Noticias Uruguayas 23 julio 2016

Publicidad

Fidel Castro: 50 ideas para el 90 aniversario // Barack Obama resucita la doctrina de Monroe // El fallido golpe en Turquía y las conexiones con Estados Unidos // «Cumbre del fraude»: Moscú considera «pura agresión» las decisiones de la OTAN en Varsovia // ¿Cuál es la extraña relación entre el dramático suceso de Niza y la reforma laboral de Hollande? // Movilización internacional de jueces y fiscales contra la purga de sus colegas turcos // Estado español: El cura que mandaba en la columna Durruti // Chile: El gobierno de Michelle Bachelet llega a su fin // Argentina: PRT: SANTUCHO VIVE en la lucha de cada trabajador // La violencia política se instala en la Argentina de Macri // Uruguay: Maldonado y Paraguay continúa siniestro // El Pit-Cnt planea realizar nuevos paros si el gobierno no cede

 

URUGUAY

DOSSIER Y COBERTURA INFORMATIVA DEL BLOG EL MUERTO

Maldonado y Paraguay continúa siniestro


Las fotos quedan ahí

Maldonado y Paraguay centro de torturas

1.  Escuchando las palabras oficiales, me asombré al comprobar que continúan con la aberración de afirmar que las torturas comenzaron en 1973. Yo, El Muerto puedo testimoniar que en febrero de 1972, un año antes «funcionarios de inteligencia» o la patota de Castiglioni me sacaron herido del Hospital Militar, estaba en una camilla y cuando llegaron me reventaron a piñazos. Un médico del hospital los paró: » aquí no » les dijo. Entonces me sacaron a rastras hasta un auto, me metieron en el piso acostado y me pusieron sus pies y armas encima. Pude ver el tren fantasma y las calaveras bailando, íbamos por el Parque Rodó. Llegamos a la rambla a la altura de las canteras del Parque Rodó, noté que bajaban con el auto a la playa y el auto se empantanaba en la arena, me bajaron (no podía caminar) y me llevaron hasta las rocas, de traje y corbata se metieron los tiras en el agua con zapatos y armas, metralletas y otros me alumbraban con linterna, era madrugada.

– «Conoces a Ramos Filippini? – me preguntaban. Por supuesto que sabía quien era, el escuadrón de la muerte lo había asesinado en unas rocas así como estas donde estábamos. Me lastimaban arrastrándome entre las rocas, caían ellos con traje y corbata al agua y también caía yo tajeandome aún mas. Tragué bastante agua en aquel «submarino», me estaban matando. No sabía que hablaban.
Llegaron mas sirenas y al parecer llagaban mas autos. Uno apuntándome con una linterna me abrió forzadamente la boca y metió el caño de la metralladora hasta la garganta, ya no lastimaba, ya no dolía. Miraba solo la silueta de Montevideo nocturno, la torre del canal 10, el Palacio Salvo, mi barrio Palermo Sur. Y contaron uno!…se reían nerviosos, dos! no es que no quisiera hablar, no podía hablar tenía el caño metido en la boca, TRÉS y escuche el sonido de cerrojos metálicos de aquel fusil negro. Estaba vivo, creí haber muerto ya con el submarino o cuando desperté en el Hospital.

Uno de los tiras que había llegado gritaba ¨a mi no me comprometan¨, era otra discusión entre ellos. Continuaron con el jueguito de fusilarme con el 1, 2 y TRES y la ruleta rusa. Estaba muy roto como para enterarme de lo que estaba pasando. Pero la conversación era que tenía ¨entrada¨en el Hospital Militar»,  se insultaban entre ellos. Al final me mostraron aquel papel que ya se había mojado. Me lo hicieron leer en voz alta. Nombre…dirección, fecha de nacimiento…hospital…»hematomas varias» se leía mas abajo. noooo! cuantas!!!, lee cuantasss me gritaban cacheteandome de nuevo.

Esos eran los hombres de Castiglioni, el hombre que vivía encerrado medio loco en Jefatura.

Pero eso fue en 1972, y ya mucho antes habían pasado otros compañeros entre ellos también Ramos Filippini y lo habían asesinado, a Héctor Castagnetto, a Ayala. Se entraba a Maldonado y Paraguay y no se sabía si se salía (vivo). Tuve otra vez suerte…

Pero porqué se empeñan en decir una y otra vez que se torturó desde 1973? Porqué repiten que la tortura comenzó en 1973, si siempre (desde antes de Mitrione) se torturó?

La misma aberración que toma la fecha 1973 esta en la ley de reparación 18.033.

2) En el video minuto 8.32 alguien le grita a Bonomi desde el público ¨Bonomi…eso no tiene nada que ver, es para los milicos!!!» cuando se decía de ¨reconocer el invalorable aporte del general retirado Julio Guarteche» 
el discurso en vez de ser un discurso por la verdad , memoria y justicia, se estaba haciendo un homenaje a Guarteche (Otro represor) lo que causó la indignación de algunos familiares allí presentes. ¨Queremos hablar de las víctimas de la dictadura, no queremos homenaje a los milicos!!¨
Y continuaron abuchando a Bonomi, mucha gente que había concurrido a ver como se ponía una placa a la memoria de este siniestro lugar, se indignó al saber que se sacaba una foto de Castiglioni y se ponía el nombre de otro represor en su lugar, cuando la impunidad aún impera en Uruguay.

