Noticias Uruguayas 13 marzo 2017

Publicidad

Los Países Bajos estudiarán la posibilidad de abandonar la eurozona // “La disolución de la OTAN sería un bien para el mundo” // Austria encarcerlará a los inmigrantes que no abandonen el país // Bruselas pide acelerar la deportación de inmigrantes de la Unión Europea // Estado español: El drama de los desahucios siguió en 2016: 48.400 ejecuciones y 63.000 lanzamientos // Chile: Escuelas convertidas en cuarteles: La dramática realidad de los niños mapuches // Dirección del Trabajo confirma fraude en elecciones de la CUT // Uruguay: El recurso del miedo por Samuel Blixen // Funcionarios judiciales fijaron cronograma de movilización

URUGUAY

El recurso del miedo

por Samuel Blixen
2 Marzo, 2017  – BRECHA

La inmensa mayoría de los organismos públicos incumple la norma que los obliga a informar sobre los pedidos de acceso a la información pública que han recibido y sus respuestas. Desde que se aprobó la ley, aquellos que la impulsaron y la votaron trabajan para debilitarla y limitarla. O el gobernante se arrepintió o su voluntad es voluble y caprichosa.

Dibujo: Ombú.

Como te digo una cosa te digo la otra: desde que se aprobó la ley de acceso a la información pública, que consagra un derecho del ciudadano largamente reclamado, aquellos que la impulsaron y la votaron trabajan, sin prisa y sin pausa, para debilitarla y limitarla, para que la transparencia que se pretendió consagrar se desdibuje detrás de velos que extiende la opacidad. O el gobernante se arrepintió o su voluntad es voluble y caprichosa.
En una suerte de acción y reacción perversa –podría decirse maquiavélica–, los reclamos por conocer los detalles de las políticas públicas –y sobre todo sus resultados, para confrontar intenciones con hechos– tropiezan con la resistencia de los funcionarios; el abanico de justificaciones –interpretación de otras normas, la ley de hábeas data, por ejemplo; la formidable batería de secretos: bancario, judicial, registral et al, o la simple voluntad secretista del administrador que trata de interpretar lo que el superior hubiera querido– borran con el codo lo que se escribió con la mano.
La inmensa mayoría de los organismos públicos incumple la norma que los obliga a informar sobre los pedidos de acceso que han recibido y cuáles son las respuestas a esos pedidos. Salvo algunas excepciones meritorias, la información solicitada es ignorada o parcialmente entregada; la unidad que controla la aplicación de la ley de acceso a la información ni siquiera sabe cuántos pedidos ha recibido al cabo del año cada unidad de gobierno, nacional o departamental porque, entre otras cosas, no ha sido dotada con los recursos necesarios para ejercer ese control. Ello ocurrió con la información sobre delitos de lesa humanidad, invariablemente negada pese a que la ley establece que los organismos demandados no podrán invocar ninguna reserva.
En un proceso de retroalimentación de la opacidad, el Estado acepta firmar con privados cláusulas de reserva en los contratos, y después se excusa de explicar lo que hizo para no violar esas cláusulas. La confidencialidad fue la que permitió la privatización escandalosa de Pluna; ¿qué hubiera pasado si se hubieran conocido los términos del acuerdo antes de firmarlo, si se hubiera confesado antes que no existía inversión y que el dinero lo ponía el Estado por la vía de una garantía? La tenaz negativa de Ancap a revelar los acuerdos de prospección petrolera tenía por finalidad ocultar la aceptación de la aplicación de la tecnología del fracking, una forma de explotación salvaje que en nuestro caso pondría en peligro las fuentes subterráneas de agua. Sólo la revelación de los términos del contrato con Montes del Plata impidió que se produjera una reclasificación de suelos que permitiría a la empresa convertir en polo forestal una buena parte de la cuenca lechera. Son apenas algunos ejemplos de cómo el secretismo encubre aquello que es imposible de justificar abiertamente.
Si la cacareada transparencia tiene un derrotero epiléptico, ahora, con un decreto emitido el 13 de febrero, el Poder Ejecutivo acciona un freno de mano: los funcionarios públicos que divulguen o den a conocer a terceros documentos, solicitudes, informes, proyectos o dictámenes, podrán ser sancionados con la destitución por la comisión de falta muy grave. Según los considerandos del decreto, la Presidencia cayó en la cuenta de que existe una contradicción entre los principios de publicidad y transparencia de la gestión administrativa, y el deber de lealtad y reserva de los funcionarios públicos. Contradicción que resolvió mutilando la transparencia.
El decreto invoca la lealtad hacia la Administración en términos que van más allá de la responsabilidad administrativa consagrada en la propia ley de acceso a la información y que refiere a información confidencial o secreta, cuyo carácter reservado debe ser debidamente fundado; el decreto, por el contrario, es ambiguo, de modo que todo puede caber en la “lealtad”. Y esa interpretación vuelve a fojas cero la norma legal que prohíbe clasificar información como secreta, confidencial o reservada en forma genérica.
Un comunicado difundido por varias organizaciones sociales interpreta que “el discurso jurídico y político subyacente del decreto dirigido a los funcionarios públicos vuelve a ser la del secreto, reafirmando la concepción de que la información le pertenece a la Administración y no a la sociedad en su conjunto”.
Pero no sólo se trata de extender el secretismo; el decreto se sustenta en la difusión del miedo, en la amenaza como forma de disuadir al funcionario de atender la transparencia. Si el reflejo casi genético del gobierno es callar, negar y ocultar, ¿de dónde puede provenir la noticia de los chanchullos, los negociados y la corrupción? Durante mucho tiempo el sistema financiero hizo terrorismo con el secreto bancario aunque el otorgamiento de préstamos, el mecanismo más usado para el vaciamiento, no estaba comprendido en el secreto. Hoy cualquier maestra tiene terror de hablar con un periodista sobre las goteras o los cables al aire en su escuela, porque hay una prohibición del Codicen; y es imposible conocer el estado actual de la plombemia entre la población porque, aunque en los laboratorios de la Facultad de Química existen las estadísticas, los investigadores y docentes no hablan por temor al Ministerio de Salud. Lo mismo podría decirse de aquellos que saben con exactitud el nivel de pureza del agua que consumimos.
A los muchos miedos que constituyen la herencia de la dictadura, ahora deberemos sumar éste. De modo que la transparencia se abre camino por “izquierda”, como ocurrió con las revelaciones sobre el espionaje militar, que no habría sido conocido y documentado si alguien no hubiera resuelto revelar los documentos. Apoyando el antecedente de los Panama Papers, o mejor aun, el del escándalo Watergate, que puso fin a la presidencia hipócrita de Richard Nixon, habrá que estimular una, dos, muchas gargantas profundas.

.


Jueves 09 • Marzo • 2017

PIT-CNT estudiará la representación de mujeres en sindicatos y en la central sindical

La central sindical se sumó ayer a las movilizaciones convocadas por el Paro Internacional de Mujeres. El paro parcial comenzó a las 16.00 y el PIT-CNT llamaba a concentrarse desde las 17.30 en 18 de Julio y Río Negro, para sumarse desde allí a la marcha que salió más tarde desde la plaza Cagancha. En la mañana, la secretaria de Género, Equidad y Diversidad de la central, Milagros Pau, dio una conferencia de prensa en la que aseguró que sigue siendo “indignante” el número y la forma en que mueren las mujeres asesinadas por sus parejas y ex parejas, y afirmó que “en el movimiento sindical no hay lugar para los violentos”. La dirigente consideró “importante y urgente” que se apruebe a nivel parlamentario el proyecto de ley integral de asistencia a las víctimas de violencia doméstica, planteó la necesidad de que existan pensiones especiales para las mujeres que se encuentran en situaciones de violencia y reclamó que se fortalezcan los mecanismos de atención a la violencia basada en género en el Sistema Nacional Integrado de Salud. Pau indicó que las mujeres son 50% de la fuerza productiva y que la democracia “está incompleta si no garantizamos la participación de las mujeres”.
En relación a esa participación, Pau se refirió a la situación en el ámbito sindical, y anunció que con el apoyo de la Organización Internacional del Trabajo se llevará a cabo un estudio sobre la composición de los sindicatos y sus direcciones desde una perspectiva de género, así como del PIT-CNT en general. “Queremos saber cuál es la realidad de los sindicatos, cuántas compañeras afiliadas hay, qué porcentaje tenemos en los diferentes cargos de elección, y analizar la situación, para saber dónde estamos”, dijo Pau a la diaria. Añadió que esos datos no están actualizados y que es importante contar con ellos, “porque si no tenés datos claros no podés hacer planteos claros”.
En el Secretariado Ejecutivo del PIT-CNT no hay mujeres que tengan derecho a voto, y la Mesa Representativa está integrada en su amplia mayoría por varones. Pero según los estatutos, estos miembros de los órganos de dirección son designados por cada uno de los sindicatos a los que les corresponde el espacio, y la central sindical no puede cambiar esa designación que hace cada uno de los gremios.
Pau considera que “falta representación” de las mujeres tanto en los sindicatos como en la central de trabajadores, lo que se solucionará solamente si se logra un cambio cultural: “Hay sindicatos en donde la mayoría de los afiliados son mujeres y siguen eligiendo hombres. Tenemos que ver a quién eligen las mujeres y por qué”, opinó.
Fernando Pereira, presidente del PIT-CNT, sugirió que para modificar la representación de las mujeres en la central se debe modificar su estatuto. “Si queremos una sociedad más justa tenemos que tener paridad en los lugares de trabajo, y nosotros estamos dispuestos a hacerlo”, afirmó. Pau coincidió en que el cambio debe ser estatutario: “No se puede hacer de otra manera, porque el estatuto marca que las autoridades son electas por los sindicatos, y la central, como convención de sindicatos, no puede cambiar a quienes nombran los sindicatos; no tenemos poder resolutivo”. Estas alternativas, añadió la dirigente, se analizarán una vez que estén los resultados del estudio.
Se presentará denuncia internacional
.

Funcionarios judiciales fijaron cronograma de movilización

Los trabajadores judiciales realizarán dos marchas, con concentración y paro de actividades, en protesta por el incumplimiento del Poder Ejecutivo de una sentencia judicial.
JUDICIALES
Jueves 9 de marzo de 2017 CARAS Y CARETAS
La Asociación de Funcionarios Judiciales del Uruguay (AFJU) fijó un cronograma de movilización en procura de que el Poder Ejecutivo cumpla con la sentencia favorable a sus intereses, en el marco del extenso conflicto salarial en el Poder Judicial. En este marco, el gremio de funcionarios decidió convocar a dos marchas, con concentración y paro de actividades, y anunció la presentación del caso ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.
La nueva Comisión Directiva de AFJU realizó este jueves una conferencia de prensa, en la que se planteó el rumbo pautado por las dos últimas asambleas gremiales en relación al extenso conflicto salarial con el Poder Ejecutivo. Se recordó que el 8 de febrero la AFJU rechazó la propuesta de acuerdo transaccional planteada por el gobierno, en que se establecía el pago del 70% de la deuda contraída con los trabajadores y una readecuación salarial del 15,76%.
Asimismo, se señaló que en la segunda asamblea gremial (23 de febrero) se decidió presentar una contrapropuesta al Poder Ejecutivo, para destrabar la situación. Esta contrapropuesta implica que utilicen los fondos ofrecidos en el acuerdo transaccional “y por tanto disponibles y presupuestados” para cumplir en forma inmediata con la adecuación salarial del 21,6% prevista en la sentencia. Cumplido esto, se podrían abrir los espacios de diálogo para abordar una solución consensuada respecto a la deuda, destacó AFJU.
En este contexto, la Comisión Directiva definió presentar esta contrapropuesta el miércoles 15 de marzo ante las autoridades del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social. Para esto, se decidió convocar a una “Marcha Nacional” de trabajadores, con concentración en el Pasaje de los Derechos Humanos (frente a la Suprema Corte de Justicia), sobre las 15:00 horas, con el objetivo de acompañar la presentación de la misma. La movilización incluye un paro de actividades a partir de las 14:30 horas para los Juzgados de Montevideo y de 24 horas para las sedes del interior.
Además, se señaló que en la última Rendición de Cuentas el Parlamento aprobó un artículo (733) que habilita al Poder Ejecutivo a dilatar el tiempo de cumplimiento de las sentencias salariales contra el Estado, hasta tanto se tengan créditos presupuestales. La AFJU presentó un recurso de inconstitucionalidad contra ese artículo, pero el mismo está paralizado ya que aún no asumió competencia el fiscal que debe pronunciarse sobre el mismo. Cinco fiscales se excusaron de intervenir en este proceso, señaló la AFJU.
Por este motivo, se decidió “comenzar una acción política referente a la designación del fiscal y denunciar la estrategia del Ejecutivo referente a trancar la resolución de la inconstitucionalidad del artículo 733, realizando un Paro General de 24 horas con marcha a Presidencia de la República y al Ministerio de Educación y Cultura”. Esta marcha se realizará el miércoles 22, con concentración sobre las 13:00 horas, frente a la Corte.
Por último, los trabajadores anunciaron la presentación de una demanda internacional contra el Estado uruguayo por el incumplimiento de la sentencia. La demanda se presentará “a la brevedad” ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), por intermedio del equipo de asesores jurídicos de AFJU, aunque se dejó en libertad a los afiliados que quieran presentarse en el juicio con el patrocinio de otro profesional. La fecha límite para integrarse a esta demanda es el 20 de marzo.
.

Profesores dicen que Secundaria plantea realidad ficticia sobre el comienzo de clases

07Mar

AFUSEC

La Federación Nacional de Profesores de Enseñanza Secundaria (FENAPES) denunció que la realidad que plantearon las autoridades de Secundaria es “ficticia” porque las clases no comenzaron con normalidad para más de 5.000 estudiantes en todo el país. Aseguraron que no serán cómplices de una “estafa” a la sociedad uruguaya.


La directora de Secundaria, Censa Puente, expresó este lunes 6 de marzo, que “el año lectivo en Secundaria se inicia con 97% de cobertura de horas de clases”.
“Lo mismo ocurre en cuanto a los cargos estables, como dirección o adscripción”, dijo y aseguró que ello es “un dato histórico”.
Existen 301 liceos en todo el país. “Los edificios educativos están en condiciones aceptables, se están haciendo ajustes y solo se dilató el comienzo de clases en Capilla del Sauce (Florida) y en el liceo Nº 8 de Rivera por obras que no han culminado en el tiempo previsto”, señaló Puente.

Realidad ficticia

Sin embargo, FENAPES denunció que las autoridades de Secundaria plantean una “realidad ficticia”.
En tal sentido, cuestionaron que “las clases no comienza con normalidad para más de 5.000 estudiantes”.
“El liceo 8 de Rivera, Capilla del Sauce en Florida, y el 22 de La Teja son tres centros que no iniciaron las clases por decisión de las autoridades”, remarcó FENAPES.
Además, el liceo 4 de Treinta y Tres fue ocupado por los docentes agremiados y el 2 de San Carlos no comenzó por un paro de los profesores”, detalló FENAPES.
Asimismo, el cuarto año de los principales liceos masivos de Montevideo no empezaron los cursos debido a “problemas con las inscripciones”.
“Hay que preguntarse qué paso en los liceos: Bauzá, IBO, IAVA, 9 de Colón y Miranda. Ninguno de ellos pudieron empezar los cursos de 4 año”, denunciaron.
Mientras que unos 2.300 alumnos de segundo nivel de UTU “están en lista de espera para poder cursar”.
http://www.lr21.com.uy/economia/1324121-profesores-dicen-que-secundaria-plantea-realidad-ficticia-sobre-el-comienzo-de-clases

.


Caos en inscripciones afecta también a liceos de bachillerato

08Mar

AFUSEC

Bauzá y IAVA no pudieron empezar aún los cursos de primer año

En las primeras horas de la tarde de ayer, el flujo de estudiantes en la puerta del liceo Bauzá (Nº 6), sobre la calle Lucas Obes, no cesaba. No es que fueran a clase, iban a inscribirse a los cursos de bachillerato. Para los de segundo y tercero (quinto y sexto de liceo) el inicio de cursos a nivel nacional está previsto para el lunes 13. Para los de primero (cuarto año de liceo) el arranque estaba estipulado para ayer, pero en la mayoría de los liceos -según informó el Consejo de Educación Secundaria (CES)- no pudo concretarse por falta ajustes en el sistema de pases (liceo de ciclo básico a bachillerato). En un comunicado emitido el viernes 3 por el CES también se adelantó que las clases empezarían entre el lunes 6 y hoy miércoles 8, según cada liceo.
Sin embargo, la Federación Nacional de Profesores de Enseñanza Secundaria (Fenapes) señaló que la razón del incumplimiento con la fecha se debió a que las inscripciones para primer año de bachillerato recién empezaron ayer, mismo día en que estaba previsto el comienzo de clases. Los dirigentes sindicales expresaron que esta desorganización estaba afectando a grandes liceos como el Bauzá y el IAVA. Ante las versiones encontradas, El Observador salió a recorrer los liceos para comprobar la situación.

Bauzá

Al interior del Bauzá, una de las carteleras de la entrada informaba sobre la nueva fecha para el inicio de los cursos de primero de bachillerato: jueves 9 de marzo. Atrás de la ventanilla, donde una de las adscriptas atendía a los alumnos que hacían cola para confirmar su inscripción, un grupo de profesores llamaba por teléfono a los estudiantes que todavía no lo habían hecho, invitándolos a que lo hicieran.
“El Bauzá tiene 1.078 alumnos asignados para cuarto año (por Secundaria), sin embargo hasta ahora tenemos inscriptos reales 400 alumnos (estudiantes con inscripción confirmada)”, dijo a El Observador María Rosa Rodríguez, subdirectora del liceo. “En total son 29 grupos de cuarto de liceo, pero hoy en cada uno de ellos tenemos solamente de 10 a 15 estudiantes inscriptos. ¿Y los otros?”, preguntó. Para Rodríguez, las fallas en las inscripciones para 2017 – que también afectaron a ciclo básico, donde todavía hay 2.500 alumnos sin confirmar inscripción- tienen que ver con dos factores: por un lado, problemas técnicos en el nuevo sistema de inscripción por vía virtual, y por otro, dificultades a la hora de la comunicación.
Lea también: Fecha de inicio de clases para primero de bachillerato dependerá de cada liceo
El nuevo sistema ideado por el Codicen establece que el estudiante puede elegir vía virtual el liceo al que quiere concurrir, pero debe esperar que la Unidad Reguladora de Secundaria le confirme su lugar. Una vez que lo hace, el joven debe concurrir personalmente al centro educativo a confirmar su inscripción. Si no lo hace, la inscripción no se considera efectiva.
Por fallas en la comunicación no explicitaron bien este último paso y “muchos estudiantes no lo concretan porque no saben lo que tienen que hacer”, dijo Rodríguez.
A su vez, buena parte de la información sobre pases quedó habilitada en el sistema de inscripciones a partir del viernes 3 de marzo, por lo tanto, había estudiantes que aunque quisieran confirmar su inscripción no podían hacerlo porque no tenían todos los documentos necesarios. La subdirectora del Bauzá manifestó que de los 15 estudiantes aproximados que tiene inscriptos por cada grupo de primero de bachillerato, más de la mitad son repetidores o recursantes, es decir, estudiantes que ya concurrían al liceo.
El punto máximo de este descalabro se vivió el lunes, día previsto para el comienzo de clases en primero de bachillerato. Solamente durante la mañana, el Bauzá recibió a 500 padres que con la reciente confirmación de la Reguladora de Secundaria, exigían un lugar en el liceo para sus hijos. En la tarde concurrieron otras 200 familias.
Rodríguez manifestó que ante esta avalancha de inscripciones, entre profesores, adscriptos y equipo de dirección montaron un sistema de atención para evacuar dudas y guiar los pasos a seguir en cada caso. A los alumnos se los recibió con actividades recreativas propias del primer día, pero se les avisó que hasta que no estuvieran armados los grupos, no podían comenzar los cursos. Por esta razón, ayer en el liceo no había clases.
La docente adelantó que si bien las clases comenzarán el jueves 9 con los alumnos que estén inscriptos, los profesores no podrán arrancar con el dictado curricular de las materias hasta después de unos días, para dar tiempo a que se sumen todos los estudiantes. “En el liceo está todo: los docentes, los salones, las ganas. Solo faltan los alumnos”, remató Rodríguez.

IAVA

En el patio del IAVA (Nº 35), sobre la calle José Enrique Rodó, Carolina espera su turno para confirmar su inscripción en primer año de bachillerato. “No vine antes porque recién me dijeron el liceo que me tocaba el viernes a las 17 horas”, dijo a El Observador. Agregó que el lunes se presentó en el liceo y se enteró que las clases no comenzaban ese día. A cambio, le dieron un número para confirmar la inscripción. Su madre, sentada a su lado, agregó que el atraso no tiene sentido, cuando su hija se anotó en diciembre.
A diferencia del Bauzá, en el IAVA los alumnos de primer año de bachillerato todavía no tienen fecha de inicio de cursos. Jacqueline Nogués, directora del liceo, señaló a El Observador que están trabajando para comenzar lo antes posible, pero no quieren fijar fecha hasta no tener las listas armadas.
Apuntó que hasta ahora Secundaria no ha confirmado la cantidad de alumnos que tendrá el liceo en cuarto año, por lo que la adscripción está trabajando en base a la matrícula de años anteriores. En 2016 el IAVA tuvo 1.300 alumnos en primer año.
En este sentido, Nogués manifestó que al viernes 3 de marzo, los ocho grupos de primero de bachillerato tenían en promedio 12 estudiantes inscriptos confirmados. Al igual que en el Bauzá, la mayoría de ellos eran repetidores y recursantes. El lunes la avalancha de padres reclamando el lugar para sus hijos también se hizo presente en el IAVA. La directora señaló que llegaron a dar 480 números para confirmar la inscripción entre ayer y el lunes 13
http://www.elobservador.com.uy/caos-inscripciones-afecta-tambien-liceos-bachillerato-n1041033

También podría gustarte

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More