Noticias uruguayas 16 abril 2016

Venezuela en la encrucijada por Carlos Fazio // El capitalismo contra la democracia en Europa y América Latina Por Michael Löwy y Samuel González // El “golpe ” en Brasil y su dimensión estratégica internacional // La huella nazi de los ‘papeles de Panamá’: El oscuro y secreto pasado de Mossack Fonseca // Británicos salen a las calles para exigir la renuncia de Cameron // La verdadera historia de los autodenominados ‘Papeles de Panamá’ // Francia: Los estudiantes franceses toman la estación de Sanit-Lazare // Estado español: Podemos y EH Bildu muestran «sintonía» para alcanzar un “cambio real” en Euskadi // Honduras: Informe de la misión internacional // Chile: Comunicado de presos por la causa mapuche // Argentina: Docentes universitarios parar el 13,14 y 15 de abril // Uruguay: Sólo 13% de homicidios en dictadura fueron resueltos // COFE cortará 18 de Julio

URUGUAY
“LO QUE NUNCA IMAGINÁBAMOS -NI AÚN EN LAS PEORES PESADILLAS-, ES QUE MUCHOS DE LOS PRINCIPALES DIRIGENTES DE NUESTRA ORGANIZACIÓN Y DE NUESTRA IZQUIERDA, COMO TOCADOS SÚBITAMENTE POR UNA ESPECIE DE ESPÍRITU CRISTIANO, EN EL FUTURO ABOGARÍAN POR EL OLVIDO, EL PERDÓN, POR EL AMIGAMIENTO CON NUESTROS VERDUGOS(…)QUE SE CONVERTIRÍAN EN FIRMES PARTIDARIOS DE LA IMṔUNIDAD” (Juan Miguel García, el “Sibarita”, tupamaro) – Jorge Zabalza

Informe del Observatorio Luz Ibarburu

Sólo 13% de homicidios en dictadura fueron resueltos

Un informe del Observatorio Luz Ibarburu establece que la Justicia uruguaya no realizó ninguna imputación por delitos de tortura ni por el secuestro de niños durante la dictadura. En el 42% de los delitos por desaparición forzada se condenó a los responsables.
desaparecidos
Caras y Caretas – abr 11, 2016
La Justicia uruguaya tramita, actualmente, 173 procesos penales (en etapa presumarial o sumarial) por graves violaciones a los derechos humanos durante la última dictadura, a los cuales se les anexan otros 16 expedientes derivados de esos procesos. En tanto, existen 74 expedientes inactivos o archivados, según un informe divulgado por el Observatorio Luz Ibarburu, organización que patrocina el 25,5% de todos los expedientes en trámite (44).
En este marco, el Observatorio elaboró -con la colaboración de Clémence Schumacher, estudiante de derecho de la Université de Montepellier (Francia) -, un informe cuantitativo básico sobre la judicialización de los crímenes de la dictadura en Uruguay. Esto es, la cantidad de casos de violaciones a los derechos humanos denunciados que terminaron con el procesamiento o condena de sus responsables.
El informe revela que, en porcentaje, los casos de desaparición forzada fueron los que tuvieron mayor resolución en cuanto al juzgamiento de los responsables. En efecto, de los 192 casos de desaparición forzada denunciados, se han dictado procesos relacionados con 80 de ellos. De esta forma, el 42% del total de casos de ciudadanos desparecidos “han implicado procesamientos y/o condenas de represores”.
Este dato es independiente de la tipificación adoptada por la Justicia, ya que en Uruguay la mayoría de las causas penales relativas a la desaparición forzada de una persona culminan con la tipificación del delito de “homicidio”, señala el informe del Observatorio.
En tanto, durante la dictadura se registraron 124 casos de homicidio por parte de agentes del Estado, pero sólo se han resuelto judicialmente los casos de 17 víctimas de ese delito. De esta forma, la judicialización de los casos de uruguayos asesinados “por agentes de la dictadura” representa el 13% del total de homicidio perpetrados por agentes estatales en ese período.
Asimismo, se destaca que los datos oficiales de la dictadura muestran el alto nivel de la privación de libertad como castigo de la época (5.925 personas). “Fue característica del régimen autoritario la aplicación sistemática de la tortura. Considerando su población, se suele decir que la dictadura uruguaya se caracterizó por el método de la tortura sistemática”, destaca el informe.
Sin embargo, hasta la fecha “no se ha procesado a ningún represor por los delitos de tortura ni de violencia sexual (o su equivalente delictual de acuerdo a la ley penal vigente en los años de la dictadura)”. “Lo mismo puede decirse respecto del secuestro de niños: la justicia uruguaya aún no ha responsabilizado a nadie por tales crímenes”. De esta forma, la información permite dar cuenta “del limitado avance del desarrollo de la Justicia Penal en casos de crímenes de la dictadura”, dice el Observatorio.
Informe del Observatorio Luz Ibarburu: Informe Anual 2015 – Observatorio Luz Ibarburu