3) Yo estuve grabando este video y ¨ellos» me grabaron a mi (se ven en el video), es necesario?

4) Estoy vacunado no sentí miedo cuando entré a este siniestro lugar, alguien allí me trató de señor, casi le digo ¨funcionario, necesito ir al baño» (había que pedir permiso hasta para mear entonces) me vivieron recuerdos de ver compañeros llorando y compañeras, de ver gente encapuchada. De ver gente conducida y torturada. Me acordé cuando Víctor Castiglione nos sancionó por haber amenazado a otro tira que estaba botoneando. Nos mandó con perros y un conducido por un grupo de metros fuertemente armados a los sótanos de Jefatura, donde el piso era de rejas (cagar y mear para abajo) y no entraba ni una gota de luz, oscuridad total. Alli a 50 metros del entonces cine Trocadero había gente pudriéndose en vida. Nos salvó Enrique Erro y Zelmar Michellini de aquel ¨castigo¨.

5) En el discurso se repitió el llamado al ¨diálogo social¨. por el uno), por el dos), por el tres, PUM! imposible de curar la herida mientras haya impunidad, pactos oscuro que nadie eligió, y un gobierno que solo sirve para reparar generales, oficiales  con una ley 18.033 de reparación donde dejan a la mitad de los compañeros fuera de los ¨beneficios¨, que por supuesto ellos bien que los cobran.

AMEN
Maldonado y Paraguay centro de torturas

https://youtu.be/m3x04fTTUa4

Cambiaron el nombre de Sala Castiglioni por el de Guarteche

No fue un acto de verdad y justicia
Entrando a la casa de torturas
https://youtu.be/ogjmV0Mm2J4

Esas fotos quedaran
En Inteligencia Paraguay y Maldonado

https://youtu.be/sfJ0f6oKZho

Guarteche: «A veces es necesario pegarle»

Muerto indignado

Serpaj y la placa de Castiglioni
con Efraín Olivera de SERPAJ
https://youtu.be/DHHn8apjTEY

Ex presos políticos posando con la placa de la memoria colocada en la DNII ubicada en Maldonado y Paraguay.-

La historia no hay que borrarla: (…y se deja una galería de monstruos en la DNII para recordarlos)



El orador de los impunes

Hoy se realizó en la tétrica esquina de Maldonado y Paraguay un acto que sumó tenebrosidad. Donde se hablo en pasado de lo que es un oculto, doloroso y siniestro presente. Se hablo como si el departamento de Inteligencia no estuviera actuando hoy. El mismo sitio, la misma función, la misma impunidad. Más tecnificada y encubierta Este sí que es un aparato clandestino efectivo. Infiltran, detienen, persiguen, arman las listas negras, andan de particular o con las caras tapadas, en coches sin matrícula.

El discurso de Bonomi fue el contra discurso de la memoria. Hoy se dijo YA FUE.
La MEMORIA VIVA ATESTIGUA: LA IMPUNIDAD ESTA VIVITA Y COLEANDO.
Bonomi fue uno de los oradores.

No esperaba menos de estos ministros y el gobierno.

Emulan al kichnerismo y fundamentan porque no sacarán los cuadros de milicos torturadores.

Al señor ministro -el poder impune- no le permitió siquiera sacar las fotos. Solo colocar la ambigua frase “La historia no hay que borrarla, hay que estudiarla, caracterizarla y aprender de ella” ¡Qué frase, digna de quien le hace los mandados a los milicos!

Este gobierno, necesita catapultar a alguno de sus ministros. Porque están haciendo agua por todos lados.

Esta placa “fue una buena idea” para reconquistar algún voto más el domingo próximo para alguno de sus candidatos. Javier Miranda en primera fila así lo hizo parecer.

El uso y abuso –una vez más- de los DDHH estuvo presente.
En estos días, como bichos carroñeros de la memoria de nuestros compañeros, están llamando a votar en nombre de los revolucionarios asesinados o desaparecidas.

Bonomi –seguro ante el espejo se alistó su pelo y bigote- calculando como se verá, cuando ocupe otro sillón ¿el que su colega Huidobro le prepara?
Bonomi, el de las manos manchadas con la sangre de los presos de Rocha, que dejó quemar.

El que mantiene aislados y en régimen de torturas a los presos del COMCAR.
El responsable del asesinato del joven de Santa Catalina, de los asesinatos en Casavalle, en el Cerro.

El mandamás de los gurises torturados y desnudos en las comisarías y cárceles.
El de la represión en el CODICEN, de la represión en los barrios, de los operativos en el Marconi.

Bonomi se frota las manos ¿pasará a ser ministro de Defensa para no solo oprimir y reprimir acá sino en el Congo y Haití?

Él por una noche no fue murguista, fue el orador de la impunidad frente a Inteligencia.

No. No esperaba menos de ustedes: que el salón llamado Castiglioni, se pase a llamar Ángel Guarteche…coherente.

La represión del terrorismo de Estado es -simbólicamente condenada -para avalar la represión de la dictadura de clase de hoy.

El malo de Castiglioni; el bueno de Guarteche. ¿El facho y el peruanista? Guarteche fue parte substancial de la “llamada nueva policía” de Bonomi.

