Noticias Uruguayas 13 junio 2015

«El mundo debe prepararse para el colapso de EE.UU. al estilo soviético» // EE.UU., una economía en llamas y al borde del colapso, seguido por anarquía // La economía de EE.UU. se encuentra al borde de una nueva recesión // Exsubsecretario del Tesoro de EE.UU.: «No hay más oro en la Reserva Federal» // Texas allana el camino para su separación de EEUU // El Parlamento Europeo aprueba postergar la votación sobre el TTIP hasta noviembre // Evo Morales: Bolivia se retirará del Mercosur si avanza acuerdo de libre comercio con la UE // Corte de Guatemala abre antejuicio contra el presidente Otto Pérez // Vicenç Navarro:La canallada que le están haciendo a Syriza en Grecia // España:¿Qué está pasando en España? por Vicenç Navarro // Uruguay:“Los monumentos nos unen, las movilizaciones nos separan”:* abulonar la institucionalidad por Ricardo Viscardi // Víctimas de torturas declararon ante el juez en predio militar // Juicio por Condor en Roma:el caso de Gerardo Gatti

URUGUAY

“Los monumentos nos unen, las movilizaciones nos separan”:* abulonar la institucionalidad
por Ricardo Viscardi
1a quincena, junio 2015

La estatuaria derribada del “realismo socialista” se convertía, en momentos de la disolución del bloque soviético, en la metáfora de todo aquello derrumbado por su propio peso. Este blog planteaba recientemente otra significación que provenía del mismo contexto histórico, para ilustrar los males actuales del sistema político uruguayo: “La insoportable levedad del grado cero de la ideología”.1 Las dos estampas se complementan en la inviabilidad de todo sistema que pretenda validarse a sí mismo: tanto se derrumba por su propio peso como oprime toda lucidez. La mole derribada y el sentido abulonado alternan bajo una misma alternativa. Esa alternativa es la de un orden justificado por la propia organicidad que promulga (es decir, la acepción moderna de representación). Mujica no hace sino invertir la caída de los monumentos soviéticos con una democracia manuscrita, por un decreto firmado a hurtadillas del propio Estado que lo decretaba. Tal secreto de palacio puso condigno fin a un mandato refundado por la dudosa vía de la demagogia mediática (perfeccionada por un aparato de medios que no fue necesario sostener desde el Estado -como en el sovietismo, porque configuraba el propio estado de excepción desde la emisión programada de la representación).2

Tal gestualidad furtiva del primer mandatario no sólo esquivó miradas incómodas, sino quizás ante todo, aquel esquive sin el cual ninguna representación logra, según Foucault,3 decirse cumplida sin que la habilite un sesgo o un resto. Ante todo en cuanto cualquier documento puede convertirse en monumento,4 no sólo vía decreto presidencial, sino en mayor medida, por la vía de la restitución del contexto donde una textualidad gana relieve propio. Mujica pretendió decretar la monumentalidad del bien político bajo un mismo bloque, fundido en metal de armas enemigas, quizás menos por ignorancia de Foucault que para ignorar que nadie se mira, de sí mismo, en la propia mirada. Del metal fundido al monumento queda un trecho, por más que pretenda salvarlo el hecho de un decreto, sobre todo si en tal decreto luce, desde el contexto, el monumento a la prepotencia de un mandatario.5

En múltiples análisis se vincula esa demasía a los desplantes declarativos del ex-(del propio Mujica) y actual (de Vázquez) ministro de Defensa, según una procedencia histórica que los uniría en el horizonte de la tradición: la condición tupamara. Sin embargo, es en este punto parabólico del origen común donde la discordia surge como el común denominador de las declaraciones de parte: en nada coinciden quienes declaran como tupamaros y quienes analizan bajo ese rasero político al dúo prepotente. Cabe entonces preguntarse porqué los que testimonian disienten de los que analizan. Sobre todo porque los que analizan no explican a título de qué mérito diferenciador mantienen, el ex-presidente o el actual ministro, una pertenencia a la misma organización que según se sabe, se encuentra en trance de desaparición.

¿Porqué la palabra de Mujica o Fernández Huidobro debiera ser considerada “más tupamara” que la de Manera (que guarda significativo silencio), que la de Marenales (que los condena),6 que la de Zabalza (que los imputa), o que la de Blixen (ídem)?7 ¿Acaso es siquiera razonable desdeñar la denuncia reiterada por parte de ex-tupamaros menos renombrados, pero igualmente miembros de aquella colectividad histórica, acerca de lo que significa a texto expreso el Frente Grande propuesto por Sendic?8 ¿Qué sentido hubiera podido tener que el líder tupamaro propusiera un Frente Grande 20 años después de creado el Frente Amplio, como no fuera trascender al Frente Amplio?

El monumento guerrillero-militar que procura abulonarse por decreto parece destinado a restañar la representatividad esclerosada del Estado-nación, porque forma parte de una misma saga restauradora con otros superhéroes de la misma organicidad, que no dejan de disputarle ni el laurel ni la legitimidad, en una misma perspectiva de cohesión estatal. La diferencia entre la vigencia tupamara en su momento, el arrepentimiento tupamplista9 de hoy y otros tantos héroes de las instituciones, estriba en que aquella vigencia se legitimó en una sublevación contra la legalidad estatal, que no correspondía ya por entonces a la legitimidad democrática. Las convulsiones declarativas en que se debaten Jorge Batlle10 y Sanguinetti11 cuando se decreta la investigación de las desapariciones a partir de 1968 no son más sorpresivas, para esa lectura de la violencia institucional, que el tumulto de voces que se levanta para imputar a un mismo pasado “tupamaro” el desplante de monumento que suscriben Mujica y Fernández Huidobro.12 Esas dos reacciones forman parte, por igual, de una misma lectura animada por el arrojo de la obviedad: la democracia supone instituciones.

Desde que se produce tal identificación, el problema pasa a ser saber qué son las instituciones. Quizás se entienda por tales “institucionas democráticas” un parlamento votando la “Ley de Estado de Guerra Interno” en 1972, cuya memoria complace a Jorge Batlle como auspicio de una victoria militar pre-dictatorial, o la caja fuerte en que un general supuestamente subordinado a Sanguinetti escondió una decisión que debía obedecer, o la vigencia de la Ley de Caducidad de la Pretensión Punitiva del Estado, que contra toda justicia posible sigue campeando entre nosotros, o el monumento que Mujica decreta contra el sentimiento de los que supuestamente homenajea. Si la institucionalidad es todo eso, también es la democracia en un sentido perforado, que no deja sin embargo de lucir en tantos otros lugares que la habilitan, en cuanto desde que es “biopolítica” (para decirlo otra vez con Foucault), la democracia no puede ser meramente institucional. No fue institucional aquella sublevación contra el pachequismo y el Estado de excepción que instalaba, pero fue democrática.