 

Lunes 11 • Abril • 2016
Lento camino

De 316 causas por desaparición u homicidio en la dictadura,

se han dictado procesos en 97.

Según un relevamiento del Observatorio Luz Ibarburu difundido ayer, 42% de los casos judiciales que investigan la desaparición de uruguayos durante la última dictadura cívico-militar implicaron procesamiento y/o condenas: fueron 192 casos de desapariciones y hubo procesos por 80 de ellos. Los procesamientos alcanzaron a 13% de los casos de asesinados, 17 de 124 homicidios. Además, el informe señala que no hubo procesamientos por tortura, violencia sexual o el secuestro de niños.
Para el Observatorio estos datos “dan cuenta del limitado avance del desarrollo de la Justicia penal en casos de crímenes de la dictadura”, y sorprende que no haya procesamientos por el delito de tortura. “La dictadura uruguaya mantuvo en prisión a 5.925 personas. Fue característica del régimen autoritario la aplicación sistemática de la tortura […] Pues bien, la información recolectada por el Observatorio permite sostener que nadie ha sido procesado por el delito de tortura”, señalan.
El equipo jurídico del Observatorio patrocina 44 denuncias sobre violaciones a los derechos humanos en la última dictadura, que involucran a 236 víctimas, 25,5% del total de los casos judiciales. Una de ellas se presentó el jueves, con el objetivo de investigar la desaparición en 1977 en Argentina de Héctor Giordano, un uruguayo militante del Partido Comunista Revolucionario (PCR). El equipo jurídico del Observatorio está integrado por cuatro abogados y es coordinado por Pablo Chargoñia.

 

COFE CORTARÁ 18 DE JULIO EN RECHAZO A JUBILACIÓN POR AFAP

11 Abr
AFUSEC

 

Los sindicatos de funcionarios públicos cortarán 18 de Julio el próximo jueves en reclamo de una solución para los primeros trabajadores que se jubilan por el régimen de las AFAP. Según COFE, los funcionarios recibirán jubilaciones “entre 30% y 40% inferiores” a las del BPS.

 cofe

Los sindicatos de funcionarios públicos cortarán 18 de Julio el próximo jueves en reclamo de una solución para los primeros trabajadores que se jubilan a través del régimen de AFAP.
Los funcionarios, que integran un grupo de trabajadores de entre 50 y 59 años miembros de la primera generación que se jubila a través de las AFAP, aseguran que el monto de las jubilaciones a las que accederán será “de entre 30% y 40% inferior a quienes se jubilan por el régimen administrado por el BPS”.
“El Poder Legislativo y el Poder Ejecutivo deben buscar una solución a este problema, dado que personas con las mismas causales jubilatorias, tienen montos jubilatorios muy diferentes según se jubilen por régimen de AFAPs o por régimen de BPS”, reclaman.
Por ese motivo, los funcionarios anunciaron una movilización el jueves 14, que incluirá un corte de 18 de Julio a la altura de Fernández Crespo. – Montevideo Portal

 

Movilzación del Sindicato del Gas, frente a la Torre Ejecutiva. Foto: Santiago Mazzarovich (archivo, agosto de 2015)

Movilzación del Sindicato del Gas, frente a la Torre Ejecutiva. Foto: Santiago Mazzarovich (archivo, agosto de 2015) Estado sólido

Trabajadores se movilizan para denunciar estado “crítico” de gestión de Petrobras en MontevideoGas.

