Publicado en: 15 abril, 2019

Noticias Uruguayas 15 abril 2019

Por Colectivo Noticias Uruguayas

URUGUAY: Silveira dio detalles de cómo el coronel Lamy realizó la Operación Zanahoria // “Pajarito” Silveira: “Si damos a Gelman se arregla el tema de DDHH” // Las “actas de Gavazzo” tienen información para más de 15 casos de DDHH

Documentos de EE.UU revelan más detalles del Plan Cóndor de las dictaduras del Cono Sur // Los documentos de la dictadura desclasificados por Estados Unidos – El Plan Cóndor, la CIA, la muerte y el exterminio // FBI advirtió en 1976 que Uruguay estaba dispuesto a “viajar a cualquier parte del mundo” para matar a “terroristas” // Plan Cóndor II: cómo Prosur vuelve a poner a Latinoamérica bajo amenaza // Cumbre en Santiago: ¿Prosur o Protrump? por Manuel Cabieses // Prosur: el Plan Cóndor 2.0 // Bolton hablará sobre Cuba ante los derrotados mercenarios de Playa Girón // URUGUAY: Silveira dio detalles de cómo el coronel Lamy realizó la Operación Zanahoria // “Pajarito” Silveira: “Si damos a Gelman se arregla el tema de DDHH” // Las “actas de Gavazzo” tienen información para más de 15 casos de DDHH

 

 

URUGUAY

Silveira dio detalles de cómo el coronel Lamy realizó la Operación Zanahoria

El coronel retirado Jorge “Pajarito” Silveira confirmó ante el Tribunal de Honor militar que el coronel Alfredo Lamy fue el encargado de realizar la denominada “Operación Zanahoria” que consistió en desenterrar cadáveres de presos políticos sepultados en cuarteles, para desaparecerlos en forma definitiva. Dio los detalles del procedimiento.

Jorge Silveira. Foto: Subrayado.
Jorge Silveira. Foto: Subrayado.
OPERACIÓN ZANAHORIA 10 de abril de 2019, 17:45hs – LR21En un tramo de la declaración, Silveira se refiere a la denominada “Operación Zanahoria” que ocurrió a fines de 1984, sobre el final de la dictadura.
El entonces jefe del Servicio de Información de las Fuerzas Armadas, Washington Varela, habría sido quien ordenó a Lamy encabezar dicha operación que consistió en desenterrar los cadáveres de detenidos –quienes habían muerto bajo torturas- y que habían sido sepultados de forma clandestina en el llamado campo Videla, un terreno ubicado en los fondos del Batallón de Paracaidistas Nº 14 en Toledo (Canelones) y en otras unidades. El plan era desaparecerlos en forma definitiva.
Silveira expresa ante el Tribunal: “Cada uno había dado a Lamy (los nombres de desaparecidos) para que lo hiciera en una operación zanahoria, no había dado nunca Gavazo el nombre de la de Gelman, por lo tanto había la posibilidad que el cuerpo estuviera”, en referencia a los restos de María Claudia García, nuera del poeta Juan Gelman.
La búsqueda de los restos de la nuera del poeta habían comenzado en agosto de 2005 en el Batallón N° 14. En aquella instancia el jefe del Ejército, Ángel Bertolotti, le comunicó a Macarena Gelman, que era un “99% seguro” de que se encontraran los restos de su madre.
Sin embargo, poco después la Justicia manejó la posibilidad de que María Claudia García de Gelman fuera sepultada en el Batallón N° 13.
Sobre dicho caso, Silveira expresó que había comenzado a “trabajar, a tratar de ver quién tenía los huesitos de Gelman”, para que se “arreglara el tema de los derechos humanos”.
Pero los restos de la madre de Macarena Gelman nunca aparecieron.

Lamy se acordaba de todos los que había exhumado

Más adelante, el integrante del Tribunal interroga a Silveira si piensa que el cuerpo de María Claudia de Gelman está todavía en el batallón. Ante lo cual Silveira expresa: “Lamy era una persona que dice que hizo el trabajo con una seriedad, pero por otro lado sé que Lamy no tenía ese nombre. No tenía ese nombre porque Lamy se acordaba de todos los nombres de todos los que había exhumado”.
Agrega: “El propio Lamy utilizaba un teniente de reserva con una máquina, pero el teniente de reserva hacía los pozos y si aparecía cualquier cosa rara que aparecía se tenía que bajar de la máquina e irse y Lamy hacía el resto”.
Silveira prosigue: “(…) Siempre se dijo que había quedado uno en el 13, que no sé si es ese que encontraron o…y dos en el 14, no sé, no tengo ni idea porque son… acá estoy hablando de comentarios”.
“Lo del caso Gelman sí lo estoy hablando lo que me comentó el coronel Rodríguez Buratti”, dijo.
declaracion silveira El equipo de antropología de la Facultad de Humanidades halló en 2006 en el Batallón Nº 13 de Infantería, los restos del escribano Fernando Miranda.
También en 2006, pero en una chacra de Pando, aparecieron los restos de Ubagesner Chávez Sosa.
En los años 2011 y 2012 fueron encontrados el Batallón 14 los restos del maestro Julio Castro y del comerciante Ricardo Blanco Valiente respectivamente.

Actas del Tribunal de Honor: Lee acá el expediente completo del caso Gavazzo

El ministro de Defensa, José Bayardi, entregó este martes las actas del Tribunal de Honor del…

ecos uruguay

“Pajarito” Silveira: “Si damos a Gelman se arregla el tema de DDHH”

10/04/2019 06:10

"Pajarito" Silveira: “Si damos a Gelman se arregla el tema de DDHH”

desaparecidos.org
El testimonio de Jorge “Pajarito” Silveira ante el Tribunal de Honor da cuenta de la actitud de los represores al “explotar” el caso Gelman.
“En 2005 nos dicen que si damos los huesitos de Gelman se arregla todo el tema de los Derechos Humanos”.Esto lo dijo el 8 de mayo del año pasado Jorge “Pajarito” Silveira en uno de sus varios testimonios ante el Tribunal de Honor militar formado para juzgar su conducta.Así figura en las actas que el Ministerio de Defensa entregó este martes al Parlamento, que revelan la actitud de los represores sobre la búsqueda de los restos de María Claudia García de Gelman, y que podrían arrojar nuevos datos sobre su destino.

Se trata del “único caso” de desaparición que Silveira aseguró conocer. “Yo empiezo a trabajar, a tratar de ver quién tenía que ver con los huesitos de Gelman”, comenzó diciendo ante los generales que lo escuchaban.

Es así que comenzó a realizar una serie de reuniones en su casa, a la que asistían todos los que integraron el Servicio de Información de la Defensa (SID).

Mencionó entre los asistentes a José Nino Gavazzo, Gilberto Vázquez, Juan Rodríguez Buratti, Ernesto Ramas y Ricardo Arab. En forma ocasional, también el ex policía Horacio Sande Lima.

En una de esas reuniones, según Silveira, Rodríguez Buratti comenzó a hablar. “Yo hice de custodia, me lo pidió Arab”, fue lo que dijo.

“Me subió en la caja de la camioneta y me llevó a toda velocidad hasta el Batallón 14, casi me mata”, habría sido lo declarado por Rodríguez Buratti, que se suicidó en setiembre de 2006, un día antes de la citación que tenía prevista para declarar ante la Justicia.

Diversos testimonios apuntan a que Rodríguez Buratti fue el último que vio con vida a García de Gelman.

Según lo afirmado por Silveira, su camarada contó que al llegar vio que en el predio había unos “árboles nuevitos”, y estaban Sande y y otro represor, Ricardo Medina, haciendo un pozo, en pleno mediodía.

Silveira no ubica a Gavazzo en la escena, aunque ante el tribunal sostuvo que, “teóricamente”, fue el que dio la orden de llevarla allí.

Ya a punto de que todo el grupo cayera preso, dice que un día Gavazzo llama a Ramas y le anuncia : “explotó” lo de Gelman. El traidor es Ferro, hay que matarlo”.

Silveira menciona otro contacto similar de Gavazzo con el oficial de Inteligencia José Lamy, sindicado de haber sido el responsable de desenterrar los restos de desaparecidos en la “Operación Zanahoria”.

¿” De qué me estás hablando, de la mayonesa”?, habría sido la respuesta de Lamy, que según los testimonios recordaba de memoria los nombres y datos de todos los desaparecidos.

Para Silveira, eso evidencia que Gavazzo nunca aportó el nombre de Gelman. “Nunca lo había dado”, sostuvo. Por lo tanto, dijo, había posibilidades de que el cuerpo aún estuviera allí.

Luego de eso el represor relata ante el tribunal una posterior reunión en la que participó el entonces comandante en Jefe del Ejército, Ángel Bertolotti. “Allí nos planteó que estaba muy complicado, que querían saber algo”, dijo.,

Según afirmó Silveira, cuando termina la reunión Bertolotti sale y se reúne con Sande y con Medida . “Ahí arregla, tengo datos de que arreglan y van para el 14 a marcar el lugar”.

La información resultó ser errónea o equivocada en forma intencional,los restos de María Claudia García nunca aparecieron y, recordó Silveira, “Bertolotti quedó mal parado porque le mintieron”.

Los generales del tribunal le preguntaron a Silveira si pensaba que el cuerpo de Gelman está, aún hoy, en ese predio

“Lamy es una persona que dice que hizo el trabajo con seriedad, pero por otro lado sé que no tenía el nombre de Gelman”, reiteró. “Y se acordaba de todos los nombres que había exhumado”.

Según Silveira, Lamy era ayudado por un teniente de la Reserva con una máquina, que hacía los pozos pero que,si aparecía alguna cosa rara, se tenía que bajar e irse. Lamy hacía el resto”.

El represor recordó que “siempre se dijo que había quedado uno en el Batallón 13, y dos en el 14”.

ecos uruguay

“Que explique cómo matar gente en democracia no afecta honor de FFAA”

4/04/2019 18:30

“Que explique cómo matar gente en democracia no afecta honor de FFAA”

ECOS
Las declaraciones de Manini Ríos generaron un fuerte repudio en el FA, que advierte por un “escenario de desconfianza en los mandos”.
Los comentarios del ex comandante en Jefe del Ejército, Guido Manini Ríos, tratando de “irresponsable” y de “canalla” al presidente Tabaré Vázquez, arrojaron más combustible a la hoguera de la insospechada crisis en torno a las Fuerzas Armadas.

Lejos de guardar silencio, el ahora precandidato presidencial redobló la apuesta y apuntó directamente al mandatario en relación a las actuaciones del Tribunal de Honor militar que produjeron su cese y el de otros seis militares, junto con la renuncia de la plana mayor de Ministerio de Defensa.

Las palabras de Manini, que le podrían significar una nueva sanción al estar aún sometido al Estado Militar, generaron un profundo repudio en filas del Frente Amplio.

En particular sobre sus referencias a la manera en que el represor José Gavazzo fue juzgado por sus pares en ese tribunal.

El diputado Alfredo Asti (Asamblea Uruguay) cuestionó que Manini afirmara que el Tribunal de Honor actuó con la máxima severidad hacia Gavazzo.

“Le faltó decir que fue porque se lo responsabilizó de dejar que otro militar fuera preso y no por los 28 asesinatos que cometió”, sostuvo.

El director de Promoción Social del Ministerio de Desarrollo Social, Federico Graña (PCU), dijo concordar con lo expresado por Manini en su discurso de que “ahora es el momento” del Uruguay.

“Ahora es el momento para que explique cómo es eso de que matar gente en democracia no afecta el honor de las Fuerzas Armadas”, dijo.

Se refería al hecho de que el Tribunal de Honor obvió cuestionar a Gavazzo por lo sucedido con Roberto Gomensoro, el militante tupamaro asesinado en una unidad militar en 1973, poco antes del golpe de Estado.

Alejandro Zavala (IR) remarcó que las declaraciones de Manini no expresaron indignación o asombro sobre lo expresado por Gavazzo. “Es una cruel confirmación de que en la dictadura no hubo errores ni tampoco hubo excesos”, señaló.

“Lo que sí hubo fue un plan sistemático, que incluyó torturas, asesinatos y desapariciones”, agregó.

El dirigente sindical Richard Read se refirió por su parte al Partido Cabildo Abierto, el grupo político por el cual el ex comandante se va a candidatear.
“Estoy convencido de lo generosa que es la democracia uruguaya”, ironizó. “El autoritarismo y el olor a la década del 70 que rodea este grupo es decadente”.

Para Read, el Uruguay necesita reconstruir una sociedad en forma transversal y pacífica.

Fuera del Frente Amplio, la única voz que se alzó fue la del publicista Esteban Valenti (Navegantes), que definió lo de Manini Ríos como una vergüenza.

“Sabía de la confesión de Gavazzo y la ocultó, e hizo su mensaje con una imagen de Artigas”, cuestionó. Recordó en ese marco una de las frases más célebres de prócer: clemencia para los vencidos.

“Asesinaron a un pibe y lo tiraron al río”, agregó.

El que se molestó también fue el historiador José Rilla, vinculado al Partido Independiente.

Es que Manini utilizó en su discurso un comentario reciente del académico para ejemplificar la fractura social que vive el país. Según Rilla se basa en el quiebre de las “tres patas” en que históricamente se asentaba la convivencia y la ciudadanía: el barrio, la familia y la escuela.

“Le pido que no me use en sus discursos”, le dijo Rilla a Manini. “Discrepo con usted en todo porque discrepo en lo más importante: Explique a los uruguayos dónde están los desaparecidos, ayude a la verdad y condene a los criminales”, le reclamó.

Hay que transformarlas

El sector frenteamplista Casa Grande, liderado por la senadora Constanza Moreira, respaldó al presidente Tabaré Vázquez en su decisión de cesar en sus cargos a los generales integrantes de los tribunales de honor, al tiempo que realizó una serie de puntualizaciones.

Es que, por primera vez, un militar reconoce la participación institucional de las Fuerzas Armadas y la suya propia en un caso de desaparición de un detenido dentro de un cuartel del Ejército, en referencia al testimonio de Gavazzo.

Para Casa Grande que estos hechos no fueran considerados como una deshonra para los militares involucrados, ni para su propia institución, “demuestran un absoluto desprecio por los principios democráticos más elementales, y una complicidad explícita con el terrorismo de Estado”.

Los liderados por Moreira afirman que la gravedad de estos hechos demuestra que las máximas autoridades del Ejército, luego de 34 años de democracia, siguen convencidas de que se justifican las acciones de las Fuerzas Armadas durante la dictadura.

“Esta situación rompe el mito con el que han convivido algunos sectores políticos, que consideran que ya se han democratizado”, se afirma. “Por el contrario, pensamos que, en esta tarea, prácticamente no se ha avanzado”.

Casa Grande dijo que los pocos avances que se sucedieron fueron producto de algunas excepciones, como la conducción del Ministerio de Defensa Nacional por por parte de Jorge Menéndez.

“Pudo destrabar la realización del proyecto de ley orgánica militar, dormido en los cajones de los comandantes, por responsabilidad de las autoridades anteriores”, se subraya.

De todas formas, se plantea que el actual “escenario de desconfianza” en los mandos genera incertidumbre en la población civil.

“Cada vez que se nombra a un nuevo comandante en Jefe del Ejército, no podemos sino dudar de su genuino compromiso con la democracia”, se señala.

Casa Grande se sumó al planteo de Madres Madres y Familiares de Uruguayos Detenidos Desaparecidos, en cuanto a que al nuevo titular de la fuerza se le debe exigir una condena expresa al terrorismo de Estado.

“Deberá asumir además el compromiso en la búsqueda de la verdad y aportarla a la Justicia, como corresponde”, se agrega.

El sector fue más allá y recordó que la generación de oficiales que hoy está ocupando los altos mandos del Ejército ha hecho toda su carrera militar en democracia.

“Sin embargo, la Doctrina de la Seguridad Nacional se mantiene en la práctica y en la cultura corporativa de las Fuerzas Armadas, y es transmitida de generación en generación, en toda su estructura”, se afirma. Esto implica, se sostiene, una visión antidemocrática que va desde los altos mandos a las escuelas de oficiales, al personal subalterno y a los liceos militares.

“Esta realidad, en lugar de integrar a las FFAA con la sociedad, la distancian de esta, y las convierten en un gueto”, dice Casa Grande.

Esta situación debe generar, a su juicio, un compromiso de todas las fuerzas democráticas para poner en discusión una gran transformación de las Fuerzas Armadas. Y uno de los elementos imprescindibles debe ser una profunda reforma en las escuelas de militares.

2.9.1.0
COLABORA CON KAOS