Publicado en: 22 febrero, 2018

Noticias Uruguayas 22 febrero 2018

Por Colectivo Noticias Uruguayas

URUGUAY: Los “autoconvocados” no políticos a Tabaré Vázquez: “Nos vemos en las urnas”

El 68 se iluminó con la ofensiva del Têt en Vietnam por Pierre Rousset // Estados Unidos: un país en guerra consigo mismo // Mentiras sobre el gasto militar Por Atilio A. Boron // EE.UU. lanzará al espacio satélites para una guerra nuclear // Donald Trump nos acerca al “Juicio Final” por Noam Chomsky // EE.UU. y sus ejercicios “humanitarios” en Panamá // “Grupo de #Lima”, la dictadura de las minorías // Euskal Herria: Urkullu, a la derecha // Estado español: La historia de María Lozano, una de las primeras fusiladas por la dictadura franquista en Madrid// HONDURAS: Partido Libre se declara en insurrección total y crea los comandos de insurrección // La insurrección popular es la vía, lo demás son engaños // URUGUAY: Los “autoconvocados” no políticos a Tabaré Vázquez: “Nos vemos en las urnas”

 

URUGUAY
El mandatario contestó las críticas

Los “autoconvocados” no políticos a Tabaré Vázquez: “Nos vemos en las urnas”

Tras retirarse de la reunión el presidente se detuvo a dialogar con varios productores agropecuarios, pero algunos lo increparon, lo trataron de “mentiroso” y le recordaron las pérdidas de Ancap. El presidente contestó.
lunes 19 de febrero de 2018 – CARAS Y CARETAS
“Nos vemos en las urnas, Tabaré”, gritó uno de los productores “autoconvocados” en la puerta del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP). “Me gusto eso que dijiste de ‘nos vemos en las urnas’, esto es un movimiento político. Nos vemos en las urnas”, le contestó Vázquez con una sonrisa.
Vázquez concurrió a la primera mesa de diálogo entre el gobierno, las gremiales rurales y el grupo de autoconvocados, durante la cual se presentaron nuevas propuestas para el sector. Al retirarse, el mandatario fue abordado por varios productores del colectivo quienes le plantearon sus críticas a la gestión del gobierno. Vázquez paró a contestarles, pero en determinados momentos, la conversación subió de tono, en particular por los gritos de los productores.
“Si gritamos todos, no nos escuchamos”, les dijo Vázquez, procurando encauzar la conversación. Los productores reclamaban soluciones generales para todos, sin importar su tamaño. Vázquez se opuso a una solución genérica: “Si ustedes pretenden que en este paquete metamos a Andebu, a las inmobiliarias; si lo que pretenden es llevar a la globalidad este tema no lo vamos a hacer. Vamos a tratar lo agropecuario, lo del campo, ahora. Después vemos lo del comercio”, respondió.
En este punto, uno de los productores cuestionó la política de inclusión financiera, “que viene ahorcando al país, (y) tendría que haber sido opcional”. “¿Usted tiene comercio?”, le preguntó Vázquez. “No”, fue la respuesta del productor. El mandatario intentó explicar el objetivo de esa política para enfrentar a “una manga de vivos que evaden el pago de impuestos y no les sirve la inclusión financiera”. “Si todos pagamos los impuestos que tenemos que pagar, todos vamos a pagar menos”, afirmó el mandatario. “Nosotros pagamos todos nuestros impuestos, presidente”, le contestaron. “Pero hay algunos que no los pagan”, contestó Vázquez.
El reclamo posterior fue por las ocho horas en el sector rural. Un productor rural dijo que está de acuerdo con la medida, pero que se debe entender que el sector agropecuario trabaja en base a ciclos productivos. “Yo quiero trabajar más de ocho horas, respeto a los trabajadores pero yo quiero trabajar más”, le dijo. “Los trabajadores rurales (antes) no tenían derecho a estar en el BPS”, les respondió.
Posteriormente, las críticas fueron por el precio de las tarifas, en particular de combustible. “¿Qué me puede decir del precio del barril del petroleo?”, increpó un productor. “¿Cuánto está el barril de combustible ahora?”, preguntó Vázquez. “54 dólares”, contestó rápido uno. “50 y algo”, dijo otro. “No ve que usted habla del precio del barril y no sabe cuanto está”, le contestó Vázquez. El barril de petróleo alcanzó los 70 dólares en la última semana.
El mandatario se focalizó entonces en las medidas adoptadas por el gobierno de descontar el IVA al gasoil a los pequeños productores. Esa medida alcanza a “algunos, el 10% de los arroceros descuentan”, le contestó. “¿Sabe por qué? Porque pagan IRAE. ¿Sabe por qué pagan IRAE? Porque tienen ganancias fabulosas”, respondió Vázquez.
El mandatario profundizó su idea en relación a la competitividad: “Hoy con el descuento del 18% que tienen los lácteos, los arroceros, los ganaderos, el precio del gasoil es exactamente igual que en Brasil y Argentina. Es lo que les estoy diciendo. Hoy la paridad del precio de gasoil, con este descuento que damos, es la misma, el mismo precio de gasoil”. Y apuntó a que “hay una manga de delincuentes que traen gasoil de la frontera”.
Ante esto, uno de los productores planteó la situación de Ancap: “El caso de Ancap lo sabemos todos, y de eso no se ha hablado, vamos arriba”. Otro se refirió al crimen de Fernanda Cabrera, cajera de Super Vero. A lo que Vázquez dijo que ese tema no tenía nada que ver. Y tras algunos gritos destemplados de los productores, algunos de los cuáles le pedían que no hablara, el mandatario dijo que el podía hablar. “Yo puedo abrir la boca contra la delincuencia, puedo porque soy honesto. La puedo abrir porque soy honesto. Tengo la frente alta. Pongo la cara porque soy honesto”, expresó.
Y tras algunos gritos de “Uruguay, Uruguay”, a los que se sumó el propio Vázquez, llegó la frase de uno de los productores: “Nos vemos en la urnas, Tabaré. Dan lástima”. “Sabes que me gustó lo que dijiste, de ‘nos vemos en las urnas’. Esto es un movimiento político. Nos vemos en las urnas. Nos vemos en las urnas. ¿Y por qué dicen ‘nos vemos en las urnas’?”, dijo Vázquez. “Porque los vamos a sacar”, dijo uno de los “autoconvocados” no políticos.

El presidente Tabaré Vázquez tuvo un fuerte cruce con productores que lo increparon a la salida del Ministerio de Ganadería. El mandatario había participado de una reunión con las gremiales del agro y los productores autoconvocados con el fin de anunciar nuevas medidas para el agro, y al salir fue rodeado por unas veinte personas.
Uno de los manifestantes gritó “mentiroso” a Vázquez, quien de inmediato identificó a la persona y se acercó para preguntarle por qué lo llamaba así. El momento generó tensión porque otro de los activistas gritó: “Vos no podés abrir la boca”.
Los manifestantes mezclaban temas para llamar la atención del mandatario, hasta que uno le gritó desde atrás: “Nos vemos en las urnas”.  A lo que Tabaré Vázquez respondió: “Ah, eso deja claro que esto es un movimiento político”, y completó: “Entonces, nos vemos en las urnas”
El virrey Posadas

La recontrarrevolución

Por Alberto Grille.
Por Alberto Grille viernes 16 de febrero de 2018 – CARAS Y CARETAS
Si la cara fuera el espejo del alma, Ignacio de Posadas tendría un lugar asegurado en el infierno. Sin embargo, la cara es de lo mejor que tiene, porque me temo que el alma es aun peor que lo que se ve a simple vista.
Ignacio de Posadas Montero tiene, no obstante, una virtud que lo hace casi insustituible: dice la verdad oligárquica sin pelos en la lengua, al contrario de tanto dirigente aguerrondo-lacallista que finge buscar el bien público.
De Posadas quiere una revolución de los ricos que les transfiera toda la riqueza posible y lo dice sin problemas. Y no sólo lo dice, también lo hace, porque De Posadas reza cada mañana, de espaldas a Dios y de cara a don Dinero.
Cuando era joven, fue alcahuete y hasta chofer de Wilson, el caudillo que quería la reforma agraria, la nacionalización de la banca y la del comercio exterior, y que anatemizó como nadie la existencia de sociedades anónimas en el campo.
Si algo decía con claridad Wilson, era que la relación entre la tierra y el hombre que la cultiva era indisoluble y que jamás podía existir como intermediario una sociedad anónima.
Tuvo que venir el gobierno de Lacalle Herrera para imponerlas. E Ignacio de Posadas olvidó sus tiempos de amanuense  para convertir su estudio en una fábrica de Sociedades Financieras de Intermediación (SAFI), sin moral alguna, organizadas para ocultar a sus beneficiarios finales, para la evasión fiscal y el lavado de activos, a las que él mismo definió como “cuchillos, que depende del dueño, el uso que tengan”.
Y de alcahuete de Wilson pasó a ser su mayor detractor, burlándose -por supuesto a casi 30 años de su muerte, cuando el caudillo no puede darle el tratamiento que le hubiera dado de estar vivo-, diciendo en el filme Wilson, de Mateo Gutiérrez, que “Nuestro compromiso con usted” fue “un mamarracho hecho por unos contadorcitos”. Esos contadorcitos eran José Pedro Laffitte y Mario Bucheli, gigantes de la Academia y la acción política, destacados luchadores contra la dictadura, a los que él no llegó a la suela de sus zapatos. Pocos representan mejor que Ignacio de Posadas -acaso su amigo Ángel María Gianola- lo que es el aguerrondo-lacallismo.
Ignacio de Posadas es un enemigo jurado del Estado. Eso no le impide beneficiarse de él en todo terreno y tampoco le impidió aprovecharse de una abultada exoneración fiscal (que el Ministerio de Economía de este gobierno nunca debió otorgar) para construir su lujosísimo estudio en la calle Mones Roses en el paquetísimo barrio de Carrasco.
El “revolucionario”
Nuestro anterior editorial habló del propósito restaurador de la “contrarrevolución conservadora” que alienta Ignacio de Posadas en sus editoriales de El País. Pocos días después, en las mismas páginas, lloriquea lamentándose de que la tan deseada epopeya apenas si quedó en una “revuelta” sin consecuencias y se decepciona, augurando tiempos aun peores. El artículo salió el sábado pasado en El País y comienza con cierto desaliento: “En mi anterior [artículo], comentando el fenómeno de la erupción ‘autoconvocada’, señalaba su gran potencial transformador, al intuir que el Estado uruguayo no se soporta más, pero también el riesgo de que se agotara en una mera revuelta, contenida por el gobierno. Todo parece indicar que eso es lo que va a ocurrir”.
Algo, sin embargo, reconoce De Posadas: “Fácil es juzgar sentado en la tribuna (o frente al televisor) y, además, nadie soy yo para dictar sentencias, pero me desespera  ver algo valioso escurrirse como el agua sobre la arena. Por lo que me animo a criticar. En una buena. Porque todavía se está a tiempo para rescatar la ‘revolución’. El camino no será el de más reuniones con el gobierno. Habrá que hacerlas, pero de allí no vendrán las soluciones”.
Las soluciones para De Posadas están en su programa neoliberal, reaccionario, antiestatal y retaurador. El mismo sólo se puede alcanzar si los reclamos y las demandas de los llamados “autoconvocados” alcanzan dimensión política y si la “revuelta” reivindicativa adquiere características tales que devuelvan los privilegios a las clases dominantes y reduzcan los beneficios que en estos años han adquirido los trabajadores, los jubilados, las capas medias y los pequeños y medianos productores y empresarios de la ciudad y del campo.
Para esto, De Posadas propone privatizar las empresas y los bancos del Estado, reducir el papel de la salud y la educación públicas, achicar el Estado, congelar el presupuesto de manera que la carga impositiva se torne más injusta, reducir las atribuciones de los  poderes Ejecutivo y Legislativo, congelar los sueldos de los funcionarios públicos, reducir los derechos de trabajadores eliminando los Consejos de Salarios y permitiendo la negociación por empresa.
“El problema de fondo de nuestro Uruguay -dice De Posadas- no es político. Sería menos problemático. Es cultural: una cultura conservadora, igualitaria, utópica y voluntarista, en cuyo carozo está el Estado, a la vez bastión y herramienta de esa cultura”.
Por eso De Posadas quiere atacar el corazón del problema, esa hegemonía cultural del llamado Uruguay batllista que considera al Estado escudo de los débiles y que promueve un pensamiento laico, progresista, reformista e igualitario.
Por eso, advierto que la derecha viene por todo y que es ingenuo creer que todos los blancos y colorados admiten los límites que imponen las instituciones democráticas.
Hay pitucos con mucho poder que convocan  a la contrarrevolución y que se desalientan pensando que algunos aún no perciben que inexorablemente se están perdiendo los privilegios de una clase que se creyó dueña del país.
De Posadas y los dueños de El País ya no aguantan más y se desesperan, y en lugar de beneficiarse con una psicoterapia, escriben e imploran a Dios por una recontrarrevolución.
Pero no hay que menospreciar a estos señores porque tienen mucho poder y es evidente que hay algunos de ellos que no aguantan más y están, como bien reconocen, desesperados porque el Frente Amplio aspira con muchas posibilidades a un cuarto gobierno.
Ojo con menospreciar esta advertencia porque no hay peor ciego que el que no quiere ver.

Reunión en MTSS por diez despidos en el diario El Observador

Mañana miércoles habrá reunión en el Ministerio de Trabajo por los diez despidos realizados por el diario El Observador la semana pasada.

La Asociación de la Prensa Uruguaya denunció los diez despidos el pasado 9 de febrero en un comunicado del sindicato. Según el comunicado la empresa adujo problemas económicos, pero entre los despedidos figura un dirigente del sindicato por lo cual es claramente también una medida de persecución sindical por parte de la patronal.

En el comunicado el sindicato afirmó en su comunicado que “entiende que se debe abrir un ámbito de negociación de forma urgente y por eso solicitó al Ministerio de Trabajo y Seguridad Social el ámbito necesario para el dialogo.” Ámbito que se concretará mañana miércoles según trascendió en medios de prensa en los últimos días.

Por último la APU en su comunicado anuncia que “Los trabajadores se encuentran en asamblea permanente y la APU estará atenta a las derivaciones de esta medida unilateral por parte de la patronal”.

Sebastián Artigas

A continuación reproducimos el comunicado emitido por APU el pasado 9 de febrero.

Montevideo, 9 de febrero del 2018

La Asociación de la Prensa Uruguaya (APU) denuncia despidos masivos que se dieron a conocer en esta jornada, en el diario El Observador.

La empresa comunicó a los trabajadores organizados del diario, que diez integrantes sobre todo del área de redacción se quedarán sin trabajo, aduciendo problemas económicos.
La APU entiende que se debe abrir un ámbito de negociación de forma urgente y por eso solicitó al Ministerio de Trabajo y Seguridad Social el ámbito necesario para el dialogo.
Los trabajadores se encuentran en asamblea permanente y la APU estará atenta a las derivaciones de esta medida unilateral por parte de la patronal.

CONSEJO DIRECTIVO CENTRAL
ASOCIACIÓN DE LA PRENSA URUGUAYA


TURISMO RECEPTIVO. ANÁLISIS Y PERSPECTIVAS.

Segunda quincena febrero 2018.

TURISMO RECEPTIVO. ANÁLISIS Y PERSPECTIVAS.
La magnitud, distribución, uso y efectos económicos de las divisas derivadas del turismo depende de diversos factores. En particular se pueden destacar, la cantidad de visitantes, el período de estadía, el gasto por persona y los receptores del dinero ingresado.
Los datos registrados por el Ministerio de turismo uruguayo hasta el tercer trimestre de 2017 parecen indicar que el retraso del tipo de cambio no afectó la actividad durante el año. El notorio predominio del turismo regional en una zona que ha adoptado políticas similares al respecto explica la evolución, aunque los últimos movimientos del dólar en Argentina pueden cambiar el panorama.
El ingreso de visitantes marca una tendencia creciente. Desde un entorno cercano a los dos millones en los primeros años del nuevo milenio el Ministerio de Turismo registra algo más de tres millones doscientos mil en 2016 y si bien no hay datos oficiales completos para 2017 los trascendidos estiman 3.8 millones. Como es frecuente las cifras tienen sus bemoles. incluyen los pasajeros en tránsito y el retorno de uruguayos residentes en el exterior.
En contrapartida el tiempo promedio de estadía tiende a reducirse los últimos años desde un entorno de 7.5 a algo menos de 6 días. Cómo el descenso es inferior al incremento de la cantidad de visitantes, los “días turista” han tendido a incrementarse.
El promedio diario de gasto por visitante se mantuvo los últimos años en un entorno de los cien dólares lo cual explica el incremento en el ingreso de divisas hasta 2017, aunque su destino es de difícil evaluación.
Aproximadamente el 30% del gasto de los visitantes se corresponde con alojamiento, 25% alimentación y 10% compras. El proceso de extranjerización ocurrido en Uruguay de los últimos años incluye hoteles, restaurantes, supermercados, construcción de complejos habitacionales, por lo que es probable que una cuota importante y creciente de los ingresos generados por el turismo podría ser apropiada directamente por capitales foráneos.
La temporada estival de inicios del 2018 aparece con datos contradictorios. Las páginas del Ministerio no registran aún datos oficiales. La prensa sin embargo recoge versiones oficiales con mayor cantidad de visitantes en enero de 2018 respecto al año anterior pero un importante descenso de los ingresos de divisas que se agrava debido al menor poder de compra del dólar.
Estos datos indicarían que el retraso del tipo de cambio comienza a erosionar también el turismo. La relación de precios respecto a Brasil y el incremento del dólar en Argentina posiblemente expliquen el descenso del gasto de los visitantes.
El adelantamiento del comienzo de cursos de enseñanza, las crecientes limitaciones a feriados y vacaciones y licencias que de hecho se viene procesando en diversas actividades dentro del territorio oriental pueden afectar también negativamente estas actividades en temporadas que se intensifican pero se acortan progresivamente.
GOTITAS DE ECONOMÍA
  • El IPC calculado por el INE registra un incremento del 2.71% para el primer mes de de 2018. Más de la mitad del centro del rango meta que estableció el gobierno para todo el año. El descenso de la cotización del dólar determina un incremento aún algo mayor de los precios locales en el billete verde agudizando el retraso del tipo de cambio.
  • El cierre a diciembre de 2017 de los datos sobre ingresos y gastos del Estado según el MEF, no marca diferencias importantes respecto a 2016. En los ingresos las mayores fuentes de recursos continúan siendo los impuestos al consumo y los salarios que se incrementan. En los gastos un tercio son por el sistema de AFAP, algo más de 25% son transferencias financieras mayoritariamente en beneficio del capital. El rubro salarios apenas supera el 15%, los intereses de deuda rondan el 11% y las inversiones públicas apenas superan el 7%.
  • El BCU continúa emitiendo deuda de manera alarmante semana tras semana atrayendo capitales especulativos como forma de aumentar la oferta de dólares y evitar su suba. El atraso cambiario fomenta importaciones y hace estragos sobre el empleo.
  • El INE completó los datos de empleo para 2017. La demanda laboral se continúa reduciendo. La tasa de empleo registrada fue de 58.1% para el último trimestre del año y de 57.9% para el promedio del año. El último trimestre de 2016 había sido 58.7% y el de 2015 de 59%. Algo así como 25.000 empleos menos.
  • En la ciudad de Juan Lacaze se produjo el cierre definitivo de la Cooperativa Textil Puerto Sauce. Setenta trabajadores que intentaron mantener su fuente de trabajo pasaron a seguro de paro. La ciudad coloniense se va transformando en ciudad dormitorio luego del cierre de Fanapel.
  • El IPC de Estados Unidos creció en un rango de 0.5% en enero 2018, encima de las previsiones de los analistas que lo ubicaban en 0.3%. La evolución interanual de precios se ubicó en 2.1%.
  • Precios de las monedas y índices de bolsas de valores suben y bajan al compás de grandes grupos financieros especuladores. Concentrando riquezas en un mundo cada vez má desigual.
-->
COLABORA CON KAOS