Publicado en: 7 junio, 2017

Noticias Uruguayas 6 junio 2017

Por Colectivo Noticias Uruguayas

Uruguay: Terrorismo de Estado y responsabilidad de Estado // El PCU ve que no se logra cambiar base productiva

No se está entendiendo por qué ganó Trump por Vicenç Navarro // Oriente Próximo: La crisis de Catar busca que Trump cargue contra Irán // Crisis de Catar: Arabia Saudí, Egipto, Bahréin y Emiratos Árabes Unidos cortan relaciones con Catar // Catar y la doble moral: los partidarios del terrorismo acusan a otros de apoyarlo // Nuevas fuerzas en las fronteras rusas: EE.UU. envía tropas, tanques y artillería a Letonia // Gobernador de Puerto Rico firma ley para favorecer la anexión de la isla a EEUU // Venezuela: Venezuela vista desde la torre de marfil // Raúl Castro: Es necesario denunciar y detener la agresión que sufre Venezuela // Videgaray al relevo de Almagro por Carlos Fazio // Uruguay: Terrorismo de Estado y responsabilidad de Estado // El PCU ve que no se logra cambiar base productiva

URUGUAY

Terrorismo de Estado y responsabilidad de Estado

El jueves 25 de mayo, en Buenos Aires, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) de la Organización de Estados Americanos realizó una audiencia para que representantes del Observatorio Luz Ibarburu (OLI) dialogaran con el Estado uruguayo acerca de dos grandes temas, que consideran relacionados entre sí: a) es muy escaso el avance hacia los objetivos de verdad, justicia y memoria en relación con el terrorismo de Estado, ya que los procesos judiciales no avanzan, los recursos destinados a la tarea son muy insuficientes, y no existe nada semejante a un abordaje integral y diligente del asunto por parte del Estado; b) no hay resultados en la investigación de los robos y amenazas al Grupo de Investigación de Antropología Forense, el año pasado, y de las amenazas firmadas por el “Comando Barneix” a comienzos de este año (tras las cuales, según se afirmó en la audiencia, no se adoptó medida alguna para proteger a los amenazados).
El Estado uruguayo, contra su costumbre histórica, no envió representantes y se limitó a responder por escrito. Hubo cuatro explicaciones sucesivas y distintas sobre esa actitud: 1) a la CIDH se le comunicó inicialmente que no era posible asistir, sin indicar motivos; 2) consultado por la diaria, el embajador uruguayo en Argentina, Héctor Lescano, dijo que no asistir había sido “una decisión soberana” y comentó que “es evidente que tenemos algunas visiones distintas respecto de los pasos a dar” en la materia planteada por el OLI; 3) cinco días después, el canciller Rodolfo Nin Novoa, ante una consulta periodística, arguyó que no había existido una convocatoria de la CIDH al Estado uruguayo, sino a los poderes Legislativo y Judicial, y que estos no asistieron porque consideraron que “no tenían nada que aportar”; 4) luego, tras reclamos por parte de la Institución Nacional de Derechos Humanos y de varias organizaciones sociales, el Ministerio de Relaciones Exteriores afirmó en un comunicado que, ante la invitación de la CIDH, “se realizaron las comunicaciones correspondientes a los organismos estatales competentes, solicitando la designación de un representante para participar en la audiencia, así como la elaboración del documento escrito solicitado” (o sea, que la cancillería decidió que dar respuestas le correspondía al Parlamento y a la Justicia, y les trasladó las preguntas –o, en otras palabras, les pasó el fardo–).
De esas cuatro explicaciones, la más sustancial y sincera parece ser, pese a su vaguedad, la de Lescano. Hay, efectivamente, “visiones distintas” sobre la responsabilidad estatal, y la del Poder Ejecutivo jerarquiza el cumplimiento de algunas formalidades. También “cumplió” el gobierno de Julio María Sanguinetti con lo dispuesto por el artículo 4º de la ley de caducidad, cuando le encomendó a fiscales militares averiguar si había datos sobre detenidos desaparecidos.
Las autoridades nacionales hacen todo lo que está a su alcance para que las calificadoras de riesgo evalúen del mejor modo posible la posibilidad de invertir en Uruguay. Es una lástima que no apliquen el mismo celo en cuestiones que también afectan el prestigio de nuestro país. Y su dignidad.

