Noticias Uruguayas 3 diciembre 2015

Publicidad

Cuba: Se cumplen 59 años del Desembarco del Granma // Las Fuerzas Especiales de EEUU actuarán en 147 países este año // ¿Cuál es el plan de EEUU para América Latina? // Lo que está en juego en la Conferencia sobre Cambio Climático de París ahora que se han prohibido las manifestaciones por Naomi Klein // Más de 218.000 refugiados llegaron a Europa en octubre, tantos como en todo 2014 // Rusia: El Su-24 cayó en una “emboscada preparada” // Estado español: EXCLUSIVA ‘PÚBLICO’ Contratistas militares de EEUU financiaron en 2009 la campaña electoral europea de Ciudadanos // Venezuela: Danil Ortega: Almagro “se cree un emperador y es un sirviente de los yaquis” // Chile: “Piñera puede ser el próximo procesado” // Argentina: Macri y Venezuela por Luis Bilbao // Uruguay: Almagro reclutó en la OEA a los fieles de Mujica // Rosadilla y Cánepa renuncian como asesores de Almagro // Rosadilla desmintió renuncia // Ocupan tierras en Artigas; Pit apoya

URUGUAY

EL “DERECHAZO” EN EL CONO SUR SURGE DE LA CONTRADICCIÓN EVIDENTE ENTRE EL DISCURSO “PROGRESISTA” Y LAS POLÍTICAS QUE SUBORDINAN LOS PUEBLOS A LAS CORPORACIONES TRANSNACIONALES Y AL CAPITAL EN GENERAL. ÉSE ES EL ORIGEN DE LA “CRISIS EXISTENCIAL” DEL PROGRESISMO QUE AMPARA LA EMERGENCIA DE LA DERECHA “VERDADERA” PARA SUSTITUIR A LA IZQUIERDA CONCILIADORA Y TIMORATA. – Jorge Zabalza

A 10 años del hallazgo de los restos de Ubagesner Chaves Sosa y Fernando Miranda

30/11/2015 famidesa

Hace 10 años, el 29 de noviembre de 2005 el hallazgo en una chacra de Pando, del primer cuerpo de uno de nuestros desaparecidos, conmovió a nuestra sociedad.

Ahí estaba. Era la dolorosa prueba de que todo lo denunciado era verdad.

Ubagesner fue el primero. Su familia, sus compañeros de militancia, las organizaciones de Derechos Humanos, los sindicalistas, estudiantes, las personas de este país, todos sentimos hondamente esa verdad, ese dolor, y la importancia de tenerlo entre nosotros.

Su cuerpo habló, como a los 3 días, lo hizo el cuerpo de Fernando Miranda encontrado el 02.12.2005 en el Batallón N° 13 de Infantería, y años después, Julio Castro (el 21.10.2011) y Ricardo Blanco (el 15.03.2012) en el Batallón de Paracaidistas N° 14 de Toledo

Confirmó lo que sostuvimos siempre: fueron secuestrados por personal militar, torturados, asesinados y ocultados sus cuerpos, convirtiéndolos en un inmenso estigma y amenaza a la sociedad

A 10 años de los 2 primeros hallazgos  la búsqueda de los desaparecidos no ha tenido resultados sustanciales. Son 4 los compañeros encontrados e identificados en territorio uruguayo. Todos hallados en predios militares o de uso militar en la época; todos enterramientos primarios (no fueron cremados y tirados al mar, como mintieron los mandos en su primer informe al presidente Vázquez).

Es cierto que no estamos igual. Los avances obtenidos han sido importantes y fruto de enorme esfuerzo y perseverancia. No sólo de los familiares.

Ejemplo de eso es la  multitud que hace 10 años acompañó los restos de Ubagesner hasta el cementerio del Buceo y el velatorio de Miranda en su aula de la UdelaR. Esa presencia multitudinaria fue la clara expresión de que esto no se olvidará, que esta lucha es de todos, que estábamos conmovidos pero más fuertes; que encontrarlos es ir desarmando ese terrorismo que los ocultó y que esta búsqueda debe continuar.

El involucramiento de la sociedad ha crecido con el paso del tiempo. Lo vivimos cada 20 de mayo, donde este reclamo y conciencia, se extiende por todo el país e incluye año a año nuevas generaciones.

La lucha por el reconocimiento de lo que pasó, es una batalla ganada que se va consolidando con las muchas  iniciativas locales y grupales de estos últimos años. Señalando sitios de represión, y marcando lugares de resistencia; contando lo que sucedía en las cárceles, cuarteles y comisarías diseminados por todo el país. Llevando decena de casos ante la justicia. Denunciando los centros de tortura y los esfuerzos de lucha, solidaridad y resistencia que mantuvo la vida. Transmitir esto a las nuevas generaciones, mantener  una memoria viva es un compromiso permanente.

El problema hoy no es la negación de lo que el país vivió en los años del terrorismo de estado, sino las trabas y complicidades que favoreciendo el secreto y la mentira consolidan una cultura de impunidad que se fortalece con el tiempo transcurrido.

Las carencias provienen del aparato estatal – Fuerzas Armadas, Suprema Corte de Justicia, Ministerio de Defensa ejemplifican esto claramente- superarlas implican una voluntad política que sigue siendo insuficiente y que obstaculiza la construcción de una sólida democracia participativa, la única barrera para evitar que lo de ayer no se repita.

Por Memoria, Verdad y Justicia

Montevideo, 29 de noviembre de 2015.

UBAGESNER CHÁVES SOSA

Nacido en Tranqueras departamento de Rivera el 15 de febrero de 1938, casado y padre de una hija, obrero metalúrgico, fue militante sindical e integrante del Partido Comunista. Fue detenido en la vía pública el 28 de mayo de 1976, por hombres de civil que se identificaron como pertenecientes a las Fuerzas Conjuntas.

Su esposa, Isidora Musco fue detenida y trasladada a la base aérea Boiso Lanza. En ese lugar reconoció a Ubagesner encapuchado. Logró identificar además a los agentes que intervinieron en el allanamiento de su domicilio, quienes le dicen que su esposo había sido trasladado a otra dependencia militar luego de haber estado en la base aérea.

Al reclamo de la Comisión de Derechos Humanos de la OEA, por nota de fecha 1º de diciembre de 1977, el Gobierno uruguayo respondió, entre otras cosas, que Ubagesner Cháves Sosa había sido .detenido e internado al amparo de las Medidas Prontas de Seguridad el 28 de mayo de 1976 y que el 8 de junio de ese año, .en circunstancias en que el detenido era trasladado a otro lugar, logró darse a la fuga en la zona comprendida entre Bulevar Propios y Teodoro Álvarez.

La esposa declaró ante la Comisión Investigadora Parlamentaria el día 24 de febrero, o sea, antes de la detención, estuvieron en su casa las Fuerzas Conjuntas, a las dos menos cuarto de la madrugada. Eran personas vestidas de particular que estaban armadas. Allanaron la casa, se quedaron dos días esperando que su esposo llegara. Es decir que desde febrero a mayo, en que lo detuvieron, lo buscaron permanentemente…

Fue detenido el 28 de mayo a las 5 de la tarde a dos cuadras de nuestra vivienda. Traía un regalo para nuestra hija Valentina y en el momento de la detención les dijo a unos vecinos del lugar que vivíamos en la calle Máximo Gómez. Ellos dieron con nosotras. Quienes lo detuvieron, hablaron en clave por teléfono y vino una chanchita donde lo trasladaron…

Fui a la Región Militar Nº 1 para averiguar dónde estaba. Allí me mandaron al Comando Mayor del Ejército; durante mucho tiempo me mandaron del Comando a la Región Militar y de ésta al Comando, hasta que un funcionario me dijo que no estaba en el Ejército, que buscara en la Aviación o en la Marina. Fui a la Marina y no estaba. Fui al Comando de la Aviación y me mandaron a la Región Nº 1. Contesté que de allí venía; me mandaron a la vereda a esperar y después de largo rato me dijeron que esa persona estaba requerida. Insisto y doy la fecha de detención; me dejaron plantada… Yo estaba trabajando, no podía faltar. En una oportunidad vi a las personas que hicieron el operativo en casa; les pregunté si se acordaban de mí y contestaron que sí, que era la mamá de Valentina. Pregunté por mi esposo, a quien quería llevar ropa y medicamentos; me contestaron que había sido trasladado y no sabían su paradero… Quien siempre me atendió fue el cabo Pedroso… Este señor me hizo bastante guerra sicológica diciéndome que me olvidara de mi esposo, que yo era joven, que rehiciera mi vida, que a lo mejor él estaba en Cuba, Rusia o viajando… mi padre me dijo que lo único que iba a conseguir era desequilibrarme y que tratara de mantenerme serena y seguir adelante, por mi hija… Pero yo soy la señora y era la única persona que podía hacer algo por él.

Pregunté qué cargo o qué culpa tenía y qué había hecho. Mi esposo era dirigente metalúrgico, delegado de la fábrica en que trabajaba, tenía actividad política y ellos me decían que la literatura que él compraba en la feria o en los ómnibus, lo comprometían demasiado.

… Antes de esto, el 3 de junio de 1976 fui detenida en la casa de mi hermana y llevada junto con mi cuñado a Boiso Lanza. Allí vi a mi marido encapuchado parado; se le doblaban las piernas, tenía un custodia atrás que le gritaba: ¡No! ¡Firme, derecho!.. A mi esposo se le caía la cabeza o quería apoyar la cabeza en la pared.

Tenía los pantalones medio caídos y un buzo rojo de lana; y la camisilla salida del pantalón. Yo lo vi con manchas de sangre (…) Me interrogaron sobre sus actividades y a media noche nos liberaron (…)

El 10 de junio, a las 11 de la noche, vuelven otra vez tres personas, muy fuertemente armadas, buscando a mi esposo y preguntándome si no lo había visto, si no había estado en contacto con él. Yo les dije que no, que mi esposo había sido detenido el 28 de mayo…

Raúl Couto Pombo declaró ante la Comisión Investigadora Parlamentaria estando en la puerta de su casa con su esposa vieron detener a una persona que luego supieron que era Cháves. Tenía un paquete que dejó tirado en el jardín y pidió que lo entregáramos a Valentina, de la calle Máximo Gómez, cosa que pudimos hacer….

Óscar Mario Lasserra declara ante la Comisión Investigadora Parlamentaria Ubagesner Cháves Sosa, (…) pasó a vivir con él porque sabía que lo buscaban. Al volver a su apartamento una noche, fue detenido y llevado al Boiso Lanza. Allí se enteró que Cháves Sosa estaba ahí incomunicado; lo tenían en un sótano lleno de agua y con ratas. Hacía unos cuantos días que lo tenían sin darle agua ni comida (…)

… Un compañero al que estaban interrogando, vio que Chávez estaba tirado en el suelo, y dos represores se preguntaban si respiraba o no. Entonces entró otro oficial, saca a todo el mundo y suspende el interrogatorio (…) Al día siguiente un oficial a quien no vemos, pues nos hace poner contra la pared dice: sepan que Cháves escapó. Nosotros decimos ¿Cómo va a escapar una persona que está destrozada completamente?

El otro compañero oyó cuando otro dijo. Está muerto, no respira.

Gerardo Barrios declara ante la Comisión Investigadora Parlamentaria: Fue detenido el 8 de junio de 1976 por el Servicio de Inteligencia de la Fuerza aérea (Tropa Aérea de Combate) y trasladado a Boiso Lanza. Allí vio a Chávez. Los tienen juntos en la perrera lugar donde están los perros de los guardias.

… Los dos seguíamos siendo torturados alternativamente una vez él y una vez yo y en determinado momento quedamos solos. Habían terminado de torturar a Ubagesner y yo estaba parado contra una pared, en una misma pieza los dos.
Él estaba tirado sobre un tablón, desnudo y mojado. La noche era silenciosa. Yo sentía su respiración y me daba cuenta cómo empezaba a declinar. En determinado momento dice: por amor a mi partido, a mi mujer y mi hija…. y deja de respirar.
Yo lo llamo. Había una guardia del lado de afuera que hacía la vigilancia.
Llamo a la guardia. El guardia ingresa, sale. Llama a los oficiales que estaban afuera, que entran. Veo por debajo de la venda que me cubre los ojos el cuerpo de Ubagesner y uno de los oficiales le pone la mano en el pecho y dice: Es el bobo; llamen al médico.. Viene el médico. Cuando lo ausculta me comienzan a sacar de la pieza pero llego a oír al médico que dice: Sí, efectivamente es el corazón. Me sacan y no tengo más noticias de Ubagesner a partir de ese momento (…) Deseo señalar aquí a dos responsables de esto, con nombre y apellido. Estos dos oficiales hubo más, pero al resto no pude identificarlo. Fueron los que condujeron mi detención y mi tortura, así como la de Ubagesner. Uno de estos oficiales era el entonces Teniente de la Fuerza Aérea, Enrique Rivero, a quien luego, en 1981 reencuentro, con el grado de Capitán en el Penal de Libertad, como encargado de relaciones públicas. El otro responsable es el entonces Alférez .me refiero al año 1976. Alejandro López. Por culpa de estos dos hombres Ubagesner y yo fuimos torturados sistemáticamente (…).

Publicado en A TODOS ELLOS

*Madres y Familiares de Uruguayos Detenidos Desaparecidos (2004)

En el Informe final de la Comisión para la Paz, año 2003 se concluyó

  1. La Comisión para la Paz considera confirmada la denuncia sobre desaparición forzada del ciudadano uruguayo Ubagesner Cháves Sosa (C.I. Nº 1.150.711), porque ha recogido elementos de convicción coincidentes y relevantes que permiten concluir que:
  2. a) Fue detenido el día 28 de mayo de 1976 a las 17 horas, frente a la calle Vaimaca Nº 1280.
  3. b) Fue trasladado a la Base Aérea de Boiso Lanza y recluido en la perrera de dicha unidad, sometiéndole a torturas.
  4. c) En la noche del 10 al 11 de junio de 1976, durante un intervalo de la tortura, comenzó a respirar con dificultad y falleció. Pocos minutos después, cuando arribó el médico, constató su deceso, al parecer a consecuencia de una falla cardíaca.
  5. d) Para ocultar su deceso, se fraguó la falsa versión de que se había fugado el 8 de junio de 1976.
  6. Sus restos según la información recibida. Habrían sido primero enterrados en un lugar no especificado y después exhumados a fines del año 1984, incinerados y tirados al Río de la Plata.

El hallazgo de los restos de Ubagesner Chaves Sosa, y de Fernando Miranda, en fosas individuales y enterramientos primarios, desmienten esta información.

En la Justicia

En julio de 2008, fue radicada la  denuncia  por la “Desaparición forzada, torturas y homicidio” de Ubagesner Cháves Sosa en el Juzgado Penal de 7° Turno.

El 08.08.2012 , después de un largo proceso iniciado en julio de 2008, la jueza Mariana Mota procesó a los aviadores retirados Enrique Ribero Ugartemendia como autor material y José Uruguay Araújo Umpiérrez como coautor de un delito de homicidio muy especialmente agravado, calificado como crimen de lesa humanidad, a la pena de diecinueve y diecisiete años de penitenciaría, respectivamante.

Sentencia que la defensa apela, pero que queda definitivamente firme el 19.08.2014 luego de pasar su debido proceso por Tribunal de Apelaciones, Suprema Corte de Justicia y Fiscal de Corte.

29 de noviembre de 2005

 Primeros hallazgos en la chacra de Pando

(Fotos: Presidencia)

1° de diciembre de 2005

Hallazgo del resto del cuerpo en la chacra de Pando

(Fotos: Presidencia)

14 de marzo de 2006

Velatorio y entierro de Ubagésner Cháves Sosa

FERNANDO MIRANDA PÉREZ

Nació en la localidad José Batlle y Ordóñez, departamento de Lavalleja, el 4 de julio de 1919, casado y padre de dos hijos, de profesión escribano, profesor de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales y militante del Partido Comunista.

Fue detenido por miembros de las Fuerzas Conjuntas el 30 de noviembre de 1975 en su domicilio, en presencia de su esposa y sus dos hijos. El operativo en el que participaron cuatro efectivos con vestimentas de civil, se produce en momentos en que el Dr. Miranda se encontraba en Punta del Este por razones profesionales.

Su esposa le comunicó telefónicamente la presencia de estos efectivos en el domicilio, y resuelve volver inmediatamente. Esperan su regreso, cosa que ocurre horas más tarde, procediendo a su detención y traslado a un lugar desconocido.

Su detención fue negada por las autoridades de la época pese a los insistentes y numerosos pedidos de su familia. Un informe posterior de la Policía de Montevideo consignaba que Miranda había abandonado el país el 11 de febrero de 1976, a las 22:00 horas, según consta en la lista del Ferry Boat- Gral. Artigas, con el Nº 208.

En tanto, en esas fechas se producen detenciones masivas de integrantes del Partido Comunista, se presumió desde siempre que Miranda había sido víctima de las mismas fuerzas represivas que intervinieron en otros casos. El hecho que, de acuerdo a las indagaciones realizadas por la COPAZ, su muerte por torturas se haya producido antes de las 48 horas de haber sido detenido, explica la inexistencia de testimonios de otros presos que lo hubieran visto o escuchado en cautiverio.

En un oficio remitido al Fiscal Militar de 2º Turno, del 9 de julio de 1987, el Teniente General y Comandante en Jefe del Ejército Carlos L. Berois, informa que Fernando Miranda fue requerido por el comunicado Nº 1337 de la Oficina de Prensa de las FFCC con fecha 8 de setiembre de 1976, no habiendo constancia de que hubiese sido detenido.

Luis Fernando Miranda declara ante la Comisión investigadora Parlamentaria: El 29 de noviembre de 1975 mi padre se dirigió conmigo a Punta del Este, donde estaba trabajando (…). El domingo 30, alrededor de las 8 de la mañana, me dijo que nos veníamos a Montevideo, porque él tenía que estar acá. Cuando estábamos en camino me acuerdo perfectamente que fue en la estación de servicio de La Floresta.

Mi padre me comunicó que lo habían venido a buscar; que mi madre lo había llamado a Punta del Este para decírselo. Llegamos a Montevideo sin ningún tipo de custodia, ni seguimiento. En casa había dos personas de civil, con transmisores, y una Combi azul parada afuera. Le dijeron que si quería llevar ropa podía hacerlo, y que si quería darse un baño que lo esperaban. Mi padre les respondió que no, que estaba pronto. A partir de ahí no tuvimos más información sobre él, a pesar de todos los trámites que se hicieron. Mi madre fue testigo. No puede declarar porque falleció.

Mi padre valoró la posibilidad de asilarse en la embajada de México; también pudo haberse ido a Buenos Aires pues tenía dinero con él, pero resolvió presentarse…

Javier Miranda, hijo de Fernando, declara ante la Comisión Investigadora Parlamentaria: A eso de las 4 de la mañana golpearon la puerta de mi casa y dijeron: Fuerzas Conjuntas. Pasaron, hicieron un allanamiento, hicieron firmar un papel como que se habían comportado correctamente. Nos comunicaron que venían a detener a Fernando Miranda. Les dijimos que no se encontraba; que estaba en Punta del Este.

Luego mi madre dijo que se le podría ubicar por la mañana. Los individuos éstos accedieron a esperar hasta la mañana.

Desde Punta del Este mi padre se había comunicado con el doctor Hugo Batalla, con mi tía y creo que con el doctor Viera. Los militares tenían un trasmisor con el que se comunicaban, e identificaban a la operación, o a ellos mismos, como Charlie Rojo.

Marta Álvarez, hermana de la señora de Miranda declara ante la Comisión Investigadora Parlamentaria: (…) mi hermana, al otro día .1º de diciembre de 1975. hizo la denuncia ante la Asociación de Escribanos. Desde ese momento hicimos innumerables gestiones. El 25 de mayo de 1976 llamaron a mi hermana de la Jefatura de Policía, para decirle que tenían noticias. Ella concurrió y el Sub comisario de Hurtos y Rapiñas le dijo: Mire señora, tengo que comunicarle que su esposo se fue en el Vapor de la Carrera, no se preocupe, su esposo va a volver. Cuando ella llegó a casa dijo que le acababan de dar la partida de defunción de su marido, pues no creyó nada.

Mi hermana también fue a ver a un consejero de Estado que había sido ayudante de él en la Facultad, el doctor Labadie Abadie, quien le dijo que llevara remedios a la calle Garibaldi, pero cuando fue a llevarlos no se los aceptaron porque no figuraba en la lista de presos.

Fuimos con el doctor Batalla a averiguar a la COT y figuraba el nombre de Miranda, junto con muchos pasajeros de nacionalidad brasileña quienes en ese momento viajaban mucho. En una lista que miramos para ver si había algún otro nombre conocido. Es decir que figuraba en la lista de pasajeros. Por un amigo militar supimos que también figuraba como llegando a Buenos Aires (…).

El Coronel Sergio Sosa .que era un gran amigo mío me dijo que estaba detenido y que se le acusaba de ser Escribano del Partido Comunista. El Embajador Alberto Areco Pittaluga, hoy fallecido, hizo averiguaciones y me dijo que lo habían llevado a una casa en Carrasco y allí había muerto en el submarino. Oficialmente, no tuvimos nada.

Mi hermana hizo buscar a mi cuñado por INTERPOL y el doctor Larrieux dijo que no se encontraba ningún expediente. El doctor Giambruno, al volver de las Naciones Unidas me dijo que mi cuñado figuraba en la lista de personas sobre las cuales tenía que averiguar. Más tarde pronunció un discurso en Ginebra diciendo que aquí había gente desaparecida y entre ellos nombró al escribano Fernando Miranda.

El militar Laborde me dijo que Fernando estaba detenido y que estaba muy comprometido, también que había declarado que su familia no tenía nada que ver (…)

A los familiares de Miranda les fue consignado que el Mayor Ramas y el Capitán Ferro, fueron quienes lo trasladaron en un vehículo militar desde su casa. Durante el trayecto Miranda recibe de Ferro un golpe de karate, ocasionándole pérdida de conciencia de forma inmediata. De ese estado no logra sobreponerse, falleciendo antes de las 48 horas de su reclusión. Esta información condice con lo afirmado por el propio Ferro en ocasión en que se dirige a un prisionero a quien interrogaba, amenazándolo y al mismo tiempo que comenta que en una oportunidad maté a un hombre con un golpe de karate. Ferro se ha dedicado a competir en este tipo de deporte y ha tenido a su cargo una academia de enseñanza en esta disciplina.

Publicado en A TODOS ELLOS

*Madres y Familiares de Uruguayos Detenidos Desaparecidos (2004)

En el Informe final de la Comisión para la Paz, año 2003 se concluyó

  1. La Comisión para la Paz considera confirmada la denuncia sobre desaparición forzada del ciudadano uruguayo Fernando Miranda Pérez (C.I. Nº 638.387), porque ha recogido elementos de convicción coincidentes y relevantes que permiten concluir que:
  2. a) Fue detenido en su domicilio, sito en la calle Somme Nº 1612, el día 30 de noviembre de 1975.
  3. b) Fue trasladado a las dependencias del Servicio de Material y Armamento (SMA), ubicado en el predio del Batallón Nº 13 de Infantería.
  4. c) En el momento en que era conducido a su primer interrogatorio, en la noche del 1º al 2 de diciembre de 1975, tuvo un enfrentamiento con sus custodios y recibió un golpe de karate en la nuca que le provocó la muerte.
  5. Sus restos según la información recibida habrían sido primero sepultados en el Batallón 14 de Toledo y después exhumados a fines del año 1984, incinerados y tirados al Río de la Plata.

El hallazgo de los restos de Ubagesner Chaves Sosa, y de Fernando Miranda, en fosas individuales y enterramientos primarios, desmienten esta información.

2 de diciembre de 2005

 Hallazgos en el Batallón 13

(Fotos: Presidencia)

3 de diciembre de 2005

Desenterramiento de restos en el Batallón 13

(Fotos: Presidencia)

30 de marzo de 2006

Velatorio y entierro de Fernando Miranda

Operativo Morgan

Fuente: Publicación Investigación Histórica sobre Detenidos Desaparecidos

Secretaría de Derechos Humanos para el Pasado Reciente

Sobre el caso de Ubagesner Cháves Sosa

Reclusión: Unidad de Servicios del Aeródromo Cap. Boiso Lanza (U.S.A.C.B.L.), ubicado en Camino Mendoza, en el predio del plantel de perros, lugar conocido como “la perrera”.

Atribuido a: Órgano Coordinador de Operaciones Antisubversivas (OCOA), organismo dependiente del comando de la División del Ejército I. Integrantes de la Unidad de Servicios del Aeródromo Cap. Boiso Lanza (U.S.A.C.B.L.).

2o Jefe de la Unidad: Coronel José Araújo Umpiérrez, a cargo de la dirección de la Compañía C de la Unidad estaba el entonces Teniente 1o Enrique Ribero.

Visto por última vez: Según el informe de la Comisión para la Paz: 10- 11.06.1976. Según el informe del Comandante en Jefe de la Fuerza Aérea al Presidente de la República: 01-02.06.1976. Según el testigo Gerardo Barrios: 03-04.06.1976.

Lugar: Aeródromo Militar “Capitán Boiso Lanza”.

Posible circunstancia de muerte: Durante el intervalo de una sesión de torturas deja de respirar. El médico constata su deceso, al parecer a consecuencia de una falla cardíaca. Su cuerpo fue enterrado en una chacra incautada al MLN-T a 5 kilómetros de las ciudades de Pando y Suárez, Departamento de Canelones, predio en custodia de la Fuerza Aérea Uruguaya. Según el informe del Comandante en Jefe de la Fuerza Aérea al Presidente de la República, el supuesto lugar de enterramiento se encontraría en la huella de entrada, aproximadamente entre quince y veinte metros de la portera y a un metro de profundidad. (…)

Atribuido a: Integrantes de la Fuerza Aérea que revisten en la Unidad de Servicios del Aeródromo “Capitán Boiso Lanza” (U.SA.C.B.L.). Por testimonio del detenido Gerardo Barrios se sindica al Teniente (PAM) Enrique Ribero y al Alférez Alejandro López como los responsables directos de los interrogatorios y las torturas. Finalmente son imputados y sentenciados el 2o Jefe de la Unidad (U.S.A.C.B.L.), Coronel José Araújo Umpiérrez y el entonces Tte. 1o Enrique Ribero.

Hallazgo de restos

Procedencia de la información: 08.08.2005. Informe del Comandante en Jefe de la Fuerza Aérea al Presidente de la República.

Inhumación: Chacra en custodia de la Fuerza Aérea ubicada en Camino de las Piedritas, Seccional Judicial N° 7, Departamento de Canelones, cercana a la ciudad de Pando.

Exhumación: 29.11.2005.

Realizada por: Grupo de Investigación en Antropología Forense (GIAF) de la Universidad de la República, Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación. Excavaciones realizadas en el terreno en consulta con los asesores designados por la Presidencia de la República para cooperar con el Equipo uruguayo.

Sepultura: 14.03.2006. Cementerio del Buceo.

Sobre el caso Fernando Miranda Pérez

Quienes lo detienen, hombres vestidos de civil y armados, se identifican como integrantes de las Fuerzas Conjuntas. Los mismos hablan en clave, utilizando para comunicarse números y letras. Reclusión: Centro clandestino de detención denominado “300 Carlos”, “El Infierno Grande” o “La Fábrica”, que funcionaba en las instalaciones del Servicio de Material y Armamento del Ejército (SMA), a los fondos del Batallón de Infantería No 13, en Av. de las Instrucciones.

Atribuido a: Órgano Coordinador de Operaciones Antisubversivas (OCOA), organismo dependiente del comando de la División del Ejército I (DEI).

Integrantes mencionados en testimonios: Mayor Ernesto Avelino Rama Pereira (a) “Óscar 1”, “El Tordillo”, “El Gallego”, “Puñales”, jefe del centro de reclusión clandestino “300 Carlos” y el Capitán Eduardo Augusto Ferro Bizzozero (a) “Óscar”, “Guillermo”.

Visto por última vez: 01-02.12.1975.

Lugar: Centro clandestino de detención “300 Carlos”.

Posible circunstancia de muerte: Durante el traslado a un interrogatorio y tras forcejear con sus custodios, el escribano Fernando Miranda recibe un golpe de karate en la nuca, ocasionándole pérdida de conciencia en forma inmediata. De ese estado no logra sobreponerse, falleciendo antes de las 48 horas de su reclusión. Se dará la versión oficial de que el 11.02.1976 viajó a Buenos Aires.

Hallazgo de restos

Procedencia de la información: El croquis y un pequeño plano dibujados a mano con la ubicación del sitio de enterramiento de Fernando Miranda es enviado en sobre cerrado y en forma anónima al Secretario de la Presidencia de la República, Dr. Gonzalo Fernández.

Inhumación: Batallón de Infantería Nº 13, entre el 1 y el 2 de diciembre de 1975.

Exhumación: 02.12.2005 en horas de la tarde.

Realizada por: Grupo de Investigación en Antropología Forense (GIAF) de la Universidad de la República, Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación, en consulta con el Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF), asesores designados por la Presidencia de la República para cooperar con los investigadores uruguayos.

Identificación de restos

Fecha: 01.03.2006.

Sepultura: 30.03.2006. Cementerio de La Teja.

Casos conexos en ambas desapariciones

El régimen militar desplegó a partir de octubre de 1975 una profunda persecución y represión contra toda la estructura orgánica del PCU. Todo indica que se trató de una decisión política adoptada en las más altas esferas de la cúpula militar. Esta operación a gran escala fue denominada en la jerga represiva como “Operación Morgan” y su epicentro fue la estructura del partido (Comité Central, finanzas y propaganda y demás). Para llevar adelante dicha operación, se recurrió a la detención de sus dirigentes y militantes. Es importante aclarar que la misma combinó, en forma paralela, sobre todo a partir de enero-febrero y hasta junio de 1976, la represión a la Unión de Juventudes Comunistas (UJC). Las acciones represivas fueron implementadas por el Órgano Coordinador de Operaciones Antisubversivas (OCOA). Este órgano operaba bajo la órbita de la División de Ejército I cuyo comandante era por entonces el Gral. Esteban Cristi, siendo el segundo jefe al mando el Cnel. Julio César González Arrondo. Fue por entonces que el OCOA comenzó a utilizar centros clandestinos de detención (CCD). Los detenidos eran allí interrogados mediante brutales torturas, permaneciendo en ellos varios meses en calidad de “desaparecidos”, luego de lo cual la mayor parte eran conducidos ante el Juez Militar. Los CCD utilizados durante la Operación “Morgan” fueron conocidos con el nombre de “Infiernos”, los que también fueron utilizados en la represión contra militantes de otras organizaciones izquierdistas. En un comienzo se usó la casa ubicada en Punta Gorda, en Rambla República de México N° 5515, también conocida como “300 Carlos R” o “Infierno Chico” y la casa conocida como “Cárcel del pueblo”, utilizada hasta 1972 por el MLN- T para retener secuestrados, situada en la calle Juan Paullier. Pero el día 2 de noviembre por la madrugada, las decenas de militantes que se encontraban detenidos en esos CCD fueron trasladados en camiones militares a inaugurar un tercer CCD, que sería conocido como “300 Carlos”, “El Infierno Grande” o “La Fábrica”3, emplazado en los galpones del Servicio de Material y Armamento (SMA), en los fondos del Batallón de Infantería Blindada No 13, sito en Avenida de las Instrucciones 1325, muy próximo a la vía férrea que une Peñarol con Manga. Tanto el Batallón como el SMA dependían directamente del Comando General del Ejército. Allí los detenidos tenían adjudicado un número por el cual eran llamados y que les era colgado del cuello, para convocarlos a las sesiones de tortura. En coherencia con el carácter “clandestino” de las operaciones, en estos CCD los represores actuaban de manera compartimentada, utilizando el alias de “Óscar” acompañado por un número. Entre las decenas de detenidos y torturados en estos CCD, doce fueron asesinados bajo torturas o murieron como secuela de las mismas en prisión en los años siguientes: Óscar Bonifacio Olveira Rossano, Nuble Donato Yic, Norma Aída Cedrés de Ibarburu, Carlos María Argenta Estable, Luis Alberto Pitterle Lambach, Emilio Fernández Doldán, Hugo Pereyra Cunha, Julián Basilicio López, Miguel Almeida Molina, Hilda Sara Delacroix Scaltriti de Ormaechea, Gerardo Cuesta, Silvina del Carmen Saldaña Lapeira y Carlos Etchebarne.

Nueve militantes fueron desaparecidos: Eduardo Bleier, Juan Manuel Brieba, Fernando Miranda Pérez (restos recuperados de su tumba clandestina el 2 de diciembre de 2005), Carlos Pablo Arévalo Arispe, Julio Gerardo Correa Rodríguez, Otermín Laureano Montes de Oca Doménech, Horacio Gelós Bonilla, Lorenzo Julio Escudero Mattos y Ubagesner Chaves Sosa. Este último caso correspondió a una operación conducida por oficiales de la Fuerza Aérea, en el contexto de la coordinación represiva (sus restos fueron recuperados de su tumba clandestina el 29 de noviembre de 2006).

No resulta evidente el momento de clausura de la Operación “Morgan”. Si nos atenemos al funcionamiento del principal CCD utilizado, las fuentes disponibles permiten considerar que hacia fines de 1976 o principios de 1977, el “300 Carlos” habría sido clausurado y los últimos detenidos en el lugar trasladados el CCD de “La Tablada”.

3 Nombre que le pusieron los propios detenidos por haber allí máquinas cubiertas con toldos.

NO

Plebiscito. A 35 años del comienzo del fin de la dictadura cívico-militar

Este lunes se conmemoraron los 35 años del “No” rotundo a la reforma constitucional, que la dictadura cívico-militar uruguaya puso a consideración de la ciudadanía un 30 de noviembre de 1980. El episodio marcó el comienzo del fin de un gobierno de facto que se perpetúo en el poder por 11 años.

30 de noviembre de 2015 a las 23:46 hs – LR21
El 30 de noviembre de 1980, en plena dictadura militar, el gobierno de facto realizó un plebiscito para reformar la Constitución, lo que tenía como finalidad perpetuarse en el poder.
En tal sentido, había dos opciones: La papeleta celeste a favor del “Sí” a la reforma constitucional impulsada por el gobierno, y la hoja amarilla por el “No”.
A pesar de que la propaganda oficial dominaba los medios de comunicación, de todos modos la población y los sectores opositores al régimen dictatorial recurrieron a las más diversas e imaginativas herramientas para difundir sus mensajes en contra de la reforma.
Si bien fue un momento en que las libertades se encontraban conculcadas, la oposición recurrió a métodos como volantes, pegatinas e, incluso, a los grupos de debate en algunas parroquias católicas.
No obstante, algunos medios de comunicación como CX 30 La Radio y las intervenciones de José Germán Araújo, el Semanario Opinar, la revista La Plaza o el diario El Día manifestaron su oposición a la reforma que impulsaba la dictadura.
Otro hecho significativo fue el debate televisivo, que emitió canal 4, en el que participaron por el “Sí” a la reforma los consejeros de Estado Néstor Bolentini y Enrique Viana Reyes, mientras que por el “no”, asistieron Enrique Tarigo (Partido Colorado) y Eduardo Pons Echeverry (Partido Nacional).
La claridad argumental de Tarigo y Pons Echeverry dejó en evidencia los intereses espurios del gobierno de facto.
Aquel domingo 30 de noviembre de 1980 la ciudadanía se pronunció en forma categórica contra la propuesta de reforma de la Carta Magna con el 57,2% de los votos válidos, contra el 42,8% por el “Sí”.
Era el comienzo del fin al proceso que había comenzado en la oscura madrugada del 27 de junio de 1973.
Luego de aquel plebiscito se convocó a elecciones internas en los partidos políticos, con excepción del Frente Amplio y todos los sectores de izquierda que se encontraban proscriptos. Los comicios partidarios fueron el 28 de noviembre de 1982.
El camino ya estaba allanado para las elecciones nacionales, las cuales se celebraron dos años más tarde y que marcaron el triunfo de Julio María Sanguinetti (Partido Colorado) quien asumió la Presidencia de la República el 1º de marzo de 1985, y significó el restablecimiento de la democracia, luego de 11 años de dictadura.

Contra el régimen

El historiador Carlos Demasi ha expresado en el libro “Orientales en la Vida” del periodista Mauricio Cavallo, que el plebiscito de 1980 le mostró a los militares que la mayoría de la población no estaba  de acuerdo con la dictadura.
“La gente que votó por ‘No’, no lo hizo sólo en contra del proyecto militar sino también en contra del régimen dictatorial, mientras que aquellos que votaron por el ‘Sí’ eran quienes los apoyaban a los militares, pero estos eran sólo un 40% de la población. A partir de ese momento comenzó a jugar un papel preponderante la interna militar. La interrogante que se plantaba era qué iba a pasar y quién se iba a beneficiar con la situación”, dijo el historiador.
Agregó que fue Gregorio Álvarez quien obtuvo alguna ventaja inicial, pero la suya fue una victoria a lo “Pirro” ya que logró que sus colegas lo aceptaran como presidente de la República, pero él tuvo que aceptar una presidencia recortada a tres años y con el carácter de “transición”.
“Tenía que negociar la salida de la dictadura con los partidos políticos, cosa que hizo con el mayor desgano, y al final uno de sus adversarios en la interna del Ejército, el general Hugo Medina, tomó las riendas de la situación y negoció con los dirigentes políticos”, recuerda Demasi.

 

 

Fuego amigo

El MPP dispara sobre Luis Almagro, que sube el tono de la polémica con el gobierno de Nicolás Maduro.

Luis Almagro estaba revisando la computadora de su oficina en Washington, en el segundo piso del edificio de la Organización de Estados Americanos (OEA), a dos cuadras de la Casa Blanca, cuando sonó el celular. “Luis, mirá el correo”, escuchó del otro lado del teléfono. La catarsis epistolar del secretario general de la OEA, que en su momento incluyó citas a José Batlle y Ordóñez y Bob Marley y enérgicas críticas al gobierno de Venezuela por negarse a recibir una misión de observación de cara a las elecciones parlamentarias del 6 de diciembre a lo largo de 18 carillas, había motivado un extenso correo electrónico del ex presidente José Mujica. De la misiva, que en Montevideo se interpretó como una quita del respaldo político que otrora catapultó a Almagro al máximo cargo del sistema interamericano, sólo se conocen algunas líneas, quizá las más duras en términos personales, difundidas en Búsqueda: “Lamento el rumbo por el que enfilaste y lo sé irreversible, por eso ahora formalmente te digo adiós y me despido”. Sin embargo, en otro de sus párrafos, el ex presidente sostiene: “Venezuela necesita albañiles, no jueces”. Éste y otros pasajes de la carta llevaron al estrecho círculo de colaboradores de Almagro a interpretar que, en realidad, más que discrepar con las formas elegidas por su ex canciller, la carta de Mujica incluye algunos mensajes velados al gobierno de Nicolás Maduro. Pero si el ex presidente buscaba, en un juego a dos bandas, practicar la tesis de “el policía bueno y el policía malo” en relación con la situación de Venezuela, la realidad es que la difusión de la ruptura entre Mujica y Almagro tuvo otras derivaciones. Para empezar, generó una andanada de críticas hacia el secretario general de la OEA en el seno del Movimiento de Participación Popular (MPP), sector al que ambos pertenecen.
Como un coro que entona bien la melodía de su líder, el MPP se enfiló rápidamente detrás de Mujica. “Almagro está haciendo abiertamente campaña contra Venezuela”, sostuvo el diputado Alejandro Sánchez en una entrevista publicada el sábado en El País. El actual presidente de la Cámara de Diputados lamentó en diálogo con la diaria que “todos los días tengamos una declaración nueva contra el gobierno de Venezuela”, en la que caratula como “una visión muy desbalanceada” de la realidad política del continente. “No hubo ninguna comunicación sobre el asesinato de dos candidatos en las elecciones municipales en Paraguay, por ejemplo”, sostuvo. La razón que motiva sus permanentes misivas al gobierno venezolano, dice Sánchez, es que Almagro “está con la necesidad de disputar su liderazgo dentro de la OEA”, pero el balance, por el momento, es negativo: “Siendo un candidato latinoamericano, del sur, no logró revertir la imagen negativa que se tiene en estos lares del papel de la OEA en América Latina. Él quiere reforzar su liderazgo, legitimarse con estos temas que forman parte de la discusión en el seno de la OEA”. Pero aun así, sostiene, “lo que en el fondo de todo está en juego es que el pueblo venezolano se pueda expresar libremente y que no haya más crispación. La sociedad venezolana ya es una sociedad polarizada, y estas declaraciones no ayudan a generar las condiciones para que el 6 de diciembre haya un proceso normal, tranquilo”. En una dirección similar, su compañero de bancada Daniel Caggiani observa en Almagro “falta de igualdad en el tratamiento de los temas latinoamericanos”: “silencio sobre países como Guatemala o Paraguay, y vehemencia para arremeter contra Venezuela”.
La pulseada entre Mujica y Almagro alineó al sistema planetario que convive dentro de la galaxia MPP. El senador Ernesto Agazzi, por ejemplo, afirmó en diálogo con la diaria que “la intervención de Almagro no ayuda nada al proceso de democratización de Venezuela”. Lo explica así: “Venezuela es un país caribeño, son peores que un Boca-River: cuando la oposición se manifestó contra el gobierno de Chávez fue y dio un golpe de Estado, y cuando el gobierno afirma sus principios, lo hacen en el mismo tono de confrontación. Hay un problema de la cultura política y de la historia política de Venezuela que hay que entender”. Por eso, sostiene Agazzi: “Es un desajuste debatir esto con criterios republicanos de un país que hace un siglo tiene un sistema político y aplicarlo mecánicamente a una realidad que es diferente. En ese sentido, creo que Almagro se autodesigna como un consultante que indica qué tienen que hacer los venezolanos desde el pedestal de un país con una historia política más evolucionada, que tuvo un batllismo y una socialdemocracia primigenia. No sé cómo haría Almagro si tuviera que terciar en un conflicto en Zimbabue o Libia”. Este desajuste explica, para Agazzi, la carta que el secretario general de la OEA envió a la presidenta del Consejo Nacional Electoral venezolano, Tibisay Lucena, una acción que, a su juicio, “no corresponde”: “Es como si le mandara una carta al Poder Judicial”. Formalmente, Almagro ocupa un cargo en la dirección nacional del MPP.
El (pen)último cruce entre Almagro y las autoridades venezolanas tuvo lugar ayer. “Basura” fue el término que empleó Maduro para catalogar al secretario general de la OEA, luego de que Almagro hiciera el jueves un llamado a “detener” la violencia en Venezuela. “La muerte violenta de toda persona es un hecho execrable que nuestra conciencia no puede admitir”, sostuvo Almagro, quien pidió al gobierno “actuar ya” en pos de “transformar la contienda electoral en una fiesta, y no en un ejercicio de fuerza, violencia y miedo”, luego de que se conociera la noticia del asesinato de Luis Manuel Díaz, secretario general del partido Acción Democrática.
La réplica de Maduro dio pie para la continuidad de una polémica que, lejos de terminar, parece ir en escalada. “No es ser basura, señor Maduro, condenar el asesinato de un político”, se titula la respuesta de Almagro, publicada ayer en El País de Madrid. En Uruguay, el asesinato de Díaz llevó al gobierno a emitir un comunicado en el que solicita a “las autoridades competentes” que “lleven a cabo una investigación a fondo que permita identificar a los responsables y llevarlos a la Justicia”. Eso sucedió el viernes. Ese mismo día, la Mesa Política del Frente Amplio (FA) emitió una declaración en la que reafirma “los principios de no intervención y autodeterminación de los pueblos”, aspira a “que el próximo proceso electoral en Venezuela transcurra en un clima de transparencia y tolerancia”, y respalda “el acompañamiento del acto electoral que llevarán a cabo la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) y la delegación de compañeros del FA”. Del asesinato de Díaz, ni una palabra.
La táctica Almagro y el espejo de la Unasur
Tanto en el caso de las elecciones nacionales en Guatemala como en las municipales de Paraguay, la OEA envió misiones de observación electoral, tras lo cual remitió un informe escrito a los gobiernos. Esos informes son, desde hace bastante, confidenciales. El caso de Venezuela es distinto, porque ese país rechazó la misión de la OEA, decisión que de cierto modo habilita a Almagro a establecer un contrapunto público. La postura de Almagro desde su aterrizaje en Washington ha sido siempre la de jugar fuerte para evitar escenarios indeseados. Un ejemplo de esta táctica surge de analizar su rol respecto de las deportaciones masivas desde República Dominicana hacia Haití. La cancillería dominicana repudió su intervención en el conflicto mediante un comunicado, y Almagro respondió duramente (otra vez, por carta) al ministro de Relaciones Exteriores de ese país. Los dominicanos lo trataron de “ignorante” y lo acusaron de no tener “equilibrio”, pero las deportaciones masivas terminaron. También en relación con las elecciones en Haití, en octubre, Almagro puso el grito en el cielo por las demoras en la publicación de los resultados, señaladas por la misión de la OEA.
Ahora, cuando Almagro vislumbra un escenario poselectoral muy crítico para Venezuela (todos los días llegan denuncias a la OEA sobre restricciones a la libertad de expresión y posibilidades de fraude, aseguraron a la diaria desde Washington), el ejercicio parece ser el mismo: delimitar un “deber ser”, dar a conocer su posición y esperar un desenlace que, en este caso, curiosamente tendrá como protagonista principal a la Unasur, el espejo latinoamericano de la OEA.
A diferencia de las que practica el bloque interamericano, llamadas “misiones de observación electoral”, las de la Unasur se llaman “de acompañamiento electoral”. La principal diferencia radica en el alcance: en el caso del bloque suramericano, son los propios estados miembros, por intermedio de sus órganos electorales, los que cumplen con la tarea de auditar el proceso. En el caso de la OEA, ese ejercicio está a cargo de un cuerpo de técnicos y consultores contratados.
De los países de la Unasur -de la que Uruguay sigue ejerciendo la presidencia pro témpore-, sólo el Supremo Tribunal Electoral de Brasil ha anunciado que no participará en la misión, aunque el gobierno de ese país tiene potestades para enviar a algún otro representante. Formalmente, sin embargo, Brasil no ha presentado objeciones al acuerdo que establece los plazos y potestades de los integrantes de la misión. No es un detalle menor, porque esto implica que, más allá de las dudas previas, no existe una situación de quiebre del consenso regional respecto de si asistir o no a las elecciones del 6 de diciembre. Todos dijeron que sí, pero no todos están tan dispuestos a embarrarse.

Ricardo Scagliola – La Diaria

Enviado por Jorge Zabalza
Boletín Informativo de
Correspondencia de Prensa
28 de noviembre 2015

Venezuela/OEA

Fieles de Mujica: los reclutas de Almagro

en el “ministerio de colonias yanquis”

Los elegidos

La gestación del nombramiento de Almagro

Redacción de Correspondencia de Prensa

El cruce de acusaciones e insultos entre el secretario general de la OEA (Organización de Estados Americanos), el uruguayo Luis Almagro, y Nicolás Maduro, presidente de Venezuela, se agravó con motivo del asesinato de Luis Manuel Díaz, dirigente del partido Acción Democrática, opositor al chavismo, a escasos diez días de las elecciones legislativas venezolanas.

«Lo sucedido no es un episodio aislado, sino que se da conjuntamente con otros ataques realizados contra otros dirigentes políticos de la oposición en una estrategia que procura amedrentar a la oposición», señaló Almagro en un comunicado. «En realidad el temor llega a la sociedad entera y estremece a toda la comunidad internacional», añadió. El titular de la OEA fue particularmente contundente al señalar la magnitud de los hechos. «El asesinato de un dirigente político es una herida de muerte a la democracia y una sucesión de hechos de violencia política en un proceso electoral es la muerte de mucha democracia», consideró Almagro. (El País, Montevideo, 28-11-2015)

El excanciller uruguayo pidió al gobierno de Venezuela «actuar ya» para que cese toda violencia, para que «haya las garantías más absolutas para todos», y para que las elecciones sean «una fiesta y no un ejercicio de fuerza, violencia y miedo». Almagro llamó a «poner fin a los discursos cargados de amenazas, de pronósticos oscuros y a desarmar a cualquier grupo civil armado, especialmente aquellos que dependen del gobierno o del partido de gobierno». «No debe haber un muerto más, no debe haber una amenaza más. Es hora de ponerle fin al miedo. Cada muerto en Venezuela duele hoy en todas las Américas», añadió. (El País, Montevideo, 28-11-2015)

La reacción del presidente Nicolás Maduro no demoró en llegar. «Una vez que tengamos ya esta investigación, bueno, yo espero una rectificación, si es que le queda algo de ética y moral de la basura de Luis Almagro, con el perdón de la basura, pobrecita señora basura que la compare con Almagro», dijo Maduro en un acto en el occidental estado venezolano de Portuguesa. «Espero una rectificación de usted señor basura, que se ha metido con Venezuela y Venezuela es una patria sagrada porque es la patria de Bolívar, porque es la patria de Hugo Chávez», agregó. (Agencias, 27-11-2015)

El gobierno del Frente Amplio, presidido por Tabaré Vázquez, “no se pronunció sobre el incidente” entre Almagro y Maduro. Aunque sí sobre el asesinato del opositor. El Ministerio de Relaciones Exteriores emitió un comunicado el jueves 26 de noviembre: «El gobierno de Uruguay hace un llamado a la calma, a la tolerancia, a garantizar la libre expresión y a evitar por todos los medios la incitación a la violencia en esta etapa de campaña electoral tan próxima a las elecciones parlamentarias». Señalando que confía en que «las autoridades competentes lleven a cabo una investigación a fondo que permita identificar a los responsables y llevarlos a la Justicia».

José Luis Cancela, canciller interino (el titular de la cartera, Rodolfo Nin Novoa se encuentra en un viaje oficial a Cuba), afirmó «lamenta profundamente todos los hechos de violencia» y que su ministerio sigue «con mucha atención» el proceso electoral venezolano. El diplomático dijo que Uruguay se felicita que la Unasur (Unión de Naciones Suramericanas) se haya puesto de acuerdo para enviar una misión electoral y no quiso comentar los dichos de Luis Almagro. Según Cancela, no están dadas hoy las condiciones para aplicarle a Venezuela las disposiciones de la «cláusula democrática» del Mercosur (como reclamará Mauricio Macri, presidente electo de Argentina, en la próxima cumbre del organismo regional), “porque una decisión así debe ser tomada por el consejo de cancilleres del bloque”, una vez que se determine que hubo un «quiebre institucional». (El País, Montevideo, 28-11-2015)

Pocos días antes de este último “incidente”, el jefe de los tupamaros había tomado distancia de su excanciller. Según publicó el semanario Búsqueda (Montevideo, 26-11-2015), José Mujica le envió un correo electrónico a Almagro, en respuesta a la carta de 18 páginas que el secretario general de la OEA remitió a la autoridad electoral venezolana con duras críticas al escenario de las elecciones. “Lamento el rumbo por el que enfilaste y lo sé irreversible, por eso ahora te digo adiós y me despido”, le dijo Mujica. Es decir, que le retiraba el padrinazgo político. En conversaciones telefónicas con algunos dirigentes del Movimiento de Participación Popular (MPP, grupo al que pertenece Mujica y también, hasta el momento, Almagro), el secretario general de la OEA sostuvo que “su principal batalla es por los derechos humanos y la democracia. Por lo que su prédica será la misma tanto si los gobiernos son de izquierda o de derecha”. (Brecha, Montevideo, 27-11-2015)

Los dos artículos que a continuación reproducimos, dan cuenta de quiénes son los reclutados y de cómo Mujica gestó el arribo de Luis Almagro a la OEA. Mejor dicho: al “ministerio de colonias yanquis”, según aquella certera definición del Che Guevara.

Luis Porto, Diego Canepa, Leonel Briozzo, Luis Rosadilla, y Daniel Restrepo ex asesor de Obama

Almagro reclutó en la OEA a los fieles de Mujica

El secretario general del organismo contrató exjerarcas mujiquistas para trabajar en su oficina

El Observador, Montevideo, 18-11-2015

http://www.elobservador.com.uy/

La llegada del excanciller de la administración de José Mujica (2010-2015), Luis Almagro, a la secretaría general de la Organización de Estados Americanos (OEA) trajo consigo la contratación como adjuntos a la Secretaría General del organismo internacional de otros exjerarcas del gobierno anterior. Aunque ocuparon puestos relevantes y forman parte del núcleo duro del mujiquismo, los funcionarios contratados por Almagro no accedieron a cargos en el tercer gobierno del Frente Amplio y, en algunos casos, están enfrentados al presidente Tabaré Vázquez.

El exprosecretario de la Presidencia, Diego Cánepa, el exsubsecretario de Economía y también exvicecanciller, Luis Porto, el exsubsecretario de Salud, Leonel Briozzo, y el exministro de Defensa, Luis Rosadilla (todos de la administración Mujica), son cuatro de los uruguayos en funciones para la secretaría de Almagro.

Mientras Cánepa y Porto son asesores directos con contratos de confianza sin un término previsto, Briozzo y Rosadilla fueron contratados para funciones específicas.Mientras Cánepa y Porto son asesores directos con contratos de confianza sin un término previsto, Briozzo y Rosadilla fueron contratados para funciones específicas.

Cánepa y Porto pertenecen a la categoría D02 según el listado de funcionarios de la Secretaría General de la OEA. Un funcionario profesional de ese escalafón que vive sin su familia en Washigton recibe de forma nominal al menos US$ 155.078 anuales, unos US$ 12.900 mensuales, según la escala salarial publicada por el organismo.

La OEA también publicó en su sitio web las características generales y los montos de los contratos a término.

Según la información disponible, Briozzo cobra unos US$ 10 mil mensuales. Según la información disponible, Briozzo cobra unos US$ 10 mil mensuales.

El médico tiene un contrato de US$55 mil por cinco meses y medio, que va desde el 1º de julio al 15 de diciembre. Además, uno de los promotores de la despenalización del aborto, que enfrentó por ese tema a Vázquez, está habilitado para trabajar desde Uruguay. En tanto, Rosadilla percibe $34 mil uruguayos por su contrato de cinco meses que va del 27 de julio al 27 de noviembre, y también está habilitado a trabajar desde Uruguay.

Otro de los contratados por Almagro que nunca tuvo vínculos políticos cercanos con Vázquez es Cánepa. En la rendición de cuentas de la OEA también fueron registrados contratos a término relacionados a la secretaría general de los uruguayos Gabriel Bidegain y Sergio Jelinek.

Bidegain fue embajador itinerante en la administración de Mujica, es un hombre de confianza de Almagro, y se afilió al MPP en 2004, según publicó El País el 6 de noviembre de 2014. El funcionario tuvo un contrato de US$34 mil por trabajar entre el 2 de junio y el 30 de setiembre en Washington, unos US$8.500 mensuales.

En tanto Jellinek, que trabajó con anterioridad para el Banco Mundial, en la OEA fue contratado por la Secretaría General para cumplir funciones entre el 19 de junio y el 19 de octubre por US$42 mil, equivalentes a US$ 8.400 mensuales.

Según informó ayer La Diaria, el exrepresentante de Uruguay ante las Naciones Unidas (ONU), Gonzalo Koncke, trabajará para Almagro en la OEA.

Los elegidos

Diego Cánepa – exprosecretario de la presidencia

Es abogado y como prosecretario de la presidencia del período 2010-2015 fue uno de los principales operadores políticos del expresidente José Mujica. Promovió el acuerdo de la patente única entre los intendentes. También se encargó del juicio del Estado uruguayo con la tabacalera Philip Morris antes del cambio de estrategia impulsado por Tabaré Vázquez. Su lista 5005 no logró lugares en el Parlamento.

Luis Porto – exsubsecretario de Economía y cancillería

Es economista y durante la anterior administración fue uno de los asesores económicos de confianza de José Mujica. El expresidente lo nombró como subsecretario de Economía tras la pelea de Pedro Buonomo con el exministro Fernando Lorenzo. Luego fue designado vicecanciller. Como asesor de Almagro en la OEA tiene a su cargo temas vinculados con estrategia y desarrollo organizacional.

Leonel Briozzo – exsubsecretario de Salud

Es médico y fue subsecretario de Salud, cargo desde el que impulsó la ley que despenalizó el aborto antes de las 12 semanas de gestación. Aunque integró la Lista 711, no ocupó ningún cargo. Briozzo enfrentó a Vázquez al impulsar la campaña en favor del aborto, una propuesta que el ahora presidente había vetado en 2008 durante su primera administración (2005-2010).

Luis Rosadilla – exministro de Defensa

El tupamaro y exministro de Defensa es un hombre fiel al mujiquismo y fue contratado en la OEA como facilitador de diálogo para conflictos en el continente. Junto al actual ministro de Defensa, Eleuterio Fernández Huidobro, lidera la Corriente de Acción y Pensamiento (CAP-L), un sector del Frente Amplio que en la última elección perdió la representación parlamentaria y también tuvo escindidos.

Americando

Luis Porto y un ex asesor de Barack Obama

estarán en el equipo de transición de Luis Almagro en la OEA

Ricardo Scagliola

La Diaria, Montevideo, 19-3-2015

http://ladiaria.com.uy/

José Mujica quiso asegurarse antes de hacer la jugada. Llamó a Luis Almagro. “¿Seguís con la idea de ir a la OEA, no?”, le dijo. Estaban por aterrizar en Montevideo; llegaban retrasados de Santa Cruz, donde habían participado en la cumbre de los 77 países en desarrollo y China. “Claro que quiero”, le respondió Almagro. Fue entonces que el ex presidente puso en marcha la candidatura de su canciller como secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA). En un principio, en la “radio pasillo” -fuente de rumores del organismo- se manejaba el nombre de Alicia Bárcena, que despuntara como secretaria ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL). Pero la visita de Mujica a la sede de la OEA en Washington, en mayo del año pasado, había instalado la idea de que debía ser él quien propusiera un candidato. El ex presidente habló primero con Dilma Rousseff. “No voy a dejar de acompañar a un uruguayo”, respondió la brasileña. Mujica y su canciller respiraron aliviados: ésa era una señal clave para el éxito de la postulación de Almagro. El 27 de junio siguiente, tras una reunión en la Torre Ejecutiva, el ex presidente le puso la firma a un comunicado en el que postulaba a su canciller.

Ayer, Almagro fue elegido secretario general de la OEA. Quienes estuvieron con él mientras esperaba su designación dicen que lo vieron nervioso. Cuando se terminaron de contar los votos en el enorme Salón de las Américas, ubicado en el primer piso de la sede de la organización, el recinto estalló en un aplauso. Los 19 cancilleres presentes se pusieron de pie, y uno a uno lo felicitaron. El tercer abrazo sonó más fuerte: era el momento de agradecer al secretario general saliente, el chileno José Miguel Insulza, que le devolvió la gentileza acariciándole el rostro. La elección fue por 33 votos en 34. A pedido de Jamaica, el voto fue secreto, pero según comentaron a la diaria fuentes diplomáticas, los uruguayos sospechan que la abstención fue de Guyana. Presumen que ésa fue una forma de mostrar su descontento con la decisión de Uruguay de no acompañar a su candidato a la secretaría general adjunta, Bayney Karran. Para ese puesto, Uruguay se inclinó por el embajador de Belice, Néstor Méndez. La designación del número dos no fue sólo un trámite: Insulza y su segundo nunca tuvieron una buena relación. Tras su proclamación, Almagro dijo que la OEA “debe asegurar condiciones de autodeterminación, debe garantizar condiciones de mejor funcionamiento de la democracia y debe garantizar los temas específicos de derechos humanos”. Y se fijó un objetivo específico cuando aludió a que el éxito de su labor “sólo será tangible si al final de mi mandato podemos decir que la OEA colaboró para que más americanos puedan vivir en paz, para que existan cada vez más derechos para cada vez más americanos”.

En el almuerzo privado que acto seguido se les ofreció a los jefes de delegación que viajaron a Washington, el menú fue austero: bife de lomo con puré de plato principal y flan de postre. Almagro descargaba la emoción en los abrazos que se daba con sus antiguos colegas, con los que además mantuvo, en todo este tiempo, conversaciones informales del más alto nivel para apuntalar su candidatura. Todo en reserva y de manera paralela al trabajo que hacía también en la cancillería. Si bien Mujica tuvo un papel clave para que Almagro llegara a la OEA, hubo otro hombre que hizo lo suyo: el representante permanente ante ese organismo, Milton Romani. También pusieron su parte el canciller ecuatoriano, Ricardo Patiño, y la ex embajadora de Estados Unidos en Uruguay, Julissa Reynoso.

El nuevo secretario general es un hombre propenso a tomarse sus tiempos, pero ayer fue más rápido de lo habitual: apenas fue confirmado como nuevo secretario general, nombró a su ex vicecanciller, Luis Porto, y a Daniel Restrepo, ex asesor del presidente estadounidense, Barack Obama, al frente del equipo que llevará adelante la transición. Así, Almagro apela a un uruguayo de su máxima confianza y al líder de ascendencia latina con mayor peso en la Casa Blanca para dar sus primeros pasos en la OEA. Con esta última designación, el nuevo secretario general busca aceitar la relación con Washington de cara a su gran misión: traducir en el espacio interamericano el deshielo entre Estados Unidos y Cuba, reincorporando a la isla a la organización de la que fue expulsada en plena Guerra Fría. Así potenciaría un organismo que viene siendo eclipsado por la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), cuya presidencia paradójicamente también está en manos de Uruguay. De ahí el chiste, que ayer subió como espuma de champagne por las escaleras del edificio de la OEA, ubicado en la calle F 1889 de Washington DC: “América se está poniendo celeste”.

Penúltimo coletazo del Pepe for export, la elección de Almagro es indisociable de los últimos cinco años de fascinación mundial con Mujica. En la asamblea que lo ungió, no pocos cancilleres alabaron en sus discursos al ex presidente, ahora consagrado full time a la pasión política. Lo mismo hicieron durante la recepción que Uruguay ofreció anoche en señal de agradecimiento, en el Patio Azteca de la OEA. Testigos directos de los halagos, el canciller Rodolfo Nin Novoa, Milton Romani y Luis Porto respondían a cada uno con una sonrisa y algún que otro comentario.
Hoy, a pedido de Venezuela, el Consejo de Ministros de Relaciones Exteriores de la OEA sesionará de forma extraordinaria para tratar la situación en ese país. El 16 de mayo se realizará la ceremonia de asunción, y un día después comenzará a regir el nuevo mandato. Pero principio tienen las cosas: de no haber sido por el efecto Mujica, es probable que Almagro estuviese ahora ocupando su banca en el Senado. Y, en sus ratos libres, atajando alguna de esas ovejas que se le solían escapar de su chacra en Santa Lucía.

The Pepe boys

Dos funcionarios cercanos a Mujica se desvinculan del equipo de Almagro en la OEA.

Se resquebraja el equipo de uruguayos que rodea a Luis Almagro desde su asunción como secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA) a fines de mayo. El ex prosecretario de Presidencia Diego Cánepa y el ex ministro de Defensa Nacional Luis Rosadilla, dos funcionarios cercanos al ex presidente José Mujica, dejarán de prestar funciones a la brevedad. El alejamiento de Cánepa y Rosadilla tiene lugar luego de que Mujica enviara una misiva dirigida al secretario general de la OEA en la que cuestiona el “rumbo” que ha tomado al sembrar públicamente un mar de dudas sobre las garantías de las elecciones parlamentarias que se realizarán el 6 de diciembre en Venezuela. “Lamento el rumbo por el que enfilaste y lo sé irreversible, por eso ahora formalmente te digo adiós y me despido”, escribió el ex presidente en uno de los pasajes de la carta, revelados por el semanario Búsqueda. El tono de despedida fue interpretado en Montevideo como una quita del respaldo político que Mujica depositó en Almagro desde que en 2005 lo nombró director del Departamento de Relaciones Internacionales del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca durante el primer gobierno de Tabaré Vázquez. El entonces ministro aportó lo suyo para que, años más tarde, Almagro fuera designado embajador de Uruguay en Pekín. La llegada de Mujica al gobierno en 2010 lo catapultó al cargo de ministro de Relaciones Exteriores. La coronación como secretario general de la OEA, muy asociada a la fama mundial que el ex presidente adquirió en su mandato, también tuvo la marca de Mujica. Una vez al frente del sistema interamericano, Almagro buscó rodearse de figuras cercanas al mujiquismo.
Entre los uruguayos que fueron designados en cargos de confianza por Almagro se encuentran el ex prosecretario de Presidencia Diego Cánepa, el ex subsecretario de Economía y Finanzas y ex vicecanciller Luis Porto, el ex subsecretario de Salud Pública Leonel Briozzo y el ex ministro de Defensa Nacional Luis Rosadilla. Todos ellos engrosaron las filas de lo que alguna vez se llamó “mujiquismo”, aunque en realidad tienen orígenes distintos. Cánepa, por ejemplo, proviene de la lista 5005, que en las últimas elecciones votó junto con la Vertiente Artiguista en un experimento político que se reveló imperfecto. Briozzo, en cambio, pertenece a la lista 711, el sector del vicepresidente Raúl Sendic, mientras que Rosadilla está vinculado a la Corriente de Acción y Pensamiento-Libertad (CAP-L), que encabeza el ministro de Defensa Nacional, Eleuterio Fernández Huidobro. Porto se define como un frenteamplista independiente.
Hasta ahora, Cánepa se ha desempeñado como asesor en Asuntos Globales de la OEA. La carta del ex presidente lo encontró en una reunión del bloque en Lima, Perú. Desde Washington, Cánepa confirmó a la diaria que en las próximas horas mantendrá una reunión con Almagro en la que conversarán sobre su futuro en la OEA. A Rosadilla, el ex canciller uruguayo le había confiado el rol de facilitador del diálogo para la solución de conflictos en el continente. El ex ministro de Defensa, también consultado, prefirió no hacer declaraciones. En su decisión de no seguir trabajando junto a Almagro pesó, según pudo saber la diaria de fuentes políticas y diplomáticas, su desacuerdo con la estrategia seguida en relación con Venezuela. En el caso de Cánepa, influyó su lealtad a Mujica.
El mensaje a Venezuela
Si en Montevideo la carta de Mujica dejó la impresión de que se trataba de un retiro de la confianza política que había depositado en Almagro, algunos hombres cercanos al secretario general de la OEA lo perciben distinto. Deducen de algunos párrafos de la misiva que, en realidad, la intención del ex presidente también era enviar un mensaje a Venezuela. De hecho, el embajador de ese país en Montevideo, Julio Chirino, reconoció ayer, en diálogo con la diaria, que tuvo acceso al correo. Aunque no quiso especificar si el presidente Nicolás Maduro también leyó las líneas escritas por Mujica, las rutinas diplomáticas contemplan, entre otras cosas, que los embajadores eleven a sus superiores reportes sobre todo aquello que ven o contemplan en los países donde desempeñan su misión. Chirino, que negó haberse reunido con el ex presidente, comparte la tesis de que en la misiva a su ex canciller Mujica envía un mensaje a Venezuela. “He visto lo que se ha dicho. Yo creo que Pepe siempre nos manda mensajes a todos. Él tiene su opinión sobre Venezuela, sus preocupaciones”, sostuvo. Y sobre otro de los pasajes de la carta, revelado por la diaria -en el que el ex presidente afirma que “Venezuela necesita albañiles, no jueces”-, afirmó: “Eso sí, sobre todo en espacios como los de los organismos internacionales, multilaterales, hace falta más un espíritu de construcción, de acercamiento, que de juzgar acciones, elementos, u opiniones de actores políticos. Ése es un error de interpretación en el que se cae cuando se habla sobre Venezuela”. En el entorno de Almagro descifran esa alusión al trabajo de albañilería como una primera pista de un futuro rol de Mujica en relación con el país caribeño. Sobre esto, admitió Chirino a la diaria: “Mujica puede contribuir a tender puentes en la sociedad venezolana”.

Ricardo Scagliola – La Diaria

Rosadilla y Cánepa renuncian como asesores de Almagro

El ministro Luis Rosadilla y el ex prosecretario de la Presidencia Diego Cánepa abandonarán sus cargos como asesores en la OEA.

Caras y Caretas – dec 3, 2015

La ruptura entre el ex presidente Mujica y su ex canciller Luis Almagro, expresada en una carta donde critica su postura ante la situación de Venezuela determinó la renuncia de varios colaboradores del psecretario generañ de la OEA, entre ellos el ex prosecretario de la Presidencia Diego Cánepa, y el ex ministro de Defensa Nacional, Luis Rosadilla.

También están en esa lista de asesores Luis Porto -ex vicecanciller-, Leonel Briozzo -exsubsecretario de Salud Pública-.

Rosadilla pertenece al sector liderado por Fernández Huidobro, la Corriente Acción y Pensamiento (CAP-L), en tanto Diego Cánepa es uno de los líderes de la Lista 5005, socio de la Vertiente Artiguista que no obtuvo escaños en las últimas elecciones.

Por su parte, Briozzo proviene de la Lista 711 de Raúl Sendic, y el economista Porto se considera un frenteamplista independiente.

Cánepa y Rosadilla anunciaron que por lealtad al expresidente Mujica renunciarán a sus cargos, informa La Diaria.

Almagro llegó a la Organización de Estados Americanos (OEA) en parte por la fuerte campaña de Mujica, quien además fue su mentor político al nombrarlo canciller entre 2010 y 2014, recuerda El País.

Durante el primer gobierno de Tabaré Vázquez fue director de Relaciones Internacionales del Ministerio de Ganadería, Agricultura y pesca, secretaría que estaba liderada por el propio José Mujica. Se desempeñó como embajador en la República Popular China.

En el marco de este diferendo, el embajador venezolano ante la OEA, Bernardo Álvarez, opinó que el secretario general del organismo, Luis Almagro, está “inhabilitado” para cualquier gestión sobre Venezuela, porque “utiliza” su puesto para sumarse a una campaña contra el oficialismo.

Según consigna el diario venezolano El Nacional, el gobierno de Venezuela “siempre supo” que Almagro tiene un postura política “que asume los principios de la oposición” y sus recelos se han visto “probados” con la carta que envió el mes pasado al Consejo Nacional Electoral venezolano, dijo Álvarez.

Otro más con el como te digo una cosa, te digo la otra

OEA

Rosadilla desmintió renuncia

Publicado el Jueves 3 diciembre de 2015 , 6:00am – La República uy

El exministro de Defensa y exlegislador del Frente Amplio Luis Rosadilla desmintió que su alejamiento como secretario especial en la OEA del secretario general Luis Almagro se deba a desavenencias con el ex canciller por su postura en relación a Venezuela.

En diálogo con LA REPÚBLICA, Rosadilla fue tajante: “Es absolutamente falso; desmiento cada letra publicada por La Diaria”. Rosadilla aclaró que su contrato de trabajo finalizó el 27 de noviembre pasado y que eso fue lo que determinó su alejamiento del cargo. “Yo tenía un contrato a término que se terminó”, agregó.
Rosadilla pertenece al sector liderado por Eleuterio Fernández Huidobro, la Corriente Acción y Pensamiento (CAP-L). Según La Diaria, Rosadilla y también Diego Cánepa, exprosecretario de la Presidencia durante el gobierno de José Mujica, anunciaron que por lealtad al expresidente renunciarán a sus cargos.
LA REPÚBLICA intentó comunicarse con Cánepa quien no respondió a los llamados a su celular. En una carta dirigida a Almagro, el expresidente Mujica cuestionó su postura ante la situación de Venezuela y le retiró su apoyo. “Lamento el rumbo por el que enfilaste y lo sé irreversible, por eso ahora formalmente te digo adiós y me despido”, le escribió Mujica.
El expresidente fue su mentor político al nombrarlo canciller entre 2010 y 2014. Durante la Administración Vázquez, Almagro fue director de Relaciones Internacionales del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca, secretaría que estaba liderada por el propio José Mujica.
Luego fue designado funcionario diplomático de bajo perfil aunque con destinos importantes, como China, por ejemplo. Adherente del MPP, abogado y artista plástico, Luis Almagro fue un actor de primera línea en la Administración Mujica.
En la lista de asesores de Almagro, también figuran Luis Porto -exvicecanciller- un economista frenteamplista independiente y Leonel Briozzo -exsubsecretario de Salud Pública- que proviene de la Lista 711 de Raúl Sendic. Almagro llegó a la OEA en parte por la fuerte campaña de Mujica.

Reclamo

Ocupan tierras en Artigas; Pit apoya

Azucareros tomaron medidas en reclamo por mejores salarios.

03 dic 2015 – El País uy

La Mesa Representativa del Pit-Cnt acompañó ayer el reclamo de la Unión de Trabajadores Azucareros de Artigas que ocupan tierras en el marco de una lucha por mejores salarios.
«Los sucesivos proyectos de desarrollo que llegaron a Bella Unión en las tres últimas décadas no han sido capaces de contemplar las grandes expectativas de los trabajadores y las trabajadoras rurales», denunció el Pit-Cnt a través de un comunicado.
«Estos proyectos tampoco se mostraron capaces de mitigar la zafralidad, que obliga a los trabajadores a alejarse de sus familias durante varios meses del año en búsqueda de oportunidades de trabajo», añadió el escrito de la mesa representativa de la central.
El Pit-Cnt explicó que «en el año 2006 las trabajadoras y los trabajadores de Bella Unión ocuparon tierras para ser beneficiados por las nuevas inversiones económicas que estaban programadas para la zona. Con esta medida, lograron que el Proyecto Sucro-Alcoholero (que reactivó la economía cañera de Bella Unión) se convirtiera en una oportunidad de acceso a la tierra para algunas familias de asalariados/as rurales. Sin embargo, las actuales modalidades de acceso a la tierra los han vuelto dependientes de la empresa Alcoholes del Uruguay S.A. (ALUR) y han dificultado la diversificación productiva».

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More