Noticias Uruguayas 2 enero 2020

URUGUAY: Gobierno declaró estado de emergencia nacional por violencia de género // Los fusilados de Soca: 45 años después // Derechos Humanos en tiempos de neoliberalismo

Publicidad

La rebelión climática tras la COP25: rumbo 2020 // ¿Cómo combatir la crisis climática?Una oportunidad única en un siglo por Naomi Klein // El cambio climático, la última crisis orgánica del capitalismo // El anticapitalismo de la Revolución Verde por Juan Pablo Cárdenas // El hervidero latinoamericano // Chalecos amarillos – Usar o no la violencia: el debate sobre qué es más efectivo para el éxito de las protestas sociales // Álvaro García Linera: «EEUU tenía pensado para Evo la muerte o la cárcel» // Desmantelamiento del Estado Plurinacional // López Obrador, sobre el asedio a la Embajada de México en Bolivia: «Eso no lo hizo ni Pinochet» // URUGUAY: Gobierno declaró estado de emergencia nacional por violencia de género // Los fusilados de Soca: 45 años después // Derechos Humanos en tiempos de neoliberalismo

 

URUGUAY

Caras y Caretas

Gobierno declaró emergencia nacional por violencia basada en género

La resolución fue aprobada por el Consejo de Ministros y consiste, entre otras, en medidas de prevención.

El reclamo de las organizaciones feministas fue oído por el gobierno. (Foto: Dante Fernández)

30 diciembre, 2019 – CARAS Y CARETAS
«El presidente de la República, Tabaré Vázquez, dictó una resolución Presidencial en Consejo de Ministros que declara el estado de emergencia nacional en materia de violencia basada en género», informó el prosecretario de Presidencia, Juan Andrés Roballo.
«Se venía trabajando en un plan y analizando la declaración desde antes de los lamentables femicidios de estos días», añadió.
Indicó Roballo «que se diseñó un plan con el fin de presentárselo a las autoridades que asumirán próximamente el gobierno nacional para darle continuidad a esta política pública y al mismo tiempo se están disponiendo medidas concretas para incidir en esta grave situación”.
Se venía trabajando en un plan y analizando la declaración desde antes de los lamentables femicidios de estos días»
Agregó que “tanto el plan como las medidas se venían trabajando en el gobierno” y destacó la ampliación del programa de tobilleras electrónicas mediante la adquisición de 200 unidades más que incrementarán el stock a 1.200 para todo el país.
Destacó que «todo este trabajo es en el marco de la aplicación de la llamada Ley Integral de Género, con la que se ha avanzado mucho, pero requiere un despliegue permanente de todo su campo de acción».
Transformación cultural
Asimismo, resaltó la necesidad de insistir en el planteo de la transformación cultural profunda, «en donde el Estado, las organizaciones sociales, pero además, todos y cada uno de los integrantes de la comunidad, particularmente los varones, tenemos la obligación de revisar las conductas cotidianas, la forma de valorar o desvalorizar, en la manera de expresar las emociones y los afectos».
Finalmemte, hizo hincapié en que «la lucha por una vida libre de violencia de género implica un cambio en las matrices culturales en la que se apoyan los vínculos autoritarios y de dominación hacia niñas, niños, adolescentes y mujeres de todas las edades».

Gobierno declaró estado de emergencia nacional por violencia de género

El presidente de la República Tabaré Vázquez dictó la resolución en el Consejo de Ministros del lunes.
Ultima actualización Dic 31, 2019 LA REPÚBLICA uy
Con el Consejo de Ministros reunido, el presidente de la República Tabaré Vázquez dictó una resolución presidencial que declara el estado de emergencia nacional en relación a la violencia de género, a raíz de la oleada de femicidios que vive Uruguay.
El prosecretario de Presidencia, Juan Andrés Roballo, dijo que se diseñó un plan «con el fin de presentárselo a las autoridades que asumirán próximamente el Gobierno nacional para darle continuidad a esta política pública». Al mismo tiempo, indicó, «se están disponiendo medidas concretas para incidir en esta grave situación». Roballo también destacó la adquisición de 200 tobilleras para monitorear a aquellos hombres que tengan una orden de restricción respecto a su pareja por situaciones de violencia. Con esta compra, son 1.200 las tobilleras disponibles en todo el país.
«Todo este trabajo es en el marco de la aplicación de la llamada Ley Integral de Género, con la que se ha avanzado mucho, pero requiere un despliegue permanente de todo su campo de acción», añadió el jerarca y consideró que además de las políticas impulsadas desde el gobierno se debe llevar a cabo una transformación cultural profunda «en donde el Estado, las organizaciones sociales, pero además, todos y cada uno de los integrantes de la comunidad, particularmente los varones, tenemos la obligación de revisar las conductas cotidianas, la forma de valorar o desvalorizar, en la manera de expresar las emociones y los afectos».
Consultada al respecto por LA REPÚBLICA, la senadora del Frente Amplio (FA), Mónica Xavier, dijo que recibió la noticia «con enorme satisfacción» por tratarse de «un tema tan difícil y doloroso como es la violencia de género». Xavier consideró que si bien «no hemos visto todos los datos de la propuesta», sabe que todas ellas «van hacia lo que prevé la Ley Integral de Violencia de Género», como «tener más disponibilidad de tobilleras para la prevención» y generar «campañas de sensibilización, seguramente aprovechando la tan denostada ley de Servicios de Comunicación Audiovisual».
Para la senadora, «es un tema que varios operadores del Estado tienen que trabajar de manera conjunta, pero como sociedad tenemos que responder de una manera diferente a la que lo hacemos», Xavier reflexionó que «todos estamos formados en una cultura patriarcal, y para la transformación de esos patrones de cultura necesitamos todos hacer un esfuerzo para revertir eso».
Respecto a cómo las legisladoras e integrantes de la unidad temática de género del FA han trabajado este tema, Xavier explicó que «ha habido una preocupación sistemática por estos empujes, que han dado como resultado muchos casos fatales, todos ellos muy dolorosos». La declaración del estado de emergencia «era algo que se venía conversando» por lo que la noticia del lunes es considerada «un gran avance».
Algunas de las medidas, dijo, «se podrán concretar ahora hasta el final de este gobierno, y otras tendrán que tener continuidad en el gobierno próximo» puesto que estas cosas «llevan mucho tiempo» por tratarse de «cuestiones estructurales que hay que modificar, y la continuidad en las políticas públicas y los mensajes son claves». Xavier también celebró la propuesta de trabajo conjunto entre Fiscalía, el Poder Ejecutivo y la Suprema Corte de Justicia (SCJ), lo que es «imprescindible porque hay que monitorear su aplicación».

Caras y Caretas

Prohibido olvidar

Los fusilados de Soca: 45 años después

La causa judicial no avanza, el tiempo sí. A 45 años del fusilamiento de Soca, todavía no hay respuestas ni culpables.

27 diciembre, 2019 – CARAS Y CARETAS
Por Sofía Pinto Román
20 de diciembre de 1974, ruta 70. Floreal García, Mirtha Hernández, Daniel Brum, María de los Ángeles Corbo (embarazada) y Graciela Estefanell son fusilados por las Fuerzas Conjuntas luego de ser torturados por más de 40 días. No saben dónde está Amaral, el hijo de 3 años de García y Hernández. No está con ellos Julio Abreu, el único que sobrevivió.

A 45 años esta escena sigue incompleta. Falta poder nombrar a los que dispararon los gatillos; ellos siguen en la sombra de la impunidad.
“Todos los cuerpos estaban vestidos con ropas y calzado de procedencia argentina –consignaba el informe de la Jefatura de Policía de Canelones–, entre ellas, se encontraron cigarrillos y fósforos del mismo origen y también uruguayos. Todos los cuerpos carecían de documentación que pudiera facilitar su identificación”.
El grupo había sido secuestrado en Buenos Aires el 8 de noviembre. La ejecución fue en represalia por la muerte del coronel Ramón Trabal, que ocurrió en París. Ese asesinato fue adjudicado al MLN-T por los militares, pero ellos negaron la autoría. También pudo haber sido un ajuste de cuentas entre militares, según diferentes investigaciones de la prensa.
Los militares los torturaron durante más de 40 días. Estuvieron en diferentes locales en Argentina y Uruguay. Julio Abreu (que no tenía actividad política y había sido secuestrado por estar con Floreal en el momento) fue puesto en libertad y muchos años después pudo contar que recuerda que un día les inyectaron algo y los metieron en un avión. Después, les dijeron “Bienvenidos al Uruguay” y los tiraron dentro de un camión. Llegaron a su último lugar de cautiverio: la casona de Punta Gorda.
Esa casona está ubicada en la rambla República de México al 5000, casi frente a la playa de los Ingleses, a una cuadra de donde la rambla O’Higgins se transforma en Coimbra. Es un predio de 608 metros cuadrados. Fue adquirida por el MLN-T a principios de los años setenta para realizar operaciones sin levantar sospechas. En 1974 fue tomada por las Fuerzas Conjuntas. Juan María Bordaberry ordenó su expropiación y el inmueble se transformó en un centro clandestino de detención conocido como Infierno chico o 300 Carlos R.
Infierno chico fue parte de un circuito de centros clandestinos de detención y tortura, dentro del que estaba también el 300 Carlos, conocido como Infierno grande.
El pequeño Amaral García Hernández nació en 1971, fue secuestrado con sus padres en 1974 y creció sin conocer su identidad. Fue criado por una pareja de policías, Dorothy Calderón y José Antonio Moreno. Luego vivió con los padres de Dorothy. Cuando fallecieron, su falso medio hermano se lo llevó a Formosa. Abuelas de Plaza de Mayo inició en 1984 una causa en la Justicia Federal y en 1985 los trámites de restitución, análisis mediante. Cuando se confirmó que Amaral era hijo de Mirtha y Floreal, él pudo conocer a su familia biológica.
Con la aparición de Amaral se confirmó que sus padres no habían ingresado de forma ilegal a Uruguay antes de ser detenidos, sino que habían sido secuestrados y traídos desde Argentina. Sin embargo, la causa estuvo inmóvil por más de treinta años.
Julio Abreu, por su parte, logró hablar de lo sucedido mucho tiempo después, en 2005. En una entrevista de 2015, Abreu contó que antes de que fusilaran al resto del grupo, a él lo metieron en un cuarto con Graciela Estefanell, que le dijo: “Julio, nos van a matar. Cuando salgas, deciles a los compañeros que no hablamos nada. Trata de comunicarte con la organización [MLN], porque a vos no te van a hacer nada, te van a liberar, deciles que no somos traidores”.
A él no lo torturaban, pero escuchaba todo lo que sucedía a su alrededor y pudo ver en algunas ocasiones a sus conocidos con el cuerpo quemado, golpeado, violentado. Para Abreu lo peor eran las torturas psicológicas. En 2005 relató a La República que durante los primeros días de cautiverio escuchó a un militar decir: “Le pegué una patada en la panza que casi le saco el chiquilín por la boca”, en referencia a María de los Ángeles Corbo, que estaba embarazada. También notó que Amaral estaba allí y los militares le decían: “Quedate tranquilo que papito se está divirtiendo”.
En 2006, familiares de las víctimas realizaron una denuncia penal contra Juan María Bordaberry, Gregorio Álvarez, los mandos civiles, militares y policiales de la época y los oficiales que actuaban en el Servicio de Información y Defensa (SID) y el Organismo Coordinador de Operaciones Antisubversivas (OCOA).
Los testimonios son piezas clave en estos casos. El exdiputado Víctor Semproni, que estuvo preso durante la dictadura, declaró que Jorge “Pajarito” Silveira, que era coronel, le dijo con respecto a las víctimas del fusilamiento: “A esos cinco los limpiamos nosotros, y la próxima vez que caiga uno de los nuestros van a ser diez”.
De acuerdo a un cedulón del expediente, al que accedió Caras y Caretas, caratulado “GARCÍA HERNÁNDEZ, Amaral y otros.- DENUNCIA (Mandos civiles, militares, policiales y otros. Antecedentes)”, se puede establecer una pequeña cronología de la causa: 2006, se radicó la denuncia en la justicia penal; 2011, los indagados solicitaron la clausura y archivo de las actuaciones, invocando la prescripción de los hechos; 2012, la solicitud fue rechazado en primera y segunda instancia; 2014 (abril), Esteban Casariego Prado, uno de los citados, compareció a solicitar la clausura de las actuaciones por haber operado la prescripción de los presuntos delitos investigados; 2014 (octubre), Jorge Silveira interpuso excepción de inconstitucionalidad; 2015, se desestimaron tanto el pedido de clausura de Casariego como el recurso de excepción de Silveira.
La ruta 70 ahora se llama Camino de los Fusilados. Hay un memorial erigido en el lugar de los asesinatos. En 2007 vecinos de la zona lo levantaron con sus propias manos. En 2011 Crysol, la asociación de ex-pres@s polític@s de Uruguay, manifestó que debía ser declarado monumento oficial. En 2018 se remodeló con participación de la Intendencia de Canelones y fue reinaugurado.
La Comisión por la Memoria de los Fusilados de Soca organizó el 20 de diciembre de este año un homenaje. De esta instancia conmemorativa participaron el intendente de Canelones, Yamandú Orsi, y Crysol.
Desde Crysol se leyó una proclama en la que se pedía justicia para este crimen de Estado: “La activa participación de integrantes de las Fuerzas Armadas uruguayas es un hecho indudable, al igual que la discusión del tema en el Consejo de Seguridad Nacional (Cosena), presidido por Juan María Bordaberry e integrado por el Tte. Gral (r) Gregorio Alvarez”.
También se pronunciaron sobre el senador electo Guido Manini Ríos: “En esa batalla permanente contra la impunidad, reclamamos, obviamente, responsabilidades a quienes omitieron informar a la justicia acerca de los dichos de Gavazzo y de ‘Pajarito’ Silveira en el Tribunal de Honor que los juzgaba […] El desafuero del general retirado Guido Manini Ríos, por omitir informar para encubrir a José Nino Gavazzo, es el primer desafío que debe afrontar el nuevo Parlamento en cuanto entre en funciones. Y así lo reclamaremos”.
Además del “Memorial de los fusilados”, hay una marca que recuerda a estas cinco víctimas (y a todas las que pasaron por allí) en la casa de Punta Gorda. Se instaló en 2014 dentro de una iniciativa llamada Marcas de la Memoria, que tiene como objetivo identificar lugares en todo el territorio nacional donde ocurrieron acciones y eventos importantes en relación a la resistencia a la dictadura, diseñar y realizar placas o elementos similares para señalarlos.

Archivo Oral de la Memoria
El 12 de diciembre se presentó la apertura del Archivo Oral de la Memoria. “Memorias que convocan” es una recopilación de más de 100 testimonios de víctimas del terrorismo de Estado durante la última dictadura cívico-militar uruguaya. A partir de esas historias un equipo de escultores comenzó a trabajar en la realización del “Memorial 300 Carlos – Infierno Grande”, en el Servicio de Material y Armamento del Ejército (Av de las Instrucciones entre Arroyo Miguelete y Casavalle). El pasado 17 de diciembre se colocó en el 300 Carlos un “hierro fundamental” para construir allí un memorial. Se está llevando a cabo una campaña para recolectar fondos para su realización.

Publicidad

También podría gustarte

Publicidad

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More