Ex presos reconocieron cuartel donde fueron torturados; los recibió pelotón con uniformes antimotines, que la jueza hizo retirar

“Reconocer visualmente un lugar donde estuviste todo el tiempo encapuchado es como una paradoja”, dijo a la diaria Carlos Toto Núñez, uno de los ex presos políticos que ingresaron el viernes al cuartel del Batallón de Ingenieros de Combate Nº 4, ubicado en la zona de la Laguna del Sauce, en Maldonado, a hacer un “reconocimiento” de la unidad donde estuvieron detenidos y fueron torturados durante la dictadura cívico-militar. La actuación fue ordenada por la jueza letrada de 4º Turno de Maldonado, Adriana Morosini, que investiga en una causa unificada una serie de denuncias por “secuestros, torturas y desapariciones parciales” perpetradas desde abril de 1975 en ese cuartel, presentadas en distintas comisarías del departamento en 2011.
En la segunda mitad de ese año, un grupo de militantes llamó a “denunciar masivamente delitos de lesa humanidad” en comisarías del país. Algunas de esas denuncias fueron derivadas a juzgados. Otras no.
El viernes, además de los ex presos, la jueza y el fiscal de la causa, Rodrigo Morosoli, ingresaron al predio militar los abogados de los denunciantes y dos abogados de los denunciados, entre los que hay tres civiles. Se trata de médicos que, durante las sesiones de tortura, se encargaban de revisar el “estado” de los interrogados para “comprobar si se podía seguir o no con la tortura”, explicó Núñez.
El ex preso político contó de la molestia que sintieron cuando, al entrar al cuartel, se percataron de la presencia de un grupo de militares uniformados como policías antimotines, “con cascos, rodilleras, cachiporras, escudos y lentes negros al estilo Guardia Republicana”. Según Núñez, la jueza pidió de inmediato que se retiraran de la vista de los visitantes. “Es como una presión que, aunque uno no la sintiera, es como meterte la pesada. Ella hizo retirar esa guardia antes de que entráramos, y después, adentro del batallón, también les pidió a algunos militares que se quedaran afuera de los lugares a los que entramos”, agregó.
Núñez dijo que la magistrada les preguntó sobre los sitios donde estuvieron detenidos y fueron torturados. “Estuvimos en dos lugares: la mayoría en una cuadra del batallón, y algunos estuvimos en una carpa grande, y cuando entramos ubicamos esos lugares enseguida. Nos preguntaron también si podíamos recordar voces, pero lo que pasa es que reconocemos las voces, no tanto de los tipos que nos torturaban, sino las voces de los soldados, porque eran los tipos con los que estábamos todos los días”, explicó.
El ex preso contó que recordaron cosas que afuera pensaban que no iban a recordar. “Enseguida que entré al batallón, a mano izquierda de la entrada, vi un monolito y me acordé de que habían plantado un monte en el que cada árbol representaba a cada uno de los soldados caídos en la lucha contra la subversión. El 18 de mayo de 1975 vino a a inaugurar eso el general Gregorio Álvarez, que era en ese momento el jefe de la División de Ejército IV, de la que formaba parte el batallón. Fue un día que nos tuvieron para arriba y para abajo, y nos pegaban y nos hacían correr para aquí y para allá. Y después varias compañeras mujeres también se acordaron de ese detalle. No sé si son detalles que aportan a la causa, pero fue de lo que nos fuimos acordando”, relató Núñez.
El ex preso político espera que el reconocimiento “tenga importancia para la causa”, pero deslizó críticas sobre el procedimiento: “Creo que ya hay más que suficientes pruebas con los dos tomos escritos por Álvaro Rico; hay documentos, fotos, testimonios, como para estar sometiendo a gente mayor como nosotros a todo esto. Es como un ejercicio masoquista, que si hay que hacerlo, hay que hacerlo, pero se podría evitar”.
Sobre el proceso de la causa, Núñez dijo que se convocó tres veces a instancias de reconocimiento presencial de varios de los acusados, pero se suspendieron porque los abogados defensores interpusieron recursos, una estrategia que aplican en todas las causas.
Entre los detenidos en el Batallón de Ingenieros de Combate Nº 14 estaba Eduardo Mendello, secuestrado en Piriápolis y muerto en tortura en esa unidad militar el 9 de marzo de 1976, y otros que aún permanecen desaparecidos.

Fabio María Galiani, abogado de Uruguay en el juicio en Italia por la Operación Cóndor, durante la “Cátedra magisterial sobre el seguimiento del Plan Cóndor”, en el Palacio Legislativo. Foto: Santiago Mazzarovich

Fabio María Galiani, abogado de Uruguay en el juicio en Italia por la Operación Cóndor, durante la “Cátedra magisterial sobre el seguimiento del Plan Cóndor”, en el Palacio Legislativo. Foto: Santiago Mazzarovich

Galiani, el abogado uruguayo en el juicio por el Plan Cóndor, cobró cerca de 500.000 euros por su trabajo desde 2008

Fabio Galiani, quien representó al estado uruguayo en el juicio por el Plan Condor que culminó en febrero de este año, cobró casi 500.000 euros por sus servicios al Estado desde 2008 a la fecha.
Según informó hoy El Observador en base a un pedido de acceso a la información formulado al Ministerio de Relaciones Exteriores, Galiani cobró 496.838 euros y no firmó ningún contrato. “No consta a esta Dirección [Cancillería] que se haya formalizado un contrato por escrito, sino que se acordó según los términos de estilo y costumbre para el arrendamiento de servicios de un profesional abogado en la República Italiana”, decía la cartera en la respuesta al pedido.
El dinero, asegura este medio, provino de Rentas Generales y fue pagado en siete cuotas. Prácticamente la mitad de los honorarios se pagaron el año pasado, cuando Galiani recibió 210.013 euros. El pedido de acceso a la información fue realizado por una ex presa política, Elba Rama, que debió propiciar una instancia judicial ante la Cancillería para que le fuera respondido el recurso, dado la negativa inicial del Ministerio.
En el fallo del juicio por el Plan Cóndor solo fue condenado un uruguayo, Juan Carlos Blanco, mientras que otros 13 fueron absueltos, entre ellos Nestor Troccoli y José Gavazzo. El desempeño de Galiani fue criticado por varias organizaciones sociales vinculadas a la causa de los derechos humanos en el pasado reciente.

 

Se abrió el XXXI Congreso del Partido Comunista del Uruguay el cual contó con aproximadamente mil personas, no solo del partido, sino que de varios sectores del Frente Amplio.
José Mujica y Lucia Topolansky (del MPP), Rafael Michelini (del Nuevo Espacio), Mariano Arana (de la Vertiente Artiguista) y el presidente del Frente Amplio Javier Miranda, entre otros estuvieron presentes en la noche del viernes. También estuvieron en el congreso el presidente del PIT CNT, Fernando Pereyra, como su secretario general Marcelo Abdala.
“100 años de la revolución de Octubre”, así se denominó este nuevo Congreso del Partido Comunista en conmemoración de un siglo de un hecho que para el PCU ha significado un salto en la lucha de los pueblos, por la liberación y el socialismo como primera experiencia en la revolución de proletarios, obreros, campesinos, militares y pueblo en general.
Después de un homenaje a los 100 años de la revolución de Octubre se dio inicio al Congreso con la entonación del himno nacional y del himno del partido. Este Congreso, en el cual inicialmente Lorier inició teniendo la palabra, tiene una importancia muy grande ya que se discuten las bases de todo lo que está colocado en sus documentos, los cuales reseñan la lucha de “avanzar en democracia hacia una democracia avanzada rumbo al socialismo”, comentó Daniel Marsiglia, Secretario Nacional de la Unidad Popular del PCU.
Tras un informe general se llevó a cabo la votación del reglamento del PCU, la cual no puede ser modificada si no interfieren para ello dos de los tres delegados del partido. En el cierre de la jornada se resolvió la elección de la Mesa del Congreso.
Castillo
“Estamos viviendo al congreso con mucha expectativa. Es un hecho histórico, transcendental para la vida del partido y de los comunistas. Ojalá que también sea para nuestros compañeros militantes de izquierda y para las organizaciones sociales y populares”, declaró Juan Castillo, director nacional de Trabajo e histórico dirigente del Pit-Cnt, refiriéndose al XXXI Congreso del Partido Comunista del Uruguay.
Según palabras de Castillo, el congreso viene siendo preparado desde hace más de 6 meses con la elaboración de los documentos y de las tesis. “Se realizaron unas trescientas reuniones orgánicas a lo largo del país y terminaron hace 15 días con las conferencias departamentales. En estas instancias se eligieron las direcciones y se aprobaron los documentos y la lista de candidatos para el congreso de este fin de semana”.
Para el histórico dirigente existen varios ejes de discusión en el congreso, los cuales están guiados por la actual coyuntura histórica que vive la humanidad. A su entender, la sociedad siempre sufre y enfrenta los mismos desafíos. “Nos preguntaremos hacia dónde vamos.
También tenemos un reto enorme en torno a la coexistencia pacífica. Tenemos que analizar cuál es la suerte de la inmensa mayoría en un sistema que cada vez explota más y no resuelve las contradicciones principales de la humanidad. Esa discusión también va a ser trasladada a la región y colocada en Uruguay con el objeto de resolver el proceso político de izquierda que lleva adelante el Frente Amplio”.
Con referencia a algunas notas periodísticas que hablaban sobre la existencia de una posible fractura dentro del Partido Comunista, Castillo contestó lo siguiente: “Ni siquiera tenemos distintas corrientes.
Tampoco advierto un proceso de división dentro del partido. Hay que recordar que los momentos más removedores del debate interno, en esta y en cualquier otra estructura organizativa, siempre son los congresos. Además, impulsamos el debate y la discusión porque sabemos que no tenemos contrincantes sino a compañeros que tienen una opinión distinta sobre un determinado aspecto”.
Los desafíos actuales del comunismo
A su entender, los comunistas de Uruguay deben tener sentido de la historia y es por esta razón que el homenaje a los 100 años de la Revolución de Octubre es importante.
Sin embargo, según palabras del dirigente, adaptar los conceptos no significa modificar las premisas fundamentales. “Mientras la sociedad no resuelva sus problemas fundamentales, siga existiendo explotación del hombre, haya tanta hambre y miseria y existan situaciones injustas, nosotros estaremos luchando por otra correlación de fuerzas. Por eso el congreso va a consolidar algunos principios fundamentales que hacen a la ideología de nuestro partido: el trabajo y la construcción del socialismo como un sistema más equitativo, más solidario y más justo”.
Comisiones
Hoy, desde las 9:00 horas, las 5 Comisiones comenzarán a trabajar en informes sobre diferentes temas, los cuales serán evaluados y definidos entre hoy y mañana. La Comisión 1 analizará la situación Internacional y Regional, la Comisión 2: la Situación Nacional, y Avanzar en Democracia, la Comisión 3: El bloque y las herramientas para avanzar en democracia, la Comisión 4: El Partido Comunista, y la Comisión 5: Criterios de candidatos y propuestas de candidatos. Las dos primeras comisiones en la Plenaria, debatirán y darán hoy una resolución sobre sus temas; mientras que las Comisiones 3,4 y 5 lo harán mañana

COLABORA CON KAOS