No habrá hecho más claro que este: La teoría de los aparatos represivos malos bajo la Doctrina de la seguridad Nacional y los aparatos represivos buenos bajo la Doctrina de la Inseguridad.
Distorsionando una vez más –no cabe esperar menos de ustedes- el carácter de clase de los aparatos represivos.

Este gobierno articula estrategias recolonizadoras de frágiles cabezas o tenues protestas: ¿a quién le cabe que ante organizaciones de DDHH, dirigentes sindicales, candidatos frentistas y expresas y expresos se presente como un gran logro la presencia del Ministro del Interior y se aplaudan sus resoluciones consagrando a la “nueva policía” como el modelo? ¿A quién le cabe permanecer oyéndolo y celebrar?

Solo dos o tres voces se levantaron contra él.

Algunos –pocos- dignamente se retiraron con el estómago estrujado cuando vieron de que se trataba la Marca de la Memoria: Un patético acto estatal consagrando la versión impune de la historia.
Los gritos de los torturados, la memoria de Elena, de Gerardo, de Mas Mas, de Silvia mancillada por la parodia democrática de unos cretinos.

No esperar menos no implica disculpar. Menos conciliar. Menos perdonar.

Implica juzgar y condenar la traición explicita de estos actos. Implica no perpetuarse disciplinados con pancartas y consignas vaciadas. Implica discrepar y cuestionar que haya quienes permanezcan pasivos y aplaudiendo a los que como Bonomi, Miranda, Daniel Martínez sostienen el establishment de la impunidad.

Nuestra memoria no olvida ni perdona.

Nuestros muertos tienen nombre. Sus asesinos y traidores también.

20 de julio 2016

CONFLICTIVIDAD SINDICAL

El Pit-Cnt planea realizar nuevos paros si el gobierno no cede

La central sindical piensa continuar con las movilizaciones y reiteró su intención de discutir con Tabaré Vázquez el ajuste fiscal que plantea el Poder Ejecutivo.
Foto: Fernando Ponzetto
mar jul 19 2016 15:22 – El País uy

El Secretariado Ejecutivo del Pit-Cnt evaluó el pasado lunes de forma «muy positiva» el paro general del pasado jueves, y ante la falta de respuesta del gobierno, estudiará en una Mesa Representativa que se realizará el próximo viernes la posibilidad de tomar alguna «medida adicional». Esto podría ser un paro parcial con movilización, adelantó a El País el dirigente Fernando Ferreira.

La central decidió también formalmente reiterar su pedido de ser recibida por el presidente Tabaré Vázquez. Ferreira señaló que «no hay nada que permita vislumbrar un cambio en los lineamientos salariales del Poder Ejecutivo ni en la decisión de postergar inversiones en la educación».

Es probable que se decida alguna movilización para agosto o septiembre en coordinación con organizaciones sociales con las que el Pit-Cnt tiene buena relación, como la Federación de Estudiantes Universitarios del Uruguay (FEUU) o la Organización Nacional de Asociaciones de Jubilados y Pensionistas del Uruguay (Onajpu).

El día del Paro General: Montevideo, que lindo te veo…


Montevideo durante el paro general del Pit-Cnt. Foto: Fernando Pozzetto

Atentado en Niza: mega terrorismo y mini terrorismo

por Ricardo Ferré

Este jueves 14 de julio pasado fue perpetrado otro atentado, esta vez en la ciudad de Niza, en Francia que se suma a los otros atentados en Francia y en Bélgica recientes.
Obviamente condenamos este terrorismo ciego que golpea a la gente común, sin ninguna discriminación.
Los tupamaros orientales tuvieron la orientación de Raúl Sendic, el Bebe, el auténtico, de no realizar atentados terroristas, y esta orientación fue cumplida salvo excepciones que deben ser consideradas errores tácticos y aun estratégicos.
De todos modos se comprende que esta gente agredida, humillada, bombardeada, acosada por los mega terroristas de estado golpee ciegamente como el perro callejero perseguido que muerde sin tener en cuenta si la mano que se le acerca es para golpearlo o para acariciarlo.
Los últimos golpes de los mega terroristas geopolíticos han sido abrumadores e innumerables:
En Afganistán presuntamente para erradicar la base de Osama bin Ladin y Al Qaeda.
En Irak presuntamente para erradicar armas de destrucción masivas obviamente inexistentes; en la práctica para quedarse con el control del petróleo iraquí y eliminar la amenaza de Saddam Hussein de pasar los petrodólares a euros.

En Libia presuntamente para detener una masacre de civiles, perpetrando en la práctica una masacre peor bombardeando y destruyendo y convirtiendo al país más próspero y progresista de África en un envoltorio caótico de luchas entre facciones violentas.
En Siria presuntamente para combatir una tiranía e impartir democracia a base de bombazos y terrorismo de ISIS y otras facciones insurgentes, en la práctica detrás del petróleo y los recursos naturales sirios.
En Ucrania presuntamente para combatir la influencia rusa; dejando en la práctica el país en manos de fascistas y produciendo una división del país.
En Venezuela presuntamente para inducir un régimen con una democracia más a gusto del imperio, en la práctica apuntando a las reservas de hidrocarburos y los enormes recursos naturales del país.
Muchas de estas acciones han estado amparadas en la famosa “lucha contra el terrorismo”, incrementada a partir de los atentados a las Torres Gemelas, que actualmente se vislumbran cada vez más asociados a bandera falsa y vinculados a los servicios de inteligencia norteamericanos e israelíes.
En realidad esta pseudo lucha contra el terrorismo, no ha hecho más que incrementar las acciones y el peligro del mini terrorismo, enviando a millones de refugiados desesperados a ser confinados en las fronteras europeas, de Siria, de Irak, de Libia, de Kurdistán, de los países africanos asolados por la explotación y las luchas armadas alimentadas por Europa y los EEUU…