Lo reclaman desde hace al menos un año y medio, pero lo que buscan ahora es hacerlo público. “Queremos empezar a poner el tema en la calle y que la gente tenga conocimiento”, dijo el presidente de la Unión Autónoma de Obreros y Empleados de la Compañía del Gas, Martín Guerra, en diálogo con la diaria, al ser consultado por el motivo de una serie de manifestaciones que se desarrollarán a lo largo de esta semana.
La agenda del sindicato del gas está colmada. Hoy, martes, realizan un paro parcial de actividades a partir de las 10.00, y una hora más tarde se concentrarán en la intersección de San Fructuoso y la rambla portuaria -donde se ubica la sede de Petrobras- para repartir volantes e informar a los transeúntes sobre la “pésima gestión” de la empresa en la distribución de gas por cañerías.
A pesar de la mesa de negociación que se conformó en diciembre entre los trabajadores, una delegación del Poder Ejecutivo y otra de la empresa, para evaluar la gestión de Petrobras en MontevideoGas, esta “sigue mal e incambiada”, dijo Guerra. “Se siguen perdiendo usuarios del servicio -ya vamos 5.000 y 200 en el correr de este año-, hay un gran retraso en las inversiones y encima nos están ofreciendo una rebaja salarial en los Consejos de Salarios”, explicó.
Los trabajadores reclaman al Ejecutivo que rescinda el contrato de concesión con Petrobras, que data de 2006. Según dicen, habría motivos suficientes para hacerlo, puesto que al día de hoy arrastra una deuda con el Estado de más de cinco millones de dólares por el subpago de canon.
El miércoles los trabajadores concurrirán al Palacio Legislativo, convocados por la Comisión de Industria de la Cámara de Diputados. La idea es analizar las condiciones de la empresa y posibles “salidas”, en conjunto con representantes del sindicato, de la empresa y del Ministerio de Industria, Energía y Minería (MIEM). Además, estará presente una delegación de la Comisión de Legislación del Trabajo.
Finalmente, el jueves el sindicato convocará a la prensa y a legisladores de todos los partidos políticos a un recorrido guiado por las oficinas de MontevideoGas, en 25 de Mayo y Juncal. “Queremos que vean de primera mano las condiciones del edificio, para que se den cuenta de que no ameritan una mudanza”, explicó Guerra. Petrobras confirmó a sus empleados, a principios de marzo, que tiene planes de abandonar el mencionado edificio, porque está en “mal estado”, y alquilar un piso entero del edificio Plaza Mayor, en la plaza Independencia. Según Guerra, al inmueble de Ciudad Vieja “hay que hacerle algunos arreglos, pero está perfectamente utilizable, más allá de la fachada”.
A pesar de esta serie de manifestaciones, el sindicato asegurará el suministro de gas a los usuarios, así como la atención de las emergencias mediante guardias gremiales.
Sin plazo
Por otro lado, consultado por una reunión con el MIEM que tuvo lugar el viernes, para tratar el tema de la planta regasificadora que se instalará en Puntas de Sayago, el presidente del sindicato sostuvo que “como aún no hay nada definido -y al parecer no lo habrá hasta fines de mayo [cuando el Ejecutivo deberá decidir si acepta o no el buque regasificador que se está construyendo en Japón]-, nos propusieron usar el ámbito para discutir sobre Petrobras”.
El sindicato considera que el problema es que la cartera sigue sin “tomar postura” ni “comprometer ninguna opinión”. “Podemos seguir así hasta que se concrete lo de la regasificadora, pero si esta no llega a hacerse, vamos a tener que encontrar otra solución, porque el gas que está viniendo de Argentina es escaso y caro, y acá hay un sistema que se tiene que mantener”, opinó Guerra.

