Publicado en: 29 noviembre, 2017

Noticias Uruguayas 29 noviembre 2017

Por Colectivo Noticias Uruguayas

URUGUAY: El Flaco Daniel. Por Jorge Zabalza // Los trabajadores de los frigoríficos paran por 48 horas

ARGENTINA: Rio Negro: dos heridos con balas de plomo y un fusilado tras represión a comunidad Mapuche // “Vamos a matarlos a todos” // “Nos defendemos con piedras, nunca tuvimos un arma, somos pobres” // Autopsia confirma que Rafael fue asesinado por la espalda // HONDURAS: Tras elecciones: 48 horas de incertidumbre, inseguridad y miedo // URUGUAY: El Flaco Daniel. Por Jorge Zabalza // Los trabajadores de los frigoríficos paran por 48 horas

 

URUGUAY

El Flaco Daniel. Por Jorge Zabalza

El sábado de noche fue la bienvenida a Inger y Henry, un ritual que desde hace nueve años cumplimos con Lourdes, Daniel y Veronika. El otro era la cena de despedida cada vez que ambos regresaban a Suecia. Algunas veces se sumaban Inés y Jorge Manera, en otras, María Liria Martínez o Judith y Ricardo Elena. Pendiente de Daniel como siempre, Lourdes controló que el aire acondicionado estuviera apagado. El Flaco estaba aún más bromista y expansivo que de costumbre. Traía consigo la alegría que ese mediodía le produjo el merecido reconocimiento a Washington Carrasco.

Su gran amigo Coriún fue el primero en acompañarnos a la mesa, un recuerdo que evocó a los que lo precedieron en la ausencia, las heridas que no sanan y despiertan nostalgias de tiempos idos. Con Fidel a la cabeza, la generación del Moncada va entregando el testimonio de lo que quiso ser su revolución social. Así decíamos y recordábamos, como si la muerte nada tuviera que ver con nosotros. Mucho menos con Daniel, lleno de proyectos que requerían vivir una eternidad: entrevistas para Tímpanos, el nuevo disco, ¡el concierto de sus primeros 60 años de actuación para el 1° de diciembre!

Estaba preocupado por la cantidad de gente joven que ya no se sienten representados por el Frente y no piensan votarlo. ¡Hablan del Frente como si fuera un partido más! ¿A quién dejar la posta? ¿Qué hemos hecho, Tambero? Nosotros nada, hermano, de esto no somos responsables. Desalambrar será de los que sigan luchando por la tierra, la sangre de Tupac correrá por las venas de los que griten ‘libérate hermano’. Plantaste las semillas, pero las flores crecen sin obedecer, tienen vida propia.

Salió al ruedo el fantástico compromiso que el gobierno y sus caudillos contrajeron con UPM ¿Dónde quedó aquel frente grande contra la extranjerización de la tierra y la producción? Estaba releyendo artículos del Bebe, parecía tener una bola de cristal, se fue demasiado temprano, no los hubiera dejado entregar el país al capital transnacional.

Lo indignaba el clima de olvido y perdón: estuvo frente a la Corte de Injusticia (así la bautizó) cuando desplazaron a Mariana Mota para proteger a los culpables de crímenes contra la humanidad.

El viernes había estado en Las Piedras, en una muestra de los dibujos de Capagorry que organizó su hijo (“se llama Juan, como Capita”).

Antes de cumplir veinte, Daniel había llegado a Minas con su andar desgarbado. Mayor que Daniel, Capagorry era el portaestandarte de la bohemia del pueblo. Con diferente suerte y dedicación, los tres estudiamos guitara con Cedar, el padre de Daniel, que vivía pegado a la capilla de Las Delicias. En el Bar Almandoz se mezclaban todas las edades para desespero de las madres de los que, con apenas quince años, teníamos la ñata contra el vidrio y orejas bien grandes. Me encantaba oír a Capita años antes de que, en 1965, crearan ‘hombres sobre la tierra’ con Daniel. Me llamaban más la atención el pelo largo de Daniel que sus dotes de cantor y me deslumbraban las historias del cura Pintos que hacía Capagorry, las mismas que hasta poco antes hacía el Pepe Morosoli en el galpón de la esquina de mi casa.

Eran un grupo de intelectuales donde estaban Edgardo Ribeiro -mi profesor de dibujo- y Olga Labraga, que me enseñó a buscar a Artigas por debajo del bronce. También Santiago Puchet -futuro director de ‘La Hora’- y Solanito, el play boy comunista y querido por todos. Me atraían sus despiadadas críticas al sistema, pero las escuchaba con disimulo, no fuera que alguien contara a mi padre que oía a los demonios del pueblo. La misma fuerza de atracción que tal vez sintió el ‘Pastilla’ Fornaro, otro de los acólitos de esos predicadores.

Cada vez que nos encontrábamos se conmovía al hablar de los caídos en la toma de Pando. Los quería como hermanos, fueron sus compañeros políticos. Por supuesto, me hacía llorar con el corrido de la mexicana Judith Reyes.

Este 8 de octubre estuvo en el homenaje a Ernesto Guevara en Vallegrande. Fue muy especial para Daniel. Esa noche que no podremos olvidar nos contó de su emoción al pisar sobre las huellas del Ché camino a la lavandería de La Higuerita, al lugar donde sería asesinado por los esbirros de la CIA. Los invitaron a cerrar guitarra en mano. Al resonar en la quebrada, el timbre de su voz se volvió más profundo que de costumbre y, con Circe Maia y los desaparecidos y Llamarada de Jorge Salerno, hizo estremecer los corazones de la concurrencia

Eran sus estandartes. Los cantaba donde iba a cantar e iba a donde lo llamaban. Con los mismos sentimientos de amor a la humanidad y la misma actitud solidaria y fraterna durante medio siglo.

Pocas mañanas atrás, en Babilonia, Marcelo me preguntó ¿Daniel puede haber causado más daño que la oligarquía? Vocera de lo más reaccionario, esta señora Vigil no puede herir la memoria de nadie, su odio y el de su clase homenajea la historia de vida de Daniel, cantor de las luchas del pueblo latinoamericano.

El lunes llamó Henry: Daniel no era inmortal. Todavía frescas las charlas del sábado, nos abrazamos con Veronika. Otras y otros recordarán al poeta o al eximio concertista, pero en mi caso personal, cómplice de secretos íntimos, solamente puedo recordar al Daniel orgulloso de sentirse revolucionario y de haber sido hombre de acción en aquel movimiento tupamaro de los ’60. Del movimiento que ya no es y que, para colmo, ha dejado de cultivar la memoria de sus mejores mujeres y hombres, los que murieron dando a luz aquella década de grandes definiciones, ingenuidad, miedo y heroísmo.

Del otro flaco.

https://ladiaria.com.uy/media/photologue/photos/cache/p6f1-20171128-marcha-feminista_ma20171125_0102_1200w.jpg

Marcha en conmemoración del Día Internacional de Lucha contra Todas las Formas de Violencia hacia las Mujeres, el sábado, en el Centro de Montevideo. Foto: Manuela Aldabe

Conquistas que se ganan

Más de 2.000 mujeres participaron en el XIV Encuentro Feminista de América Latina y el Caribe (EFLAC), que se llevó a cabo en Montevideo del 23 al 25 de noviembre, y que culminó con la gran marcha de conmemoración del Día Internacional de Lucha contra Todas las Formas de Violencia hacia las Mujeres. En diálogo con la diaria, Lilián Celiberti, coordinadora de Cotidiano Mujer –colectivo que organizó la implementación del EFLAC en Uruguay–, valoró la diversidad etaria, cultural y sexual de las participantes, la amplia agenda que se abordó en el encuentro –“el análisis de la democracia, la descolonización y despatriarcalización” y la protección de las defensoras de los derechos de las mujeres.
Celiberti celebró que en el encuentro se incluyó el concepto de la “sostenibilidad de la vida”, que, explicó, “abarca tanto la lucha contra el patriarcado como el extractivismo, contra el modelo de desarrollo, y la sustentabilidad de formas de vida que hoy están siendo amenazadas y perseguidas por megaproyectos y megaintervenciones que consumen el agua, el aire y que contaminan los suelos”.
Las discusiones giraron en torno a diez ejes de trabajo, entre los que se encontraban el cuerpo de las mujeres, el racismo, la discriminación, diferentes formas de violencia, economía feminista y autonomías y poder.
Según Celiberti, se logró una pluralidad de miradas, y a eso era que se apuntaba. “El movimiento feminista tiene que recoger el espacio de la pluralidad como un valor: no queremos un mundo de pensamiento único, esa pluralidad de miradas y tensiones es lo que somos en la sociedad”, declaró.
“Contribuir al fortalecimiento de la democracia en América Latina a partir de la incorporación de los derechos humanos desde una perspectiva feminista en la agenda de los estados y de las sociedades” fue el principal objetivo del encuentro. Celiberti comentó que las mujeres no sólo quieren gritar en la calle para pedir el fin de la violencia contra las mujeres. “No me alcanza sólo con gritar, necesito instrumentar conciencias en quienes tienen el poder y arrancar derechos”, dijo. Para ella, “la democracia no es una cosa dada, es algo que se conquista todos los días poniendo el cuerpo en la calle, pero también con la inteligencia, yendo al Parlamento”. Señaló que en eso se diferencian “de otros feminismos, que ven una pared y todas son iguales; para nosotros los gobiernos no son todos iguales; en ese sentido, recogemos más una tradición de incidencia política que queremos hacer”, precisó. Como ejemplo, mencionó que es crítica de la Ley de Interrupción de Embarazo, pero remarcó que, “sin embargo, preferimos que exista a que no exista”. “No quiere decir aplaudir, ser sumisas o no contestatarias; implica construir una forma de autonomía desde la cual vamos a criticar cuando es necesario, pero vamos a valorar los pasos que damos porque resuelven problemas concretos de la vida cotidiana de las mujeres”, remarcó.

 

Duele

PORTAL PIT-CNT

Duele
Una medida extrema, duele. A ningún sindicato, a ningún trabajador, le gusta tener que adoptar una medida límite y llegar a la huelga de hambre.
Miguel Mascarello, dirigente del sindicato del gas, dijo al Portal que la medida duele y será asunto de todos los trabajadores “rodear a los compañeros, no dejarlos solos y demostrar que en los momentos difíciles es cuando más estamos”. Mascarello es suplente de los tres trabajadores definidos para desarrollar la huelga de hambre. En caso que los trabajadores designados, el presidente de la UOEGAS, Martín Guerra, Javier Ortiz y Fabricio Sosa, no superen la prueba médica, hay otros suplentes que tomarán su lugar. “Lamentablemente estamos acostumbrados a tener que tomar medidas extremas por el permanente accionar de la empresa” Petrobras. Según explicó Mascarello, se tratará de lograr una negociación “seria” y “responsable” porque “hasta ahora le han mentido al Ministerio de Trabajo alegando un supuesto déficit que no es tal”.
Esta madrugada los trabajadores ya habían levantado la carpa frente a Montevideo Gas en la Plaza Independencia y habían comenzado a recibir el apoyo de distintos sindicatos que se arrimaron hasta allí. “La empresa miente y no nos dejó alternativa que tomar esta medida extrema de huelga de hambre” sostuvo. “A nadie le gusta tomar una medida de este tipo, los trabajadores somos pacíficos y siempre tratamos de agotar todos los caminos de diálogo pero no nos dejan alternativa por las actitudes de la empresa” enfatizó.
“El 29 iremos a la Mesa Representativa del PIT-CNT para explicar nuestra situación, describir el camino que estamos llevando adelante y solicitaremos la solidaridad de los compañeros, porque lo peor que le puede pasar a un sindicato es no estar rodeado de los compañeros” admitió. Desde el sindicato se prevé asistir a las familias de los huelguistas para “no dejarlas solas” en el entendido que están llevando adelante una lucha colectiva. “La solidaridad no se agradece, se retribuye,  nosotros tratamos de explicarle a la opinión pública y a todos los trabajadores que este sindicato va a dar pelea” subrayó.

Los trabajadores de los frigoríficos paran por 48 horas; las gremiales están preocupadas por el daño a los productores

La Federación de Obreros de la Industria de la Carne y Afines (FOICA) decidió parar hoy miércoles y mañana jueves por el conflicto en el Frigorífico Solís, en Lavalleja. Ariel Jacques, presidente de la FOICA, dijo a la diaria que la empresa llegó ayer a la reunión en el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (MTSS) con “una posición bastante radical”: sólo propuso extender el seguro de paro. La Federación proponía que también se negociara el régimen de licencias, que se retiraran de la mesa los despidos e iniciar una discusión del convenio colectivo en enero. La reunión tripartita estaba citada para las 11.00, pero, al no llegar a un acuerdo, se pasó a cuarto intermedio; los trabajadores esperaron hasta las 14.00, pero no hubo respuesta de la empresa. “Nadie contestó, por lo que se decidió seguir con las medidas”, afirmó Jacques. “La sensación que nos queda es que quieren enterrar a los 68 trabajadores. Tenemos toda una directiva sindical afuera”, sostuvo. El conflicto en el frigorífico de Lavalleja comenzó en el sector faena, cuando los empleados empezaron a trabajar a reglamento, al constatar que cobraban más trabajando por hora que por productividad. Según explicó Jacques, en todos los frigoríficos se cobra más cuando se trabaja más, pero este frigorífico pagaba tan poco por productividad que no era rentable. “Inmediatamente la empresa contestó mandando a todos los afiliados al sindicato al seguro de paro”, dejó a dos personas en faena y trasladó gente de limpieza y mantenimiento a ese sector.
Ayer, el Secretariado del PIT- CNT emitió un comunicado en el que expresó su “más profunda solidaridad” con los trabajadores afiliados a la FOICA y rechazó las “prácticas de represión antisindical, de imposición de ritmos de trabajo, apañadas por la actitud de no intervención de las Cámaras Empresariales del sector”. En el documento, el PIT-CNT sostuvo que la patronal del Frigorífico Solís trata de “imponer unilateralmente ritmos acelerados de producción, violentando las normativas vigentes”, lo que desató “un conflicto generalizado en la industria frigorífica”.
Por su parte, las gremiales rurales expresaron ayer su “preocupación” por el daño que el conflicto “genera a los productores ganaderos, en particular productores chicos y medianos, altamente dependientes de los embarques de ganado a realizarse en zafra”. La Asociación Rural del Uruguay, la Comisión Nacional de Fomento Rural, las Cooperativas Agrarias Federadas y la Federación Rural rechazaron “las posiciones irreflexivas, provengan de donde provengan, las que finalmente determinan tensiones y desconfianzas aun superados los conflictos, socavando el necesario clima de entendimiento que se requiere para encarar la actividad productiva agroexportadora”. Las gremiales aspiran a que la sensatez “permita superar las diferencias, atendiendo las dificultades crecientes que para competir tiene la industria exportadora en nuestro país, a la vez de la necesidad imperiosa de preservar los puestos de trabajo, sustento de tantas familias”.
COLABORA CON KAOS