Noticias Uruguayas 11 julio 2019

Alarma en Estados Unidos ante posibilidad de recesión económica // EE.UU., La Luz de la Memoria: “Este va a ser un verano caliente en mi país” // Pobredumbre y posibles disturbios en los centros de inmigración en EEUU // Documentos filtrados del equipo de transición de Trump revelan que «la oposición a la tortura» es considerada «una señal de alarma» // Con Trump al infierno // La democracia en Estados Unidos Por: Atilio Borón // Un senador de EE.UU. propone invadir Venezuela para asustar a Irán y Corea del Norte // Guaidó y EEUU abren puertas para la renegociación de deuda y entrada del FMI en Venezuela // Nuevas pruebas evidencian trama de corrupción en oposición venezolana // URUGUAY: Testimonio inédito revela la participación de Gavazzo en desapariciones de Gatti y Duarte // Familiares: «Hay que exigir a los militares la información que tienen sobre los detenidos desaparecidos» // Familiares de Desaparecidos cuestionan reforma de Larrañaga

 

URUGUAY

Sé lo que hiciste

Testimonio inédito revela la participación de Gavazzo en desapariciones de Gatti y Duarte

En un video de media hora, obtenido por el documentalista Mateo Gutiérrez, se describe el chantaje millonario de Gavazzo y compañía, además de las torturas sufridas por los militantes del PVP desaparecidos.
10.07.2019 08:50MONTEVIDEO PORTAL
Sé lo que hiciste
Recientemente, uno de los 40.000 documentos desclasificados entregados por Estados Unidos a Argentina confirmó el asesinato de los dirigentes sindicales de la Central Nacional de Trabajadores (CNT) e integrantes del Partido por la Victoria del Pueblo (PVP), los uruguayos Gerardo Gatti y León Duarte.
Además, el documento confirma el secuestro de otros 20 integrantes del PVP en Buenos Aires. En él se narra la participación de la policía federal argentina, la SIDE argentina y la SID uruguaya en el asesinato de ambos dirigentes.
Gatti nació el 30 de abril de 1932, estaba casado y tenía tres hijos. Integraba la dirección política de la Resistencia Obrero Estudiantil (ROE), era secretario general del Sindicato de Artes Gráficas e integrante de la dirección de la CNT, que posteriormente se uniría con el PIT. Su secuestro fue el 9 de junio de 1976.
Duarte nació el 28 de abril de 1928, estaba casado y tenía dos hijos. Fue empleado de la FUNSA hasta 1975. Al igual que Gatti, integraba la ROE y la CNT. Fue secuestrado el 13 de julio de 1976.
Verlo es otra cosa
Los casos de Gatti y Duarte fueron mencionados en el Juicio a las Juntas militares de Argentina en 1985, cuando se trataba el caso de Automotores Orletti. Ambos, según los testimonios, fueron usados por varios militares uruguayos para pedir una cifra millonaria a sus excompañeros.
Este chantaje tenía su origen en las operaciones del grupo comandado por Gatti, con el fin de obtener recursos en la clandestinidad. En marzo de 1974 secuestraron al acopiador y exportador holandés Federico Hart, que había sido denunciado como contrabandista en Uruguay. Por su liberación (Hart no quería que se difundieran sus operaciones) obtuvieron diez millones de dólares.
Conociendo la existencia de ese dinero, los militares torturaron a Gatti y Duarte, y pidieron dos millones de dólares a sus compañeros como rescate. Prometían además liberar a otros diez sindicalistas detenidos.
Mateo Gutiérrez, director de Wilson y Destino Final (documental que trata sobre el asesinato de Zelmar Michelini y de su padre, Héctor Gutiérrez Ruiz) obtuvo escenas inéditas de las declaraciones en el Juicio a las Juntas, pertenecientes al Archivo General de la Nación, en Argentina.
Por primera vez, se difunde en imágenes el testimonio impactante de Washington «Perro» Pérez, excompañero de Gatti y Duarte que fuera llevado a Automotoras Orletti para intermediar en la extorsión.
En las imágenes, Pérez, que fuera compañero de Duarte en Funsa, muestra la última foto de Gatti con vida, que los militares le tomaron para que quienes debían entregar el dinero supieran que estaba con vida.
El video, que dura treinta minutos, será dado a conocer íntegramente el 17 de julio en Montevideo Portal. El inicio, a modo de muestra, puede verse en el video facilitado por Mateo Gutiérrez al final de esta nota.
Pérez, al ser interrogado por la Justicia, cuenta cómo los militares lo llevaron al centro de detención Automotoras Orletti, donde se encontró con varios represores conocidos. Entre ellos, José Gavazzo, Manuel Cordero y Jorge «Pajarito» Silveira.En su testimonio, manifiesta el impacto que le produjo ver a Gatti y Duarte luego de varios días de tortura, pero también revela las increíbles circunstancias en las que tuvo que oficiar de intermediador y lo que Duarte le susurró al oído en su último encuentro, que resultó ser premonitorio.
Pérez narra con detalles lo ocurrido desde que lo llevaron por primera vez a Orletti hasta el momento en que se produjo el último contacto. Gatti y Duarte nunca aparecieron, por motivos que quedan más que claros en la filmación.
El video fue producido por Mateo Gutiérrez y editado por Julián Rodríguez. Podrá verse íntegro el 17 de julio en este mismo portal.

Jueza declara “crimen de lesa humanidad” y deja sin efecto sobreseimiento a Gavazzo
Cuestiona al fiscal Pérez D’Auría, que pidió la medida en 2013, por ignorar la obligación del Estado de “enjuiciar” a los responsables

Walter Pernas / Sudestada / @PernasWalter //  SUDESTADA – 20/06/2019
“Declárese sin efecto el sobreseimiento dispuesto” por el fallo del año 2013 “respecto de José Nino Gavazzo”, sentenció la jueza de Paso de los Toros, Naama Cóccaro. La reapertura del expediente en el que se investiga la muerte en 1973 del militante tupamaro Roberto Gomensoro –cuyo cuerpo apareció en el lago de Rincón del Bonete– fue solicitada por el fiscal especializado en Crímenes de Lesa Humanidad, Ricardo Perciballe, luego de conocerse que Gavazzo confesó ante un tribunal de honor militar que en aquel momento había arrojado a la víctima a las aguas del embalse.
Pero la magistrada además de acceder al desarchivo del caso, declaró que el sobreseimiento “carece de validez jurídica” y lo dejó “sin efecto”.
El fiscal que en 2013 actuaba en el caso, Fernando Pérez D’Auría exculpó a Gavazzo, y cerró “el proceso definitiva e irrevocablemente” con relación al militar, porque no torturó y mató a Gomensoro en Paso de los Toros –ciudad en la que cumplía funciones el magistrado– sino que lo asesinó en un cuartel de Montevideo.
Al artículo publicado el miércoles 3 de abril por Sudestada, que señaló la “negligencia” del fiscal, se sumó luego la propia confesión del representante del Ministerio Público: dijo en radio y en un portal de televisión que llegó a la conclusión de que Gavazzo asesinó a Gomensoro en la tortura. Aun así, pidió su sobreseimiento, lo que implicó la clausura del caso. La situación –que vulneraba el derecho de acceso a la justicia para la familia de la víctima– duró seis años, hasta que una jueza decidió cumplir con las convenciones internacionales de derechos humanos.

Fiscal Pérez D’Auría.

Cóccaro se apegó a las nuevas tendencias procedimentales que promueven el derecho de acceso a la información y procuró redactar la sentencia “en términos sencillos” con el fin de que “pueda ser comprendido por todos los uruguayos en virtud de la temática abordada”.
“Para esta decisora, las posibles violaciones a los derechos humanos llevadas a cabo por agentes del Estado, o bajo su aquiescencia, durante la dictadura cívico-militar que gobernó al Uruguay entre 1973 y 1985 califican en tipos penales que estaban previstos como crímenes de lesa humanidad al momento en que los hechos ocurrieron”, subrayó la jueza.
La magistrada argumentó que “las víctimas de delitos contra la humanidad tienen derecho a acceder a la justicia para que se determinen las responsabilidades penales de quién los hubiere podido cometer”.
Explicó que durante la dictadura “ya existían las normas de derecho penal internacional” que establecían “como crímenes de lesa humanidad la desaparición forzada, la tortura, las agresiones sexuales a personas privadas de libertad y el homicidio político perpetuado desde el Estado”.
Cóccaro recordó que los Estados se encuentran obligados a “prevenir” y “sancionar” a los responsables de crímenes de lesa humanidad, en tanto se trata de proteger “derechos inherentes a la dignidad humana, a la persona humana, que la comunidad internacional reconoce”, y que “ingresan a la Constitución de la República a través del artículo 72”.
Este artículo establece que la “enumeración de derechos, deberes y garantías hechas por la Constitución no excluye los otros que son inherentes a la personalidad humana o se derivan de la forma republicana de gobierno”.
“En conclusión –sostuvo la jueza– las violaciones a los derechos humanos ocurridos durante la dictadura deben juzgarse por ser crímenes de lesa humanidad”.
El Derecho Interno no prevé que el “instituto del sobreseimiento” sea inaplicable a crímenes de guerra y de lesa humanidad.
Pero la magistrada afirmó que la ley 18.026, aprobada en 2006, en concordancia con el derecho internacional de los derechos humanos, establece que esta clase de crímenes “no podrán declararse extinguidos por indulto, amnistía, gracia, ni por ningún otro instituto de clemencia, soberana o similar, que en los hechos impida el juzgamiento de los sospechosos o el efectivo cumplimiento de la pena por los condenados”.
Para Cóccaro el “sobreseimiento” se encuentra “incluido dentro de la categoría ‘instituto similar’ puesto que en los hechos, impide el juzgamiento de los sospechosos”.
Así, esgrimió que de acuerdo a las convenciones internacionales de derechos humanos “el Estado está impedido de adoptar medidas que impidan u obstaculicen el juzgamiento del genocidio, crímenes de guerra y crímenes de lesa humanidad, y para el caso de que lo hagan, las mismas carecerían de validez jurídica”.


Uruguay adhiere al Día Internacional en Apoyo de las Víctimas de la Tortura

Cada 26 de junio se conmemora el “Día Internacional en Apoyo de las Víctimas de la Tortura y otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanas o Degradantes”, recordando la entrada en vigor, en 1987, de la Convención de las Naciones Unidas sobre esta temática, a la que Uruguay adhirió por Ley 15.798.

tortura-1 TORTURA 26 de junio de 2019, 20:44hs – LR21
En 1997 la Asamblea General de las Naciones Unidas proclamó el 26 de junio Día Internacional de las Naciones Unidas en Apoyo de las Víctimas de la Tortura, con vistas a la erradicación total de la tortura y a la aplicación efectiva de la Convención contra la Tortura y otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes de 1987.
El Ministerio de Relaciones Exteriores emitió este miércoles 26 un comunicado a través del cual recuerda que Uruguay incorporó a su legislación un instrumento internacional “fundamental” para la adopción de  medidas legislativas, administrativas, judiciales o de otra índole,  destinado a impedir actos de tortura en todo el territorio nacional uruguayo.
Asimismo, Uruguay es parte del “Protocolo Facultativo de la  Convención contra la Tortura y otros Tratos o Penas Crueles,  Inhumanas o Degradantes”, instrumento que habilita un sistema de visitas periódicas a cargo de órganos internacionales y nacionales independientes a los lugares en que se encuentren personas privadas de su libertad, con el fin de prevenir la tortura y otros tratos o penas crueles, inhumanas o degradantes.

Compromiso

En consonancia con el “firme compromiso asumido” por Uruguay en la lucha contra la tortura, nuestro país integra la “Iniciativa contra la Tortura liderada por Dinamarca, así como la Alianza Global establecida con el propósito de terminar con la comercialización de bienes utilizados para llevar a cabo la pena de muerte, la tortura u otros tratos crueles, inhumanos o degradantes”.
En tal sentido, la Cancillería manifiesta que “prevenir este flagelo y adoptar medidas sistémicas contra aquellas prácticas que atentan contra la dignidad intrínseca del ser humano, y respetar el derecho a la vida y a la integridad física de todas las personas sin discriminación de ningún tipo, implica fortalecer la democracia y el Estado de derecho”.
En la actualidad, “miles de personas en el mundo continúan siendo víctimas de esta práctica cruel, degradante e ilegal que afecta en mayor medida a los grupos más vulnerables, lo que obliga a continuar trabajando en conjunto con la comunidad internacional para lograr el pleno respeto a los derechos humanos”, expresa la secretaría de Estado.



Puede y debe rendir más

Mariana Motta: “No se hizo todo lo que se podía haber hecho” en búsqueda de desaparecidos

“Todos teníamos una mayor expectativa, máxime cuando no es el primer gobierno sino el tercero” del Frente Amplio, indicó.
23.06.2019 12:38  – MONTEVIDEO PORTAL

Puede y debe rendir más

Foto: Gastón Britos / FocoUy
La actual directiva de la Institución Nacional de Derechos Humanos (Inddhh) y exjueza Mariana Motta visitó Salto para asistir a la inauguración de una Marca de la Memoria descubierta en la Jefatura de Salto, ex Cárcel Departamental.
En diálogo con Diario Cambio, Motta reflexionó sobre el compromiso del Poder Ejecutivo y la fuerza política del gobierno en la búsqueda de verdad y justicia en torno a los desaparecidos de la dictadura militar y afirmó que en los tres gobiernos del Frente Amplio «no se hizo todo lo que se podía haber hecho».
«Todos teníamos una mayor expectativa en cuanto al trabajo en esta temática, máxime cuando no es el primer gobierno sino el tercero de una administración que mantuvo durante mucho tiempo el compromiso implícito de asumir este debe que tiene el Estado con la sociedad», señaló.
«Si bien hubieron leyes reparatorias, tienen sus falencias. Si bien hubo una serie de colocación de señalización también falta mucho», indicó, y enfatizó que en el tema de los desaparecidos «uno tiene la sensación de que va muy muy lento, con muchos obstáculos y no tantas decisiones que deberían tomarse para poder avanzar de mejor forma».
No obstante, sostuvo que no se le puede adjudicar la responsabilidad «estrictamente al Poder Ejecutivo», porque se trata de algo «que compromete al Estado todo y a cada uno de sus organismos».
Motta indicó que cada vez hay dificultades mayores para obtener pruebas relacionados con los crímenes del período de facto, dado que «las personas se van muriendo», lo cual va en contra, aunque señaló que «no hay que perder la esperanza de encontrar a nuestros desaparecidos».
«Lo triste es que los familiares directos se van muriendo sus familiares directos sin saber a donde están, como Luisa Cuesta. Es muy doloroso porque son los que han luchado desde que desaparecieron, desde que fueron detenidos», reflexionó.
NOTICIAS ANTICAPITALISTAS