Noticias Uruguayas 26 febrero 2017

Publicidad

Los compinches de Trump / por Naomi Klein // Recientes deportaciones son una «operación militar»: Trump // ¿Y las deportaciones que realiza México? // Estado español: Miles de personas llenan las calles de toda España en las Marchas por la Dignidad – 16 ciudades españolas se han echado a las calles // Chile: Entrevista a Iván Carrasco, miembro de la mesa política del Frente Amplio y dirigente del Partido Igualdad // Argentina: El conflicto AGR Clarín llegó a la Plaza de Mayo // Uruguay: Amnistía Internacional dice que en Uruguay apenas hubo avances en los procesos penales de los crímenes de lesa humanidad

 

URUGUAY

Por: Marcelo Bustamante

Un hecho histórico se produjo días pasados a nivel del Sunca. Por primera vez, tiene como integrante en la Mesa Representativa del Pit Cnt a una mujer. Se trata de Laura Alberti. Tiene 40 años y dos hijos de 19 y 22 años de edad. Se desempeña como trabajadora en una fábrica de cerámicas. Dijo estar orgullosa de representar al Sunca en este órgano de conducción de la central de trabajadores.
Milita sindicalmente desde el año 2008. Comenzó como delegada en su centro de trabajo, vinculado con la rama de cerámica. Trabaja en una fábrica de cerámicas artesanal con la participación de más de 50 mujeres.
Alberti se desempeñó en el Sunca como delegada de seguridad y gremial y a partir de allí comenzó a generar horas de fueros sindicales para empezar a militar. Se fue formando con la experiencia de sus otros compañeros y compañeras del casco duro de la militancia. Con el tiempo pasó a ser integrante de la dirección de la rama de cerámica. En el año 2010, participó de las negociaciones en los Consejos de Salarios. Actualmente integra la MesaIntersindical del Sunca, y es la representante de este gremio en la MesaRepresentativa del Pit Cnt. El Sunca, además de la industria de la construcción, nexo de la construcción, también incluye otros nexos; extractiva, peajes, cerámicas.
Alberti dijo que nunca olvidará cuando una encargada de una fábrica le dijo que si quería ganar más dinero, que se consiguiera un marido. Aclaró que en la Mesa del Pit Cnt no irá con la intención exclusiva de proponer temas de género sino que va por todo los problemas sindicales.
¿Pudo compatibilizar la crianza de sus hijos, como madre soltera, con el tiempo dedicado a la militancia sindical?
Cuando comencé a militar como delegada era madre soltera y jefa de hogar. No había otra cosa que hacer. Les dije en su momento que su madre estaba peleando por sus derechos. En el centro de trabajo éramos todas mujeres y nos sentíamos un poco opacadas por un patrón. Empezamos a agarrar fuerza y nos pusimos de acuerdo de pelear por nuestros derechos. Siempre me sentí apoyada por mis hijos.
¿En esa fábrica cómo fue el vínculo y la relación con ese patrón hombre?
Siempre fue muy complicada. Los responsables de la empresa nos machacaban permanentemente. Una encargada una vez me llegó a decir: “¿Por qué peleas por tus derechos? ¿Por qué querés más sueldo? Si necesitás más plata conseguite un marido.” Así nos hablaba. No entendían de por qué queríamos más derechos si teníamos agua caliente y ventiladores. Nos decían que si queríamos más dinero que nos consiguiéramos un marido. Eso no me lo olvido nunca más.
¿Forma parte de las conductas del patriarcado que afecta tanto a hombres como a mujeres, sobre que ustedes deben ser mantenidas o apoyadas económicamente por sus parejas masculinas?
Tal cual. Esas respuestas te daban más impulso para pelear por tus derechos. En vez de opacarte, te daba más fuerza. Te lo decía una mujer, y decía que no me podía quedar callada.
En tu participación en la Mesa Representativa del Pit-Cnt no va a focalizarse en el reclamo exclusivo de género.
Es verdad. Participo en la Comisión de Género y Equidad, pero en la MesaRepresentativa se abarcan muchos temas; no exclusivamente los de mi sindicato, voy por todo, por temas políticos y de género también. Quiero pelear por todo.
¿No llegó a pensar que su designación en este órgano del Pit Cnt fue para revertir la imagen del Sunca sobre que los obreros hombres suelen cometer acoso callejero?
Lo hubiera pensado si mi sindicato hubiera empezado a tratar estos temas y a pelear por nuestras compañeras ayer. El Sunca pelea por los derechos de las mujeres desde mucho antes. Es un sindicato que pelea para que entren mujeres a trabajar en las mismas condiciones. No es la primera vez que mi sindicato va por los derechos de la mujer. Si fuera así que se comenzó ayer, les hubiera dicho, ¿No les parece que estamos cayendo como paracaidistas? Pero no empezamos ayer.
¿Debe haber seguramente un prejuicio sobre el comportamiento de los trabajadores del Sunca con respecto al acoso callejero, pero ese estereotipo debió tener alguna base cierta?
Cuando pasó el caso del dirigente del Sunca en Fray Bentos (el caso de un obrero que asesinó a su pareja), que defendió al trabajador fue porque no estaba informado bien de lo que había ocurrido. Cuando escuché lo que dijo casi me muero. Una compañera me dijo de trabajar en el acoso callejero, y lo propuse porque se trata de una persona que fundamenta bien los motivos que el acoso callejero es violencia. Ya veníamos trabajando para desarrollar una campaña.
A los pocos días pasa este hecho lamentable, y decidimos profundizar en este trabajo. Es algo que nos preocupa, porque es una realidad que no es solo de nuestro sindicato sino la sociedad. El acoso callejero es violencia. Tenemos que trabajarlo desde nuestro sindicato. Esta campaña la vamos a tratar de llevar también al Pit Cnt.
¿Cuál es el trabajo concreto que vienen haciendo a nivel del Sunca?
Nosotros trabajamos en las obras. La idea es hacer talleres con los delegados para luego extenderlo al resto de las Asambleas para explicar el por qué el acoso callejero es violencia. No se trata de una campaña de un día ni de un mes, es larga y constante. El machismo está instalado desde siempre; nos criaron con esto, y cambiar estos comportamientos lleva tiempo. No se remite con imprimir un boletín ni un autoadhesivo. Hay que hablar y explicar.
¿Cuál es la realidad de las distintas áreas que comprende el Sunca. El año pasado fue complicado para este sindicato?
Lo fue complicado porque tuvimos congresos, asambleas, elecciones y negociaciones por los Consejos de Salarios. Este año pensamos enfocarnos en el área social, pelear por la aprobación de proyectos pendientes, como el Ley de Empleo de Personas con Discapacidad. Hay varios frentes para trabajar.
¿Se había dicho que el año pasado bajó la inversión en la industria de la construcción?
Sí. Hace unos días tuvimos una reunión con el área de Vialidad de la Intendencia de Montevideo junto con el intendente Daniel Martínez para informarnos de la inversión que se hará en el departamento en el período 2017-2020. Se anunció una inversión grande por parte de la Intendencia. Esperamosque haya una inversión fuerte y crezca en la construcción.
¿Cuál es la situación concreta del ramos en que se desempeña, la cerámica?
Mi rama específicamente está pasando por un momento de crisis. En los años 2014 y 2015, en el rubro construcción creció, pero hubo un descenso en el área extractiva y de cerámica, cerraron fábricas. ¿No sé cómo se hace para construir casas? A nosotros nos mata el asunto de la importación. En San José tenemos dos fábricas y en la UTU de ese departamento se construyó con ticholos paraguayos.
Hace menos de un año cerró una de las fábricas más grandes, y el dueño prefirió importar. Sabemos que cuando importan, declaran un camión pero en realidad entran cinco. Eso mata a la industria uruguaya. Distinta la situación de Cerámicas Olmos, que construye con calidad. Cuando se cierra una fábrica nacional se afectan los puestos de trabajo y todo lo que gira a su alrededor.
“No es un paro de mujeres”
¿El Sunca está trabajando para el paro del Pit Cnt del denominado paro de mujeres del próximo 8 de marzo?
No es un paro de mujeres. Lo que queremos es un paro de trabajadoras y trabajadores sin perder de vista que el 8 de marzo es un día de lucha de las mujeres. Tampoco hay que olvidarse que queremos reivindicar el día de la mujer trabajadora, que reinvidica su derecho a vivir. Hoy en día, están matando a las mujeres. No es un paro de mujeres sino de derechos de las mujeres.
¿La mujer también necesita que el hombre sea conciente de esta realidad para poder eliminar estos actos de injusticia?
Las mujeres no queremos ser iguales a los hombres porque tenemos distintas características. Lo que peleamos es por la igualdad en el trabajo, en derechos y siempre se va necesitar al hombre y al otro para pelear. Solas no podemos pelear nada.

Jueves 23 • Febrero • 2017
Hugo Sarmiento, Verónica Perdomo, Miriam Peyrano, Ivone Uviedo, de la Coordinadora de Trabajadores del Citrus, y Óscar Andrade, integrante del Secretariado Ejecutivo del PIT CNT, ayer, en el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca. Foto: Federico Gutiérrez
Hugo Sarmiento, Verónica Perdomo, Miriam Peyrano, Ivone Uviedo, de la Coordinadora de Trabajadores del Citrus, y Óscar Andrade, integrante del Secretariado Ejecutivo del PIT CNT, ayer, en el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca. Foto: Federico Gutiérrez

Los trabajadores de Caputto se reunieron con Aguerre y con el PIT-CNT

Tras una serie de reuniones, el integrante del PIT-CNT Óscar Andrade dijo que Caputto da señales contradictorias, ya que realiza inversiones pero, al mismo tiempo, mantiene deudas con los trabajadores.
Representantes del Sindicato de Trabajadores de Coraler-Sitracor (Citrícola Salteña-Grupo Caputto) se reunieron ayer con el ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca, Tabaré Aguerre, para interiorizarse sobre la realidad del sector citrícola. Caputto mantiene una deuda con los trabajadores por licencias y liquidaciones impagas. Marcelo Di Paola, integrante del sindicato, dijo a la diaria que el ministro confirmó que la empresa tiene problemas financieros con un grado cinco de calificación de deuda, por lo que no reciben más créditos, pero aseguró que hay mercados abiertos para exportaciones. El Banco Central del Uruguay (BCU) califica con la categoría cinco a los deudores irrecuperables. Una de las ideas de los trabajadores era presentarse en las oficinas de la empresa en Montevideo, pero ayer “ni nos atendieron el teléfono”, comentó Di Paola. Por otra parte, sí fueron recibidos por el presidente del PIT-CNT, Fernando Pereira, y por el inspector general de Trabajo y Seguridad Social, Gerardo Rey. Los dirigentes sindicales y el jerarca se comprometieron a convocar a una mesa tripartita.
Andrade dijo a la diaria que si bien el ministro aseguró que el sector tiene posibilidades de exportación, “si la empresa más grande está en problemas, el sector va a estar en problemas”. Caputto representa más de un tercio de la producción: “No da lo mismo que el barco que va a Estados Unidos tenga 40% menos” en su carga. La mitad del citrus que se produce en Uruguay se exporta.
En la reunión con Aguerre se manejaron distintos escenarios. “Uno es que la empresa busca una conflictividad determinada para generar mejores condiciones en una negociación de crédito con el Banco República, otro escenario es que las dificultades sean tan grandes que cuestionen la viabilidad de la empresa; todo se manejó como una posibilidad”.
Andrade comentó que hay señales contradictorias: por un lado mantienen deudas con los trabajadores, pero también han invertido en un cambio de variedad que hará más atractivo el producto en el mercado de Estados Unidos. Esas plantas, de semillas distintas, serán cosechadas en 2020 o 2021.
“Las dificultades son ciertas. No hacemos una campaña de terrorismo, pero tampoco decimos que está todo bien. Nosotros colocamos el tema a nivel general porque en las instancias de negociación la empresa no participó. A las últimas tres instancias colectivas en Montevideo no se presentaron, tampoco lo hicieron en Salto”.
El sindicalista dijo que no hay indicios de un proceso claro de retirada, pero “tampoco voy a poner las manos en el fuego por ellos”. Andrade aseguró que Caputto tenía un stand en la Fruit Logistica de Alemania. “Una empresa en proceso de retiro no pone un stand como ese”.
Los trabajadores del packing de Salto se declararon en conflicto por el incumplimiento del pago de 450 licencias de 2015 y cerca de 50 salarios vacacionales de 2016 que tienen más de 45 días de atraso; también reclaman dos meses de antigüedad de junio y julio y 60 liquidaciones de la zafra.
Viernes 24 • Febrero • 2017
Foto principal del artículo 'Amnistía Internacional dice que en Uruguay apenas hubo avances en los procesos penales de los crímenes de lesa humanidad'

Amnistía Internacional dice que en Uruguay apenas hubo avances en los procesos penales de los crímenes de lesa humanidad

El informe anual de 2016 de Amnistía Internacional sostiene: “A pesar de los esfuerzos del Grupo de Trabajo por Verdad y Justicia [GTVJ], apenas hubo avances en los escasos procesos penales por los crímenes de derecho internacional y las violaciones de derechos humanos cometidos durante el período de gobierno cívico-militar, entre 1973 y 1985”. La organización destaca que el GTVJ continuó recabando testimonios, realizando exhumaciones y localizando los restos de personas desaparecidas, también pudo acceder a los archivos del cuartel de Fusileros Navales, pero muestra preocupación por la falta de reparación para las mujeres que sufrieron violencia sexual durante la dictadura.
El documento destaca la realización de juicios por crímenes de lesa humanidad en los países que formaron parte del Plan Cóndor, como Argentina. “En mayo se dictó una sentencia histórica en el caso de la Operación Cóndor […] Reynaldo Bignone, el último presidente de facto de Argentina en esa época, fue condenado a 20 años de prisión […] En agosto se dictó sentencia en el juicio histórico de La Perla -en relación con centros clandestinos en la provincia de Córdoba [Argentina]- y 28 responsables fueron condenados a cadena perpetua. Hubo nueve condenas de entre dos y 14 años de prisión, y seis absoluciones”. Sin embargo, no hace referencia concreta a juicios en Uruguay.
El texto tampoco menciona el fallo de la III Corte Penal de Roma sobre la causa Plan Cóndor, porque se conoció en enero de 2017. El fallo de la Justicia italiana sólo condenó a cadena perpetua al canciller de la dictadura Juan Carlos Blanco, que cumple condena en Uruguay, y absolvió a los otros 13 uruguayos acusados de participar en el Plan Cóndor. Los otros eran Jorge Tróccoli, Gregorio Álvarez (quien murió en diciembre de 2016), José Arab, José Nino Gavazzo, Juan Carlos Larcebeau, Pedro Mato, Luis Alfredo Maurente, Ricardo Medina, Ernesto Ramas, José Lima, Jorge Silveira, Ernesto Soca y Gilberto Vázquez.
La salud de la mujer
El documento señala la dificultad de acceso a la salud que tienen las mujeres de las zonas rurales, pero destaca la “drástica” reducción de la mortalidad materna.
Cita al Comité de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer (CEDAW, por su sigla en inglés), que manifestó su preocupación por la objeción de conciencia de los médicos ante la interrupción voluntaria del embarazo. “El ejercicio de la objeción de conciencia entre 455 profesionales de la medicina seguía constituyendo un gran obstáculo para el acceso de las mujeres a un aborto seguro y legal”, dice el documento. El CEDAW pidió una evaluación al gobierno para que las mujeres dispongan de los servicios de salud sexual y reproductiva a nivel nacional, “a fin de identificar las zonas insuficientemente atendidas y garantizar una financiación adecuada; le pidió también que adoptara medidas para asegurar que las mujeres tuvieran acceso a servicios de aborto y postaborto legales, y que fijara requisitos más rigurosos para impedir el uso generalizado de la objeción de conciencia en los casos de aborto”.
En mayo de 2016, el Tribunal de lo Contencioso Administrativo (TCA) resolvió la anulación parcial de siete artículos del decreto de reglamentación de la Ley 18.987, de Interrupción Voluntaria del Embarazo, por la presentación de un recurso por parte de 20 médicos. Como resultado, los profesionales no están obligados a concretar el procedimiento ni a participar en ninguna instancia del proceso. La ordenanza habilita a los ginecólogos a hacer una “objeción parcial”, ya que algunos especialistas estaban con contra de la interrupción del embarazo, pero no tenían inconvenientes en brindar consejos o en hacer la paraclínica; antes podían objetar en la última etapa. En virtud de una ordenanza del Ministerio de Salud, los médicos deben presentar una declaración a la dirección técnica de la institución y están obligados a informar a la paciente sobre su objeción y derivarla a otro profesional. La decisión del TCA se conoció después de que, en marzo, todos los ginecólogos de Salto presentaran objeción de conciencia. Un informe anterior de Amnistía Internacional señalaba que las mujeres de ese departamento no podían acceder “en condiciones de igualdad con las mujeres de Montevideo a un servicio garantizado en la salud pública”.
En julio, la ONU instó a Uruguay “a emprender más acciones para reducir la discriminación contra las mujeres afrodescendientes y mejorar su acceso a la educación, el empleo y la salud”.
Comunidad LGBTI
En el documento se señala que siguen siendo un problema la discriminación y la falta de atención integral en salud para las personas de la comunidad LGBTI (lesbianas, gays, bisexuales, transgénero e intersexuales), a pesar de “los esfuerzos y las políticas para mejorar la situación”. Por primera vez, en 2016 se llevó a cabo un censo de personas transgénero para entender mejor su circunstancia, y se crearon centros de salud libres de homofobia; no obstante, estas medidas no fueron suficientes. El informe destaca que en julio tuvo lugar la Conferencia Mundial sobre Derechos Humanos de las personas LGBTI. Uruguay presidió el grupo de debate temático que pidió incluir a las personas LGBTI en la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible
También podría gustarte

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More