Publicado en: 25 noviembre, 2016

Noticias Uruguayas 25 noviembre 2016

Por Colectivo Noticias Uruguayas

Uruguay: La democracia vigilada (videos) // Quedó instalada la preinvestigadora sobre espionaje militar en democracia

Dakota Access, EE.UU: represión en las protestas contra oleoducto deja 167 heridos // Más de 160 heridos a manos de la Policía: ¿Qué y por qué está pasando en Dakota del Norte? // Marchas en 200 ciudades contra el oleoducto Dakota Access // Estado español: Muere Marcos Ana, adiós a la voz libre // Oposición transversal o el Podemos que necesitamos por Pablo Iglesias // Estudiantes mantienen las protestas contra la LOMCE con el apoyo de Podemos // Chile: Candidatura presidencial alternativa: La victoria de Valparaíso es el camino // La candidatura de la académica Carola Canelo y los desafíos de la izquierda alternativa // Uruguay: La democracia vigilada (videos) // Quedó instalada la preinvestigadora sobre espionaje militar en democracia

 

URUGUAY

La democracia vigilada (videos)

PUBLICADO EN EL BLOG EL MUERTO
martes, 22 de noviembre de 2016
Introducción Fernanda Aguirre (comisión DDHH PIT CNT 
Samuel Blixen 
Mirtha Guianze
https://youtu.be/hB_p-9b8ku4Isabel Wschebor
https://youtu.be/mxQjKZ4wpaA

Pablo Chargoñiahttps://youtu.be/GDx_y8un4U0

Fernanda Aguirre
https://youtu.be/979n3UBs1vU

Martes 22 • Noviembre • 2016
P1F1-20161121-PA
Isabel Wschebor, Mirtha Guianze y Samuel Blixen, ayer, en la sede del PIT-CNT. Foto: Pablo Albarenga

A desclasificar

Un dirigente histórico del Partido Socialista, con participación en la Mesa Representativa del PIT-CNT, fue reclutado por los servicios de inteligencia estatales en los años 80 para favorecer los intereses empresariales de la empresa Pilsen. “Los alemanes van a dar dinero para una nueva sede”; “no es conveniente hacer un paro general parcial”, deslizaba el infiltrado en las reuniones ejecutivas de la central sindical. En otro caso, un militante del Partido Comunista del Uruguay (PCU), también contratado por inteligencia, filtraba información de planos arquitectónicos de la sede central del PCU y de apartamentos de diplomáticos vinculados a la Embajada de Cuba. Estos sucesos fueron narrados por Samuel Blixen, periodista de Brecha, este lunes, durante el encuentro “La democracia vigilada” en la sede del PIT-CNT. Blixen accedió a cerca de 4.000 documentos que forman parte del material incautado en 2015 al coronel retirado Elmar Castiglioni y, tras procesar la información -de una forma que él considera “artesanal”-, entregó su informe escrito a mano sobre espionaje en círculos sindicales a Mirtha Guianze, reconocida ex fiscal que investigó crímenes durante la dictadura cívico-militar (1973-1985) y actual directora del Instituto Nacional de Derechos Humanos y Defensoría del Pueblo (INDDHH). Además de infiltrarse en gremios, los servicios de inteligencia del Estado uruguayo también vigilaron de cerca a ex presidentes y figuras de renombre. Hay cerca de un millón de documentos que contienen información sobre espionajes, puntualizó Blixen. Están encajonados en oficinas estatales y son custodiados por policías que, debido a cuestiones burocráticas de organización de los recursos humanos del Estado, son los mismos que estuvieron en la etapa de confección de los archivos, así que no se sabe qué material se entrega y cuál se omite. Una realidad que conoce la historiadora Isabel Wschebor, otra de las ponentes y autora del documento “Informe de recomendaciones sobre el destino del archivo incautado”, que será incluido en la denuncia que el Frente Amplio (FA) presentó ayer en Diputados (ver nota aparte). Leer y procesar todo este material, suponiendo que se contara con dos personas para hacerlo, equivaldría a leer una biblioteca con 10.000 ejemplares, explicó Blixen, y recordó que de los 52 DVD del material de Castiglioni sólo 16 fueron entregados por el Ministerio de Defensa Nacional a la INDDHH, y que aún no se conocen. “El secretismo ha rondado y sigue rondando este país”, sostuvo Guianze, quien a su vez pidió a la audiencia que tomara “conciencia” de que hay prácticas de inteligencia estatal que son aberrantes y que no deben ser naturalizadas. Para dar un ejemplo, contó que en 1996 le dijeron que no podía acceder a un cargo porque los servicios de inteligencia habían brindado al gobierno de turno información que le impediría hacerse del puesto. “¿A quién le íbamos a reclamar?”, se preguntó. Y en el caso hipotético de que se lograra el acceso a la información, “¿cómo hacemos para mirar esos miles de archivos?”, volvió a inquirir la ex fiscal.
El dirigente infiltrado en el PIT-CNT terminó como presidente del FA en Minas. “Es posible que todavía esté trabajando para los militares y no lo sepamos”, manifestó Blixen, y los presentes quedaron absortos. Guianze señaló, en tanto, que la sociedad debe exigir a los gobiernos del FA “una revisión de los criterios de inteligencia”, ya que en esta época “se han violado domicilios y se han hecho cosas bien graves, que se han naturalizado”, advirtió. Entonces, ¿cómo acceder a este material? Para Wschebor, hay una “desidia” de Uruguay en lo que respecta al cuidado de su patrimonio documental, y se refleja en que un jefe de Inteligencia se lleve a su casa expedientes judiciales y nadie le pregunte nada. En este sentido, la historiadora explicó que las copias de archivo sin respaldo original pierden valor ante la Justicia. “Eso se está viviendo en Argentina. Tenemos los días contados”, dijo.

 

DENUNCIA

Ejército niega espionaje institucional tras vuelta de la democracia

El jefe del Estado Mayor de la Defensa (Esmade) y a la dirección de Inteligencia Estratégica informaron al ministro de Defensa, Jorge Menéndez, que institucionalmente no se han realizado operaciones de espionaje contra partidos, políticos o sindicatos tras el advenimiento de la democracia.
Jorge Menéndez, ministro de Defensa. Foto: Presidencia

mar nov 22 2016 17:12 – El País uy

El ministro de Defensa, Jorge Menéndez, comparece esta tarde frente al plenario del Senado convocado por el senador nacionalista Javier García para informar sobre la globalidad de su área de mando.

En el transcurso de la reunión, Menéndez informó que le pidió informes por escrito al jefe del Estado Mayor de la Defensa (Esmade) y a la dirección de Inteligencia Estratégica acerca de si existieron operaciones de espionaje en democracia, pidiendo conocer en tal caso por quiénes fueron ordenadas y si hay archivos, a lo que “las autoridades han respondido que institucionalmente no se han realizado actividades de esas características y que no existen en las fuerzas archivos al respecto”, indicó el ministro.

Las eventuales actividades de espionaje clandestino, realizadas en democracia y con recursos públicos por parte de integrantes de las Fuerzas Armadas, serán investigadas por el Parlamento. La idea es determinar quién era la autoridad responsable por esas actividades, si los militares o los numerosos ministros de Defensa que pasaron en los gobiernos de tres partidos políticos.

El diputado frenteamplista Luis Puig entregó el lunes la nota con su denuncia de unas 150 páginas al presidente de la Cámara de Representantes, el nacionalista Gerardo Amarilla, acompañado por los coordinadores de los sectores del Frente Amplio. El contenido de la denuncia fue aprobado por la Mesa Política del FA, luego que en la interna se plantearan algunas dudas por parte del MPP sobre la conveniencia de investigar estos hechos.

La información sobre las acciones de espionaje tiene como elemento central al coronel retirado Elmar Castiglioni, que falleciera en 2015. En su domicilio la Justicia incautó en un allanamiento material sobre esas actividades. Tiempo después, el semanario Brecha publicó una parte del contenido incautado donde se revela el seguimiento telefónico o personal del expresidente Jorge Batlle y sus colaboradores inmediatos en la crisis de 2002, o la infiltración de sindicatos como Sutel o Untmra en 1992, u organizaciones políticas como el Partido Comunista y el Movimiento de Liberación Nacional.

El llamado archivo Castiglioni deja entrever que la red de informantes era extensa: por ejemplo, a principios de 1990, dirigentes de Adeom trabajaban para los servicios informando sobre las rutinas del entonces intendente Tabaré Vázquez.

EL FA PROPONE INVESTIGADORA PARLAMENTARIA

El gobierno niega espionaje militar

García dijo que la mitad de los efectivos del Ejército vive debajo de la línea de pobreza.
Menéndez describió una acuciante situación de las FF.AA. Foto: Francisco Flores
DANIEL ISGLEAS – 23 nov 2016 – El País uy
El jefe del Estado Mayor de la Defensa (Esmade) y la dirección de Inteligencia Estratégica informaron al ministro de Defensa, Jorge Menéndez, que “institucionalmente” no se han realizado operaciones de espionaje contra partidos, políticos, magistrados o sindicatos tras el advenimiento de la democracia.
En el transcurso de la reunión del Senado a la que compareció invitado por el nacionalista Javier García, Menéndez informó que enterado del presunto espionaje le pidió informes por escrito a los altos oficiales mencionados solicitando conocer en tal caso por quiénes fueron ordenadas (las operaciones de espionaje) y si hay archivos, a lo que “las autoridades han respondido que institucionalmente no se han realizado actividades de esas características y que no existen en las fuerzas archivos al respecto”, indicó el ministro.
Las eventuales actividades de espionaje clandestino, realizadas en democracia y con recursos públicos por parte de integrantes de las Fuerzas Armadas serán investigadas por el Parlamento, según una resolución del plenario de Diputados que se tomará mañana jueves.
La idea es determinar quién era la autoridad responsable por esas actividades, si los militares o los numerosos ministros de Defensa que pasaron en los gobiernos de tres partidos políticos.
En la instancia del Senado, García dijo que en las Fuerzas Armadas “hay un proceso notorio de desinversión y discriminación desde hace muchos años”, y que debido a la “situación crítica de la Armada y la Fuerza Aérea estamos al borde de quedar indefensos” por las carencias de esas fuerzas.

Rencor e ideología.

El senador habló sobre el “rencor” y la “ideología” de los tres gobiernos de izquierda en perjuicio de los uniformados, al tiempo que recordó que “las Fuerzas Armadas de hoy están integradas por hombres y mujeres que nada tienen que ver con aquellos militares que protagonizaron un gobierno autoritario”.
“Es el peso de la ideología, se les carga con una mochila por los hechos del pasado, se estigmatiza una profesión. Hay que terminar con la discriminación salarial. Los soldados también tienen derechos humanos. Tienen derecho a un salario digno y a una vivienda decorosa”, remarcó García.
El ministro Menéndez coincidió en que hay que incorporar nuevas plataformas navales y anunció que hay material ya seleccionado para posibles compras. También dijo que hay contactos con otros Estados para sumar aeronaves interceptoras para la Fuerza Aérea.
En lugar de conformar un fideicomiso, como sugirió García, Menéndez habló de usar el mecanismo de leasing, es decir un sistema de arrendamiento de bienes mediante un contrato en el que se prevé la opción de compra por parte del arrendatario. De todas formas, advirtió que Uruguay es “un país pequeño con unas posibilidades presupuestales pequeñas”.
García le dijo a Menéndez, en coincidencia con lo que pensaba el anterior ministro Eleuterio Fernández Huidobro, que la Armada y la Fuerza Aérea necesitan renovación de material por unos US$ 500 millones.
El ministro reconoció “lamentar” que buena parte del personal esté por debajo de la línea de pobreza. “Es obvio que queremos mejores salarios, lo digo fuerte y claro. Queremos equidad con los funcionarios del Estado”, subrayó. “Es un personal que no tiene gremio”, se sinceró. Y acotó: “espero que esto no quede en actas”.

Una alarmante situación social.

“El 50% de los hijos del personal subalterno de la Armada no concurre a Secundaria”, sostuvo el senador Javier García, a lo que agregó que “uno de cada dos efectivos del Ejército está bajo la línea de pobreza. Entre los soldados la pobreza es siete veces mayor que en el resto de la población”. El ministro Menéndez pidió terminar con la discriminación salarial.

LAS “CLAVES” DEL DOCUMENTO.

Escaso poder militar.

Las Fuerzas Armadas uruguayas no son un ejemplo de potencial militar, eso está claro. Un índice global llamado Firepower, elaborado por la Universidad de St. Andrews de Escocia sobre el poderío militar de los países, coloca a Uruguay en el lugar 101 de 106 naciones relevadas, según difundió el senador Javier García durante el plenario del Senado donde se analizó la situación de las Fuerzas Armadas con el ministro Jorge Menéndez.
Obviamente países como Estados Unidos, China, India y Rusia encabezan el ranking de poderío militar a nivel mundial. Pero la situación de Uruguay es tan magra que es superado por naciones que están lejos de ser potencias económicas y tener poderío militar, como Nepal, Somalia, Sri Lanka, Sudán del Sur, Zambia y Camboya.
“Si se toma solamente América del Sur, Uruguay está último. No es un tema de poder bélico”, reconoció el senador nacionalista, “sino de capacidad de defensa y seguridad para su población y la fragilidad ante las necesidades nacionales”. Esta situación deriva de un largo proceso de desinversión en el equipamiento de las Fuerzas Armadas.

 

 

Se conformó Preinvestigadora sobre espionaje militar en democracia. Parlamento se expide el jueves

La Comisión Preinvestigadora sobre la actividad de espionaje militar en democracia quedó conformada este lunes y dispone de 48 para pronunciarse, por lo que el Plenario de Diputados deberá emitir una resolución, sobre la conveniencia o no de investigar al respecto, el próximo jueves 24.

Luego de que el diputado frenteamplista Luis Puig (Partido Por la Victoria del Pueblo) presentara sus denuncias sobre episodios de espionaje militar en democracia a diversas figuras políticas de todos los partidos, sindicatos y medios de comunicación, Este lunes se conformó la Comisión Preinvestigadora.
Dicho grupo de trabajo parlamentario estará integrado por los diputados frenteamplistas Roberto Chiazzaro y Jorge Pozzi y el nacionalista Gustavo Penadés.
Los miembros de la Preinvestigadora dispondrán de 48 horas para pronunciarse sobre la entidad de la denuncia, oportunidad y procedencia de la designación de la Comisión, ya sea  con fines legislativos o de investigación, de acuerdo al artículo 118 del Reglamento del Cuerpo.
El miércoles a las 18 horas el o los informes que se produzcan deberán ser entregados al presidente de la Cámara de Representantes y el asunto se incluirá como primer punto del orden del día de la primera sesión extraordinaria que se realice, la cual será el jueves 24 de noviembre.

Espionaje

En setiembre de 2015, luego de un allanamiento al domicilio del fallecido coronel Elmar Castiglioni se incautó voluminosa información sobre la dictadura uruguaya (1973-1985).
Los archivos contienen información y documentación de los primeros años de la década del 80 hasta 2009.
Los documentos del extinto militar Elmar Castiglioni -sobrino del ex director de Inteligencia policial durante la dictadura, Víctor Castiglioni- revelaron la práctica de diferentes actividades de espionaje en democracia, que incluía entre otros a los  ex presidentes Julio María Sanguinetti y Jorge Batlle y sus colaboradores, al fundador del Frente Amplio, Líber Seregni, al Partido Comunista y al Movimiento de Liberación Nacional, así como también al Sindicato Único de Telecomunicaciones (SUTEL) y a la Unión de Trabajadores del Metal y de Ramas Afines (UNMTRA). Entre los medios informativos investigados se encontraban Mate Amargo y La Hora.

 

Martes 22 • Noviembre • 2016

Quedó instalada la preinvestigadora sobre espionaje militar en democracia

Quedó instalada ayer la comisión preinvestigadora que analizará la creación de una comisión investigadora parlamentaria sobre “posibles irregularidades en las actividades de inteligencia militar en tiempos de democracia”, según dice la resolución tomada ayer por el presidente de la Cámara de Diputados, Gerardo Amarilla, tras recibir la denuncia de manos de representantes de la bancada del Frente Amplio (FA). El texto, firmado por el diputado Luis Puig, propone crear una comisión investigadora “orientada a obtener datos acerca del funcionamiento de la inteligencia militar, una vez restaurada la democracia […] teniendo bien presente que el objetivo último es evitar la repetición de las prácticas de espionaje” denunciadas “en tanto parecen implicar el socavamiento de las libertades civiles constitucionalmente garantizadas”. La denuncia se refiere al voluminoso archivo encontrado en el domicilio del fallecido coronel Elmar Castigiloni, tras un allanamiento ordenado por la jueza penal Beatriz Larrieu en octubre de 2015, que está en custodia de la Justicia, pero del que el semanario Brecha tiene una copia que ha venido publicando. La preinvestigadora quedó integrada por los diputados del FA Jorge Pozzi y Roberto Chiazzaro, y por el nacionalista Gustavo Penadés. Tiene 48 horas para expedirse, es decir que el plazo vence mañana a las 18.00. Está prevista una sesión extraordinaria de la cámara para el jueves de mañana con el fin de resolver el punto, que cuenta con el apoyo de legisladores de todos los partidos.

COLABORA CON KAOS