Noticias Uruguayas 15 abril 2014

miércoles, 16 de abril de 2014

Noticias uruguayas

Brasil: a 50 años del golpe de Estado de los militares, el 2 de abril de 1964, y el derrocamiento del presidente Joao Goulart // Cincuenta años de regímenes de terror por Emir Sader // 50 años del derrocamiento de Joao Goulart: no olvidar el apoyo de Washington a los golpistas por Eric Toussaint // 1964: golpe de la clase conservadora con uso del poder militar por Leonardo Boff //[REPORTAJE] 50 años del golpe militar en Brasil: la preparación, por Mateus Ramos, Adital //[REPORTAJE] 50 años del golpe militar en Brasil: represión y tortura//[REPORTAJE] 50 años del golpe militar en Brasil: la resistencia//Operación Bandeirantes: la doctrina francesa en la práctica -Adital Por Anne Vigna //Brasil, único país del Cono Sur que no ha juzgado a los represores de su dictadura militar//[REPORTAJE] 50 años del Golpe Militar en Brasil: la búsqueda de justicia por Mateus Ramos//La dictadura de 50 años y la herencia maldita para los brasileros Por Bruno Lima Rocha

 


HAGAMOS HISTORIA
Juan Diakakis (Brecha)


El 17 de abril de 1972:
frente al local del Seccional 20 del pcu fueron asesinados siete obreros comunistas, y a los 11 días moría el octavo. Luis Alberto Mendiola, Raúl Gancio, Elman Fernández, José Abreu, Ricardo González, Ruben López, José W Sena y Héctor Cervelli.

Abril de 1972:
el gobierno de Bordaberry, ungido con el 22 por ciento de los electores, gobernaba como lo había hecho Pacheco, utilizando el expediente de las «medidas prontas de seguridad», tratando de impedir la protesta popular contra los cimbronazos, ajustes de cinturones, congelación de salarios, etcétera. La misma receta que le ofrecen hoy a Grecia, Portugal, España. Es decir, que la crisis la pague el pueblo, sin chistar, y que los beneficiarios sean la oligarquía, el imperialismo, el fmi, las multinacionales.

El 13 de abril:
se realizó uno de los paros generales más unánimes que recuerda el país, todos los sectores productivos y las fuerzas vivas enteras se pronunciaron contra el clima de violencia y el autoritarismo «por libertades y soluciones».

El 14 de abril:
se realizan acciones armadas con saldo trágico atribuidas al mln.

El 15 de abril:
el presidente Bordaberry logra del Parlamento la suspensión de las garantías constitucionales y el establecimiento del estado de guerra interno.
Mientras, fuerzas represivas especiales invadían la casa central del pcu, ubicada en la antigua calle Sierra 1720. Comandos de civil con brazaletes blancos disparan ráfagas de ametralladora, su objetivo era el Comité Departamental ampliado con alrededor de 45 compañeros que estaba funcionando en ese momento. Sus ansias homicidas fueron detenidas porque en el local contiguo se desarrollaba un activo de la ujc con alrededor de 300 compañeros. Nos arrojaron al piso, nos pisaron y patearon, rompieron el piano y robaron dinero de las carteras de las compañeras, hasta que ingresaron al local los diputados Héctor Gutiérrez Ruiz y Wladimir Turiansky, requiriendo a viva voz quién estaba a cargo del operativo. Dice Gutiérrez Ruiz en su intervención en la Cámara: «no pude encontrar quién estaba a cargo del operativo, había personajes semidisfrazados que daban órdenes autoritarias».

El 16 de abril:
era domingo, fueron realizados operativos rastrillo en la zona del Paso Molino, se revisó casa por casa, en el local de la calle Agraciada 3715 no se encontraron armas de ningún tipo, como lo confirmó el oficial a cargo del operativo, que el diputado Jaime Pérez entrevistó en horas del mediodía.
Aproximadamente a las 14 horas, luego de que los militares levantaron el cerco, concurrió al local otro dispositivo de las Fuerzas Conjuntas y detuvo a diez integrantes de nuestro partido, trasladándolos luego de un periplo a la Seccional policial 18. En el local quedó Luis Alberto Mendiola, a quien le retiraron la cédula de identidad y lo conminaron a no moverse del lugar. A la una de la madrugada aproximadamente se produjo un fuerte tiroteo contra el local partidario, múltiples impactos, explosiones.
Los compañeros fueron obligados a salir con los brazos en alto, tiroteados en la calle y por la espalda, algunos muertos por tiros en la nuca y otros dejados desangrar, mientras que las ambulancias del msp eran impedidas de actuar. Siete muertos, tres heridos, entre ellos el capitán Busconi, herido por una bala de alta velocidad que, como comprobó el juez actuante, ni siquiera pudo partir de un revólver común calibre 22, 32, 38 o 45. El juez absolvió a los dos testigos que quedaron en el techo del local, detenidos en la Jefatura de Policía, liberados el jueves 20: Enrique Rodríguez («Vintén», obrero de Nervión) y nuestro querido Ernesto Fernández Ferreira (el «Brasilero»).
Otro de los heridos, Machado, se recuperó, tiene una bala alojada en su cuerpo, aún está vivo y es testigo directo de los acontecimientos.
A los 11 meses fallece el capitán Busconi.
Nuestro pueblo reaccionó maduramente, todos los sectores políticos expresaron su repudio a esta trampa contra la democracia y las libertades.
Monseñor Partelli, máxima autoridad eclesiástica, condenó el hecho, y hubo un paro general de protesta. Desde el local partidario de la calle Sierra, hoy Fernández Crespo, cientos de miles acompañaron los féretros hasta el Cementerio del Norte.
Nuestro inmenso dolor no nos cegaba, sabíamos que horas muy difíciles esperaban a la patria. Estos eran los prolegómenos de lo que vendría, el fascismo mostraba ya que no se detendría ante nada ni nadie en su ascenso al poder. Acá no hubo enfrentamientos, acá hubo asesinatos premeditados, políticamente ambientados contra la democracia, contra las libertades, contra los intereses populares.
Por eso jamás faltarán los ocho claveles rojos, la historia probó que ningún hogar uruguayo nunca fue enlutado por la acción de los comunistas, que somos carne, sangre y sentir de nuestro pueblo.
En la cárcel, en la clandestinidad y el exilio probamos con la lucha patriótica que nuestro único objetivo fue y será lograr la felicidad del pueblo uruguayo.
NOTICIAS ANTICAPITALISTAS