CONTRA GESTIÓN

Hoy paran trabajadores del gas

Publicado el Martes 12 abril de 2016 , 6:00am – La República uy

La Unión de Obreros y Empleados del Gas (Uoegas) realizará hoy un paro parcial –desde la hora 10- con movilización hacia la sede de la empresa concesionaria de MontevideoGas, la brasileña Petrobrás, ubicada en la rambla Portuaria, donde se concentrarán desde la hora 11. Los trabajadores sindicalizados plantean la necesidad de cambiar la gestión de la distribución del gas por cañería, así como rechazan la rebaja salarial por tres años propuesta por la empresa en el Consejo de Salarios.
Más allá de la paralización, desde Uoegas se informó que se asegurará el suministro de gas a los usuarios ya que habrá una guardia gremial.
El sindicato puntualizó que en 10 años, la empresa perdió más de 5.000 clientes y solo en lo que va del 2016, ya son 200. Buscan ser reabsorbidos por Ancap.

PIT-CNT

El sindicato portuario (Supra) le dijo “basta” a la intransigencia de TCP y se declaró en conflicto

INFORMACIONES DEL PIT-CNT

Óscar López, integrante del Secretariado Ejecutivo del PIT-CNT y secretario general del Sindicato Único Portuario Ramas Afines (Supra), le informó al Portal que los trabajadores portuarios “le dijimos basta a la Terminal Cuenca del Plata (TCP – Katoen Natie) por su intransigencia y el desconocimiento de acuerdos firmados con los trabajadores en el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (MTSS). Esta empresa extranjera “toma como rehenes a los portuarios y al país porque está negociando con el gobierno la renovación del uso de la terminal de contenedores por 15 años más”, subrayó.
Durante esta jornada se realizó una reunión en el MTSS a fin de encontrar una solución que le ponga fin a este conflicto que involucra a todos los portuarios. El Supra ya resolvió realizar en fecha a definir un paro de 24 horas, por lo que se detendrá toda la actividad portuaria del país durante ese tiempo.

Génesis del conflicto

El martes los trabajadores portuarios nucleados en el Supra se declararon en conflicto ante la intransigencia de TCP. En 2011 asume un nuevo Gerente General y a partir de ese momento de forma sistemática se comenzaron a desconocer los acuerdos entre la empresa y sus trabajadores. En enero el sindicato de TCP anunció públicamente que se los estaba provocando a comenzar un conflicto y en los últimos días se llegó a la gota que colmó el vaso: la empresa comienza a capacitar a trabajadores chilenos para realizar la tarea de los uruguayos y les paga mucho menos. Los sindicalista hablaron con los trabajadores chilenos a fin de informarles cual era la situación. Al enterarse de la “maniobra” de la empresa señalaron que estaban sindicalizados y que habían llegado a nuestro país «engañados por TCP”.
Ante esta nueva “provocación” el Ejecutivo del Supra entiende que los portuarios son tomados como rehenes por el dueño de esta empresa. El motivo, para los dirigentes sindicales, es que TCP quiere que el gobierno le renueve por 15 años más el uso de la terminal de contenedores que hoy administra.
Ricardo Suárez, presidente del Supra, acompañado por los integrantes del Ejecutivo del sindicato fue el encargado de comunicarle a los trabajadores, de TCP que se encontraban el martes  reunidos en el local central, que el Supra “toma como propia la resolución de la asamblea realizada el sábado y por esta razón todo el gremio se declara en conflicto con la empresa TCP”.
A partir de este anuncio informó que se creaba una Comisión de Conflicto a fin de planificar y coordinar las medidas de lucha que se tengan que aplicar en el corto y mediano plazo. Este plan de movilizaciones se pondrá en marcha en lo inmediato y se tiene previsto ir afectando a los distintos sectores del Puerto. Ya se resolvió realizar un paro general de 24 horas en el momento que lo decida la Comisión de Conflicto.
Una delegación del sindicato ya se reunió con el Centro de Navegación y se tiene previsto una entrevista con las Comisiones de Asuntos Laborales del Senado y a la Cámara de Diputados; y con el titular del Ministerio de Transporte y Obras Públicas (MTOP), Víctor Rossi. Durante esta jornada integrantes de la Comisión de Conflicto se entrevistaron con autoridades del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (MTSS) “a fin de encontrar caminos de solución a esta política empresarial extranjera que no respeta las leyes de nuestro país”, dijeron quienes participaron de la reunión.

Un poco de historia

El Supra recuerda que “históricamente las relaciones entre la empresa y el sindicato portuario se desarrollaban en el marco de una buena relación y en un clima de plena negociación ante cualquier inconveniente. Esta situación cambió de forma drástica en 2011 cuando es designado Gerente General Karl Huts, hijo de Ferdinan Huts (dueño de Katoen Natie).
Agregan que “desde ese momento, la estrategia de la empresa ha sido quitar todos los beneficios conquistados por los trabajadores, instalando una política de no negociación y represión, denunciando los convenios vigentes e implementando la des-regulación como método. En setiembre el Poder Ejecutivo debió aprobar un decreto a través del cual se le aseguraba al personal que realiza actividades en el área de contenedores un mínimo de 13 jornales. Esto agudizó las políticas represivas de la empresa e inició un plan sistemático de confrontación”.

Martes 12 • Abril • 2016

Visita sorpresa

Representantes del Sindicato Único Portuario y Ramas Afines (SUPRA) concurrieron ayer al Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (MTSS) para reunirse con representantes de Katoen Natie, concesionaria de la Terminal Cuenca del Plata (TCP). Debido al retroceso de las negociaciones, los trabajadores iban sin mucha expectativa y consideraban desplegar un plan de lucha que comenzaría con un paro de 24 horas de todo el sector portuario. Pero, para su sorpresa, asistió a la reunión el presidente de Katoen Natie, Karl Huts, quien “vino de Europa por esto”, según dijo a la diaria Francisco Álvarez, dirigente del sindicato de la TCP.
El SUPRA pidió un cuarto intermedio hasta mañana, cuando las partes volverán a encontrarse en el MTSS. “Por lo tanto, estos días que estamos negociando en forma tripartita no vamos a tomar medidas”, confirmó Álvarez.

Golpes de Red: la crítica de las armas no soporta las armas de la crítica
por Ricardo Viscardi
2a quincena, marzo 2016

I

La consigna que levanta el PT brasileño, apoyado por un significativo espectro social, no deja de generar cierta perplejidad: “Nao vai ter golpe”. Un golpe de Estado se protagoniza desde el Estado, si faltara con aviso un Luis Bonaparte a su 18 Brumario,1 desde uno de los aparatos de Estado, bajo una óptica cesarista de derecha o izquierda. Aquí los protagonistas del golpe de Estado son inermes por naturaleza institucional: el poder judicial, el parlamento y los partidos, la prensa y la opinión pública.2 Se trata de un golpe espectral: sin contar con la fuerza o incluso contra ella, como en el caso de Venezuela, donde las fuerzas armadas mantienen su fidelidad al gobierno chavista.

Como las guerras del Golfo leídas por Baudrillard bajo el título “La guerra del golfo no ha tenido lugar”, la espectralidad golpista que campea en América Latina podría llevar a leer “Nao vai ter golpe” como “El golpe no tendrá lugar”. El espectro que recorre, de Venezuela al Uruguay, pasando por Bolivia y Brasil al progresismo latinoamericano parece, por el contrario, sugerir que se trata de un golpe como tal en sus efectos políticos (proliferación del “ejército de desocupados”, facilidades para la acumulación empresarial, mercantilización de la vida pública).3 Al mismo tiempo, Baudrillard no sostenía que no hubiera guerra, sino que era una guerra protagonizada estratégicamente por la desaparición mediática de la realidad natural.4 Todo esto no merece al presente mayor ejemplificación, pero genera sin embargo un vacío explicativo que el progresismo no puede llenar sin levantar fantasmas naturalizados (y por lo mismo naturalistas y modernos): la pequeñoburguesía (curiosamente descontenta porque mejoró su consumo, por ejemplo en Brasil), el imperialismo (que viene a condenar con Obama los golpes de Estado que protagonizó), los medios de comunicación al servicio de la oligarquía (con Mujica como ídolo de los medios de prensa). Algo huele mal en Dinamarca, una vez que se razona la crítica que debiera exponer la trama de la tragedia.

Los analistas parecen ignorar que una misma vía de acumulación estratégica (hostigamiento jurídico, desacreditación mediática, legitimación parlamentaria) interviene tanto cuando la acumulación política derechista culmina en el “golpe institucional” (Paraguay, ahora quizás Brasil) como cuando se salda con la victoria electoral (Argentina, en cierta medida Venezuela). La homogeneidad de la misma acumulación política señala a las claras que su objetivo estratégico es la opinión pública y no la estructura del Estado. Incluso esa constatación se ve refrendada por los “casos testigo” que en el Cono Sur proveen, ahora como otras tantas veces, Chile y Uruguay.

En Chile donde la izquierda cuenta con un componente decisivo en los movimientos sociales -en particular el estudiantil, la “escandalización” mediática de la opinión pública no impacta decisivamente en la escena política, en cuanto la orientación de la propia base social aporta un plano de interpretación alternativo. En el Uruguay donde prevalece, por el contrario, una identificación de la izquierda con los poderes del Estado e incluso la tradición guerrillera es presentada por la prensa -Mujica mediante- como “arrepentida”, el golpismo de viejo cuño -años 70′-80′- levanta cabeza incluso al día de hoy con “acciones comando” contra la investigación en DDHH.

La vía de acumulación que sigue la derecha señala a las claras que la estrategia socialdemocráta clásica de “tomar el gobierno para reformar la sociedad” ha caducado inexorablemente. Al mismo tiempo señala el curso que se abre a la movilización efectiva contra los poderosos: movimientos sociales, redes mediáticas, campañas de opinión, en suma: contragobernar.

II

¿Como explicar que la crítica de las armas no soporta las armas de la crítica? Quizás si “soportar” se entiende a la luz de la “insoportable levedad del ser”:5 no se soporta la carencia de sentido. ¿Qué ha perdido sentido?

Cuando Miterrand asumió la presidencia en 1981, se le interrogó acerca de su sentimiento personal al frente de un aparato estatal que había calificado, desde un título célebre en el mundo político francés, de Coup d’Etat permanent (la 5a República pergeñada por de Gaulle). El primer presidente socialista respondió que se sentía “perfectamente cómodo” en las instituciones que había combatido desde la llegada al poder de de Gaulle y que no reformó en nada sustancial durante dos mandatos consecutivos (14 años). De Gaulle había ideado un régimen presidencialista cuya clave era que el primer ministro podía ser substituido sin que el presidente sufriera en sus atribuciones: el primer ministro servía de “fusible” que una vez “quemado” era substituido por otro primer ministro-fusible. Al mismo tiempo competía al presidente directamente la designación y orientación de algunos ministerios denominados “de Estado”: Defensa, Interior, Relaciones Exteriores.