A cuántos de estos refugiados la desesperación los va a empujar a realizar actos terroristas unidos a los grupos existentes o a nuevos grupos?
Ante este panorama es necesario entender algo que ayuda mucho a explicar las acciones de los gobiernos mega terroristas de Europa, EEUU, la OTAN e Israel. y sus aliados en las monarquías tiránicas árabes: los gobiernos no actúan en defensa de su pueblo; actúan solamente protegiendo los intereses de sus poderosos.
En particular, en EEUU las elecciones de presidente, poder ejecutivo y senadores no pueden ser posibles sin el apoyo financiero de las grandes empresas, quedando así los poderes públicos subordinados a los intereses económicos de éstas.

Actualmente las elecciones se dirimen entre un extraño oligarca megalómano y una psicópata siniestra que llegó a festejar ruidosamente con un pretendido ingenio la trágica muerte violenta de Gadafi, empalado en una bayoneta.
Y la gente común se ve obligada a soportar los vaivenes entre el mega terrorismo estatal de EEUU, su OTAN, Europa, Israel y las monarquías petroleras árabes, y el mini terrorismo del Estado Islámico, Al Qaeda y mil otros movimiento suicidas.
Todos los que nos informamos sabemos de las relaciones entre los aparatos de inteligencia de los mega terroristas con los movimientos mini terroristas: la creación, entrenamiento y armamento del Estado Islámico, al Qaeda y otros movimientos cuando sirvieron o sirven a sus intereses geoeconómicos y geopolíticos.
Vamos a reiterar para que quede claro: los gobiernos en general no están para servir al pueblo sino para servir a los intereses de los poderosos que tienen el poder real por detrás y por encima de ellos.
Intentar explicar y comprender los atentados mini terroristas sin esta premisa es una tarea enloquecedora.
Ricardo Ferré
Lund, julio de 2016

 

Martes 19 • Julio • 2016

Servicio de pasajeros de la Administración de Ferrocarriles del Estado. Foto: Sandro Pereyra (archivo, abril de 2014)

Servicio de pasajeros de la Administración de Ferrocarriles del Estado. Foto: Sandro Pereyra (archivo, abril de 2014) Voy en tren

Usuarios juntan firmas para mantener servicio porque el presidente de AFE

dijo que servicio de pasajeros no era prioritario.

Preocupados porque la Administración de Ferrocarriles del Estado (AFE) vaya a quitar frecuencias de trenes pasajeros, la semana pasada los usuarios comenzaron a juntar firmas para pedir a las autoridades que se mantenga el servicio. Actualmente la única línea de pasajeros que funciona es la que va de Montevideo a 25 de Agosto, con nueve servicios que salen y nueve que llegan a la nueva terminal de AFE. Pero no todos cubren ese trayecto: sólo dos llegan y salen de 25 de Agosto; seis lo hacen desde y hasta Progreso, y uno va y viene únicamente hasta Las Piedras.
la diaria dialogó con dos pasajeras que firmaron, Elena Martínez, que vive en Progreso, y Patricia Berdún, de La Paz. Ambas relataron que las habían convidado a firmar en el tren; no tenían datos de qué frecuencias se quería eliminar, ni cuándo, pero contaron que les habían dicho que la prioridad del ente no eran los trenes de pasajeros, sino los de carga. Martínez contó que algunas frecuencias se habían atrasado por falta de maquinistas, que habían tenido que cubrir los servicios de carga.
La Unión Ferroviaria (UF) denunció lo mismo. “Señores usuarios: el directorio de AFE no considera prioridad el servicio de pasajeros, desconociendo su principal cometido como empresa pública, estar al servicio del pueblo”, expresó el gremio, días atrás, en un comunicado. Agregó que el presidente de AFE, Wilfredo Rodríguez, “prioriza el transporte de carga en vez de la gente que a diario llega y retorna de su trabajo en tren”, para terminar manifestando el repudio a “las decisiones tomadas por dicho presidente” y expresar solidaridad con los usuarios “para luchar juntos por un servicio de trenes de pasajeros de mayor calidad y eficiente como nos merecemos los uruguayos”.
Carlos Aramendi, presidente de la UF, está en conocimiento de la recolección de firmas; en diálogo con la diaria explicó: “AFE estuvo suspendiendo algún tren de pasajeros y, por otro lado, el presidente de AFE manifestó que, en su opinión, el servicio de pasajeros no era una prioridad; todo esto llevó a una movida que llegó a oídos de los pasajeros, que están realmente preocupados porque para muchos de ellos el tren es el medio de transporte que tienen para venir a trabajar, es un modelo más barato que el ómnibus, por eso empezaron a juntar firmas”.
Según Aramendi, “lo que más preocupa es que el presidente de AFE diga que el servicio de pasajeros no es una prioridad”. Sin embargo, de algún modo esas declaraciones no son una novedad, puesto que en 2012 AFE recortó las frecuencias a 25 de Agosto y más allá de Progreso, dejándole sólo dos servicios diarios, y eliminó los viajes a Empalme Olmos y San José; y nadie habla de potenciar a los trenes como medio de transporte de pasajeros. Consultado con respecto a ese aspecto, Aramendi señaló que “una cosa es que el gobierno no invierta lo que tiene que invertir en el transporte de pasajeros por ferrocarril, pero el presidente no puede manifestar que para él no es una prioridad; debería agotar todos los recursos para tener un servicio de pasajeros acorde a las necesidades del día de hoy, donde todo el sistema de ómnibus está muy colapsado en Montevideo, y el ferrocarril es una forma de desagotar rápidamente la zona metropolitana”. Recordó que después de la eliminación de las líneas en 2012, los reclamos de pasajeros y del gremio surtieron efecto, puesto que en 2013 AFE adquirió cinco coches motores DMU, de fabricación italiana, pero que estaban siendo utilizados en Suecia. Estos permitieron liberar varias locomotoras que se podían utilizar para tirar trenes de carga y que estaban operando con vagones de pasajeros desde el retiro de los vejos coches motores Brill 120, con los que se cubría básicamente la línea Estación Central- Estación Víctor Sudriers (localidad de Empalme Olmos). Aramendi dijo que “se está intentando traer más coches para retomar el servicio a Empalme Olmos, e incluso llegar a San Ramón”.
la diaria intentó, sin éxito, comunicarse con el presidente de AFE, Wilfredo Rodríguez. Alfonso Lereté, integrante del directorio del ente en representación del Partido Nacional, explicó que “oficialmente en el directorio no hubo ninguna versión que se estuviera manejando respecto del cierre de la línea o de bajar las frecuencias; quizá hubo una decisión del presidente que nosotros hoy desconocemos, y capaz que la comunica el miércoles, cuando tenemos directorio, pero hasta el último directorio que tuvimos no había información de que se iba a generar eso”. Lereté se reunirá mañana a las 19.30, en Las Piedras, con los usuarios que están juntando firmas para dialogar y “ver de dónde salió la versión”. Anunció que planteará el tema en el directorio. “Si la intención del presidente es bajar alguna frecuencia, estamos en desacuerdo y vamos a redoblar la apuesta”, dijo, y comentó que hace un año, cuando asumió su cargo, había planteado reforzar el corredor norte y retomar los servicios hacia Empalme Olmos. Lereté reafirmó la idea de AFE de comprar cuatro coches DMU más; dijo que el ente estaba trabajando en esa propuesta cuando él asumió y que la Oficina de Planeamiento y Presupuesto “dio el ok”. Detalló que cada coche costará 126.000 dólares y destacó las buenas condiciones en que estos se encuentran, puesto que cuentan con aire acondicionado, moquete y wi-fi. Señaló que actualmente AFE tiene cinco coches motores DMU, pero sólo hay tres en funcionamiento, porque uno está en reparación y se espera que el otro se recupere también en el correr del año. El director calculó que si se contara con los nueve coches motores DMU, podrían liberarse viejas locomotoras que todavía circulan, y podrían destinarse dos coches para cubrir la línea de Empalme Olmos.

Calidad y cantidad

Pese a la alta suba de los servicios en 2012, viajar en tren sigue siendo mucho más barato que hacerlo en ómnibus. Desde Progreso el boleto a destino cuesta 36 pesos, mientras que en ómnibus sale 64, graficó Martínez. Berdún compra cada mes un abono de 50 boletos; con eso el pasaje hasta la nueva terminal de AFE le cuesta 14 pesos (sin abono le saldría 19), mientras que en ómnibus pagaría 43 pesos. “Voy y vengo y me sobra”, calculó.
Pero además de eso, las usuarias destacaron el ahorro de tiempo y la comodidad que significa viajar en tren. El viaje desde Progreso lleva 45 minutos, igual que el ómnibus directo; desde La Paz el viaje en tren lleva media hora y en ómnibus -corredor Garzón mediante-, más de una hora. Las usuarias valoraron sobre todo el hecho de no tener que viajar apretadas, porque el espacio es mucho mayor, tanto para quienes van sentados como para los que van parados. Además destacaron “la buena onda” del personal: “Nunca he encontrado un guardia que esté en un mal día, como pasa con los guardas de ómnibus”, comparó Martínez. Vale recordar también que el servicio de trenes de pasajeros se utiliza para situaciones de emergencia, como cuando el río Santa Lucía no permite el paso en el puente carretero que une las localidades de San Ramón y Chamizo. El puente ferroviario es más alto, y la crecida del curso de agua no lo alcanza, por lo que AFE ha dispuesto servicios especiales para trasladar pasajeros.
Algunas frecuencias de trenes permiten, además, llevar la bicicleta, lo que aumenta las ventajas de los vagones sobre rieles. Algunos pasajeros, como Martínez, pidieron papeletas para levantar firmas y se las están extendiendo a conocidos que no usan las frecuencias. Martínez comentó que hay quienes pueden pensar que es una pérdida de tiempo y que nunca serán oídos. “Pero algo hicimos, nos manifestamos, demostramos que estamos unidos”, expresó la señora que, con 60 años, recuerda cuando el primer gobierno de Julio María Sanguinetti eliminó los trenes de pasajeros, a fines de la década de 1980, “dejando lugares fantasma, lugares que quedaron aislados”.

Lunes 18 • Julio • 2016
Violencia policial, pornografía punitiva y Estado penal
En estos días se presentó el estudio Adolescentes, jóvenes y violencia policial en Montevideo. Resultado de la articulación entre organizaciones de derechos humanos y la academia, el trabajo tiene como objetivo “medir las formas, las frecuencias y las intensidades de la violencia policial sobre adolescentes y jóvenes (de 13 a 29 años)”.
Entre las conclusiones más importantes cabe resaltar:
a) “La policía dedica ingentes esfuerzos para el control por el control mismo, bajo criterios de selectividad social y territorial, sin que ello tenga ningún correlato positivo en materia de prevención, investigación y conjuración del delito”.
b) “La violencia policial es la consecuencia de una forma de trabajo que prioriza el control y el castigo y que se justifica por una fuerte demanda social”.
c) “Los jóvenes (varones) pobres de las periferias urbanas son los más sometidos a la violencia física, la vigilancia constante y el control territorial”.
d) “Las intervenciones policiales son mayores en aquellos barrios con peores indicadores socioeconómicos” y la “violencia y el trato inapropiado se intensifican a medida que empeoran los indicadores socioeconómicos”. Pero incluso en los más prósperos “centro y sur de la ciudad son intervenidos muchos jóvenes que residen en los barrios más vulnerables, lo que demuestra que el trabajo policial se configura sobre un claro perfil de selectividad socioeconómica”.
e) 7,1% de los jóvenes entrevistados fueron detenidos en los últimos cuatro años, mientras que para los varones mayores de edad ese número asciende a 16%. Finalmente, “casi la mitad de los entrevistados presenció un procedimiento policial sobre otras personas en los últimos cuatro años”.
Ante el sistemático avance de casos de violencia policial y gatillo fácil (y además de fácil, selectivo), el timing del estudio no podría ser más apropiado. En este contexto, vale señalar que la violencia discriminatoria y desproporcionada que localiza el trabajo está enmarcada en un cuerpo legal y una lógica institucional que privilegia el encierro y el castigo. Con una tasa de encarcelamiento de 282 cada 100.000 habitantes, Uruguay es el segundo país de Sudamérica con más presos por persona (el primero es Brasil, con 300 cada 100.000; Argentina, por su parte, tiene alrededor de 150 presos cada 100.000 habitantes).
El aporte de este trabajo no es menor. En primer lugar, porque visibiliza prácticas de intervención policial que no llegan a la esfera pública. Y no llegan porque el sesgo de los medios de comunicación y del aparato estatal las invisibilizan, en su paranoica carrera contra (¿por?) la inseguridad, o simplemente porque se materializan en territorios al margen del orden socioeconómico. Al hacerlo, provee herramientas para politizar un ámbito fundamental de lo social, el campo de la seguridad, que la “hegemonía del discurso conservador”, usando un término de uno de sus autores, ha extirpado de la órbita de lo político.
El estudio viene también a confirmar una serie de problemas que la academia, la militancia y, por supuesto, la democracia partidaria han relegado. ¿Cómo pensar un Estado que encierra a tantos de los suyos en el infierno de las cárceles uruguayas; que lleva adelante razias en los barrios de menores recursos, con la excusa de combatir el narcotráfico -espectáculos de valor mercantil que el sistema político intercambia, con la ayuda de los medios de comunicación, por la fruta podrida del populismo penal-; que no se puede contener en el avance de políticas y discursos de mano dura porque es él mismo el que los promueve; que gasta millones de dólares de los bolsillos de ese 70% de trabajadores y trabajadoras que no llegan a los 23.000 y pico por mes en helicópteros, drones, cámaras de seguridad y otros juguetes que no dan de comer, pero aseguran una inseguridad filmada y archivada -dinero que, para peor, va a parar a las cajas del complejo policial industrial estadounidense-; que, Presupuesto a Presupuesto, aumenta los recursos para el Ministerio del Interior mientras se hace una sangría con la educación pública, y que, además, se dice de izquierda?
Es decir: ¿cómo pensar el agigantamiento de lo penal-punitivo en la interacción entre el Estado y una parte de la población en la coyuntura política? En comparación con nuestros vecinos, las ciencias sociales uruguayas saben relativamente poco sobre el avance de lo que Pierre Bourdieu llamó el “brazo derecho” del Estado (entendido como contraparte de su “brazo izquierdo”, compuesto por la educación, la salud pública y otros servicios sociales que en nuestro país relacionamos a la idea de “Estado batllista”). El llamado de Loïc Wacquant a desentrañar las lógicas del Estado penal -una forma política que gobierna sobre la pobreza estructural de las democracias neoliberales con un brazo derecho hecho de cárceles y policías- aparece cada vez como más urgente en nuestro país.
Siendo el Estado una unidad de análisis tan difícil de asir, y sin embargo tan real, un buen primer paso consiste en señalar dónde podemos divisar el Estado penal en Uruguay.
El Estado penal aparece en dos formas, siempre entendidas, tomando la idea de Timothy Mitchell, como “efectos de Estado”. Por un lado, el Estado penal se inscribe en la realidad física y objetiva: piénsese en la cárcel de 2.000 plazas que el gobierno va a construir bajo lógicas empresariales que mercantilizan el encierro, en el cuerpo del joven de 16 años asesinado por efectivos policiales en el barrio Marconi en mayo, en las cámaras de seguridad que pasaron a formar parte del paisaje urbano de la Ciudad Vieja, o en los textos de las reformas legales de carácter punitivo que viajaron en las últimas semanas desde Presidencia hacia el Parlamento.
Su contraparte se cristaliza en el orden de lo simbólico, desde donde entendemos el mundo que nos rodea. Así, el Estado penal no sólo actúa sobre un mundo ya existente, sino que interviene en la clasificación, el ordenamiento y la construcción de ese mundo.
En su ropaje simbólico, el Estado penal es espectáculo siempre lindante en lo obsceno. El ejemplo más obvio y reciente es la tan comentada “comisión interpartidaria de convivencia y seguridad ciudadana”. Desde el momento en que el presidente de la República decide definir esta instancia como “comisión”, palabra cargada de capital tecnocrático fácilmente intercambiable por capital político, una serie de representaciones sobre la composición y el funcionamiento de lo social cobran legitimidad y se hacen reales. El resultado, en este caso, fue un movimiento discursivo hacia la derecha del tablero. Tan es así, que en el país de la intocable ley de caducidad es completamente normal que se reaviven proyectos punitivos en torno a la “minoridad infractora” que parecían derrotados por voluntad popular.
El verdadero trabajo político de la comisión, entonces, es simbólico. En sus largas conferencias de prensa, la comisión devino en performance que interviene reificando y rearticulando lo social en clave punitiva. A ver: cuando el senador Luis Alberto Heber aparece, con un cartel de Presidencia a su espalda, diciendo que el mayor problema de Uruguay son los “300 menores infractores que lo tienen de rehén”, es ahí mismo que se genera un “efecto de Estado” que privilegia un imaginario interesado y subjetivo de la realidad social.
En una reciente columna, el antropólogo Marcelo Rossal y la antropóloga Mariana Matto levantaban una pregunta central para pensar lo político en el Uruguay hoy: “¿Qué hace que la definición del problema social y su consiguiente ‘tratamiento’ sea la delincuencia y la inseguridad y no la pobreza consustancial al sistema capitalista lo que hay que abordar?” Lo dicho anteriormente sugiere que la respuesta reside, por lo menos parcialmente, en la emergencia y consolidación de un Estado penal. Y aunque duela en la izquierda, es indudable que esta forma de intervención estatal fue promovida por gobiernos frenteamplistas, especialmente el de José Mujica y el actual de Tabaré Vázquez, que desistieron de dar la batalla por los sentidos de la inseguridad, abocándose por completo a pelear en el chiquero del populismo penal (terreno, dicho sea de paso, donde la derecha se siente más cómoda).
Ahora bien, la historia del Estado penal uruguayo es más extensa y compleja. Es más extensa, históricamente hablando, porque es indudable que las raíces de prácticas e instituciones que lo componen se remiten al inicio del autoritarismo neoliberal que emerge a fines de los años 60 del siglo pasado. Es más compleja porque sobrepasa los límites del Uruguay como Estado-nación, planteando la problemática de cómo se articulan tecnologías gubernamentales de naturaleza transnacional al contexto local. En este sentido, vale señalar que a nivel transnacional el Estado penal ha funcionado como brazo armado del neoliberalismo. La relación entre estos dos fenómenos es bien concreta y de clase. En algún momento del siglo XX, el Estado de bienestar keynesiano prometió amortiguar los costos humanos del capitalismo a través de su brazo izquierdo. Al proletariado se lo apaciguó con bienestar. En las últimas décadas del siglo XX, sin embargo, el Estado (o mejor, aquellos grupos sociales con legitimidad para hablar y actuar por el Estado) desequilibró la balanza en favor de su brazo derecho. Las instituciones punitivo-penales pasaron entonces a ser las grandes protagonistas de la intervención en los márgenes del sistema económico. En vez de escuelas y hospitales, cárceles. En vez de la promesa de seguridad laboral, la promesa de que la respuesta a cualquier rebelión contra un orden económico inhumano termina en el arma de un policía o tras las rejas. (Son iluminadoras de este último punto las respuestas oficiales al levantamiento en el Marconi, negando de plano el obvio carácter político de ese evento).
En todo caso, y cerrando por el momento un tema que da para mucho más, el estudio sobre violencia policial y jóvenes es muy bienvenido, en tanto problematiza el lugar común que dice que el palpable agigantamiento del brazo derecho del Estado es el resultado del aumento en la criminalidad, a la vez que abre espacios para pensar el significado político del giro punitivo sobre el gobierno de los desposeídos por el capitalismo en la era neoliberal.
Guzmán Castro

Elecciones internas del Frente Amplio

por Miguel Angel Olivera

“EL CRISTO” MILITANT/OSO:
Estoy tan entusiasmado con las ELECCIONES INTERNAS del Frente Amplio que me vuela la bata…
Tanto fervor partidario, contagia; tanta alegría en las calles vivando al Frente, emociona; tanta algarabía alrededor de los candidatos te empuja a ser mejor militante cada día para poder parecerte un poquito a “ellos”…
La suprema importancia del cargo que se elige te compromete a luchar…

Dejé el escabio y la milonga, dejé el faso y las comilonas, morfo sano, apoliyo 7 horas, salgo a correr por la playa todas las mañanas, y me preparo para esa instancia tan trascendental…
Hasta dejé (suspendí) de trenzar la cuerda…
Me militantié asquerosamente:
Me planteo readquirir el tono muscular, masa, fuerza, control, lucidez y pulso regulado para cuando llegue EL GRAN DÍA…
Precaliento, estiro, flexiono, troto, respiro con método y elongo…sobre todo eso: elongo…
luego hago lagartijas, tortuguitas, canguros, y varias figuras más…después dedico 1 hora por día a la “gimnasia de urna”…hasta dar con mi “tunning”…llego a todas las posiciones con naturalidad, como una parte de mi mismo…de pie, rodilla en tierra, sentado, acuclillado, cuerpo a tierra, parapetado, semicubierto, expuesto…inclusive recuperé mi condición de ambidiestro…volví a poder con las dos manos (¡!) Creo que ya estoy listo para las listas…
No me guío demasiado por las encuestas previas, ese último sondeo que da estas cifras: El Pacha: 22 votos/ el Conde: 9 votos/ Bayardi:3 votos/ Miranda: 1 voto/ …yo votaré con mi conciencia y aplicaré los fundamentos y criterios que me enseñaron mis maestros y mis líderes…
Seguiré “la huella de Seregni”…
m.a.o.

EL 11J

Embajadora de EEUU bajo sospecha

El 11 de julio, la embajadora de Estados Unidos, Kelly Keiderling, brindó una conferencia de prensa. El mismo día que la canciller venezolana, Delcy Rodríguez, dio la suya por el Mercosur.
Por Isabel Prieto Fernández
Kelly-Keiderling
20 julio, 2016 CARAS Y CARETAS
A veces las coincidencias son sorprendentes. El 11 de julio, se llevó a cabo la famosa reunión de cancilleres del Mercosur que resultó no ser oficial desde el punto de vista formal, pero donde se hicieron declaraciones como si lo fuera. ¿Alguien podrá explicar por qué se dijo que la reunión no era oficial pero resultó movida la agenda a causa de las decisiones allí tomadas? Bueno, en fin, un mareo más grande que el que hubiera resultado de ir al otro evento de ese día, la conferencia de prensa de Kelly Keiderling, embajadora de Estados Unidos que se presentaba en sociedad. Y he ahí una casualidad: mientras Delcy hablaba con la prensa apostada en Cancillería, Kelly hacía lo propio con los medios en la embajada estadounidense. Claro, en esa hubo algún tentempié, en la otra sólo ‘chupamos’ frío (espero que sepan disculpar el término, pero la mañanita estaba cruel y los periodistas estuvimos más de tres horas paraditos en la calle).
Pero la casualidad de la que hablo, tiene que ver con que hace tres años Keiderling fue expulsada de Venezuela y, justo justito, la canciller venezolana debió venir a Uruguay de apuro para que no le quisieran jopear a ese país la presidencia pro tempore del Mercosur, ahora que los gobiernos de los dos grandes países del bloque dieron un viraje político que resulta incompatible con el país bolivariano, sumado a que el canciller paraguayo salió del closet (resulta que se nos había pasado por alto que fue funcionario de confianza durante la dictadura de Stroessner).
En fin, la cuestión es que ambas mujeres estaban con los medios en distintas circunstancias.
Sobre Kelly
Como ya fue dicho, Keiderling fue expulsada de Venezuela en el año 2013. Hablando en criollo, allí se le acusó de injerencia en asuntos internos e intentos de desestabilización social.
Así lo pinta Mateo Grille, en el editorial de Caras y Caretas: “En medio de un clima áspero en el seno del Mercosur, con intentos desestabilizadores de alcance continental, con un fuerte giro conservador en Argentina, con un golpe de Estado en marcha en Brasil y presiones diversas para un realineamiento derechista regional, llega a nuestro país una cálida embajadora estadounidense que se muestra abierta, elogia a Tabaré Vázquez, se alarma con su recorte de la realidad venezolana y regaña con dulzura a Uruguay porque nadie persiguió a Jihad Ahmad Diyab, el más díscolo de los exreclusos que su gobierno confinó ilegalmente en el territorio usurpado de Guantánamo”. Luego cuenta las andanzas de Keiderling, pero eso da para leerlo, no para que lo relate yo, porque lo que me interesa poner aquí es que con lo dicho en la primera conferencia de prensa, Kelly confirma las acusaciones del gobierno venezolano, sea Maduro de nuestro gusto o no, que no es lo que está en discusión.
Este martes, el diario El País publicó un recuadro bajo el título “Comunistas critican a nueva embajadora”, y cita al diputado Gerardo Núñez. El recuadro termina diciendo que “esta no es la primera vez que el Partido Comunista manifiesta sus discrepancias con una embajadora de Estados Unidos. En setiembre de 2014, el sector rechazó en un comunicado la ‘injerencia’ de Julissa Reynoso, quien convocó a los candidatos presidenciales para plantear la integración de Uruguay al Acuerdo de Asociación Transpacífico”.
Parece que los diplomáticos que manda Washington a Uruguay son un tanto especiales, como que les da gusto opinar sobre las decisiones internas del país de destino. Ah, es cierto: “We are fantastic”.
También podría gustarte

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More