La “heroicidad” en perspectiva literaria que evocaba Fernández Huidobro al celebrar, en la victoria electoral tupamplista, una saga que “ni Ray Bradbury” hubiera imaginado, tiene como epígonos críticos a muchos que hoy vituperan al ministro de Defensa. Este guerrillero devenido ministro como síntoma de un leninismo post-soviético, representa una heroicidad de aparato de Estado, que no necesita por cierto, lucir como tal con las armas en la mano, sino tan sólo exhibirlas en manos del propio Estado.

En verdad el panteón institucionalista no sólo alberga al héroe post-leninista bajo manto de guerrillero arrepentido y exitoso en el arribismo, sino también al héroe desarmado, al héroe-país y al héroe-generación.

El héroe desarmado: ofuscados por los desplantes de Mujica y su ex-ministro, algunos nos dicen que acá no hubo héroes con las armas en la mano, sino que los héroes fueron propiamente quienes, desarmados, se convirtieron en baluartes de la resistencia. Desde ese punto de vista, toda acción que hubiera enfrentado directa o indirectamente a la dictadura revistiría carácter heroico y vaya si las hubo. Sin duda campeó en el Uruguay, incluso una heroicidad multitudinaria: en los sindicalistas encarcelados en cuarteles durante el pachecato, durante la huelga general contra la dictadura, en millares de gestos que al límite de la propia vida, defendieron a tantos perseguidos, en la resistencia en el último tramo de la dictadura, donde también hubo víctimas. Pero llegados a este punto del razonamiento, no se entiende porqué esa heroicidad multitudinaria, histórica en nuestro país, debiera contraponerse a quienes empuñaron las armas contra los Batlle, los Sanguinetti, los Lacalle. ¿O esta reivindicación de la “heroicidad desarmada” esconde quizás, un atisbo de razonamiento según el cual el enfrentamiento militar condujo al pachequismo? ¿No estaba aislado el comisario Otero en la hipótesis de un grupo guerrillero preparando un levantamiento armado? ¿Cómo se articula esa soledad de Otero con la revuelta que enciende una pradera en llamas tras “el gabinete de ministros” que instala Pacheco en junio de 1968, que lleva a su vez, sólo entonces, al ingreso de los tupamaros como actores de primera línea en el escenario nacional y al crecimiento que luego ostentaron como consecuencia? ¿Qué decir del contexto regional, del golpe en el Brasil en 1964 y desde entonces la preparación antiguerrillera de los militares uruguayos en la “Escuela de las Américas”? Reivindicar por contraposición a quienes empuñaron las armas, un héroe desarmado en cada resistente significa ingresar, quizás por la puerta trasera, en la teoría de los dos demonios.

El héroe-país: idéntica demonización luce en el argumento arqueo-uruguayista de un “país pacífico” que “que gozaba de una democracia saludable”, donde militares y tupamaros vinieron a inocular, en dosis igualmente letales, el virus del “violentismo”. Quienes aducen esas calidades idiosincráticas de la nación parecen mirar muy lejos, cuando en realidad sufren de una severa reducción en profundidad del campo de visión. Cabría recordarles que se encuentra en cartelera, por la Comedia Nacional, “La Tierra Purpúrea”, la novela de Hudson a la que refería frecuentemente don Carlos Quijano en los editoriales de Marcha, precisamente en los estertores del “país batllista”. Un país social cuyo apacible paisaje histórico fue en buena parte, aunque no exclusivamente, inspirado por Don José Batlle y Ordóñez, que supo luchar con las armas en la mano cuando integraba un grupo de jóvenes principistas. Una cosa es la necesidad que lleva a la tolerancia, incluso como lúcida opción estratégica de un político o un estadista, otra es la idiosincracia arraigada en un pueblo que nació “tierrra de nadie” (entre indios, criollos, contrabandistas e invasores) y luchó desde sus inicios por hacerse un lugar bajo el sol, siempre con las armas en la mano. Aún el propio Batlle y Ordóñez recurrió en su momento al instituto del duelo por razones políticas !!

El héroe-generación: finalmente hay quienes nos dicen que aquellos enfrentamientos de los 60′ e inicios de los 70′ no fueron sino un ensayo, menor y deslucido, de lo que empezó verdaderamente en los 80′ y nos trae, quizás como primicia de un futuro venturoso, una curiosa formalización institucional, “agenda de derechos” mediante. Hay alguna gente que anda empecinada en hacer cundir que la historia uruguaya comenzó en 1983. Los movimientos sociales son post-dictadura. Foucault lo leímos mucho después (incluso después de muerto). Les recomendamos leer a Ibero Gutiérrez.

Agamben sostiene que las tinieblas del presente nos mueven a buscar en el pasado una luz de comprensión contemporánea.13 Esa afirmación suena extraña desde un punto de vista histórico, porque denuncia que no se descubre sino lo que encubre una mirada previa. La disputa acerca de la democracia pre- y post- crisis de la institucionalidad batllista encubre que ninguno de los polemistas logró trascender la versión, nostálgica y bienpensante, que cunde entre un grupo de guerrilleros arrepentidos, que tienen en Mujica y Fernández Huidobro tan sólo la faz mediática. Ni siquiera aquellos que necesitan justificar la desviación representativa que traducen los movimientos y las redes, agregándole a “democracia” el vetusto adjetivo “nueva”. Desde una oscuridad de contragobierno podría afirmarse que el levantamiento ante la opresión en ciernes aporta, desde el fin de los 60′, uno de los capítulos que estampa, entre presente y pasado, la transgresión contemporánea de la moralina institucional.

* El título revierte la frase fundacional del MLN-Tupamaros: «Los hechos nos unen, las palabras nos separan».

1Ver en este blog “La insoportable levedad del grado cero de la ideología” http://ricardoviscardi.blogspot.com/2015/03/lainsoportable-levedad-del-grado-cero_10.html
2Ver el capítulo “El golpe de Estado informacional”, en Virilio, P. (1996) El arte del motor, Manantial, Buenos Aires.
3Foucault, M. (1968) Las palabras y las cosas, Siglo XXI, Argentina, p.13 y sig.
4Foucault, M. (1970) La arqueología del saber, Siglo XXI, Argentina, pp.10-11.
5“Otro capítulo de mi cuñado” Montevideo Portal (26/05/15) http://www.montevideo.com.uy/auc.aspx?272273
6Ver al respecto en este blog “Dios y el diablo en la tierra del voto: “el día después” del Estado-orga” http://ricardoviscardi.blogspot.com/2015/05/diosy-el-diablo-en-la-tierra-del-voto_24.html
7Blixen, S. “La metamorfosis” Brecha (28/05/15) http://brecha.com.uy/la-metamorfosis-2/
8Carbajales, G. “Proclama de varios colectivos a 26 años de la muerte de “El Bebe” Sendic” La Red21 (20/04/15) http://www.lr21.com.uy/enredados/1229838-proclama-de-varios-colectivos-a-26-anos-de-la-muerte-de-el-bebe-sendic
9El término “tupamplista” se explica en la actualización de la este blog “Dios y el Diablo en la tierra del voto: “el día después del Estado-Orga” http://ricardoviscardi.blogspot.com/2015/05/diosy-el-diablo-en-la-tierra-del-voto_24.html
10“Un escenario al menos complicado dio el inicio” La Prensa (10/06/15) http://www.laprensa.com.uy/index.php/editorial/70349-un-escenario-al-menos-complicado-dio-el-inicio
11“Expresidente Sanguinetti acusa a Vázquez de instalar un “relato kirchnerista” eldiario.es(28/05/15) http://www.eldiario.es/sociedad/Expresidente-Sanguinetti-Vazquez-instalar-kirchnerista_0_393011767.html
12Nieto, L. “El abogado de Leviatán” Voces (04/06/15) p.4.
13Agamben, G. (2008) Qu’est-ce que le contemporain?, Payot, Paris, pp.39-40.
Publicado por Ricardo Viscardi

RECHAZAMOS DE PLANO TANTO LA POLÍTICA DE OLVIDO Y PERDÓN COMO LA TEORIA DE LOS DEMONIOS QUE ACTUALMENTE PROMUEVEN JOSÉ MUJICA, ELEUTERIO FERNÁNDEZ HUIDOBRO Y OTROS DIRIGENTES DEL MPP-MLN(T). DESDE EL MOVIMIENTO POPULAR SEGUIMOS RECLAMANDO VERDAD, JUSTICIA Y CASTIGO PARA LOS CRIMINALES DEL TERRORISMO DE ESTADO. – Jorge Zabalza

Víctimas de torturas declararon ante el juez en predio militar

Por Nicolás Delgado

Junio 12, 2015 05:00 El Observador

El magistrado dijo que las modificaciones arquitectónicas son «normales»

El Observador
María del Carmen Maruri tenía 23 años cuando fue al cine Central el 25 de agosto de 1972 a ver una película junto a su pareja y compañero de militancia en el Movimiento de Liberación Nacional Tupamaros (MLN-T). Un grupo de militares paró la función cinematográfica, los detuvo y los trasladó, encapuchados, al Batallón 13, junto a la Gruta de Lourdes. Los militares le dieron allí la paliza de recibimiento, la pincharon con agujas, le pegaron con una paleta de frontón. Maruri estaba embarazada de cuatro meses. Ayer volvió al batallón para reconocer el lugar y brindarle su declaración al juez Pedro Salazar, que investiga las torturas ejecutadas antes y después del golpe de Estado de 1973. «Es una cosa muy removedora», dijo Maruri a la prensa al salir del batallón.La visita ocular al batallón 13 y al 300 Carlos, otro centro clandestino de detención y tortura junto a la Gruta de Lourdes, comenzó a la hora 14. Durante cuatro horas, el juez Salazar recorrió el lugar tomándole testimonios a siete víctimas de las torturas, representados por el abogado Pablo Chargoñia. También estuvo presente la abogada Rossana Gavazzo, hija del teniente coronel retirado José Nino Gavazzo, preso desde 2006 por múltiples acusaciones de violación a los Derechos Humanos durante la dictadura.El juez limitó la cantidad de testigos a siete y explicó al salir del batallón que lo hizo «porque había que poner un límite razonable». Cuatro hombres que también estuvieron detenidos y fueron torturados en ese predio militar quedaron afuera del batallón, entre ellos, Néstor Rodríguez.Rodríguez y su pareja, Emilia Ruzo, eran militantes del Partido por la Victoria del Pueblo (PVP) cuando en una madrugada de julio de 1976 irrupieron en su casa Gavazzo, Jorge Silveira, Manuel Cordero y otros militares. Rodríguez, que además militaba en el sindicato de Funsa, fue trasladado junto a su pareja al batallón 300, que reconoció ayer el lugar donde la torturaron.
Aunque Rodríguez no pudo declarar ante el juez, contó a El Observador que en ese batallón fue «colgado». Los militares ataban sus manos a sus espaldas y lo levantaban con un soga. «Se me abría el pecho y te ibas hundiendo», recordó.

Hubo modificaciones edilicias

El abogado Chargoñia presentó la denuncia penal en 2011 y, desde entonces, más de 40 personas que fueron torturadas en el Batallón 13 y el 300 Carlos declararon ante el juez Salazar.

Maruri pudo reconocer ayer las baldosas del piso sobre las que amamantó a su hijo recién nacido. «Pude reconocerlo perfectamente porque no estuve vendada todo el tiempo», aclaró. «Estuve vendada 15 días, pero los restantes siete meses me sacaron al recreo a la Plaza de Armas. Mis familiares venían a la Gruta de Lourdes y nos reconocíamos a 200 metros de distancia. Nos agachábamos y nos parábamos. Así nos íbamos reconociendo. Y así sabían que estábamos vivas y bien», recordó.

De todas maneras, Maruri advirtió que hubo reformas de varios espacios. El juez Salazar aseguró a la prensa que esas modificaciones edilicias son «normales, por el transcurso del tiempo».

En contraposición, el abogado Chargoñia cuestionó esas reformas. «Los lugares de represión tienen que ser resguardados por razones de verdad y justicia», aseguró. Al abogado le llamó la atención que el Ministerio de Defensa Nacional no informara al Poder Judicial sobre estas reformas y advirtió que la Justicia podría solicitar que no se modificaran estos sitios.

A pesar de estas reformas, las personas que sufrieron las torturas recordaron los hechos y mencionaron a los autores. «Siento que sigue mi lucha», aseguró Maruri. Y agregó: «Todos tenemos que lidiar con nuestras historias. Estas historias son muy fuertes. Yo tengo a mi hijo. Me siento hasta una afortunada. Hay otros que no lo pueden contar. Por las que no lo pueden contar, acá estamos». l

Juez no definió si habrá excavaciones

En el Batallón 13 fueron hallados en 2006 los restos del militante comunista Fernando Miranda. En 2013, un grupo de antropólogos regresó al batallón para buscar los restos de María Claudia García, madre de la diputada Macarena Gelman. María Claudia tenía 17 años cuando fue secuestrada en Argentina en agosto de 1976 y trasladada a Uruguay, donde dio a luz y desapareció. Sin embargo, los antropólogos no hallaron sus restos. El juez Pedro Salazar dijo ayer a la prensa que «luego de los estudios de georradar (para identifican restos óseos sin excavar) se determinará si hay que hacer excavaciones o no».
Enviado por Nestor Durante
Memoria histórica!!!

Arturo Dubra

Qué historia, digna de la peor memoria del Pueblo, pero a la vez heroica, por el ser humano indoblegable ante las fieras fascistas. Su epitafio es todo un documento.

«Un 6 de junio de 2003 se moría Arturo Dubra Díaz, el hombre más torturado de la dictadura. Nunca lo hicieron «cantar». Nunca lo doblegaron.

“Nunca vi a tanta gente, pegarle tanto a un cristiano –decía un milico raso– ni nunca vi un hombre tan valiente”

Un 6 de junio de 2003 falleció Arturo Dubra Díaz

La frase que eligió para su epitafio lo pintan claramente:

“Mañana cuando yo muera
No me vayáis a llorar
Ni me busquéis bajo tierra
Soy viento de libertad”.

Ha sido uno de los hombres más torturados del Planeta, fue el preso que más tiempo estuvo en la tortura, en la tristemente famosa “La isla”.
Uruguay, país pequeño, tiene muchos “récords”. Este que enterramos hoy, es uno de ellos.

Único caso conocido, en el que los mandos de todo un Batallón de Infantería, torturando, reconocieron: Nos derrotó.

También presos, lo encontramos un día en los poblados calabozos del Batallón “Florida”. Estaba descalabrado. Su cara irreconocible. Su nariz recién cosida después que a golpes se la habían abierto de par en par en todo su largo.

Para que pudiera respirar y recuperarse lo tenían acostado con las piernas hacia arriba.

Había un corpulento milico raso, proveniente del Interior, que cada día que entraba de guardia en aquel antro de moribundos y sobrevivientes, le cebaba mate y le daba de comer en la boca con delicadeza propia de señorita: “Nunca vi a tanta gente, pegarle tanto a un cristiano –decía– ni nunca vi un hombre tan valiente”.

Pero el colmo fue cuando por una información lo volvieron a llevar a la sala de torturas y antes le ofrecieron, para no seguir masacrando carne tan masacrada, que de una buena vez por todas les dijera lo que según ellos, y comparado con lo anterior, era una pavada.

Arturo les propuso, casi muerto, un trato: que lo volvieran a torturar pero que esta vez, si él perdía, “cantaba”; pero si ellos perdían porque él no cantaba, le pagaran, del bolsillo de ellos, y de la cantina de oficiales, una grapa doble.

Era la primera vez que iban a correr el riesgo de unos catorce pesos contra el de la vida apostada en el otro naipe. Hasta ese momento, y mucho después con tanta gente, no corrieron ni ese.

Hubo un largo silencio ante aquella piltrafa humana desafiante, según los propios oficiales contaron después a muchos, y Arturo ganó esa batalla: no se sabe hasta ahora por qué, un verdadero milagro, ordenaron traer la grapa doble, de la que Arturo dio debida cuenta, y ordenaron que a ese hombre no lo tocara ni molestara nadie en ese cuartel de ahí en adelante.

Pasó por su larga cárcel, como tantos, inclaudicable y fraternal con todos, fueran del partido que fueran.

Enviado por Nestor Durante

Publicado por el Blog El Muerto

La 14a. audiencia ante la Tercera Corte Penal de Roma


Foto de Perez y Gatti pedida por el PVP a sus captores de Orletti

domingo, 7 de junio de 2015

05-06-2015: la 14a. audiencia ante la Tercera Corte Penal de Roma por el secuestro y homicidio de víctimas de la dictadura de Pinochet en Chile y de la Operación Cóndor en varios países sudamericanos fue dedicada a la audición de testigos por los casos de Daniel Banfi, Gerardo Gatti y Josè Montiglio.
.

Zelmar Michelini ilustró la situación de los refugiados politicos uruguayos en Argentina en los tiempos del secuestro y asesinato de Daniel Banfi en 1974 y otros crímenes políticos que sufrieron (como el robo del menor Amaral García) hasta el secuestro y asesinato en mayo de 1976 de su padre, el senador uruguayo exiliado Zelmar Michelini.

.
Daniel Gatti ilustró el secuestro y desaparición en junio de 1976 de su padre, el dirigente sindical y político uruguayo Gerardo Gatti que también se había refugiado en Argentina. Sucesivamente declararon Edelweiss Zahn y Eduardo Dean, sobrevivientes uruguayos del centro clandestino de detención argentino «Automotores Orletti» (en donde vieron a Gatti vivo aunque muy torturado) y de los ccd ‘Punta Gorda’ y SID en Montevideo, Uruguay.
Isabel Allende declaró sobre lo sucedido el 11 de setiembre de 1973 en el Palacio presidencial de La Moneda en Santiago, cuando fue derrocado su padre Salvador Allende, con referencia al arresto y desaparición forzada de Josè Montiglio, miembro del Dispositivo de Seguridad conocido como GAP (Grupo de Amigos del Presidente).
.
La Corte fue presidida por el juez Paolo Colella con la jueza Angela Tursi como adjunta.
.
El presidente de la Corte anunció que desde ahora en adelante las audiencias concluirán al máximo a las 17:30 horas. Por esa razón, el juez Colella invitò a las partes a reprogramar adecuadamente el calendario de testigos que declararán en las próximas audiencias para evitar que personas que viajan a Italia desde muy lejos no puedan declarar a causa del número excesivo de testigos convocados para una misma audiencia.
..
La próxima audiencia tendrá lugar el viernes 11 de junio de 2015.

Testimonio de Isabel Allende
http://video.repubblica.it/embed/cronaca/maria-isabel-allende-al-processo-condor-cosi-i-militari-tradirono-mio-padre/203301/202374

Giancarlo Capaldo: necesitamos la verdad

http://video.repubblica.it/cronaca/processo-condor-il-pm-cerchiamo-la-verita-di-40-anni-fa/191758/190711

Sobrevivientes de Orletti

En el juicio por el Plan Cóndor en Roma se examinó el caso de Gerardo Gatti.

El juicio por el Plan Cóndor, que comenzó en Roma en febrero y tiene como imputados a ex militares y civiles uruguayos, peruanos, bolivianos y chilenos, tomó mayor impulso ayer. La jueza Evelina Canale, que volvió a presidir la Corte, pareció querer acelerar el juicio interviniendo con preguntas puntuales y aclaraciones.
Ayer se terminó de examinar el caso de Gerardo Gatti, por el cual la semana pasada ya habían testificado Daniel Gatti, Edelweiss Zahn y Eduardo Dean. Las fotografías de Gerardo volvieron a aparecen en las pantallas ubicadas en los corredores laterales de la sala. Está acostado en un colchón y mira al objetivo. A su lado, Washington Pérez muestra un diario. Ésa fue la prueba para demostrar la existencia en vida del líder del Partido por la Victoria del Pueblo (PVP) y poder chantajear a sus compañeros. Los secuestradores, “militares terroristas”, como los nombró durante todo su testimonio Ana Cuadros, intentaron conseguir un rescate por la vida de Gatti, primero, y por la de León Duarte, después; un intento de extorsión que duró semanas. Al mes de su caída, empezaron los secuestros de los otros militantes del PVP: casi 30 personas secuestradas entre junio y julio de 1977. La historia termina con la desaparición de los dirigentes Gerardo Gatti y León Duarte, y el traslado de 24 personas a Uruguay en el “primer vuelo”. En Uruguay se puso en escena una farsa para detener a los 24, que fueron procesados por la Justicia militar.
Las fotos de Gerardo, al que todos llamaban El Viejo porque tenía 44 años, interrogan a los testigos, unos muchachos cuando fueron tomadas, hombres y mujeres ya mayores ahora. Daniel Gatti, hijo de Gerardo, cuenta del adolescente que era cuando su padre desapareció. Cuenta de las búsquedas, del peligro que corrieron él y su familia y de cómo tuvieron que irse a Suecia.
Los testigos del caso Gatti son sobre todo sobrevivientes del centro de detención clandestino Automotores Orletti. Sus relatos se parecen. Las palabras suben en los muros de la sala, se dejan traducir en la voz de la intérprete, que a veces no encuentra el término o el ánimo para pronunciarlas. El infierno de Orletti, cuya cortina de hierro se levantaba al pronunciar la palabra “Sésamo”, es dibujado mediante los ruidos, los gritos, la música en volumen alto, el mal olor, el piso helado y mojado, lleno de aceite y grasa. Un infierno de torturas -picana eléctrica, colgamientos, alambres, violaciones-; seres humanos destrozados por el maltrato, la violencia y la humillación, despojados de su dignidad como de sus trajes, tirados en colchonetas o en el piso; personas que después de una sesión de torturas se arrastran por el piso buscando la calidez de una voz amiga; diálogos entre presos que intentan ubicarse, entender qué pasa, buscar una explicación a lo inexplicable.
El cuerpo hecho pedazos de Gatti fue utilizado para asustar a sus compañeros, y los cuerpos torturados de los militantes del PVP fueron usados para acabar de destruir psicológicamente a Gatti. “Nos llevaban donde Gerardo después de la tortura para que él viera cómo estábamos destrozados. Era otra manera de torturarlo”, cuenta Sara Méndez. Mara Martínez recuerda cómo escuchó a los militares discutir qué hacer con él: curarle la herida en el brazo, ya podrida, o dejarlo morir. Ana Cuadros, con su aspecto de dulce señora mayor, heló al jurado: “Manuel Cordero se presenta con su nombre y apellido. Lo hace para inspirarme terror, porqué él era muy conocido entre los detenidos por su violencia. Me lleva a un cuarto, me pone en una mesa y me viola”. Cuadros relata también la última vez que habló con Duarte, el dirigente sindical de Funsa: “Estaba en Orletti, tirada en el piso, y él se me acercó. Me dijo que estaba tratando con los militares terroristas para sacarnos de allí, aunque fuera lo último que hacía en su vida. Iban a llevarlo a Campo de Mayo para negociar la libertad para nosotros. Nunca más supe de él”.
Sara Méndez contó cómo la separaron de su hijo Simón, cómo la tortura empezó en su domicilio: “Me golpeaban acostada en la cama, y a mi lado el moisés con Simón adentro, que dormía”.
Estamos en un juicio y la corte pide pruebas. Los testigos cuentan cómo llegan a hacer un reconocimiento: primero por la voz, el acento, luego por la posibilidad de vichar debajo de la venda, y por último, porque, lamentan, se terminaba compartiendo mucha vida con los represores. Ana Cuadros y Sara Méndez son muy puntuales en la identificación de sus verdugos. Localizan en Orletti, y luego en Montevideo, las ocasiones en las que vieron a muchos de los acusados: José Gavazzo, Pedro Mato Narbondo, Luis Maurente Mata, Ernesto Soca, Jorge Silveira Quesada, Ernesto Ramas Pereira, José Sande Lima, José Ricardo Arab Fernández, Ricardo Medina Blanco, Gregorio Álvarez, Gilberto Vázquez.
Sobrevivir para contarlo. “Los testigos son sobrevivientes y víctimas -dice Sara Méndez-. Tenemos todavía que romper el terror que tenemos, para contar el terror. Y no queremos ser víctimas, sino rescatar nuestra función, que es la razón por la cual sobrevivimos. Para hablar”.

Nadia Angelucci desde Roma, Italia / La Diaria

ACORDARSE DE VERSOS ANTIGUOS  

PARA CUIDARNOS DE LOS DE ACTUALES

por Alberto Melgarejo

Allá por la década de los 90 comenzó en Uruguay  el malón neoliberal  de reformas estructurales:  achicamiento del  Estado, privatizar las Empresas del Estado; no convocatoria de los Consejos de Salarios; rebaja de los salarios y pérdida de condiciones de trabajo; persecución sindical; pérdida de poder adquisitivo de las Jubilaciones y Pensiones; reforma de la Seguridad Social para privatizarla, imponer las AFAP; etc. Los empresarios en general estuvieron chochos de la vida y fueron parte del malón.

Todo esto se empezó a pensar e idear luego de la segunda guerra mundial, se dejó claramente escrito, ya como proyecto económico para un mundo globalizado, a principios de los 70 y se empieza a aplicar primero en América Latina y, actualmente, son los pueblos europeos que lo están sufriendo por imposición del FMI, el Banco Central Europeo (privado) usando como medio a los gobiernos a favor de las Grandes empresas transnacionales y la banca especulativa. El objetivo fue y es la globalización transformada en un imperio mundial regido por unas pocas “personas”, las más ricas entre las ricas.

El verso que recuerdo de algunos economistas y políticos de la década de los 90 era: no hay que ideologizar ni politizar la economía. Sin embargo, No hay nada más ideologizado y politizado que el neoliberalismo, porque veamos unas pocas cosas, en un esquemita, para ver que DICE y ES el neoliberalismo sobre el Ser Humano, la Historia, la Sociedad y la libertad

                               EL HUMANO                                                   LA  SOCIEDAD                                Simple productor-consumidor                                                    Simple suma de individuos

Egoísta-utilitario, sin ética social                                                Es una ficción, no es real

POSTULADOS      

LA HISTORIA                                                LA LIBERTAD   

No hay que intencionarla                                                            Se desarrolla sólo en el mercado

Sólo es resultado del mercado                                                   Actuar sin importar los demás

INTENCION    

Legitimar el poder económico y político mundial  en pocas manos 

Para legitimarse, necesitan pueblos alienados y, para alienar a los pueblos, tienen los medios masivos de difusión nacionales, amarrados a programaciones extranjeras, fundamentalmente en la TV, cada vez más chabacanas, procaces, de idioteces, de tergiversaciones de hechos, de violencia, de noticias internacionales donde alguno es el bueno y el resto del mundo es malo, antidemocrático, por lo que, entonces, hay que hacerles la guerra a los países de los malos para liberarlos. Esa política imperialista ha generado nuevos holocaustos desde la segunda guerra mundial que ha costado la vida a decenas de millones de seres humanos. Los que han llevado adelante esos asesinatos de Lesa Humanidad, son los que inventaron el verso de que a la economía no hay que ideologizarla ni politizarla. Son los que se quedan con las riquezas  de los países que invaden en la búsqueda del dios oro y otros por el estilo.

Algo de profundización sobre los postulados:

Antropológicamente las personas son, además de egoístas y utilitarias, un recurso para la economía desarrollada en el mercado (donde todo se vende y se compra) incluido los Seres Humanos, de ahí el término neoliberal  “Recurso Humano”, la economía no está al servicio de las personas sino al revés.

Niega  la sociedad como hecho real, construido con el pensamiento de todos.

Aunque sea entre todos los bodrios que se ven en la TV, ¿cuántos pueblos se han salvado a si mismos? Difícil ver algo así, lo que se ve son supermanes (mercenarios) con la banderita imperial en la manga de la campera de guerra. El 80% de los medios masivos de difusión en el mundo son propiedad o dependientes de muy pocas manos. Desde ahí se postula, a veces subrepticiamente o no tanto que: “la seguridad Social es negativa y debe ser llevada al mínimo vital, tanto para los Enfermos, como para los Minusválidos, los Jubilados y los Pensionistas, debido a que debilitan el sentido de responsabilidad de los individuos y ejercen una presión muy fuerte en las deducciones obligatorias, perjudicando por tanto el ahorro, la inversión, la competitividad y la rentabilidad de las empresas”

El Mercado, ese gran dios que todo lo resuelve, precisa que: usted trabaje y rinda lo más posible, ganando lo menos posible, para comprar lo más posible, no importa que lo que compre sea de dudosa utilidad y sea para “use y tire”. Además al  mercado no hay que molestarlo que con las más nobles inquietudes sociales.

La Libertad, a este bien que todos anhelamos, el neoliberalismo lo reduce a  lo siguiente (muy sintéticamente):   El hombre como individuo “en estado original de perfecta libertad: libertad completa sobre si mismo, sobre sus acciones y posesiones” y  poco importa para su goce, la existencia concreta de los demás hombres en la vida social.  Clarito, si usted quiere subir aunque sea un pequeño peldaño en la escala social y tiene competidores buscando lo mismo, “píselos”,”aplástelos” su libertad neoliberal no sólo se lo admite sino que se lo recomienda.

El segundo verso, ya más actual, pero fundamentado en todo lo anterior, son “las grandes dificultades que está teniendo y tendrá más aún en el futuro la economía de los países, a causa de vivamos más años”, por lo que habrá que rebajar los retornos y aumentar los años de trabajo para jubilarse”. Me estoy acordando en éste momento de que un documento de la empresa “Price Waterhouse” previo a la reforma de la Seguridad Social que nos trajo las AFAP que, aunque reservado, logramos tenerlo en el PIT CNT, hablaba de CLIENTES de la Seguridad Social y NO USUARIOS, ya esto, es una gran diferencia ideológica y política entre los que tienen el poder económico y el pueblo, que es el que fundamentalmente sostiene la Seguridad Social.

Está bien, la libertad económica de las personas hay que respetarla, pero lo que no es admisible, es que alguien sea tan rico y  tenga que gastar 1 millón de dólares diarios durante 220 años para acabar con su fortuna. Su riqueza, sin ser la más grande, alcanza a los 80.000 millones de dólares. Esa riqueza individual, sumada a otras mayores o de parecido monto, no  tienen otra explicación que la explotación, la miseria, el hambre,  la exclusión y la muerte, insisto, de millones de seres humanos. Ya lo decíamos el mes pasado, 85 “personas” tienen lo que les falta a 3.500 millones de Seres Humanos.

Como ya se sienten algunos ruidos en nuestro país, de que vivir más años es un problema para nuestra economía, vayámonos preparando entonces, al igual que las siguientes generaciones de Jubilados y Pensionistas, frente a lo que seguirán formulando, sobre la libertad económica, los nobles cerebros que obtienen los premios Nobel de Economía, algunos economistas nacionales y los “representantes” del pueblo, entre los cuales  nunca faltan desnorteados  o interesados.

Se puede afirmar que, sin esa insultante riqueza de unos pocos, la Seguridad y Previsión Social no sólo se podría mantener, sino que se podría mejorar para un mejor  futuro de la humanidad. De esta posibilidad nunca vamos a sentir hablar a los neoliberales y de algunos autodeclarados  liberales, que lo son a secas y a ultranza y que hablan de modernizar, porque en definitiva el neoliberalismo, es hijo del liberalismo, en muchos de sus aspectos  sobre el mercado y la riqueza,  formulado a fines del siglo 18. Aclaro que respeto a muchos liberales que los son, pero con rostro y comportamiento humanista, solidario.

Finalmente, otro VERSO, por ahora. Más allá de que algunos en el país estén analizando que ganaríamos o que perderíamos si entramos o no en el Acuerdo TISA, leído en criollo: Acuerdo sobre inversiones y Comercio de Servicios, estoy convencido de que será otro acuerdo que favorecerá a los ajenos más que a los de casa, tenemos el ejemplo actual en Europa. No en balde EE UU y la Unión Europea, plantean el secretismo en el tratamiento de esos acuerdos. Históricamente Europa fue, y sigue siendo imperialista, aunque ahora no lo parezca, de EE. UU. conocemos más de su vocación imperial  través de invasiones militares (Esto se ve en la TV) y explotación de riquezas de tierras ajenas (esto no se ve en la TV. Bueno, estas dos regiones del mundo, son la que piden mantener las conversaciones  en Secreto. Si es tan bueno ¿por qué esconderlo? Como hicieron también con el TIPP (Tratado para Europa). Tenemos que seguir de cerca el desarrollo de esa mentira y combatirla, para que no le vuelvan a hacer un agujero al pueblo uruguayo como en la década de los 90.

Enviado por Jorge Zabalza

Titanes en el ring

Un documento confidencial proporcionado por Wikileaks a Brecha muestra los términos de negociación entre el bloque europeo y Turquía. La intención de desentrañar las fortalezas y debilidades de la contraparte, y dejar todos los flancos libres posibles para las corporaciones de mayor poder global, es algo que queda en evidencia en el texto de los negociadores europeos.

Captura de pantalla de sitio de WikiLeaks

En junio de 2014, a través de Wikileaks, se conoció el primer documento que revelaba las negociaciones secretas que medio centenar de países mantenían para alcanzar un acuerdo de comercio de servicios, conocido como Tisa. Fue el diario mexicano La Jornada el que publicó el anexo donde los países, bajo el liderazgo esencial de Estados Unidos, discutían cómo liberalizar los servicios financieros, sin descartar incluso restringir las capacidades de los bancos centrales. Esta semana la Ong filtró 17 archivos a distintos medios de Europa y América Latina, en los que, entre otras cosas, se establece la intención de lograr que los proveedores de todos los socios del tratado reciban “trato nacional” en cada uno de los territorios. Los textos son complejos y crípticos, pero no ocultan la filosofía del acuerdo. Por un lado, erosionar la capacidad de los estados nacionales para fijar sus propias reglas, y por otro, so pretexto de promover el comercio internacional, flexibilizar las barreras de entrada para las grandes corporaciones de los servicios, los niños mimados del capitalismo global.
A través de la asociación con Wikileaks, Brecha pudo analizar un documento (del 25 de enero de 2015)2 en el que se manifiesta claramente lo que está en juego, y la agresividad comercial con que los países o los bloques más influyentes encaran las negociaciones. El texto elaborado por los negociadores de la Unión Europea –en una de las rondas del Tisa– expone las solicitudes de acuerdos que le plantearon a Turquía, otra de las partes. Los autores hacen una suerte de inventario de las fortalezas y debilidades de la negociación con ese país, y también dejan en evidencia sus “blancos”.
El texto es largo, pero en las siguientes líneas ofrecemos algunos pasajes ilustrativos de cómo se negocia en las grandes ligas. Los fragmentos pueden ser elocuentes para ilustrar la estrategia de un bloque o país más fuerte para planificar la perforación de las normas, controles y medidas proteccionistas de un país de desarrollo medio, categoría en la que suele inscribirse tanto a Turquía como a Uruguay.
LOS INTERESES
• La UE, según dan cuenta sus negociadores, tiene interés en vender servicios “al menos” en los rubros de “transporte, distribución, logística, telecomunicaciones, ambiente y movimiento de personas físicas” (Modo 4, servicios profesionales y otros).
• Turquía manifiesta interés en vender servicios de transporte carretero y también del Modo 4.
• Los negociadores europeos describen una condición que presenta Turquía, como si adelantaran una posible traba a las inversiones previstas: en ese país existe legislación tendiente a evaluar que las inversiones que vienen del exterior “beneficien su desarrollo económico”.
Se refieren así a la intención natural del país emergente de controlar el tipo de inversión que llega a su país.
• La UE deja asentado que su objetivo es “remover” este tipo de “limitaciones”. Los “operadores (de servicios) de la UE se pueden beneficiar de la remoción o disminución a las restricciones de propiedad”. La referencia parece apuntar hacia una de las líneas de trabajo del Tisa, que propone quitar restricciones a la participación de las empresas extranjeras en los servicios públicos de otro Estado parte.
• Los negociadores de la UE se cubren y son conscientes de los resquemores que puede despertar una suerte de arreglo bilateral (como el que exploran en esta conversación) entre el bloque europeo y Turquía: “el hecho de que un asunto de interés bilateral sea discutido en Ginebra (donde se realizan las conversaciones del Tisa) puede herir la sensibilidad de un número de estados miembros”.
EL CORREO
Los intereses “ofensivos” (la expresión es usual en este tipo de negocios) de la UE quedan de manifiesto en el área de los servicios postales, de gran tradición en el viejo continente.
• La UE tiene “fuerte interés ofensivo” en este sector y establece que Turquía “es un mercado importante para las compañías (de correos) de la UE que están activas”.
• Pero los autores de este texto estratégico también son conscientes de las malas noticias: la existencia de ciertas barreras turcas proteccionistas. “La nueva legislación” (turca) y la obligación para los privados que ingresen a ese país de “contribuir” a un fondo estatal destinado a subsidiar el “servicio postal universal” (el paquete mínimo más barato para toda la población turca), pueden resultar en “una pérdida de ingresos para nuestros operadores” (los europeos). Y sueltan una queja, en referencia al 2 por ciento de las ganancias netas que los courier express extranjeros que operen en Turquía deben volcar a ese fondo. “Encontramos injustificado que las compañías proveedoras de servicios exprés tengan que contribuir a financiar el servicio postal universal (…). Nos gustaría alinear la legislación postal de Turquía con la de la UE.” Los redactores confían en la flexibilidad turca.
LA TELEFONÍA
En el sector telefónico también hay algunos conceptos ilustrativos.
• La UE, sin rodeos, establece que Turquía es un “mercado clave” para las compañías telefónicas, y que “Vodafone ya tiene una presencia importante” en el mercado de la telefonía móvil.
Es necesario hacer aquí un paréntesis, porque se trata de un actor con un importante historial. El grupo de origen británico Vodafone es el segundo operador de telefonía móvil, fija y de Adsl del mundo, detrás de China Mobile. Tiene 440 millones de clientes, pero también es una corporación que suele estar en boca de mucha gente. A fines de 2010 fue objeto de un aluvión de demandas de sus clientes australianos, que alegaron malos servicios e insuficiencias técnicas graves. Las molestias le hicieron ganar el mote de “Vodafail” (Vodafalla). Asimismo, Vodafone fue acusada de haber apagado todos los servicios de voz y de datos durante la revolución egipcia de 2011, a pedido de Mubarak. En 2013 el espía informático Edward Snowden reveló que Vodafone y otros socios colaboran con la agencia de inteligencia británica Gchq y le dieron entrada a su red de cables de comunicación submarinos, así como datos sobre llamadas, e-mails y accesos a las cuentas de Facebook de sus clientes.
• En el documento analizado por Brecha, los relatores europeos confiesan que es necesario obtener más información sobre los permisos para proveer servicios satelitales en Turquía, sobre todo a partir de “rol dual” del Turksat (un programa turco de lanzamiento de satélites que promete abaratar los costos en telefonía, datos y televisión satelitales): una “suerte de regulador pero también de jugador de mercado al mismo tiempo”.
1.     Traducción y comentarios: Daniel Gatti y Rosario Touriño.
2.     El documento confidencial, redactado por los negociadores de la UE, es un tipo de texto conocido como “Negociaciones para el acceso a los mercados”. Expone parte de las conversaciones privadas. Fue generado poco antes de la 11ª ronda de las negociaciones del Tisa, desarrolladas del 9 al 13 de febrero de 2015 en Ginebra.

La ironía de la transparencia

Entre los documentos desclasificados el miércoles 3 por Wikileaks hay una decena de anexos sobre los diferentes rubros involucrados en el Tisa (buena parte de ellos ya habían sido difundidos en Uruguay por La Diaria y la Red de Economistas de Izquierda, Rediu). En el Tisa se podrían regular de modo supranacional servicios de transporte, telecomunicaciones, financieros, profesionales, e incluso de salud o de agua. Un análisis de enero de este año de Wikileaks dedicado al capítulo “Transparencia” establece que “hay una profunda ironía” cuando los gobiernos se comprometen a respetarla en “tratados proempresariales contemporáneos que son negociados en condiciones de extraordinario secreto”. Según la Ong, el Tisa es uno de los ejemplos “más extremos”, porque las partes se comprometieron a mantener las negociaciones en reserva hasta por cinco años después de que el tratado cobre fuerza obligatoria.
En el análisis se cuenta que en el Tisa se establecen “obligaciones” cada vez mayores para los estados, mucho más allá de los requerimientos del Gatt (el acuerdo de servicios alcanzado en la Omc en 1995), tanto en su contenido como en los derechos que se les debe acordar a las empresas privadas. A modo de ejemplo, en el capítulo sobre “transparencia” se plantea que un gobierno antes de adoptar cualquier “medida” debe comunicarla con antelación, “con una oportunidad razonable”, a las “personas interesadas” (y también justificar previamente a las partes las razones por las que se implementa). “Esto añade más oportunidades para influir en los gobiernos y lanzar campañas de lobby”, advierten los analistas de Wikileaks. Ello incluye a las medidas de tipo social, laboral o ambiental que un Estado pretenda aplicar (a modo de ejemplo, piénsese en la demanda que Philip Morris le entabló a Uruguay). En el Tisa también se busca que el otorgamiento de las licencias para operar a los proveedores de otro país se haga con criterios “transparentes” y “objetivos”, con la ambigüedad típica que suele exponer a los estados más débiles a singulares tribunales internacionales.

DOCUMENTOS:
TiSA Annex on Electronic Commerce
TiSA Annex on Maritime
TiSA Annex on Movement of Natural Persons
TiSA Annex on Professional Services
TiSA Annex on Telecommunication Services
TiSA Financial Services Negotiating Text
TiSA Transparency Negotiating Text
TiSA Transparency Negotiating Text (previous)
TiSA Market Access – Israel
TiSA Market Access – Turkey
TiSA Cover Note TPC (EU reservations)
TiSA Japan Analysis of Committed Related Provisions
TiSA Japan Separate From And Accountable
TiSA Annex on Domestic Regulation
TiSA Annex on Competitive Delivery Services
TiSA Air Transport Negotiating Text

Desagradecido… jamás

Esta nota apareció en el lugar donde yo trabajo.  Raquel desde Paysandú
jueves, 11 de junio de 2015

Tengo que reconocer que soy un carnero, no hice el paro dispuesto por el sindicato. Ni este paro ni el anterior, ni el anterior.

O sea, no hice nada para merecer el 10% de aumento que el gremio consiguió luchando. Por cada $100 que ganaba, hoy gano 110, pero si ganaba $20,000, hoy gano $22.000. Si, $2.000 más que antes sin haber hecho nada. Todo gracias a mis compañeros de trabajo que luchan.
Pero soy un carnero agradecido, por eso quiero agradecerles infinitamente a los compañeros de trabajo que luchan por mí y se los haré saber a mis hijos, que mis compañeros de trabajo también luchan por ellos. Si lo hago por intermedio de esta nota es porque me daría vergüenza  decirles esto cara a cara aunque los vea todos los días en el lugar de trabajo.
Gracias, porque cuando compro 10 caramelos, uno lo pago con la lucha de mis compañeros de trabajo y no con la mía.

Gracias, porque de cada 10 kilos de yerba que compro, 1 kilo es por la lucha de mis compañeros de trabajo.

Gracias, porque de cada 10 litros de nafta que pongo en el tanque, 1 litro es por la lucha de  mis compañeros de trabajo.

Gracias, porque de cada 10 días de vacaciones que tomaremos con mi familia, 1 día es gracias a mis compañeros de trabajo.

Gracias, porque de cada 10 veces que vaya al cine, una, será gracias a la lucha de mis compañeros de trabajo y no a la mía.

Gracias, porque de cada 30 días que mis hijos van al club, 3 son gracias a la lucha de mis compañeros de trabajo.

Gracias, porque 3 días por mes pago la luz por la lucha de mis compañeros de trabajo.

Gracias, porque de todo lo que gasto, un 10 % es gracias a la lucha de mis compañeros de trabajo.

Gracias, porque si llego a tener 10 hijos, 1 lo criaré con el aumento de sueldo  conseguido por la lucha de mis compañeros de trabajo.

Seré carnero, pero un desagradecido jamás. Gracias.  Gracias.  Gracias.”

Esta nota apareció en el lugar donde yo trabajo.

Raquel desde Paysandú               11-06-2015

Publicado por José Luis Perera

 

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS