Uruguay, Latinoamérica y el mundo. La pandemia del coronavirus Covid-19, más allá de su porcentaje de mortalidad, el grado de paranoia que existe, el aislamiento que se está aplicando a nivel mundial o el colapso de los sistemas de salud, está cambiando el mundo tal y como lo conocíamos hasta el momento.
Eric Hobsbawm en su libro “Historia del siglo XX” resume las etapas del capitalismo en tres. La primera de libre comercio en el siglo XIX, la segunda de imperialismo clásico a principios del siglo XX y una tercera de posguerra con mayor regulación estatal. El neoliberalismo, podemos asegurar, es una cuarta fase de este capitalismo en descomposición como bien expresa el profesor en Historia de la Universidad de Buenos Aires, Nicolás Iñigo Carrera.
https://images.clarin.com/2020/03/13/el-presidente-lacalle-pou-anuncio___fvf0UAZI_1256x620__1.jpg
¿Esta pandemia conjugada con la crisis económica, política y social a escala global es la apertura de una quinta fase del capitalismo? ¿O estamos entrando en una fase post-capitalista? ¿Cuáles serán las estrategias de salvataje del propio sistema? Retomando a Iñigo Carrera, descomposición no es caída ni desaparición, puede durar décadas y décadas…
Hasta hace poco más de un mes nuestra atención estaba en la disputa EEUU-China. El intempestivo avance de una crisis económica parecía asomarse. Mientras en Latinoamérica se debatía sobre si había un fin de ciclo progresista o no. Si se caracterizaba al gobierno de Bolsonaro como fascista, protofascista o como algo nuevo. Mientras, en Uruguay un partido militar ocupaba 14 bancas en ambas cámaras del Parlamento y estallaba en nuestro rostro la pandemia del Covid – 19.
Resultado de imagen para uruguay coronavirus
En esta pequeña penillanura levemente ondulada que hace más de medio siglo mantiene estable su misma cantidad de habitantes, la crisis ha llegado pero no tiene un solo nombre. Por un lado la caída de varias bolsas financieras, el desplome del precio del barril de petróleo, la recesión de las economías, pero también un gobierno neoliberal que camufla un ajuste bajo la excusa del coronavirus.
Incluso se desmarca de otros gobiernos neoliberales de la región y del mundo. Nayib Bukele con las medidas que ha tomado parece un radical de izquierda al lado de Luis Lacalle Pou, que se encapricha en mantener los ajustes y los tarifazos.
El sábado 22 de marzo el Sindicato Único Nacional de la Construcción y Anexos (Sunca) comunicó que se aprobó el acuerdo entre el gobierno y los empresarios para la puesta en marcha de una licencia especial de 20 días, luego de que el gobierno había roto el acuerdo previo.
El Sindicato Médico del Uruguay (SMU) junto con otros gremios, representantes del gobierno, mutualistas y emergencias móviles, propuso a las autoridades una cuarentena general hasta el 12 de abril, pero el gobierno sigue en una tesitura negacionista y negativa.
El gremio médico expresó que el Covid-19 es un problema de salud comunitaria, desde su origen, hasta el pico de la epidemia, y lo será también cuando haya pasado. Una parte de las personas afectadas requieren hospitalización, y una parte significativa necesita cuidados intensivos. Adviertieron, asimismo, que “la velocidad de la transmisión, la severidad y duración de los casos graves ha puesto en jaque al sistema hospitalario en muchos países”.
Resultado de imagen para uruguay coronavirus
Las medidas de protección ya no sólo son necesarias, resultan imprescindibles, señalaron los médicos al gobierno negacionista. No obstante, gran parte de los servicios de salud del primer nivel de atención “carecen de los recursos necesarios para las condiciones de trabajo adecuadas. La situación se torna más grave con los lineamientos vigentes por los cuales no se están tomando muestras en la comunidad, tanto a personas sintomáticas como a personas asintomáticas con alguna noción de contacto con el Covid-19 (trabajadores de salud incluidos)”, denunciaron los médicos.
Fisuras en la coalición
La bancada del centro izquierdista Frente Amplio (que dejó el gobierno el 1 de marzo tras 15 años de gestión) propuso reunir a los partidos, las organizaciones sociales y la academia en busca de un “gran acuerdo nacional”.
Además, planteó puntuales medidas para un plan de reactivación nacional. Hasta el momento las mismas han sido desoídas por el gobierno, como también ha sucedido con discordantes posiciones dentro de la Coalición Multicolor en el gobierno.
El exgeneral y ahora senador por Cabildo Abierto, Guido Manini Ríos, se ha manifestado en contra de los tarifazos, generando crispación en los restantes partidos de la coalición. Las fisuras se empiezan a mostrar y se avizora lejana en el horizonte la posibilidad de que esta conjunción de partidos que solo se creó para desplazar al Frente Amplio del gobierno, acabe los cinco años entera.
Resultado de imagen para uruguay coronavirus manini
Cabildo Abierto tiene dos ministros en el Ejecutivo y uno está en el Ministerio de Salud, lugar importante y convulso en estos momentos si los hay. Tan convulso que el propio ministro Daniel Salinas ha realizado declaraciones a nombre del gobierno, bastante contradictorias con las que realizó el presidente Lacalle, cuando por ejemplo, manifestó que se podía salir a hacer deportes al aire libre “con la adecuada indumentaria deportiva.”
Paralelamente, la policía disuade a las personas a aglomerarse o concurrir a lugares públicos, mientras el propio Presidente se sacaba una foto en un foodtruck de comida armenia al aire libre. Vale aclarar que la cuarentena obligatoria no está decretada. Y los mensajes del gobierno más que contradictorios ya tienden a lo improvisado.
Más que contradictoria ha sido la expresión del Presidente Lacalle al decir “no estamos haciendo política, estamos gobernando”, en una reminiscencia de los 1990, década donde empezaron a surgir los falsos dilemas gestión vs ideología. Una corriente que dice que no hace política, pero decir “no hago política” o profesar hacer anti-política, es una forma de hacer política.
Estar en el máximo puesto de decisión política de un Estado y decir que solo se gobierna, es querer situar la acción de gobernar como un grado superior e impoluto, que no está contaminado por la “política” con pé minúscula.
Desde la asunción del nuevo gobierno, el pasado primero de marzo, la mitad de los asesinatos en el país han sido femicidios. Un mal social que es transversal, que se ha llevado más vidas que el coronavirus. Mujeres de todas las franjas etáreas y estratos sociales. El gobierno sigue sin anunciar medidas para revertir y prevenir esta situación  y tampoco ha dado señales de incluirlo en la Ley de Urgente Consideración.
Resultado de imagen para uruguay femicidios
En la conferencia de prensa de la noche del 23 de marzo, al ser preguntado sobre qué medidas va a adoptar sobre la violencia de género, Lacalle Pou contestó que los femicidios son “efectos colaterales” de la cuarentena.
En materia económica, el Ministerio de Economía le transferirá mil millones de pesos al Ministerio de Desarrollo (MiDes) para “la contención económica de los sectores más vulnerables”, informa el periódico La Diaria. El mismo MiDes fue atacado sistemáticamente por parte de la oposición que hoy es gobierno, no solo como un elemento de campaña sino que parte desde la concepción neoliberal de reducir al mínimo la ayuda social o transformarla en caridad manejada por fundaciones y/o ONGs.
La deuda externa sigue siendo un tema tabú y destinar recursos del pago de los intereses de deuda sería un aporte más que interesante para solucionar las excusas de “falta de recursos” para ejecutar determinadas políticas públicas de contención. Las dudas no son tan grandes cuando de salvataje a bancos se trata y parece que esto también es transversal a todos los gobiernos de la región. La falta de voluntad política para enfrentarse a los que exprimen a pueblos enteros, sigue siendo pandemia
El futuro llegó hace rato
El futuro es incierto, quizá siempre lo fue, de lo que sí estamos seguros es que el vértigo será la velocidad y el caos la norma. El descenso de una potencia y el ascenso de otra van a ser el mar de fondo de estos agitados tiempos. El mundo tiende a volver sus pasos de lo que alguna vez se llamó globalización o más bien tendría que ser mundialización del capitalismo. Aquí en Uruguay las derechas siguen en el siglo XX. ¿Y las izquierdas? ¿Están prestas para esperanzar la construcción de un mañana o se quedarán en la “denunciología inmovilizadora”, como diría Aram Aharonian?
Resultado de imagen para uruguay cacerolazos
La novela de Orwell “1984” o “Un mundo feliz” de Huxley quedan como libros para adolescentes; la serie Black Mirror como un spoiler de un futuro tecnológico-distópico donde la privacidad es solo de tiempos analógicos, y las series El Cuento de la Criada y 3% como un pasado mañana que no está tan lejos.
Los viejos militantes solían decir que en los 60 la revolución estaba a la vuelta de la esquina. Hoy nos esperan cámaras, chips, drones, big data y algoritmos que saben antes que nosotros lo que vamos a hacer. Por estas latitudes, el temor de cinco años de cruda y dura realidad neoliberal, hicieron retornar los caceroleos a la noche, mientras las ollas populares se arman en cada barrio.
Pese a todo eso,  nos queda el optimismo de la voluntad.
* Nicolás Centurión. Licenciado en Psicología, Universidad de la República, Uruguay. Miembro de la Red Internacional de Cátedras, Instituciones y Personalidades sobre el estudio de la Deuda Pública (RICDP). Analista asociado al Centro Latinoamericano de Análisis Estratégico (CLAE, estrategia.la)
La economía de a pie.

SOBERANÍA ALIMENTARIA Y CORONA VIRUS.

Abril 2020 primera quincena.

SOBERANÍA ALIMENTARIA Y CORONA VIRUS.
La crisis mundial y el corona virus exponen la irracionalidad del capitalismo. Países dominantes en los que abundan armas de destrucción masiva, carecen de insumos sanitarios.
El contexto también revaloriza la diferencia entre los que deberían ser derechos básicos al trabajo, vivienda digna, alimentación, servicios de educación, abrigo, transporte popular y aquellas otras mercancías que podrán ser más o menos importantes pero prescindibles.
La expansión de la epidemia acentúa cierres de fronteras que limitan circulación de alimentos y personas, desnudando los riesgos que para los países dependientes significa la apertura comercial y financiera prácticamente sin restricciones a la impunidad de grandes capitales.
Estados Unidos y Europa occidental fueron recrudeciendo medidas de protección a la producción y el trabajo locales, especialmente en alimentos y productos estratégicos las últimas décadas casi con la misma velocidad que han difundido por el mundo discursos sobre las bondades del “libre comercio”.
También son conocidos los riesgos de los pobladores africanos que quieren acceder a los mercados laborales europeos o de los habitantes del sur del río Bravo para ingresar a Estados Unidos. La denominada “globalización” ha implicado esencialmente que capitales financieros y mercancías sofisticadas incrementaron sus desplazamientos desde norte a sur, a la par que dividendos y ganancias de grandes corporaciones fluyen de sur a norte.
Monocultivos, especialización, dependencia excesiva del mercado mundial para productos básicos, reiteran su vulnerabilidad, no solamente económica, ambiental, sino además sanitaria. Los países más jugados a la rentabilidad como guía de sus estrategias quedan más expuestos a las vicisitudes de mercados mundiales cada vez más impredecibles.
La necesidad de estrategias y políticas económicas que otorguen prioridad a la producción de los productos esenciales para el consumo de la población se evidencia en toda su magnitud. Uruguay posee condiciones excepcionales para la producción de carnes vacunas, ovinas, porcinas, aves, pesca, trigo, maíz, verduras, frutas, materiales de construcción, defensa del agua, del aire, del territorio limpios, esenciales para la vida.
En particular la epidemia pone también en el tapete, la importancia de concebir los servicios de salud como derecho humano y no como espacio de valorización de capital subordinado a la rentabilidad particular.
Una organización económica bien constituida debe garantizar fuentes de trabajo y el acceso directo de todos los sectores de la población a productos básicos. El territorio debe ser sustento de vida y no de ganancia para capitalistas.
Mientras tanto el gobierno oriental privilegia grandes banqueros, extensiones de eucaliptus y soja al servicio de grandes empresas del exterior, sin utilizar siquiera parte de los excedentes generados en estas actividades para financiar el combate al corona virus.
Parece claro que los intereses de estos grandes capitales son contradictorios con los de los sectores populares a incluso con la construcción de un país productivo, una de cuyas condiciones necesarias parece ser el control de las divisas que ingresan al país, para un uso racional en defensa de la obtención de insumos para la producción y el consumo local.
En la reconstrucción de las bases economicas deben redireccionarse las fuentes de ingreso del Estado y sus gastos. Las inversiones no pueden estar al servicio de UPM 2 sino que deberían encauzarse hacia jugar un rol esencial en la construcción de vivienda popular y infraestructura que acerque producción y consumo populares dentro de lo que el transporte ferroviario tiene que jugar un papel decisivo.
Pensar la economía desde las necesidades básicas se hace cada vez más urgente. El día después no puede esperar.
GOTITAS DE ECONOMIA
  • El Banco Central del Uruguay con la nueva dirección de Diego Labat continúa emitiendo deuda semana tras semana. Incrementando además las tasas de interés que paga a los acreedores. Especulación y la patria financiera de parabienes.
  • Entre otra tarifas el agua potable incrementará su precio algo más de 10% en abril. Mientras tanto el gobierno difunde la importancia de lavarse las manos para detener el corona virus.
  • Frente a las propuestas recortar el trabajo público es bueno recordar su composición en Uruguay. Aproximadamente 300.000 cargos. En términos aproximados corresponden 40.000 a las intendencias y 30.000 a los entes del Estado (UTE, Antel, Ancap, Correo, Bancos, etc.). De los restantes 230.000 la mitad se vinculan a la enseñanza en sus diferentes ramas. Algo más del 25% a interior y Defensa, 12% a servicios de salud, y el resto se distribuye en proporciones relativamente menores entre poder judicial, agricultura y pesca, turismo, industria, entre otros. Sería bueno saber donde piensa pasar la moto sierra el gobierno.
  • Según datos de agencias de las Naciones Unidas mueren de hambre 8500 niños por dia. Rara vez son noticia para algunos medios de prensa.
  • El dólar en Brasil, incrementó su precio desde 4.01, a comienzos del año a un entorno de 5 hacia finales de marzo. Los índices de la bolsa de valores cayeron en rangos cercanos al 30%. El sube y baja hace difícil cualquier previsión en los casinos financieros.
También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More