El planteo de de Gaulle venía reavivar sotto voce un criterio monárquico confiado, balotage mediante, al voto popular: la soberanía reside en la cabeza del Estado y ella preserva la entidad nacional por encima del juego político-partidario de la política contingente. Esa traducción del criterio monárquico a la democracia representativa escondía, sobre todo, una transmutación de la soberanía: en el planteo de de Gaulle no residía ni en el pueblo como substancia social ni en el derecho divino, sino en una idiosincracia francesa que la monarquía había interpretado, para el creador de la 5a República, en mayor medida que la República, pero que a su vez, ya no podía encontrar sustento sino en cierta democracia representativa. Sin posibilidad de extender este análisis en estas líneas, conviene recordar para cerrarlo que sirviéndose de ese dispositivo, de Gaulle hizo frente a EEUU (en lo militar con la fuerza nuclear, en lo económico con al defensa del patrón oro), pero que sucumbió políticamente ante una revuelta juvenil cuyo rédito político heredó -reconociéndolo expresamente- Miterrand.

El punto clave es que ni de Gaulle ni Miterrand actúan como si la legitimidad política correspondiera a una soberanía -y por consiguiente un Estado- intangibles. De Gaulle concibe una constitución como efecto de su lectura de la debacle estratégica de la 3a República, dominada por el influjo socialdemócrata, Miterrand borra con el codo lo que escribió con la mano y maneja con holgura una estructura institucional anti-parlamentarista. Los dos actúan pensando en el gobierno contingente, no en un principio constitucional incólume. Si alguien opusiera a este razonamiento que “ya lo sabemos desde Maquiavelo” convendría recordarle que nunca Maquiavelo le aconsejó al príncipe declararse maquiavélico.6 Aquí el fundamento de de Gaulle es que “Francia es tal como la salvé” y el de Miterrand que “la izquierda llegó al poder”. Tal planteo corresponde a lo que Foucault ha denominado “tecnologías del yo” y consiste en modular una actuación en consideración a sus condiciones de existencia.7 A su vez el planteo de Foucault parece retomar aquella frase de Marx: “los pueblos sólo se plantean problemas que pueden resolver”. Si atendemos al planteo del mismo autor en “Verdad y poder” atento a la desaparición del “intelectual universal” en beneficio del “experto con poder sobre la vida y la muerte”,8 quizás se puede discernir por esa vía el sustento del poder después de la 2a Guerra Mundial: la tecnología.

III

La tecnología carece de sentido, porque su razón de ser es el ser de la razón. El personaje que mejor estampa esta figura de un mundo clausurado sobre los propios objetos que se da, es James Bond. James Bond encuentra razón de ser en el hedonismo del consumo. Las marcas de mercancías son otras tantas claves de su identidad (Beretta, Aston-Martin, Chivas-Regal) y abren un horizonte que continuará hasta nuestros días, en cuanto tales marcas certifican la calidad individual del consumidor, bajo un horizonte que se cierra en el objeto del consumo. Kissinger es el artífice de ese mundo sin profundidad más allá del obstáculo y el designio. La tecnología que permite desbrozar el camino hacia un mundo libre, ante todo de enemigos, es la “desestabilización”. Esa es la palabra clave del golpe de Estado en Chile: mercado negro, huelgas empresariales, amagues de golpe.

En cuanto la “desestabilización” perfora las propias instituciones, señala a las claras que el equilibrio del poder no reside en el Estado -incluso democrático, es decir, en un régimen sustentado en la delegación de la soberanía, sino en la intervención de vectores públicos (organismos internacionales, gremios empresariales, medios de prensa,). Estos operadores cuentan con sus propios instrumentos de intervención y no se confían a una “junta de burgueses” (el Estado para Marx) sino que la instruyen. Como estrategia de poder, la “desestabilización” culmina en un golpe de Estado, pero éste no es instrumento de estamentos o sectores sociales, sino que es la propia “cosa pública” la que regula la “desestabilización” de las instituciones. Una parte considerable de esa “desestabilización” provenía, en los años 60/70 de la Guerra Fría, que conllevaba la necesidad para EEUU de cerrar su propio “escudo protector” en el continente americano -como viene a reconocerlo Obama a 40 años del golpe en Argentina.

Esa injerencia internacional en la tecnología y por lo tanto en la “desestabilización” de las instituciones no ha cesado de crecer, desde el predominio del “consenso de Washington” a escala mundial en los 80′, con Medio Oriente como ojo de la tormenta. El elemento novedoso parece haber sido, en aras de la globalización, la desestabilización de los propios mercados nacionales, tras otros tanto “efectos” (“tequila”, “tango”, “samba”, etc.) que marcaron en América Latina, al filo del nuevo siglo, el ascenso de las políticas neoliberales con dos variantes: “ajuste fiscal” o “políticas sociales”.9 Quien mejor ha expresado esta estrategia, desde inicios de los años 90′, es el propio FMI, en cuanto ha recomendado desarrollar políticas sociales para compensar los desequilibrios generados por el vigor acumulativo de los mercados. En esa perspectiva de “estabilización”, no de las instituciones, sino de los mercados, se inscribe el ascenso de los progresismos tras las crisis que se abatieron sobre las economías del Cono Sur a inicios del siglo.

En el enfoque mercadocrático que prima en los organismos financieros internacionales, en los estamentos tecnocráticos (universitarios en algunos casos) y entre el personal de los poderes públicos, la estabilidad institucional se entiende como estabilidad económica. La misma identificación de la política con la economía vuelve a la primera prisionera de un estado de masificación del interés particular, que debiendo incorporar a cada quien, lo hace depender de la elaboración de la opinión pública. La crítica de las armas no soporta las armas de la crítica, ya no porque “nadie se sienta sobre las bayonetas”, sino porque la mercantilización de la vida pública se da de bruces con una orientación ideológica de la violencia física.

Al igual que en el Paraguay, en Brasil o en otro campo público penetrado, en función de un mercado tentacular, por la desestabilización neoliberal de las instituciones, el golpe no tendrá lugar de Estado: nadie se molesta en derrumbar lo que ya se cayó.

1Marx, K. “El 18 Brumario de Luis Bonaparte” http://www.edu.mec.gub.uy/biblioteca_digital/libros/m/Marx,%20Karl%20-%20Brumario%20de%20Luis%20Bonaparte,%20El%2018.pdf (acceso el 29/03/16)
2″Ato reune 30 mil contra o golpe e manipulacao da midia” Agencia PT de noticias http://www.pt.org.br/ato-reune-30-mil-contra-o-golpe-e-manipulacao-da-midia/ (acceso el 29/03/16)
3Nota Da Diretoria Da Associacao Brasileira de Antropologia en defesa do Estaado de Direito e da Democracia http://www.portal.abant.org.br/images/Noticias/40_NOTA_DA_DIRETORIA_DA_ABA_EM_DEFESA_DA_DEMOCRACIA_E_DO_ESTADO_DE_DIREITO.pdf
4Baudrillard, J. “La guerra del golfo no ha tenido lugar” http://alvarezteran.com.ar/wp-content/uploads/downloads/2012/03/Baudrillard-Jean-La-guerra-del-Golfo-no-ha-tenido-lugar.pdf (acceso el 29/03/16)
5Ver al respecto en este blog “La insoportable levedad del grado cero de la ideología” http://ricardoviscardi.blogspot.com.uy/2015/03/lainsoportable-levedad-del-grado-cero_10.html
6“Une république ou un prince doivent paraître exécuter par grandeur d’âme ce qu’ils font par nécessité » (Una república o un prince deben aparecer ejecutando por grandeza de espíritu lo que hacen por necesidad) Machiavel (1851) Oeuvres Politiques, Chapentier, Paris, p.264.
7Foucault, M. (1991) Tecnologías del yo, Paidós, Barcelona, p.59.
8Foucault, M. “Verdad y poder” en Teorías de la verdad en el siglo XX (1997) Tecnos, Madrid, p. 457.
9 Zabalza, J. (2015) La experiencia tupamara. Pensando en futuras insurgencias, Jorge Zabalza, Montevideo, p.231.

Publicado por Ricardo Viscardi 

 

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS