Publicado en: 29 septiembre, 2017

Noticias Uruguayas 28 septiembre 2017

Por Colectivo Noticias Uruguayas

Uruguay: Peón rural fue azotado con un rebenque por reclamar las ocho horas de trabajo

PUERTO RICO: Desde Puerto Rico: “Esto es otro país hermanos” // Devastación “absoluta” en Puerto Rico: “El país está en un estado de aturdimiento” // El apocalipsis en Puerto Rico no ha hecho más que empezar // La ley Jones impide que Puerto Rico pueda recibir ayuda de sus vecinos del Caribe en medio de una “devastación inimaginable” // CATALUNYA Referéndum 1-O: Rufián afirma que Catalunya quiere recuperar el “país que le robaron hace 80 años” // El director de los Mossos: “Los policías están para garantizar derechos, no para impedirlos” // Chile: Mapuche: Potenciar organización y avanzar al Kume Mongen contra abuso policial, empresarial y estatal // Uruguay: Peón rural fue azotado con un rebenque por reclamar las ocho horas de trabajo

 

URUGUAY

Madres y Familiares de Uruguayos Detenidos Desaparecidos

Acción Global por Ayotzinapa, setiembre 2017

Este 26 de setiembre se cumplen tres años de un dolor inmenso, que sigue atravesando a los padres, madres y estudiantes de Ayotzinapa, al pueblo todo de México y a quienes, en la distancia, nos hemos hermanado en esta lucha por verdad y justicia.
Los padres de los 43 han caminado todo el país y han salido fuera de fronteras reiterando, una y otra vez, la misma pregunta: ¿qué pasó y dónde están sus hijos?
Del otro lado, nadie escucha. Solo hay mentiras y olvido. Desde el comienzo, el gobierno mexicano ha ocultado, dilatado y manipulado las pruebas amparando en total impunidad a los responsables: los cuerpos de Policía Municipal, Federal y Ministerial, el Ejército y agentes civiles vinculados al narcotráfico. Solamente ha viciado el caso de chivos expiatorios y pruebas falsas, sin una investigación real.
En marzo de 2015, a pedido de los padres, y de acuerdo con el Estado de México, se creó el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI), bajo la órbita de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).
El GIEI presentó nuevas líneas de investigación y llevó a cabo numerosas acciones en el proceso, tendientes a descubrir la participación de las fuerzas represivas involucradas, demostrando la falsedad de la “verdad histórica” presentada por el Gobierno.
El Gobierno no renovó su período de trabajo y los investigadores debieron abandonar el país. La CIDH aprobó un nuevo mecanismo para continuar supervisando la investigación, pero el Gobierno no ha respondido a las múltiples recomendaciones y observaciones internacionales.
Los familiares y estudiantes de Ayotzinapa exigen el cumplimiento de cuatro líneas imprescindibles para la búsqueda de verdad y justicia:
1-     Abrir una investigación contra elementos del 27 Batallón de Infantería del Ejército mexicano. La noche del 26 y madrugada del 27 de septiembre estuvieron presentes en los lugares donde fueron agredidos los estudiantes de Ayotzinapa.
2-     Las pruebas indican que por lo menos 25 estudiantes de Ayotzinapa fueron llevados a Huitzuco; en la detención participaron elementos de la Policía Federal, Municipal, Ministerial y del Estado.
3-     La PGR tiene mil teléfonos que está analizando; 17 de estos son de los estudiantes desaparecidos. Desde abril de 2016, los resultados del análisis de geolocalización y contenido de las conversaciones no han sido entregados a las madres y padres de familia.
4-     Las investigaciones revelan que el principal móvil de la agresión a los estudiantes de Ayotzinapa tiene que ver con el trasiego de droga que el grupo delincuencial Guerreros Unidos llevaba a cabo desde Iguala hasta Chicago. Exigimos avanzar en esta línea de investigación hasta su esclarecimiento.
Enrique Peña Nieto se ha negado hasta ahora a permitir que los investigadores avancen, e insiste en sostener la mentira que desde la Procuraduría General de la República, la Secretaría de Gobernación y otras dependencias fabricaron para mantener el caso en absoluto secreto y asegurarse de que los principales perpetradores permanezcan a salvo, mediante la ocultación de pruebas reales, la implantación de pruebas falsas y la aplicación de tortura para obtener confesiones, todo absolutamente demostrado por los investigadores.
La exigencia de saber la verdad acerca de la desaparición de los 43 normalistas forma parte de la condena al terrorismo de Estado y al sistema de impunidad que impera hoy en México, la brutal represión a la que está sometido el pueblo en su conjunto, marco en el que se cometen gravísimas violaciones a los derechos humanos, cuya intensidad va en aumento.
En Uruguay, no olvidamos el pedido que nos hicieron los familiares de los 43 en su visita a nuestro país, durante la Caravana 43 Sudamérica, en mayo de 2015: «¡No nos dejen solos!».
Junto a todas las personas, colectivos y organizaciones del mundo que participan en esta acción global, nos hacemos eco de lo exigido por las familias y los investigadores.
Por todo esto, quienes firmamos este pedido responsabilizamos al Estado mexicano por el crimen de lesa humanidad cometido contra los estudiantes de Ayotzinapa y demandamos que el presidente Peña Nieto de una vez por todas tome medidas que garanticen una investigación independiente y sin más obstrucciones, basada en las cuatro líneas planteadas por los expertos, y ponga fin a tanta impunidad. Por verdad y por justicia.
¡VIVOS LOS LLEVARON!
¡VIVOS LOS QUEREMOS!
Madres y Familiares de Uruguayos Detenidos Desaparecidos
Agrupación de Funcionario de la U.T.E. (AUTE)
Agremiación Federal de Funcionarios de la Universidad de la República (AFFUR)
SAG
Colectivo Contraimpunidad
Colectivo de fotoactivismo RebelArte
Globale Uruguay

https://ladiaria.com.uy/media/photologue/photos/cache/p3f1-20170926-fg_1200w.jpg
Ricardo Cajigas en rueda de prensa, ayer, en el PIT-CNT. Foto: Federico Gutiérrez

Peón rural fue azotado con un rebenque por reclamar las ocho horas de trabajo

El lunes 18 de setiembre, pasadas las 18.00, el peón Hugo Leites recibió una golpiza propinada por el capataz de la estancia Flor del Ceibo, en Salto. El capataz, Paolo Rodríguez, azotó a Leites con un rebenque y le causó heridas en la espalda y en la cara, además de dejarle una costilla rota. los hechos ocurrieron a la entrada del corral a donde se lleva al ganado para darle la ración de engorde. Todos coinciden en que el incidente se produjo por un reclamo del empleado sobre la cantidad de horas trabajadas. Gabriel Cartagena, abogado de Leites, explicó a la diaria que el peón fue a cerrar la portera y, cuando le dio la espalda a Rodríguez, este le empezó a pegar con un rebenque. Según el abogado, las heridas en el ojo derecho y en la nariz se produjeron cuando el capataz golpeó a Leites a la altura de la cabeza. “Le pegaron de atrás, lo que pasó es que la punta del rebenque le dio en la cara”, explicó. Cartagena aseguró que si bien su cliente trató de defenderse, el ataque fue de tal magnitud que Rodríguez llegó a golpear a Leites cuando estaba en el piso.
Después del ataque, sobre las 20.30, el dueño del establecimiento, Ernesto Estévez, llamó por teléfono a Leites para pagarle los jornales trabajados en setiembre, que sumaban 8.400 pesos. Media hora más tarde, le hizo firmar al peón tres recibos: dos en blanco y uno por el dinero pagado. También “le dijo que no lo quería ver más”, sacó un cuchillo y lo amenazó para que no hiciera la denuncia. Además “le dijo que iba a ir a la comisaría para denunciar [al empleado] por el robo de una cadena de alambrar”. Cartagena aseguró a la diaria que su cliente le contestó: “Mire, patrón, usted denuncie lo que tenga que denunciar y haga lo que tenga que hacer, yo no tengo nada que ocultar”. El hombre optó por no enfrentar al dueño de la estancia y pasó la noche en el campo de un vecino. El martes 19 de setiembre fue a la mutualista de Salto, donde recibió los primeros cuidados. Ese día, la esposa de Leites sacó las fotos que circularon por las redes sociales, en las que se puede ver con claridad la marca de los rebencazos. El miércoles 20 se hizo la denuncia en la Seccional 5ª de Salto. Ayer, a las 18.00, Leites se presentó ante la médica forense para que dejara constancia de las lesiones.
la diaria accedió a las declaraciones de Rodríguez y Estévez en la Seccional 7ª de Salto, hechas ayer. En calidad de indagado, Rodríguez declaró que ese lunes estaba realizando tareas junto a su patrón, Estévez, cuando “en un momento dado le ordena a Leites que fuera a encerrar los vacunos para darle la ración de engorde. Cuando va a ayudar a Leites, este le dice: ‘No trabajamos de noche’, respondiéndole Rodríguez que no comenzara con sus comentarios, que si no le servía la changa que se fuera. En ese momento Leites le dice: ‘Alcahuete, que parecés un cuzco detrás del patrón, ragalau, trabajando para los gringos’. Después se originó una pelea en la que él recibió un golpe en el rostro que le produjo un sangrado y un golpe en un brazo, no concurrió a ningún lugar médico para constatar lesiones, tampoco realizó denuncias en dependencias policiales”.
Por su parte, Estévez declaró que Rodríguez lo llamó y le contó que había tenido una pelea. “Cuando llega su peón, Leites se retiraba del lugar gritando ‘Me voy, me voy’, a lo cual le dice ‘andate nomás, estás sólo para complicar’”. Sobre los jornales adeudados, Estévez asegura que le pagó a Leites en un establecimiento lindero, pero en la declaración no menciona nada sobre el supuesto robo de la cadena ni sobre la firma de los recibos.
En su declaración, el trabajador dice que está empleado desde hace nueve meses en el establecimiento “como peón rural, teniendo como capataz a Paolo Rodríguez, quien vive allí. Con este, desde que comenzó a trabajar, tuvieron inconvenientes y cruces de palabras por el hecho de que [no] respetaba nunca las ocho horas y hacía trabajar al personal y a la víctima hasta 14 horas diarias, pero nunca la situación se fue a las agresiones”. Según el documento, “la víctima se vio obligada a defenderse como pudo, con un rebenque, también algún lazo le dio. Luego del incidente, la víctima juntó sus pertenencias y se retiró del establecimiento a un puesto aledaño para pasar la noche, desensillando su caballo. Aparece luego, esa misma noche, el patrón Ernesto Estévez, quien increpa a la víctima a pelear exhibiéndole un facón grande. Además, culpa a la víctima de haber hurtado una máquina, creyéndose el patrón lo que dijo su capataz”.
Consultado sobre la versión de Rodríguez y Estévez, el abogado del trabajador dijo a la diaria que es una estrategia y que los golpes en la espalda son la evidencia de que no se trató de una pelea, porque en un incidente de ese tipo “nadie va a dar la espalda”. Cartagena confirmó que Leites intentó defenderse, pero aseguró que la única denuncia que hay es la hecha por su defendido en la Seccional 5ª de Salto. La causa está en el Juzgado 2º de Paz de ese departamento y la jueza actuante es Margarita Toriani.
Cartagena desmintió haber sido objeto de amenazas y negó haber recibido un soborno para retirar la denuncia. Comentó que una abogada les ofreció 40.000 pesos por el despido del peón rural. “Eso fue en la puerta del Juzgado de Paz rural de Villa Constitución, previo a ratificar la denuncia penal”. El abogado se negó a recibir el dinero porque aún no había hecho los cálculos de la liquidación.
La denuncia en el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (MTSS) fue presentada ayer a las 12.00 por las condiciones de trabajo de esa estancia y la situación de violencia que vivió Leites. El abogado aseguró que lo que piden es “que el MTSS, a través de la Inspección General de Trabajo, tome cartas en el asunto e investigue los hechos ocurridos y determine en qué situación se encuentran los otros empleados”. Según el profesional, cuando Leites trabajaba ahí, había tres peones que vivían en malas condiciones; dormían en un galpón sobre colchones sucios e incluso en una oportunidad les dieron de comer una vaca que había sido sacrificada por tener cáncer.
La denuncia penal es por presuntas lesiones del capataz al trabajador, por amenazas del patrón y por omisión de asistencia.
Este viernes, Leites y su abogado serán recibidos en la Comisión de Legislación del Trabajo de Diputados. La invitación fue realizada por el diputado del Frente Amplio Daniel Placeres.
Comunicados y conferencias
La Asociación Rural del Uruguay (ARU), mediante un comunicado de prensa, expresó ayer su “absoluto repudio” a todo acto de violencia “en cualquiera de sus formas”. Exhortó “al cumplimiento estricto de las normas laborales vigentes”, sobre todo con relación al trabajador rural y sus derechos. “Velamos para que todas las diferencias o conflictos en el plano laboral que no sean solucionadas por acuerdo de partes, sean dirimidos por las vías y en los ámbitos competentes”, dice el comunicado. La ARU confía en que los “hechos ocurridos” se aclaren y se determinen las responsabilidades que “pudieren corresponder”.
El integrante del Secretariado Ejecutivo del PIT-CNT Óscar Andrade dijo, en conferencia de prensa, que las imágenes del trabajador golpeado “son de la Edad Media”, y que esta situación “tiene que indignar al país”. El dirigente indicó que el PIT-CNT asesora al trabajador a nivel laboral, civil y penal, y que les extraña que los responsables de la golpiza “no estén detenidos”. “Esperemos que eso pase pronto”, sostuvo.
-->
COLABORA CON KAOS