Noticias Uruguayas 18 marzo 2018

Publicidad

Trump cesa al secretario de Estado Tillerson y nombra a una mujer al frente de la CIA // Trump reemplaza a Rex Tillerson por el director de la CIA, Mike Pompeo, en el Departamento de Estado; una torturadora será la nueva jefa de la CIA // Mike Pompeo, un cruzado cristiano y aliado de los hermanos Koch, fue designado para ser el secretario de Estado de Trump // Qué cambia para América Latina con la elección de Mike Pompeo // ¿Quién es Gina Haspel, la nueva directora de la CIA, involucrada en torturas a presos? // Gina Haspel, la nueva candidata de Trump para dirigir la CIA, enfrenta una posible orden de detención en Alemania por denuncias de torturas // “Torturaba solo por torturar”: un denunciante de la CIA habla de Gina Haspel // URUGUAY: Seminario Terrorismo de Estado y Género

URUGUAY
El Fiscal Especializado en Crímenes de Lesa Humanidad doctor Ricardo Perciballe recibió ayer el testimonio de un integrante de Madres y Familiares de Detenidos Desaparecidos sobre la existencia de un posible enterramiento en el Batallón de Infantería Paracaidista Nº 14.
El familiar, quien aclaró que comparecía a título personal, trasmitió a la Fiscalía el testimonio de una persona que señalara a uno galpones de la unidad. El enterramiento, según el testimonio, estaría localizado debajo de la citada construcción y se habría producido durante el año 1977.
Análisis fotográficos del lugar confirmarían que la edificación dataría de la misma fecha. Una investigación del periodista del diario La República Marcelo Falca, con base en fuentes militares, señaló además otro sitio de interés debajo de una construcción aledaña conocida comola Enfermería.
La denuncia es parte de una investigación periodística sobre enterramientos clandestinos durante la última dictadura. El periodista, -patrocinado por el abogado Óscar López Goldaracena- compareció el jueves 8 ante el fiscal Ricardo Perciballe para solicitar “una actuación arqueológica precisa, no invasiva, consistente en el relevamiento del piso de la enfermería y de las construcciones aledañas, realizado con Geo Radar (GPR)”, entre ellas el galpón de la unidad señalado por el integrante de Familiares.
También se solicitó que este trabajo este a cargo de López Mazz, ex jefe del Equipo de Antropología Forense de la Udelar (hoy Grupo de Investigación en Arqueología Forense), y que sea realizado por técnicos de la Cátedra de Geofísica de la Facultad de Ingeniería.
La investigación incluyó un pedido de acceso a la información pública (Ley 18.381) al Ministerio de Defensa sobre detalles de la citada Enfermería, entre ellos, la fecha de construcción así como de eventuales modificaciones que se hayan realizado. En su respuesta (Oficio N° 447/EMP/16), el Comando General del Ejército informó que “no existen registros fidedignos” de la edificación y que la información que se proporciona está basada en “datos del personal con mayor antigüedad”.
La inexistencia de información surge del relevamiento de la documentación efectuado en el propio Batallón de Infantería Paracaidista N°14 como en la Brigada de Ingenieros N °1, donde se lleva un registro de las construcciones militares, señala el informe -firmado por el Comandante en Jefe del Ejército General Guido Manini Ríos-, detalla La República. No obstante, según información contenida en registros fotográficos “aparentemente el inicio de la construcción data del año 1983, estimándose que se finalizó la obra en el año 1987.
Por otra parte, “se tiene conocimiento de que se realizaron ampliaciones a la edificación original consistiendo en un segundo piso, aproximadamente dos años después de finalizada la construcción inicial, la cual se habría realizado entre los años 1989 y 1995”, dice el informe.
También se encontró un registro en la Brigada de Ingenieros N° 1 del año 2006 aunque “para asesorar sobre la reparación parcial de la cubierta del depósito de armamento, ubicado en la planta alta de dicho edificio”. Se menciona, además, un “Plano Director fechado el 21 de agosto de 1990 con las obras proyectadas (algunas de ellas no han sido ejecutadas a la fecha) y un plano de implantación actual de las instalaciones del Batallón de Infantería Paracaidista N° 14 que no fue adjuntado al informe por razones de estricta seguridad física de las instalaciones militares”.
Castro y Blanco
En el predio del Batallón Nº 14 fueron hallados los restos del maestro Julio Castro (en octubre de 2011) y de Ricardo Blanco Valiente (en marzo de 2012). Los restos de ambos fueron hallados en una zona situada a los fondos del Batallón Nº 14, conocida como “los campos de Vidiella”.
Los cuerpos estaban a solo cincuenta metros de distancia uno de otro y tenían “el mismo patrón de enterramiento”. En ambos casos, los cuerpos estaban enterrados sobre un lecho de roca (“cuando hicieron la fosa llegaron a la piedra y siguieron con alguna herramienta unos 30 o 40 centímetros”) y cubiertos de cal.
En ese momento, López Mazz planteó que se podía estar en un cementerio clandestino de la dictadura. López Mazz refería al posible hallazgo de “Arlington”, denominación utilizada por los militares para señalar un presunto lugar de enterramiento masivo de cuerpos, cuya existencia fue revelada por el periodista Roger Rodríguez.

Denuncian que Jorge Tróccoli participó en intercambio de presos con la dictadura argentina en 1978

Dos pescadores de Nueva Palmira denunciaron que el marino retirado Jorge Tróccoli participó en acciones de intercambio de prisioneros con la dictadura argentina en 1978, según informó Radio Uruguay. Lo hicieron en el marco de una causa que se tramita en Carmelo y que ahora pasará a la Fiscalía Especializada de Derechos Humanos. Los pescadores fueron secuestrados de sus viviendas en 1978 y los llevaron detenidos a un islote del delta argentino. En la causa se confirma tanto la coordinación de las dictaduras de Argentina y Uruguay para el intercambio de detenidos como la presencia de Tróccoli en acciones vinculadas al intercambio. El testimonio de los pescadores podría utilizarse como un elemento más contra el militar uruguayo en el juicio que se lleva a cabo en Roma por el Plan Cóndor, que está en proceso de apelación.

Ex presos políticos piden que se revise decreto que reduce control civil sobre los militares

La asociación de ex presos políticos Crysol se reúne hoy con el prosecretario de la Presidencia de la República, Juan Andrés Roballo. La organización había solicitado un encuentro con el presidente Tabaré Vázquez en una carta enviada el martes. En ella piden al gobierno que “adopte las medidas pertinentes” para que la fiscalía especializada de Derechos Humanos (DDHH) para el pasado reciente “cuente con todos los recursos materiales, humanos y logísticos para que pueda cumplir con sus cometidos de una manera con real impacto”. Le solicitan también que emita “una orden terminante a todos los ministerios de que actúen de una manera enérgica, rápida y eficaz en todos los requerimientos que reciban por parte del Poder Judicial en esta temática”.
En la carta, los ex presos políticos denuncian que “la falta de actuación” del Poder Judicial en las causas vinculadas a la dictadura “ha impedido avanzar”, especialmente en relación con averiguar el paradero de los detenidos desaparecidos. Sostienen que actualmente en la Suprema Corte de Justicia hay una “mayoría hegemónica provictimarios”, liderada por la presidenta del organismo, María Elena Martínez, y secundada por los ministros Jorge Chediak y Eduardo Turell. Exigen dar “amplia participación” en los procesos de búsqueda a las organizaciones sociales que representan a las víctimas.
Crysol conversará hoy con Roballo sobre estos reclamos. Al mismo tiempo, para la eventual reunión con Vázquez, la asociación de ex presos políticos discutirá otras propuestas. Entre ellas, la del ex preso político Lewis Rostán, que reclama que se revise un decreto aprobado en el gobierno de José Mujica que obstaculiza el control civil sobre los militares. Gastón Grisoni, presidente de Crysol, dijo a la diaria que esta propuesta se analizará en la directiva de la asociación y se resolverá si se incluye en los planteos que se harán a Vázquez.
Un año después de su asunción como ministro de Defensa Nacional, en mayo de 2012, Eleuterio Fernández Huidobro modificó el Reglamento Orgánico Funcional de la Administración Superior del Ministerio de Defensa Nacional. El cambio se produjo en tres artículos y en pocas palabras, pero que cambian sustancialmente la relación de civiles y militares en dos dependencias de la cartera. Según denuncia Lewis Rostán, este decreto de 2012 “limita el control civil sobre las Fuerzas Armadas” y es contrario a la Ley Marco de Defensa Nacional aprobada en 2010.
El reglamento orgánico funcional de 2010 dio, tanto a la Dirección General de Recursos Financieros como a la Dirección General de Recursos Humanos, la “superintendencia jerárquica” en las áreas de Planeamiento y Presupuesto, Financiero-Contable, Contabilidad, Tesorería, Unidad de Gestión Económico-Financiera, y en todas las áreas de personal civil y militar. Estableció que los civiles que ocupaban esas direcciones podían comunicarse “en forma directa” con los integrantes de las áreas mencionadas.
El decreto firmado por Fernández Huidobro y el ex presidente José Mujica el 15 de mayo de 2012 sustituye la “superintendencia jerárquica” por la “supervisión”, y dispone además que las direcciones de Recursos Financieros y de Recursos Humanos deberán comunicarse con sus integrantes “por el conducto de mando”; en otros términos, que los jerarcas civiles de esas dependencias no podrán comunicarse directamente con sus subalternos, sino que deberán hacerlo por intermedio de los comandantes en jefe de las Fuerzas Armadas.
Rostán aseguró que esta norma dificulta tanto las investigaciones sobre corrupción en la órbita militar como las investigaciones vinculadas a la dictadura. “Por ejemplo, con esta modificación la Dirección General de Recursos Financieros no podrá investigar directamente los fraudes en la Marina, como lo hizo durante la administración [de Luis] Rosadilla. Tampoco se podrá investigar directamente las historias clínicas del Hospital Militar, como se hizo durante la gestión de Rosadilla. Ahora todo tiene que pasar por las manos de los Comandantes en Jefe de cada arma, lo que dificulta enormemente el control civil”, denunció Rostán.

 


Este 16 de marzo Raúl Sendic Antonaccio, “El Bebe”, cumpliría 93 años

El ex vicepresidente de la República, Raúl Sendic, recordó en su cuenta de Twitter el nacimiento de su padre Raúl Sendic Antonaccio, quien este viernes 16 de marzo cumpliría 93 años. “Hoy es tu cumpleaños viejo, luchador, guerrillero, pensador”.

sendic
A través de su cuenta de Twitter el ex vicepresidente recordó el nacimiento de su padre.
“Hoy es tu cumpleaños viejo, luchador, guerrillero, pensador. Bebe, Rufo, padre, tupamaro”, expresa Sendic.
El ex jerarca de gobierno recuerda a su padre como “invencible, solidario, traicionado, torturado, difamado, pero magnánimo siempre. Tan grande, que desde donde estés ‘Bebe’ Sendic, vivís en el corazón del pueblo”.

Su historia

Raúl Sendic Antonaccio, conocido como “el Bebe”, nació el 16 de marzo de 1925  en Chamangá, Flores.
Al culminar la Secundaria en 1943, se trasladó a Montevideo, donde se cursó estudios en la Facultad de Derecho de la Universidad de la República. No se recibió de abogado por decisión propia, pero sí obtuvo el título de procurador.
Junto a otros militantes de la izquierda organizó un grupo de acción directa que luego se integró al denominado “Coordinador”, y conformó el Movimiento de Liberación Nacional-Tupamaros (MLN-T).
Con posterioridad organizó a la Unión de Trabajadores del Azúcar de Artigas (UTAA), los cañeros o los peludos, con quienes realizó varias marchas hacia Montevideo.
En agosto de 1970 fue detenido y encarcelado en el Penal de Punta Carretas, y casi un año después, en septiembre de 1971, protagonizó junto a 105 tupamaros y seis presos comunes la fuga masiva de la cárcel conocida como “Operación El Abuso”.
En 1972 fue herido en el rostro en un enfrentamiento armado con la Fusileros Navales, en la Ciudad Vieja. Fue uno de los rehenes de la dictadura militar.
Sendic fue liberado junto a sus compañeros en marzo de 1985, tras el retorno a la democracia.
Falleció el 28 de abril de 1989 en París, donde había viajado para tratarse de la enfermedad de Charcot-Marie-Tooth
El 8 de mayo de 1989 sus restos fueron sepultados en el cementerio de La Teja.

 

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More