Noticias uruguayas 25 agosto 2017

Reacción de los talibanes, Pakistán, la OTAN y el gobierno afgano ante el anuncio de Trump sobre Afganistán // Alemania no se pondrá «automáticamente» de lado de EE.UU. en caso de guerra con Corea del Norte // Argentina: La CONADU Histórica se moviliza para enfrentar la contrarreforma educativa // Multitudinaria marcha de las centrales obreras en las calles de Río Cuarto // Jujuy: Trabajadores del Ingenio La Esperanza trabaron la salida de azúcar y alcohol // Trabajadores de PepsiCo realizaron un corte en el Obelisco contra los despidos // Uruguay: Inmediata respuesta de los trabajadores a desplante empresarial de Sherwin Williams

 

 

URUGUAY

https://ladiaria.com.uy/media/photologue/photos/cache/p7f1-20170821-pv_1200w.jpg
 Campamento de trabajadores de la fábrica Sherwin Williams, el domingo, en Sayago. Foto: Pablo Vignali

Trabajadores de la química paran hoy desde las 10.00 por cierre de Sherwin Williams y se concentrarán ante la Dinatra

Hoy desde las 10.00 se llevará a cabo un paro general parcial del Sindicato de Trabajadores de la Industria Química (STIQ) con concentración frente a la fábrica de pinturas y recubrimientos Sherwin Williams, ubicada en María Orticochea casi Eugenio Garzón. A las 12.00 el STIQ será recibido por la Comisión de Legislación del Trabajo de la Cámara de Diputados y a las 14.30 habrá una tripartita en la Dirección Nacional de Trabajo (Dinatra), que será acompañada por una movilización de todo el gremio.
Sherwin Williams, multinacional estadounidense que tiene su casa matriz en Cleveland, comunicó el viernes el despido de 57 trabajadores de su planta industrial. En un comunicado emitido el sábado, la firma informó que “a partir de una evaluación de sus operaciones de fabricación en todo el mundo, y tras la adquisición de Valspar Corporation [otra multinacional estadounidense que elabora pintura], decidió cerrar su planta industrial en Uruguay al tiempo que apuesta a mantener y desarrollar su actividad comercial a través de sus tiendas propias y su red de distribución”.
La empresa comunicó que el “abastecimiento de los productos que la planta fabricaba será cubierto por la planta de la empresa en Brasil y otras de la región”, y que “lamenta la situación de los trabajadores afectados por este cierre, reconoce los años de dedicación y trabajo conjunto y se compromete a brindarles un programa de asesoramiento laboral desarrollado para apoyarlos en su reinserción laboral”.
Pero para Sebastián Azpiroz, uno de los secretarios generales del STIQ, no se trata de una empresa que diera pérdidas, ya que colocaba toda su producción en el mercado local. “Capaz que no ganaban lo que ellos querían, pero perder, no perdían”, afirmó.
Ayer, una delegación del STIQ se reunió con asesores del Ministerio de Industria, Energía y Minería para “informar sobre la situación y lo que ha pasado hasta ahora”, y denunciar ante esta cartera que “había operarios que trabajaron hasta el viernes, pero se les había dado de baja del Banco de Previsión Social antes”. Azpiroz volvió a denunciar que ese día, después de que la empresa comunicó la decisión del cierre, mientras en la puerta de la planta los trabajadores afiliados al STIQ hacían una asamblea y los delegados sindicales estaban reunidos en el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, una empresa de seguridad que fue contratada especialmente desalojó a los trabajadores no afiliados que aún estaban desempeñándose dentro de la fábrica. Agregó que todavía hay pertenencias de quienes estaban afuera en los guardarropas de la planta. Ayer la empresa dio otra versión mediante su representante de comunicación, aclarando: “Respecto a las últimas declaraciones aparecidas en distintos medios, la empresa quiere aclarar que no hubo desalojo ni represión alguna en ningún momento. Todo lo actuado se ha realizado cumpliendo con la normativa y velando por la seguridad de las personas”.
Según Azpiroz, el viernes el STIQ le solicitó a la empresa “un cuarto intermedio”, que detuviera los despidos y que “no los efectivizara en plata”, con la idea de establecer un ámbito de negociación, algo “que la empresa no hizo”. “Sherwin Williams violó el convenio colectivo porque las cláusulas de paz establecen expresamente que ante cualquier reestructura o posibilidad de cierre la empresa debe comunicarse con el sindicato de rama para buscar una salida lo menos dolorosa posible e intentar buscar soluciones al tema”, explicó el dirigente del STIQ.
El STIQ pretende que “en la medida de lo posible se conserven los puestos de trabajo”. “Hay un montón de cosas que se pueden hacer que la empresa ni siquiera evaluó. No nos dio la chance para presentar una plataforma de salidas. Se puede pensar en seguros de paro rotativos, en la reducción de la jornada laboral, en el descuelgue de los aumentos de salarios, en hacer gestiones con los distintos ministerios para mejorar la competitividad. Nada de eso se les pasó por la cabeza. Nuestro objetivo, siempre, es mantener los puestos de trabajo”, concluyó Azpiroz.

PIT-CNT

 

Inmediata respuesta de los trabajadores a desplante empresarial de Sherwin Williams

Inmediata respuesta de los trabajadores a desplante empresarial de Sherwin Williams

De manera poco creíble, la empresa Sherwin Williams anunció el cierre de su fábrica en Uruguay en el momento en que sus gerentes se encontraban participando de una instancia de negociación con los trabajadores en el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (MTSS). La situación sorprendió a los trabajadores y a las propias autoridades, mientras se desarrollaba una mesa de diálogo en el Ministerio de Trabajo; allí recibieron la información que unos veinte guardias de seguridad habían desalojado al personal de la fábrica sin siquiera permitirles la posibilidad de retirar sus pertenencias. La respuesta inmediata del sindicato fue levantar una carpa frente a la empresa y desplegar contactos al más alto nivel del gobierno para informar de la situación. Por estas horas, el secretario general del PIT-CNT, Marcelo Abdala, junto con el integrante del Secretariado Ejecutivo, Gabriel Molina, se hicieron presentes en la carpa levantada por los trabajadores y le transmitieron el apoyo de la central y les adelantaron que su situación será incorporada a la plataforma del PIT-CNT en el marco del paro parcial del próximo miércoles 23 de agosto.
Raúl Barreto, presidente del Sindicato de Trabajadores de la Industria Química (STIQ), dijo al Portal que cuando se produjo el desalojo de los trabajadores el pasado viernes, la mayoría de los desalojados “eran trabajadores sindicalizados”. En ese momento, los delegados se encontraban en el MTSS con gerentes de la empresa “por eso los trabajadores quedaron expuestos y los tomaron por sorpresa, algo que no lo habíamos visto ni en los peores tiempos”.
La actitud de la empresa Sherwin Williams es considerada como parte de una estrategia estudiada y planificada, que pretende plegarse a las ventajas que ofrecen otros gobiernos regionales con reducciones de beneficios laborales y aplicando marcha atrás en las conquistas en materia de legislación laboral que los trabajadores habían conquistado. “Nos anunciaron que la empresa resolvió el cierre total de la producción en Uruguay y el despido de todos los trabajadores”. Según el presidente del STIQ, minutos antes del anuncio “la empresa y los trabajadores estaban trabajando” y “en ningún momento imaginamos que se iban a descolgar con semejante acción”. Son 57 trabajadores que se quedan sin trabajo de manera directa “más todos los que indirectamente pierden su fuente de ingreso, por ejemplo, limpieza, comedor, por lo que estamos hablando de casi ochenta familias”. En relación a lo que se vivió la pasada semana, Barreto aseguró que las autoridades del MTSS quedaron tan sorprendidas como los trabajadores ante el escenario planteado por la empresa Sherwin Williams y especialmente, por la forma y el momento en que procedieron a anunciar el despido de trabajadores y el cierre de la empresa. Desde el sindicato se movieron rápidamente y encontraron buena receptividad al más alto nivel del gobierno. Este lunes se realizó un plenario de trabajadores, por la tarde serán recibidos por la ministra de Industria, Carolina Cosse, el martes el STIQ tendrá una instancia con las autoridades del MTSS y el miércoles participarán del paro parcial del PIT-CNT. El gremio entero resolvió parar este martes con concentración frente a Sherwin Williams y por la tarde,  además, se reunirán en el Parlamento con legisladores integrantes de la Comisión de Legislación del Trabajo. “Entendemos que desde el gobierno y las autoridades hay buena disposición y por eso hemos logrado agendar estas instancias para tratar la difícil situación que estamos enfrentando”.
El Sindicato de Trabajadores de la Industria Química (STIQ) abarca pintura, perfumería, química, veterinaria y caucho.


Trabajadores de la Seguridad Social denuncian desregulación laboral en el BPS “similar a la de Brasil”

Los dichos del ministro de Trabajo y Seguridad Social, Ernesto Murro, sobre la reforma laboral brasileña no pasaron desapercibidos en la Asociación de Trabajadores de la Seguridad Social (ATSS), que mantiene un conflicto con el Banco de Previsión Social (BPS) en algunas de sus dependencias, como el Sanatorio Canzani. “Si vale más un acuerdo individual entre un empleado y un patrón que una ley o que un convenio, retrocedimos dos o tres siglos”, había dicho el jerarca la semana pasada.
En respuesta a los dichos de Murro, ATSS emitió un comunicado en el que señala la “contradicción” en que habría incurrido el ministro. La vicepresidenta del sindicato, Verónica Miranda, denunció que la desregulación de los acuerdos laborales “ya está pasando” en el BPS, especialmente en el área de la salud.
Miranda indicó que desde 2009 existe un artículo, el número 75 del Estatuto del Funcionario del BPS, que tiene prevista la reglamentación “en forma específica [de] la situación laboral de los funcionarios del BPS que desempeñan tareas vinculadas a la salud”, pero que “hasta la fecha no se ha reglamentado”. “Estamos por fuera de algo que fue aprobado por el [Poder] Ejecutivo”, señaló, y agregó que “esto hace que no haya justicia y equidad en la forma de distribuir la carga horaria y las condiciones de trabajo”. El mes pasado, durante distintas instancias de diálogo con representantes del directorio del BPS, las autoridades “verbalizaron claramente que el directorio del Banco no iba a negociar con ningún sindicato, iba a negociar con los trabajadores uno a uno”, aseguró Miranda. Estas conversaciones, sostuvo, se produjeron a raíz de que el BPS “pretendió disminuir la cantidad de ginecólogos que tienen en sus filas”, los mismos con los que negocian “uno a uno”, y esto los llevó a comenzar una huelga por tiempo indeterminado que hoy lleva 30 días.
Miranda también ilustró que desde que se empezaron a hacer arreglos personales que “no pasan por la órbita colectiva”, a varias personas “se les adjudicaron tareas que no son propias de la función para la que fueron contratadas”. La vicepresidenta del sindicato resaltó que no están señalando a los trabajadores que hacen estos arreglos, sino al “escenario general y cómo se posiciona el BPS en relación a la desregulación y flexibilización laboral”. Aseguró además que esta situación “para el país es nefasta y para el movimiento sindical ni que hablar”. “¿Esto no es exactamente lo que está diciendo el ministro Murro de que es retroceder dos o tres siglos?”, se preguntó.
Además señaló que el sindicato hizo una propuesta “que fue acompañada por los representantes del Ministerio [de Trabajo y Seguridad Social]”, que preveía pasar a todos los trabajadores a una media horaria, ya que “95% de trabajadores tiene jornadas de 10, 15 o 20 horas” según un estudio realizado por el gremio. Esto sería “un régimen transitorio” para que se pueda “trabajar de lleno con la reglamentación del artículo 75”, y luego cada trabajador tendría la carga horaria y las condiciones que se dispongan. Miranda señaló que cuando propusieron esto al directorio del BPS les dijeron “directamente que no, que no lo iban a hacer”.
La directora del BPS María del Rosario Oiz respondió a estas acusaciones y dijo a título personal que no comparte “ninguno de los términos ni las valoraciones que hace el sindicato”. “En Brasil están muy lejos de la realidad uruguaya, y tenemos una conducta absolutamente diferente a lo que expresa el sindicato”, dijo la jerarca a Radio Montecarlo, y agregó que en los próximos días habrá una respuesta de las autoridades de la salud respecto del tema.

Por: Ugo Codevilla, Analista

Esta nota me parece sencillamente preocupante: la Comisión de Asuntos Internacionales del Frente Amplio está trabajando en la elaboración de la postura del Partido, pero de momento parece complejo llegar a una definición (sobre Venezuela). Dentro de la coalición hay posturas contrarias…
Ante nuestros ojos se procesa el socavamiento el gobierno constitucional en manos de una fuerza nacional e internacional, empeñada en derrocar al presidente Maduro y al chavismo en general. Una intrincada red de medios inventan situaciones contrarias a la realidad (dictadura, tiranía, tortura, pueblo acribillado), en eso, aparecen 8 millones de votos apoyando a la Asamblea Constituyenteo más directamente, a Maduro.
Enfrente, los opositores inventaron 7 millones de sufragios en contra del presidente y su Constituyente, empero, en forma contraproducente, quemaron las boletas para que no se descubrieran sus trampas. Ya lo habían hecho antes, con el referéndum revocatorio del mandato. En esa instancia, votaron muertos, niños, inventados. La oposición reveló su comportamiento fraudulento, en cambio, el chavismo demostró su respeto por las urnas.
Se habla de dictadura cuando todos los días nos sorprende nuevos actos provocadores de la MUD, que le ha costado la vida a 103 personas. Entre ellos, 23 chavistas asesinados e incinerados. Hace poco, un militar-actor atacó el Tribunal de Justicia con un helicóptero robado. Se dio a la fuga para reaparecer como héroe en manifestaciones de la oposición. Hace pocos días, gente financiada desde el exterior atacaron un cuartel militar. Y mientras esto ocurría, Uruguay acordó junto a sus pares mercosureños (honor a quien honor merece) la expulsión del país de Bolívar. Puñalada trapera justo cuando ese país caribeño está siendo agredido desde afuera y adentro, especialmente por países danzantes al compás que les toque Washington.
Dictadura extraña dice Marcos Roitman desde Madrid, mientras unos ejercen el derecho a voto y reclaman participar, otros queman urnas, ponen barricadas y lanzan cocteles Molotov contras las fuerzas armadas y la policía. La oposición campa a sus anchas, desconoce el Poder Ejecutivo, amenaza a sus adversarios, los quema, impide ejercer derechos, usa la fuerza, manda a sus militantes a destruir edificios públicos, a sabotear las elecciones y poner barricadas, vanagloriándose de este comportamiento.
El mundo al revés. Tal vez por ese motivo sus representantes son admiradores de Francisco Franco, Augusto Pinochet y se sienten cómodos con el discurso neonazi y fascista. Para los incrédulos, sólo dos frases. Lilián Tintori, abanderada del antichavismo y compañera sentimental de Leopoldo López, declaró: Los opositores venezolanos es normal que vitoreen a Francisco Franco. Si viviera, nos apoyaría, como Rajoy. Y el ex alcalde de Caracas, Antonio Ledezma, detenido por sedición y llamar al golpe de Estado, dijo sin complejo alguno: Augusto Pinochet era un demócrata al servicio de su pueblo.
La suerte de Venezuela está echada yla paz se escabulle, no obstante, el gobierno de Maduro se hace fuerte yen consecuencia, la oposición va perdiendo el apoyo de su gente. La ciudadanía comprendió que si un Caprilito llega a Miraflores, volverán a los años aciagos del neoliberalismo: salarios de hambre, desempleo galopante, discontinuar proyectos populares. A lo anterior, debemos sumar el fraude electoral sistemático y la mentira como nueva retórica gubernamental.
Carlos Fazio va más allá, nos recuerda que el dirigente neofascista Freddy Guevara informó el advenimiento de “algo nunca visto en nuestro país”. Habló de un levantamiento total, que a juzgar por los manuales de la Guerra No Convencional del Pentágono, augura escenarios tipo Libia o Siria. Es decir, estaríamos en el inicio del estallido de una guerra fratricida entre venezolanos, con intervención de potencias extranjeras, mercenarios y grupos paramilitares.
Verlo a Nin con sus pares del Mercosur modelando un traje caro estrenado para expulsar a Venezuela es moneda corriente, pero que el FA tenga dudas de cuál debe ser su posición con respecto a apoyar la convulsión provocada por un grupo de derecha (suave y extrema) con apoyo de EEUU, México y Colombia, me parece canallesco, tanto como desdeñar los 8 millones de ciudadanos que han apoyado a su gobierno. Pueden aducir que son votos falsos, pero será una afirmación sin pruebas. Hasta el ex presidente Carter destacó la cualidad democrática del chavismo.
Hay que decirlo claro, Medio Oriente está presente en Sudamérica y se aproxima la aparición de acciones militares decisivas. Mientras tanto, el FrenteAmplio no decide si ser de derecha o izquierda, si seguir tendiéndole la alfombra a Washington resueltos a preservar la silla hasta con perros cimarrones. La crisis de la coalición es evidente y con gritar “Unidad a toda costa” no se puede esconder los errores cometidos, sobre todo en la arena internacional. Fallas que exhiben costos a pagarse en el 2019. Si Mujica sigue siendo el precandidato más destacado, la credibilidad del FA repta.

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS