Publicado en: 11 julio, 2015

Noticias Uruguayas 11 julio 2015

Por Colectivo Noticias Uruguayas

Uruguay: El PARO GENERAL del 6 de agosto // Jorge Zabalza: ¿ Para quien gobiernan ? // Mariana Zaffaroni hija de desaparecidos en campaña mundial // El posmujiquismo

Las “Tres T”: Tierra, Trabajo y Techo han estado en el centro de los debates del II Encuentro de Movimientos Populares en Santa Cruz, Bolivia.// Sale la Carta de Santa Cruz // El Papa pide perdón por los “crímenes” de la Iglesia durante la colonización de América Latina // Bolivia se niega a misiones de pacificación de la ONU // Alemania ofrece a EE.UU. intercambiar Grecia por Puerto Rico // El Parlamento griego aprueba las propuestas de Tsipras a la UE // FMI reconoce: la mayor parte del rescate a Grecia ha ido a los bancos extranjeros // Argentina:La historia desconocida de Rodolfo Walsh que reveló la causa ESMA // Cayó uno de los asesinos // Uruguay: El PARO GENERAL del 6 de agosto // Jorge Zabalza: ¿ Para quien gobiernan ? // Mariana Zaffaroni hija de desaparecidos en campaña mundial // El posmujiquismo

 

URUGUAY

Dossier del Blog El Muerto

Habrá paro general

Mesa representativa del PIT-CNT

La Mesa Representativa del PIT-CNT aprobó la propuesta del Secretariado Ejecutivo de realizar un paro general de 24 horas en todo el país, el próximo 6 de agosto.

El presidente del PIT-CNT, Fernando Pereira, informó que se aprobó un plan de acción que tiene en lo previo una semana completa de asambleas en los lugares de trabajo.

También se resolvió recorrer el país a fin de “explicarle a la gente cuáles son las causas del paro general de 24 horas que se realizará el jueves 6 de agosto”.

Sueldo mínimo de 15 mil pesos

El dirigente de la central sindical sostuvo que la Mesa Representativa ratificó la posición de “rechazar los lineamientos” que el Poder Ejecutivo ha plantado en la ronda de Consejos de Salarios del sector privado.

“Nuestra convicción de que el camino del crecimiento salarial tiene que ir acompañando a la riqueza nacional y que los correctivos tienen que ser una vez por año, el ajuste debe ser anual y el salario mínimo tiene que llegar a los 15.000 pesos”, dijo Pereira.

Destacó que el PIT-CNT tiene la convicción de que la inversión pública en el Uruguay, en un momento de crecimiento moderado, “es una herramienta formidable para la construcción de empleo y del desarrollo”.

Además, el presupuesto educativo “tiene que atender la demanda de maestros, profesores y funcionarios”.

“Hoy tenemos trabajadores que ganan 15.000 o 17.000 pesos al ingreso y cuando se van a jubilar, 28 años después, no llegan a 30.000 pesos”
, cuestionó el dirigente gremial.

Pereira explicó que ante esta situación el movimiento sindical ha decidido “llevar adelante un plan de acción que tendrá en lo previo una semana completa de asambleas, del 20 al 24 de julio, local por local de trabajo, para explicarle a la gente las causas del paro”.

“Además, se realizará una gira por todo el país donde participarán los Plenarios Departamentales, se mantendrán reuniones con todas las organizaciones sociales que componen el amplio entramado de organizaciones del Uruguay”, destacó.

Aseguró que con estas medidas “se inicia la lucha para mejorar los lineamientos propuestos por el gobierno y para proteger a aquellos asalariados que tienen peores ingresos”.


Fernando Pereira sostuvo que “la lucha paga” al anunciar el plan de medidas aprobado.


La Mesa Representativa del PIT-CNT

Fernando Pereira, presidente del PIT-CNT, informó que se aprobó un plan de acción que tiene en lo previo una semana completa de asambleas en los lugares de trabajo y se recorrerá el país a fin de explicarle a la gente cuáles son las causas del paro general de 24 horas que se realizará el jueves 6 de agosto. “La lucha paga”, subrayó el sindicalista.

El dirigente de la central sindical sostuvo que la Mesa Representativa ratificó la posición de rechazar los lineamientos que el Poder Ejecutivo ha plantado en la ronda de Consejos de Salarios del sector privado. “Nuestra convicción de que el camino del crecimiento salarial tiene que ir acompañando a la riqueza nacional y que los correctivos tienen que ser una vez por año, el ajuste debe ser anual y el salario mínimo tiene que llegar a los $ 15.000. También tenemos la convicción de que la inversión pública en el Uruguay, en un momento de crecimiento moderado, es una herramienta formidable para la construcción de empleo y la construcción de desarrollo. Además, el presupuesto educativo tiene que atender la demanda de maestros, profesores y funcionarios. Hoy tenemos trabajadores que ganan $ 17.000 al ingreso o $15.000 y cuando se van a jubilar 28 años después no llegan a $30.000”.

Pereira explicó que ante esta situación “el movimiento sindical ha decidido llevar adelante un plan de acción que tendrá en lo previo una semana completa de asambleas, del 20 al 24 de julio, local por local de trabajo, para explicarle a la gente las causas del paro como forma de llegar al paro general del 6 de agosto con el mayor apoyo posible de la población”. Además se realizará una gira por todo el país donde participarán los Plenarios Departamentales, se mantendrán reuniones con todas las organizaciones sociales que componen el amplio entramado de organizaciones del Uruguay, incluyendo a Cambadu. Y lo incluimos porque estamos convencidos que si a los trabajadores le va bien, al pueblo le va bien y los pequeños comerciantes se ven beneficiados por el trabajador”.

Pereira indicó que con estas medidas se inicia la lucha para mejorar los lineamientos propuestos por el gobierno y especialmente, para proteger a aquellos asalariados que tienen peores ingresos.

-¿Qué se cuestiona de las pautas?

“Se objeta que con estas pautas el país va a crecer un 15% y los salarios van a quedar congelados. No hay razones para que ningún uruguayo pueda comprender que a tasas de crecimiento del 3% el salario simplemente se congele e incluso en algunos escenarios pueda perder inter período”.

-¿Qué tendría que pasar para que se suspenda el paro?

“Que las pautas cambien radicalmente y que se atiendan nuestros planteos, que han sido muy mesurados muy moderados y que han atendido la situación del país.

Tenemos la premisa de que la lucha paga. Por eso hoy estamos iniciando un plan de lucha cuyo objetivo es que pague. No sólo nos enfrentamos a las líneas del gobierno sino que apostamos a que las ganancias empresariales sean un poquito menores para que los salarios sean un poquito mejores. O sea, repartir la riqueza.

Planteamos cambiar los lineamientos del Poder Ejecutivo en cuatro direcciones. En primer lugar reclamamos que el salario mínimo suba de forma más acelerada y que llegue a los $ 15.000 durante el trieño. En segundo lugar que se le debe dar un tratamiento especial a los salarios que estén por debajo $15.000; en tercer lugar que existe un correctivo anual, porque los trabajadores no podemos jugar a la lotería con el salario y nada nos puede garantizar que la inflación va a bajar un punto por año; y por último que tiene que haber recuperación real, acompañando el crecimiento del país. Me parece que ninguna de estas propuestas sea desmesurada”.


Milton Castellanos (Cuesta Duarte): los lineamientos del Poder Ejecutivo son “Insuficientes, muy bajos”

El director del Instituto Cuesta Duarte del PIT-CNT, Milton Castellanos, aseguró al Portal del PIT-CNT que los lineamientos del Poder Ejecutivo para el Salario Mínimo Nacional (SMN) “son insuficientes, muy bajos”.La reunión del Consejo Superior Tripartito del día de ayer continuó con el debate de los distintos lineamientos que marcarán la negociación de los próximos días entre los distintos actores. En diálogo con el Portal, el director del Instituto Cuesta Duarte, Milton Castellanos, explicó que el Poder Ejecutivo “reafirmó lo que había presentando la semana anterior y los trabajadores reiteramos que con esos lineamientos, sin un determinado grado de flexibilidad, va a ser muy difícil que los trabajadores puedan mantener el poder adquisitivo de sus salarios y eventualmente lo podrán mantener pero no acompañarían el crecimiento de la economía”. Castellanos destacó que el país se encuentra en un momento de “desaceleración pero no de estancamiento ni caída de la producción, por lo tanto un país que sigue creciendo debe distribuir sus ingresos  para que efectivamente haya una mayor equidad social. El sector empresarial volvió a plantear eso que siempre plantean que tienen dificultades –normalmente en todas las negociaciones salariales siempre el sector empresarial se para a la defensiva- y en eso se va a continuar debatiendo”. La postura de los trabajadores seguirá “haciendo hincapié en que se debe mejorar y avanzar en una mayor presencia de los indicadores económicos como el IPC y la inflación”.

Los precios no esperan para subir

El director del Cuesta Duarte también destacó que para mantener el poder adquisitivo los salarios tienen que acompasar el crecimiento de la inflación y el IPC. “No se puede soslayar eso porque es el único indicador que mide si el poder adquisitivo se sigue manteniendo y por ello para los trabajadores eso es fundamental tenerlo en cuenta en la negociación”. Para la Central,   también es fundamental “tener en cuenta el crecimiento de la economía como indicador porque cuando se crece y no se distribuye se está ante una economía que genera inequidades y mayor injusticia social, entonces el IPC, la inflación y el crecimiento son herramientas imprescindibles para que los salarios se protejan y mantengan por lo menos el ritmo de crecimiento general del país”.

Fuentes de trabajo

Castellanos aseguró al Portal del PIT-CNT que los representantes de los trabajadores hicieron hincapié en el empleo “pero fundamentalmente cómo se mejoran los sectores más sumergidos, los que reciben menos de 15 mil pesos por mes. Los lineamientos del Poder Ejecutivo para el Salario Mínimo Nacional (SMN) son insuficientes, muy bajos. Que se considere solamente como salario sumergido el de aquellas personas que reciben hasta 12 mil pesos es insuficiente. A esos salarios sumergidos hay que buscar privilegiarlos con aumentos diferenciados y en las pautas del PE si bien los contemplan, lo hace en cifras muy bajas, un 2 o 3% por año.

Ya habíamos hecho una propuesta para que el SMN fuera de 15 mil pesos, cuando hoy está en 10 mil. La propuesta del Ejecutivo es llevarlo a enero del año próximo a unos 11 mil pesos y esas son cifras muy bajas dadas las necesidades y la realidad de la gente”.

Juan Castillo como interlocutor del MTSS

Consultado por la particular presencia en la mesa de negociaciones de Juan castillo, exsindicalista de vasta trayectoria ahora al frente de la Dirección Nacional de Trabajo (DINATRA) el director del Instituto Cuesta Duarte, Milton Castellanos reconoció que “Juan es un hombre de vasta experiencia que conoce muy bien a los trabajadores, a las organizaciones sindicales y también conoce bien al sector empresarial por haber tenido que negociar muchos años con ellos. Siempre es positivo tener en la mesa de negociación un interlocutor que conozca los actores porque eso genera facilidad y un mejor clima. Sin pretender que él pueda hacer magia ni que de él dependan algunas cosas que tal vez pueda pensar. Juan Castillo ahora es un hombre del equipo económico del gobierno, es hombre del Poder Ejecutivo por ser jerarca del Ministerio de Trabajo, y tiene que defender esa postura manteniendo equilibrios razonables. Pero entre tener una persona que conozca a los actores de la negociación y conozca en profundidad las relaciones laborales o tener una persona que no conozca o solamente sea un técnico, prefiero mil veces tener alguien de estas características como Juan Castillo”.


Hoy, en el comienzo de la VI ronda de los Consejos, el Gobierno ha dado a conocer sus “lineamientos”. Los mismos son una rotunda profundización de aquella política anti-obrera y pro-patronal y han merecido el rechazo hasta de la complaciente mayoría del PIT-CNT. Hoy, aquel articulo del Tambero mantiene su plena vigencia y por eso volvemos a publicarlo (W.T.)

Jorge Zabalza: ¿ Para quien gobiernan ?

Como casi todo el mundo sabe, la clase de los propietarios de capital luchan por reproducirlo y ampliarlo cada vez más y más y más. Solo pueden hacerlo reduciendo el poder adquisitivo de los asalariados. El momento en que se fija el monto del salario es crucial de la lucha de clases, es el momento en que la clase dominante ejerce su poder político en concreto, emplean toda sus fuerzas para impedir que los trabajadores obtengan sus reivindicaciones. La correlación de fuerzas entre las clases en lucha se puede medir con las cifras del reparto del producto nacional.  En el Uruguay del abajo que se movía (1968 al 73) el pueblo asalariado se apropiaba de alrededor del 40% de la torta; por supuesto, la clase propietaria y el gobierno de Pacheco Areco consideraban que era un porcentaje demasiado elevado el que iba a los trabajadores, para reducirlo lanzaron a la calle el aparato policíaco militar para asesinar, desaparecer y torturar. Ya en esa época la prensa y los políticos de derecha atribuían el crecimiento de la inflación a la lucha de los trabajadores por aumento de salario.Cuando los milicos regresaron a los cuarteles y los policías a las comisarías, el pedazo de la torta que correspondía al salario era apenas el 20%.    
Esa historia, la mejor historia de lucha del pueblo uruguayo y la más indigna historia de los dueños de las estancias, los bancos y las fábricas, fue la base política del triunfo electoral de los actuales gobiernos. Fue la lucha de los trabajadores la que puso estos elencos gobernantes en sus cargos, a ellos se deben. ¿No es en ese sentido que todos los caudillos progresistas exhiben como un logro los consejos de salarios? Pues bien, cuando un sindicato logra sus reivindicaciones el gobierno debiera salir a festejar como un triunfo propio. Son los trabajadores, los que los votan, quienes obtuvieron una victoria pacífica en la mesa de negociaciones. Aplauda señor presidente! Aplauda señor ministro de trabajo! Aplauda señor director de trabajo!.
El triunfo obrero de la FOEB no tiene porque traducirse en los precios de las bebidas; pónganse los pantalones, señores gobernantes, y presionen a las patronales para que reduzcan un poquito sus cuantiosas ganancias y paguen con ellas el aumento de salario. No tienen porqué salir como hacían los gobiernos de Pacheco, Sanguinetti o Lacalle a echarle la culpa de la inflación al aumento de salario; es un argumento clasista pero de la clase propietaria… ¿es para ellos que gobiernan? no se puede creer que sean tan rostrudos de responsabilizar de la inflación a quienes lograron que el Frente Amplio llegara al gobierno. No tienen vergüenza señores. Hagan que las patronales ganen menos y no los dejen volcar en los precios el aumento de salario…. ¿para qué están ustedes en el gobierno? Y si los patrones se resisten usen el poder del Estado si es necesario. O solamente lo emplean contra los barrios marginados?
Jorge Zabalza (escrito con mucha calentura)

Hasta aquí Dossier del Blog El Muerto
 

“El plan de lucha que anunció el PIT-CNT no dio lugar a vacilaciones en la interna sindical. La Mesa Representativa de la central lo aprobó por unanimidad junto al paro general previsto para el 6 de agosto” La Diaria

Mesa Representativa del PIT-CNT. Foto: Pablo Nogueira (archivo, marzo de 2015)

Mesa Representativa del PIT-CNT. Foto: Pablo Nogueira (archivo, marzo de 2015)

Debajo de la manga

LA DIARIA

PIT-CNT aprobó paro y propondrá invertir más de 1.500 millones de las reservas internacionales en obras de infraestructura.

El plan de lucha que anunció el PIT-CNT no dio lugar a vacilaciones en la interna sindical. La Mesa Representativa de la central lo aprobó por unanimidad junto al paro general previsto para el 6 de agosto, aunque la medida deberá ser ratificada nuevamente por este órgano en 15 días, una vez que se haya discutido en la interna de los sindicatos. Además, se aprobó una serie de propuestas para que el presupuesto quinquenal contemple inversiones en infraestructura, educación y salud. El ex ministro de Desarrollo Social Daniel Olesker, como miembro del Instituto Cuesta Duarte, fue el encargado de exponer un informe sobre los posibles mecanismos para financiar ese presupuesto. Propone aumentar el IVA a productos suntuarios, crear una nueva franja del Impuesto a la Renta de las Personas Físicas para los salarios más elevados, establecer franjas en el Impuesto a la Renta de las Actividades Empresariales, eliminar exoneraciones impositivas a grandes empresas y utilizar las reservas internacionales.
Estiman que así se podrían incrementar las inversiones públicas en cerca de 2.500 millones de dólares. De esa cifra, unos 1.000 millones provendrían de los cambios tributarios propuestos, y los 1.500 millones restantes, de las reservas internacionales. El secretario general del PIT-CNT, Marcelo Abdala, sostuvo que, si bien es necesario un nivel óptimo de reservas para “estar blindados a los compromisos vinculados al endeudamiento público, por arriba de ese óptimo, las reservas empiezan a generar costos, porque generan pago de intereses”. “Es posible utilizar, no a lo loco, pero sí una parte razonable de las reservas”.
Esta propuesta que la central intenta poner en el debate público ya había sido manejada por el vicepresidente Raúl Sendic. El jerarca dijo a Radio Carve el miércoles que era necesario “analizar la posibilidad de empezar, gradual y responsablemente, a deshacer posición en relación a las reservas internacionales”. Sin embargo, la alternativa no tiene el aval del ministro de Economía y Finanzas, Danilo Astori, que ni siquiera piensa en esa posibilidad, ya que cree que las reservas son “una fortaleza que el país tiene que cuidar mucho, porque de ella dependen la confianza de los inversores, el crecimiento, la política de avance ante las dificultades, el empleo, los salarios y, en definitiva, las condiciones de vida de la gente”.

Existen dos visiones en el MTSS sobre la posibilidad de desindexación

El Pit-Cnt advierte que no aceptará baja de salarios

A seis días de que el Poder Ejecutivo defina los lineamientos para los Consejos de Salarios, en el Ministerio de Trabajo afloraron contradicciones respecto al asunto, en tanto el Pit-Cnt advirtió en un duro comunicado que se opondrá a cualquier posibilidad de que las remuneraciones se desvinculen de la inflación.

JUAN PABLO CORREAmié jun 24 2015 El País uy
El País informó este martes que la posibilidad de la desindexación para algunos casos está sobre la mesa en el análisis que realiza el gobierno en estos días.
Por un lado, el ministro de Trabajo, Ernesto Murro, dijo que “de ninguna manera se está pensando en desindexar salarios”. “No sabemos con que irresponsabilidad se ha anunciado eso por parte de un medio de prensa”, señaló. Sin embargo, el director de Trabajo, Juan Castillo, señaló que “desindexación es una mala palabra para el movimiento sindical y la mala palabra para el gobierno es el crecimiento de la inflación”, por lo que “vamos a tener que evaluar o una cosa o la otra o una media entre ambas”. Castillo dijo al programa Arriba Gente de Cana l0 que “entre las dos malas palabras hay que ver cuál es la que menos daño le hace a la población uruguaya, qué es lo que menos castiga el salario, qué es lo que menos complejidad le trae a los que ganan menos”.
El nuevo Secretariado Ejecutivo del Pit-Cnt se reunió ayer y emitió un comunicado en el que señala “su más enérgico rechazo a la idea de la desindexación salarial”. “Desde nuestra perspectiva, es natural que las cámaras empresariales y la derecha en medio de un coro establecido por los grandes medios de comunicación masiva, defiendan el interés de clase del Gran Capital ante la próxima negociación colectiva. Ellos pretenden imponer una agenda del miedo promoviendo la visión de que nuestro país se encuentra en una crisis grave. (…) Es cierto que estamos en un escenario internacional delicado y es justamente ante eso que proponemos utilizar con eficacia la demanda interna para que la economía y el trabajo no caigan”, señala el comunicado.
Por ese motivo, la central insistirá en su pedido para tener una entrevista con los ministerios de Trabajo y Seguridad Social y de Economía, y advir- tió que el movimiento sindical “estará a la altura de las necesidades, respondiendo con unidad, solidaridad y lucha de conjunto”.

Empresarios.

Por estas horas, las cámaras empresariales tienen en el centro de su atención a los Consejos de Salarios. La Cámara de Industrias planteará hoy a la ministra de Industria, Carolina Cosse, las razones por las que cree que no hay margen para subir en términos reales los salarios del sector manufacturero, y lo mismo hará la próxima semana con el ministro de Economía.

La Cámara Nacional de Comercio y Servicios adoptará una posición mañana. Fuentes de la gremial adelantaron a El País que hay “un enlentecimiento del sector que preocupa” y que se deben respetar las realidad de los sectores que son “muy distintas”. Las fuentes consideran que el gobierno debe tener “coherencia” y si se va a ser prudente con los salarios públicos debería entender que la misma austeridad debe primar en el sector privado, dada la desaceleración económica. “Vamos a tener que ser muy creativos y no se puede descartar ninguna alternativa”, consideró la fuente.
Los Consejos de Salarios tripartitos fueron creados en 1943 y funcionaron hasta 1968. El primer gobierno de Julio María Sanguinetti (1985-1990) posterior a la dictadura los reinstaló y se dejaron de convocar durante el gobierno de Luis Alberto Lacalle (1990-1995). Volvieron a reunirse a partir de 2005.
Varios convenios vencen el lunes 30. La negociación en la salud privada comenzó pero no ha avanzado porque no se presentó en las conversaciones el Ministerio de Economía con el argumento de que el Poder Ejecutivo no culminó la elaboración de sus lineamientos. El director de Trabajo, Juan Castillo, dijo que habrá alrededor de una decena de lineamientos y que los “actores sociales” tendrán “libertad” para sus tratativas durante las negociaciones.
Algunos especialistas cuestionan el sistema de negociación colectiva uruguaya. Nelson Larrañaga, del estudio Ferrere, recuerda que la propia Organización Internacional del Trabajo (OIT) observó en 2010 a Uruguay por incumplir los convenios 198 y 154 que establecen que la negociación tripartita (con delegados del Estado, trabajadores y empresarios) solamente debe tener lugar para mejorar salarios mínimos. Las cámaras empresariales aceptaron retirar por un año su cuestionamiento ante la OIT para habilitar una negociación con los sindicatos, actualmente en curso, que permita el retiro definitivo de la queja. “Son convenios que Uruguay debería cumplir porque los ratificó por ley”, advirtió el especialista.
Según el laboralista, la correlación de fuerzas está “bastante equilibrada” entre empresas y sindicatos y a veces estos tienen “mucha más fortaleza” que el sector empleador. La central sindical llegó a los 400.000 afiliados y en algunas ramas de actividad exhibe mucha fortaleza. Pero a su juicio es difícil que se vaya a la negociación bipartita porque el Pit-Cnt “se acostumbró” al actual esquema.
Larrañaga cree también que el gobierno ha tolerado ocupaciones y piquetes y no ha asegurado el derecho constitucional al trabajo. Recordó que en algunos conflictos se tomaron medidas “extremas” que llevaron a que las empresas dieran aumentos que en otras circunstancias no hubiesen dado.

LA POSICIÓN DEL MTSS.

La desindexación, un tema en danza desde hace un año.

El ministro de Trabajo, Ernesto Murro, negó ayer que se esté analizando la posibilidad de desindexar algunos salarios. Pero hace un año el entonces ministro de Economía, Mario Bergara (hoy al frente del Banco Central), consideró que debía comenzar a pensarse en la desindexación una vez que la inflación esté en niveles bajos. El ministro de Economía, Danilo Astori, dijo cuando visitó la central sindical que no creía que los salarios explicasen la inflación pero al mismo tiempo ha llamado a dar prioridad en las rondas de negociación a la preservación de los empleos por sobre la mejora de los sueldos. La necesidad de moderación estaría marcada, entonces, por la desaceleración económica.

Castillo insinúa que se va hacia un esquema mucho más flexible.

El director de Trabajo, Juan Castillo, exsindicalista, dijo ayer que habrá en los lineamientos salariales un conjunto de opciones y algunas enfatizarán la necesidad de no alimentar el alza de precios y de contemplar los problemas que atraviesan algunos sectores. Uruguay “no va a entrar en recesión pero ha desacelerado su crecimiento”, dijo, aunque reconoció que los salarios más bajos “no están en condiciones de retrotraerse”. El Ministerio de Trabajo elevará al Consejo de Ministros “una propuesta concreta” con una gama amplia de lineamientos. El Pit-Cnt estará atento. Advierte que 600.000 trabajadores todavía ganan menos de $ 15.000 y cree que debe haber aumentos en términos reales.

LA OPINIÓN DE LOS LABORISTAS.

Desindexar los sueldos más altos.

Leonardo Slinger, del estudio Guyer & Regules, dijo a El País que “de pronto para desindexar los salarios más bajos no están dadas las condiciones, pero sí se podría analizar para los sueldos altos y para quienes cobran bonos especiales”. Según Slinger, “que no se indexen los salarios no quiere decir que haya una caída”. “Las pautas van a tener que ser más creativas. En algún momento deberían dejarse de lado los convenios por rama de actividad para ir a acuerdos por empresa aunque es muy difícil que los sindicatos acepten esa posibilidad”, consideró. Slinger reconoció que el Ministerio de Trabajo escucha más a los empresarios pero vaticinó divergencias porque los sindicatos tienen una postura firme.

Gobierno es el fiel de la balanza.

Nelson Larrañaga, del estudio Ferrere, cree que el fiel de la balanza de la negociación de los Consejos de Salarios será el gobierno y que el centro del debate será si el poder adquisitivo del salario se puede mantener. Larrañaga no ve viable en esta coyuntura que se pueda incorporar el concepto de productividad a las conversaciones “porque no hay bancos de datos fiables por rama de actividad” que permitan definir si hay mejoras ese aspecto. “Si se negocia productividad tendrá que ser por empresa porque cada una es un mundo. Hay que ver si exporta o trabaja para el mercado interno, si está en Montevideo o el Interior”, opinó. Anteriores aumentos fueron concedidos por la fuerte presión sindical, sostuvo.

Contemplar mejor la coyuntura.

La abogada Cecilia Demarco, de Posadas, Posadas & Vecino, cree que sería importante que las empresas tuvieran posibilidades reales de “descuelgue” de los convenios, que hoy existen pero son de difícil utilización. La especialista cree que se debe analizar también la posibilidad de que se vuelva parcialmente a las negociaciones bipartitas entre empresas y trabajadores porque “eliminar opciones empobrece las soluciones”. Las negociaciones salariales deben incorporar nuevas variables y contemplar las situaciones coyunturales de los distintos sectores de actividad porque la situación económica “aparenta ya no ser la misma”.

Preocupación por desindexación y congelamiento de salarial

PIT-CNT solicitará reunión con el gobierno

Publicado el Miércoles 24 junio de 2015 , 6:00am La República uy

En la primera sesión del Secretariado Ejecutivo del PIT-CNT después del Congreso Nacional, la central obrera resolvió ayer pedir una reunión al gobierno nacional para despejar cualquier posibilidad que se aplique la desindexación de los salarios en la próxima negociación colectiva.

El nuevo Secretariado del PIT-CNT emitió un comunicado en el que se manifiesta en contra de las versiones de prensa que asignaban al gobierno nacional la intencionalidad de desindexar los salarios como forma de preservar las fuentes laborales. El secretario general, Marcelo Abdala señaló que hay preocupación en la dirigencia por dicha medida así como determinados anuncios a través de los medios de comunicación de empresarios que sostienen que en el mejor de los casos deberían de congelarse los salarios o directamente bajarlos.
“Nosotros rechazamos el planteo de desindexar los salarios. Lo que nos interesa es el salario real de los trabajadores, que mide su evolución en función del poder de compra. Lo otro son los discursos de las patronales que hablan de bajar salarios. Si eso es así, el movimiento sindical en su conjunto va a tomar medidas importantes”, indicó Abdala.
Anunció que se le pedirá al Poder Ejecutivo una reunión interministerial a los ministerios de Trabajo y Economía para saber si el gobierno tiene pensado aplicar la desindexación.
El PIT-CNT también quiere conocer las pautas salariales que maneje el gobierno de cara a la nueva ronda de negociación colectiva al caducar el próximo 30 de junio los convenios de varios sectores de la actividad.
Por su parte, el presidente del PIT-CNT, Fernando Pereira señaló que si hay empresas que tienen problemas para cumplir un convenio lo van a tener que probar. Señaló que la central sindical solo reclama que los salarios crezcan a nivel de la inflación e indicó que hay varios empresarios que pretenden generar temor. “Aún en esta situación hay margen para mejorar los salarios. El crecimiento del país para los próximos cinco años será un 15%”, indicó Pereira.
En un comunicado, el Secretariado expresó que las cámaras empresariales y la derecha “en medio de un coro establecido por los grandes medios de comunicación, defienden el interés de clase del Gran Capital ante la próxima negociación colectiva. Ellos pretenden imponer una agenda del miedo promoviendo la visión de que nuestro país se encuentra en una crisis grave”
Pereira precisó que actualmente hay tres sectores que están afectados por una desaceleración: la construcción, la industria metalúrgica y el sector lácteo.
Equidad
El Secretariado aprobó por unanimidad el ingreso de tres mujeres a sus sesiones, quienes tendrán voz y no voto. Las Comisiones de Género, Derecho Humanos y Jóvenes elegirán a las personas que se sumarán a este organismo de conducción sindical. Se prevé que el próximo martes se estarán integrando al Secretariado.

Los gráficos de Gabriel “Saracho” Carbajales

DESAPARECIDOS

Mariana Zaffaroni hija de desaparecidos en Argentina en campaña mundial por otros en su situación, incluido su hermano

La uruguaya Mariana Zaffaroni Islas, nacida en 1975 y secuestrada un año más tarde junto a sus padres en Argentina, en el marco del Plan Cóndor, participa de una campaña mundial en busca de otros en su situación, además de persistir en encontrar a su hermano que habría nacido en un centro de detención clandestino.

10 de julio de 2015 a las 18:58 hs La República uy

Mariana Zaffaroni/ Foto: Captura YoutubeMariana Zaffaroni/ Foto: Captura Youtube

Mariana fue entrevistada por Radio Francia Internacional, y reconoció que aún carece de pruebas sobre el nacimiento de su hermana o hermano. Según relató a la cadena francesa tampoco está claro el final de sus padres. “Hubo un vuelo clandestino donde todos los detenidos de Orletti habrían sido llevados a Montevideo” donde habrían sido asesinados, aunque no hay pruebas de ese final.
Ha logrado tener conocimiento que su madre presa “estaba embarazada, siempre pensé que con un embarazo tan reciente probablemente en las condiciones en que estaba retenida no habría resistido el embarazo, pero después, cuando empecé a conocer casos de otros nietos cuyas madres habían sido mantenidas con vida todo el tiempo del embarazo para quedarse con los chicos, ahí empecé a albergar la esperanza de que, tal vez, si se enteraron de que estaba embarazada, de pronto la hubiesen podido mantener con vida”, afirmó en declaraciones que reproduce Montevideo Portal.
Además hay tres testigos que afirman que María Emilia Iglesias, la madre de Mariana, esperaba un hijo de Jorge Zaffaroni –su padre- cuando ocurrió el secuestro; habría estado embarazada de tres meses, según las mismas fuentes.

Durante 16 años su abuela la buscó

Fue el empecinamiento y la fe de su abuela María Esther Gatti de Islas, los sentimientos que después de 16 años tuvieron su fruto, cuando, tras infinitas diligencias y averiguaciones llegaron a la verdad. De esa historia es una de las primeras películas que abordan el tema a nivel rioplatense: “Por esos ojos” el film que recorre las vicisitudes de su abuela durante la búsqueda.
Fue en 1993, cuando tras hacerse análisis de sangre recuperó su identidad, pese a que quienes se habían apropiado de su vida -el agente de inteligencia Miguel Ángel Furci y su esposa Adriana-, siguieron llamándola Daniela y dando versiones sobre como había llegado a esa situación. “Furci me dijo que él no trabajaba en Automotores Orletti, lugar de donde me retiró, y que iba eventualmente. Ruffo le dijo que allí había una nena pero que para sacarme debía hablar con Gavazzo y Gordon. En una de esas visitas dice que vio a una mujer encapuchada, que él supone que era mi madre. Se encontraba con varios niños. Me dijo que me había entregado Aníbal Gordon pero también me dijo que me había recibido de brazos de mi madre cuando estaba en el avión que la llevaría a Uruguay”, relató Mariana durante el inicio en Buenos Aires del juicio oral y público para investigar la existencia de un plan sistemático de robo de bebes durante la dictadura en Argentina.

Uso social del suelo: Una lucha sin tiempos

Pablo Caballero*/ Foto: primerahora.com.uy
Hay premisas que son incontrastables, atemporales y con el devenir de las épocas reafirman más y más su valor. Una de ellas es que el suelo – urbano o rural, productivo o habitable- tiene una función social indispensable para la vida del ser humano. Es así que garantizar el acceso a la tierra, al suelo ya sea como productor de alimentos o lugar donde construir nuestro lugar de vida es un derecho inalienable de mujeres y hombres.
Poder usar el suelo como el lugar donde desarrollamos nuestra vida y la de nuestras familias, como derecho y no como acción del mercado es una postura a defender fervientemente. La tierra no debería ser tan solo un bien comercial o una mercancía. Incluso en muchísimos lugares, garantizar el uso de la tierra productiva garantiza el acceso a una alimentación adecuada y segura. La erradicación del hambre y la pobreza dependen en gran medida de la forma en que las personas consiguen acceder a la tierra, pues es el medio de vida de muchos, principalmente de las poblaciones rurales pobres para quien es la fuente de alimento y refugio seguro, al asegurarle el sustento a través de la agricultura de subsistencia.

Actualmente la doctrina económica dominante que se articula sobre la propiedad y las fuerzas del mercado nos marca obsesivamente que este problema se resuelve  a través de  la implementación de títulos de propiedad individuales, como única forma de asegurar ese acceso. Debemos demostrar que no es así, que hay otra forma más justa: la forma colectiva haciendo primar allí no su valor de cambio, sino su valor de uso, su fin social.

Por tanto esa teoría absolutista del derecho de propiedad debe ser revisada. El problema no es tanto la propiedad privada, sino la propiedad privando el goce de otros derechos. Deberíamos caminar hacia una propiedad que no se justificara, si no cumpliese con determinados fines sociales y de interés general. En lenguaje jurídico el derecho de propiedad tiene tres partes: el fructus, o sea el derecho a recoger el fruto de un bien. El usus, que es el derecho a usar ese bien; y el abusus, que es el derecho a transformarlo, cederlo e inclusive a destruirlo. Este último es el que hay que regular para no permitir que sea un derecho absoluto que no contemple su función social.

Garantizar este derecho a los más desprotegidos ha sido preocupación recurrente del hombre, y parte fundamental del ideario de los grandes líderes populares. Ya Aristóteles afirmaba la necesaria función social del suelo, postulando que cada propietario estaba obligado a que el uso de esos bienes fuera común. Santo Tomas ensayo documentos sobre el uso social de la propiedad y sobre esa base la Iglesia tomo durante un largo periodo una serie de determinaciones contra los terratenientes que no cumplieran con el mismo, pudiendo toda persona sembrar esas tierras y disfrutar de un tercio de su superficie. Augusto Comte. pensaba que la sociedad debía ver la propiedad como un conjunto, ni condenaba la posesión ni la gestión individual, pero la subordinaba a una misión social concibiendo la propiedad de la tierra debe ser concebida como una responsabilidad y no como un poder. Incluso pensadores contemporáneos como León Duguit van mas allá  diciendo que el poseedor quiera o no tiene determinadas responsabilidades sociales: Su derecho de propiedad lo niego, su deber social, lo afirmo. El propietario debe cumplir esos fines y estará protegido solo si lo hace.

Tal vez, y sin tal vez uno de los más claros en esta concepción y más radical en su aplicación haya sido nuestro José Artigas. El año que transcurre se cumplen 200 años del “Reglamento Provisorio para el fomento de la campaña”, verdadero ejemplo de  reforma agraria con una profunda visión social: aquello de que “sean los más infelices los más privilegiados”. Si uno repasa el texto encuentra claramente establecida la visión del suelo como bien de uso, destinado al trabajo y el desarrollo de una vida digna. Inclusive debe ser el primer documento en nuestra historia que aplica normas para el ordenamiento territorial y el uso del territorio.

La cuestión es justamente hasta donde el derecho de propiedad puede obstruir, incluso impedir el goce de otros derechos tanto o más importantes que ese ? Y si en ese caso  no es socialmente justo ponerle limites para asegurar que cumplan funciones socialmente útiles. Y hasta qué punto el derecho de propiedad no puede o debe perderse cuando no se utiliza, esta ocioso o en estado de abandono.  Lo que no es nada extraño, ya que la posibilidad de limitar o incluso perder algunos derechos fundamentales está presente en el marco legal, la propia libertad puede perderse por un tiempo si se violan determinadas reglas de conducta social.

En el marco de nuestras luchas por acceso al suelo donde construir no solo nuestras casas, si no nuestras vidas, reivindicar la tierra como bien de uso y no como mercancía es fundamental. Evitar la especulación , la acumulación improductiva, el desuso evidente, requiere un marco legal que regule y penalice todas estas prácticas. Por eso Federación viene reclamando hace ya un buen tiempo la aprobación del proyecto de ley que contempla el uso social del suelo abandonado. El llamado proyecto Asti – Guarinoni. Allí se declara de interés general el uso con fines sociales de los inmuebles abandonados, cuando y como se llega a esa declaración, los efectos que ella produce y como se desarrolla el proceso hasta ponerlo al servicio de la sociedad.

Hoy, esta lucha sin tiempos nos convoca a pensar, a reflexionar sobre su valía, pero por sobre todas las cosas a movilizarnos para ir asegurando paso a paso la concepción de la tierra como lugar de hacer nuestra vida, de desarrollarnos como personas, de afianzar lazos con nuestra comunidad, y consolidar un sentido de pertenencia a nuestro territorio.
Seguramente esta iniciativa, aun no aprobada ha causado indignación y alarma entre quienes ponen el derecho a la propiedad absoluta por sobre los otros derechos, la misma alarma que debe haber causado la ley de ocho horas u otra que buscara garantizar los derechos de los más desprotegidos. Pero como aquellas propuestas, esta ha hecho su camino y hoy es el momento en que socialmente empujemos por conseguirla.

La lucha es por un marco legal que respalde el uso social del suelo y la vivienda, que penalice la acumulación y la desidia; y nos encontrara como siempre dando esa batalla consientes y en la calle.
* Integrante de la Dirección Nacional de FUCVAM.

Mujica garganteó de ser “libertario”. Como Presidente siguió al pie de la letra las instrucciones del criminal imperio yanqui. El control de la población y el espionaje tuvieron y tienen un lugar destacado en la estrategia yanqui llamada “para el control de las poblaciones urbanas”, a la que se han plegado.

Analizó poderoso y polémico sistema un año después de adquirir El Guardián

Gobierno de Mujica sondeó compra de más equipos de espionaje

En mayo de 2014, un año después de haber confirmado la compra de El Guardián para espiar llamadas, correos electrónicos y redes sociales, jerarcas del gobierno de José Mujica continuaban haciendo consultas por otros equipos de espionaje, más poderosos y polémicos aun, y recibieron a los representantes de una controversial firma italiana que ofreció su producto estrella.
El software permite obtener no solo información, sino seguir los pasos del sospechoso.
GONZALO TERRA10 jul 2015 – El País uy
Por separado, el 9 de mayo del año pasado los empresarios fueron recibidos por el entonces coordinador de Inteligencia del Estado, Ramón Bonilla, y por el actual director nacional de Policía, Julio Guarteche. Según el reporte realizado ese mismo día por los empresarios, ambos jerarcas quedaron muy bien impresionados por la demostración de sus productos. Guarteche lo elogió y en el caso de la reunión con Bonilla, los “socios” hicieron incluso un compromiso de interceder ante el entonces presidente José Mujica para convencerlo de las ventajas de adquirir el nuevo programa de vigilancia.

Galileo.

Las reuniones salieron a luz esta semana como consecuencia de la filtración por parte de Wikileaks de miles de correos y documentos que pusieron en el ojo de la tormenta a la empresa que ofreció el programa de espionaje por sus polémicos negocios en todo el mundo.
El jueves 8 de mayo de 2014 llegaron a Uruguay y se hospedaron en el hotel Four Points, Alex Velazco y Sergio Solis, ejecutivos de la firma italiana dedicada al espionaje electrónico Hacking Team.
Por la tarde recibieron la llamada de Pablino Martínez, Gerente de Proyectos Especiales de la empresa de seguridad paraguaya Radar, quien se había hospedado en el hotel Days Inn. Se reunieron, prepararon la presentación para el gobierno uruguayo y luego cenaron juntos.
A las nueve de la mañana del día siguiente se reunieron con Guarteche, un asesor, dos oficiales de Inteligencia y otro de Narcóticos. Por la tarde mantuvieron otra reunión, esta vez con Bonilla, el capitán de navío Jorge Menini y el coronel González. Ayer, El País se comunicó con Pablino Martínez pero, tras mostrar sorpresa por la llamada, dijo que no podía dar información sobre ambas reuniones.
Entre los correos de Hacking Team filtrados por Wikileaks se encuentra uno perteneciente a Sergio Solis que reporta el resultado de las dos reuniones en Uruguay.
Debe tenerse en cuenta que el gobierno ya había adquirido hacía un año y en secreto El Guardián, un avanzado sistema de espionaje brasileño que potencia la capacidad del Estado uruguayo para interceptar llamadas, correos electrónicos y redes sociales, además de sistematizar la información recolectada y ofrecer otras funciones.
Solis cuenta que en la reunión con Guarteche hizo la presentación del Remote Control System (RCS), producto estrella de Hacking Team y también conocido como Da Vinci o Galileo.
Se trata de un programa que, de forma totalmente invisible, infecta los dispositivos de la persona atacada, permitiendo sustraer datos, mensajes, llamadas y correos. El atacante también obtiene acceso al micrófono, cámara y teclado para registrar imágenes, audio o cualquier otra actividad sin conocimiento de su objetivo. También puede grabar conversaciones en Skype. Hacking Team se jacta de vender un sistema de espionaje “ofensivo”.

Galileo: una imagen de la presentación del programa.

Solis cuenta en su reporte que presentó las bondades del RCS y “presionó” con ejemplos y preguntas. Siempre de acuerdo a su relato ante sus superiores, afirma en un correo electrónico enviado desde Uruguay ese mismo día a las 22.20 horas que “el director (Guarteche) estaba realmente satisfecho y de a ratos miraba al tipo de las drogas por su interés, hasta que no pudo más y elogió en voz alta el sistema”. Cuenta que luego Guarteche tuvo que irse pero los otros cuatro policías se quedaron e hicieron preguntas. “A ellos les gustó”, afirma.
En el caso de la reunión con Bonilla, Solis cuenta que usó dispositivos infestados y “los clientes quedaron realmente satisfechos”.
Dice que puso ejemplos de posibles objetivos sobre los cuales utilizar el sistema, pero sin hacer foco en algo específico porque, a diferencia de otros países, en Uruguay no existen casos como las Farc, Sendero Luminoso o el EPP en Paraguay.
“Después de la reunión, que el cliente disfrutó, nuestros socios me dijeron que van a presionar a la mano derecha del presidente (entonces Mujica), un hombre de las Fuerzas Armadas que tiene mucha influencia sobre el presidente como su asistente”. No obstante, Solis no identifica a nadie por su nombre.
Finalmente señala sobre ambas reuniones que están esperando las elecciones y, además, “manejan presupuestos por cinco años, lo que no está lejos de definirse aunque no sabemos si se decidirán por algo o no”.
La filtración de Wikileaks dejó en evidencia que Hacking Team es proveedora de su sistema de espionaje para gobiernos de países como Ecuador, Chile, España o Sudán, lo que ha generado una fuerte polémica en todos ellos.
“En Hacking Team pensamos que combatir el crimen debe ser una tarea fácil: proporcionamos tecnología ofensiva para el mundo entero, eficaz y de simple utilización”, dice el lema de la compañía, ahora víctima de sus propios inventos.

Espía cualquier tipo de dispositivo y no deja ningún rastro.

Nacimiento. Hacking Team se creó en 2003 y sus fundadores son hackers italianos. La empresa afirma que está “exclusivamente” centrada en la seguridad “ofensiva”. “Equipo técnico Hacking Team consta de innumerables profesionales de alto perfil, con años de experiencia en el campo de la seguridad y la piratería. Muchos de los desarrolladores de RCS (Galileo) son bien conocidos en el mundo subterráneo de la seguridad”, sostiene la presentación que se hace en cada país.
Galileo. El programa estrella de Hacking Team consiste en un software de seguridad que se oculta en el interior de los dispositivos de destino (computadoras o celulares) y permite el monitoreo de datos activos y control de procesos. “Datos sensibles a menudo se intercambian utilizando canales encriptados, o no intercambiando en absoluto; a veces se intercambia utilizando redes fuera del alcance de su agencia. El uso de RCS (Galileo) permite recopilar dicha información. Una vez instalado en el dispositivo de destino, le permite evadir la encriptación y recopilar la información de la actividad de su objetivo sin límite físico. El agente es diseñado para evadir antivirus y anti rootkits. La trasmisión de los datos recogidos en los dispositivos se realiza con un sistema cifrado de algoritmos de encriptación de grado militar”, sostiene el detalle del producto.
Capacidad. El programa permite recopilar todo tipo de datos y traducirlos automáticamente a cualquier idioma. Puede acceder a los dispositivos del objetivo y de todos aquellos que tengan algún tipo de intercambio con él. También, a través de Google Map, puede reconstruir todos sus movimientos. Permite al usuario etiquetar e incluir notas para cada pieza de evidencia para mejorar el valor de los datos recogidos. El programa se puede desinstalar de forma remota con un simple clic. Una vez eliminado, el programa y todos sus datos se borrarán permanentemente del dispositivo. Es posible configurar el programa para que limpie de forma segura todos los archivos del dispositivo, con el fin de ser resistente a cualquier análisis forense.

El posmujiquismo

Con el peculiar caudillismo de José Mujica crecieron en las urnas. No hace falta esperar a que Mujica abandone la primera plana de la política uruguaya para preguntarse cómo seguirán entrelazados el MLN, el MPP, el Espacio 609 y el Grupo de los Ocho. La era posmujiquista está en marcha.
por Marcos Rey / Publicado en Brecha

Ombu vazquez y mujica
Vázquez y Mujica por Ombú.

Con una militancia despolitizada y la sensación de que falta “oxigenar” las ideas sobre cómo avanzar hacia el socialismo y la liberación nacional, el Mpp evaluará en julio lo que dejó el ciclo electoral. Entre algunos dirigentes sobrevuela la idea de que la derrota de Lucía Topolansky en Montevideo dejó al descubierto las carencias que tiene la organización y las limitaciones de las alianzas con otros sectores de la izquierda frenteamplista. Pese a que el Mpp tiene la bancada parlamentaria más numerosa, algunos admiten que no han logrado anclarse en los sindicatos ni en las organizaciones sociales. Con el peculiar caudillismo de José Mujica crecieron en las urnas, pero a costa de haber personalizado la política. No hace falta, entonces, esperar a que Mujica abandone la primera plana de la política uruguaya para preguntarse cómo seguirán entrelazados el Mln, el Mpp, el Espacio 609 y el Grupo de los Ocho, ni cómo están procesando el recambio generacional. La era posmujiquista está en marcha.
No es novedad que la potencia electoral del Movimiento de Participación Popular (Mpp), “la fuerza que Pepe construyó”, aparece estrechamente ligada al devenir caudillista de José Mujica. Con el ex guerrillero tupamaro como mariscal en los combates electorales, el Mpp consiguió, por tres veces consecutivas, quedarse con cerca del 30 por ciento de los votos de todo el Frente Amplio (FA), tanto en las elecciones nacionales de 2004 y 2014 –cuando fue electo senador– como en las de 2009, luego de que a pedido de “la barra” se postuló a la Presidencia y acabó plantando bandera en la Torre Ejecutiva.
Desde el retorno de la democracia, hace 30 años, ningún otro sector frenteamplista se ha mantenido como puntero en la premier league electoral durante tanto tiempo. Pero, dicho eso, a pocos escapa que el exitoso de-sempeño electoral del presidente “más pobre del mundo” es intransferible, como lo probaron en carne propia dos escuderos de la vieja guardia tupamara que fueron abatidos en las urnas. Primero cayó Ernesto Agazzi, derrotado en 2012 por la socialista Mónica Xavier –que obtuvo el doble de votos– en las primeras elecciones internas del FA. Luego fue abatida Lucía Topolansky cuando el mes pasado otro socialista, Daniel Martínez, le arrebató cómodamente la Intendencia de Montevideo, también con el doble de los votos.
Dos derrotas que activan las alertas de cara a una era sin Mujica, sobre todo la reciente fuga de 81 mil montevideanos del Mpp entre octubre y mayo. Con la religiosa conducta de hacer “balances y perspectivas” y delinear “tácticas y estrategias”, la dirección nacional del Mpp debatirá a mediados de julio, con los documentos del IX Congreso de 2013 en las manos, un plan de trabajo para reposicionarse en el tercer gobierno frenteamplista que encabeza Tabaré Vázquez, otro (ex) socialista. Con una demanda insatisfecha en términos de pensamiento estratégico, también los tupamaros –núcleo desde donde se gestó la experiencia emepepista– se aprontan para regresar con una convención del Movimiento de Liberación Nacional (Mln) a fin de año, luego de que la última fuera en el lejano 2002.
LA ERA ESTÁ PARIENDO. Entre las preocupaciones que la “barra” del Mpp admite públicamente frente al inicio de la era posmujiquista está la de reorganizar a la militancia y politizar a los simpatizantes que, como dejó en evidencia el ciclo electoral, entran y salen por una puerta giratoria. La derrota de Topolansky puso frente al espejo al aparato militante y desmitificó los límites de la “aplanadora” del Mpp. En privado, varios dirigentes cuestionan ciertas alianzas electorales, pero apuntan sobre todo a que no han logrado tender puentes sólidos con las organizaciones sociales y el movimiento sindical.
Algunos diagnósticos internos son menos alentadores. El histórico dirigente tupamaro Julio Marenales entiende que el Mpp se convirtió en un “grupo juntavotos” que “no tiene ideología”, según dijo en una entrevista que concedió a Brecha desde el retiro que se autoimpuso en el litoral salteño. Unos años atrás lo había calificado de “gigante estúpido”, exitoso electoralmente pero sin capacidad para politizar a sus militantes. Distanciado de la dirección partidaria del Mpp, Marenales insiste con la falta de pensamiento estratégico y sugiere incluso que el Mln ya no tiene razón de ser. Es que, a su juicio, el gobierno de Mujica “se quedó en el progresismo”, mientras que la estructura partidaria fue “cooptada” por el sistema.
Los dichos de Marenales no habrían sorprendido a sus compañeros, acostumbrados, dicen, a lidiar con las provocaciones de la vieja guardia. “Es un poco el estilo de los viejos, que, al igual que el Pepe, les gusta provocar. Marenales es un referente importante para nosotros y siempre se caracterizó por lanzar afirmaciones fuertes para promover el debate. Pero si realmente pensara eso no estaría participando como lo está haciendo”, matiza el diputado Alejandro “Pacha” Sánchez.
Pese a ello, el equilibrio entre la masificación y la politización representa un debate recurrente que no sólo aparece con la crudeza con la que lo presenta Marenales. “Tuvimos bastantes éxitos electorales, pero quedamos flacos en organización política”, admite a Brecha Andrés Berterreche, primer suplente de Mujica en el Senado y ex director del Instituto de Colonización. “Lo que nos preocupa es que mucha gente que participó en la campaña electoral no se convierta luego en militante, y que (el Mpp) no esté organizado para cumplir con esa función.” Como ejemplo de este desacomodo, Berterreche entiende que están “discutiendo muchas cosas a influjo de la zanahoria que nos ponen los medios. Eso es parte de la desorganización. Corremos atrás discutiendo lo que dice tal o cual medio”.
En una línea similar razona Sánchez cuando explica a Brecha que el Mpp tiene “problemas de posicionamiento” y de capacidad para “reaccionar” frente a la velocidad con que se instalan los temas. Por ejemplo, el rumor de que el emepepismo promovería a Mujica como presidente del FA. “Eso nunca lo discutimos en la interna. Nos instalan temas desde fuera y si no tomás posición rápidamente quedan instalados” (pese a que la semana pasada el ex presidente dijo que “ni en pedo” se postulaba).
Aunque el IX Congreso del Mpp en 2013 volvió a laudar que el socialismo y la liberación nacional siguen siendo los horizontes de la agrupación, no pocos en el Mln cargan con la frustración de haberse limitado a corregir las aristas más negativas del capitalismo sin cambiar de forma revolucionaria, sustantiva, la sociedad. Los gérmenes poscapitalistas –como la “velita” hacia el socialismo que prendió Mujica con el Fondes– aparecen para estos dirigentes como ensayos insuficientes.
Preocupa también cómo darle consistencia ideológica a la política de alianzas “frentegrandista”, de cuño sendiquista, que campeó durante estos años (véase recuadro). Con el señalero hacia la izquierda y para entrar al FA, la vieja guardia tupamara creó en 1989 el Mpp, junto a grupos minoritarios recostados en el socialismo revolucionario. Pero con fuertes debates internos por los costos y beneficios del corrimiento hacia el centro en pleno auge del neoliberalismo, perdió a casi todos esos pequeños agrupamientos en los noventa. Con un señalero que procuraba un alcance más amplio, incluso con llegada al centro, el Mpp –a donde se trasladó toda la acción política– fundó en 2001 el Espacio 609 y tendió los puentes hacia los díscolos blancos y colorados y los medianos productores rurales, aun a riesgo de tragarse “sapos y culebras”. Esta moderación ideológica no sólo colaboró con el triunfo del Frente Amplio, sino que permitió blindar a los ex guerrilleros contra el fantasma de la insurrección radicalizada que agitaron, sin tregua, las cúpulas de los partidos tradicionales. Pero también significó la creación de una suerte de matrioska política, una estructura superpuesta sobre la otra. Esa amplitud ideológica, esa superposición de ropajes políticos, parece viable con un liderazgo centrífugo como el de Mujica.
LA HERENCIA. Como herederos de parte del arsenal mujiquista, al menos para disputar elecciones, no parecen viables los grandes “tótems” de la vieja guardia tupamara: o porque no han sido competitivos (Agazzi y Topolansky) o porque están entrampados en puestos de alta sensibilidad y desgaste, como es el caso del ministro del Interior, Eduardo Bonomi. No pocos aguardan expectantes el desempeño que puedan tener los intendentes electos de Rocha (Aníbal Pereyra) y Canelones (Yamandú Orsi), así como qué influjo efectivo puede lograr la “barra joven” que repite en Diputados (Alejandro Sánchez, Sebastián Sabini y Daniel Caggiani).
Más enigmático resulta el lugar que tendrán actores periféricos de la estructura partidaria, como la ministra de Industria, Carolina Cosse, o el ex candidato a la Intendencia de Cerro Largo Luis Fratti. “Acá hay una dificultad que es clara: los grandes popes que han conducido al Frente Amplio se están acercando al pozo, al decir de Pepe Mujica”, responde Sánchez, al ser consultado sobre el recambio generacional. Pero inmediatamente le quita dramatismo: “Los recambios en Uruguay han sido por duelo o por derrota política. En el Mpp estamos en condiciones de hacerlo de otra manera, porque venimos realizando una apuesta fortísima a los jóvenes en cargos de responsabilidad. La idea es no caer en que el recambio generacional se hace en sustitución de otros, ni en apostar al decretazo”.
En su opinión, el Mpp debe promover a una “barra grande”, de distintos orígenes sociales y edades, para ver quién logra comunicar mejor y generar empatía con la gente. “El problema es que si no organizamos un debate en el Frente Amplio, van a terminar pesando los proyectos personales y no los proyectos colectivos. Y más que en lo generacional, hay que pensar en las ideas de recambio.”
Pero como ese impreciso espacio llamado “mujiquismo” se nutre de una sensibilidad política más vasta que la que delinean los porosos límites de la matrioska del Espacio 609, no pocos han visto como un potencial heredero a Raúl Sendic, señalado por Mujica como una suerte de ahijado político. Con todo, sigue siendo un acertijo cómo se posicionará el vicepresidente en los próximos años, dado que por ahora parece hacer equilibrio entre Tabaré Vázquez y José Mujica. Aunque su agrupación, la 711, se nutre de cuadros profesionalizados formados al influjo del Frente Juvenil del Mln durante los años ochenta y noventa.
Pese a todo parece poco probable que la era posmujiquista se abra mientras Mujica siga rondando activamente en la política. Si bien opera como un aglutinador hacia adentro del Espacio 609, no se caracteriza por encolumnar ni disciplinar a los suyos. En todo caso ejerce un “liderazgo lejano”, opina el politólogo Oscar Bottinelli. Sánchez lo describe así: “La forma de dirigir del Pepe no es la de ordeno y mando. Participa como uno más en las actividades. No tendría sentido que Mujica fuera el vocero de la bancada del Mpp, porque eso contribuiría a reforzar la construcción artificial de que el gobierno se divide entre mujiquistas y vazquistas. Tenemos que construir una lógica distinta. En eso el viejo está analizando correctamente. No se ha transformado en el vocero del Mpp sino que, por su peso político, está tratando de opinar sobre otros temas y desde otros lugares”, reflexiona Sánchez.
Algunos vaivenes del último tramo de la administración de Mujica, sin embargo, complican una lectura lineal. No haber transparentado el ingreso de Uruguay al Tisa, o haber firmado en los descuentos de su mandato –también de callado– un decreto para construir un monumento a la reconciliación con armas fundidas de militares y tupamaros, desacomodó a propios y extraños. Pero fueron sus dichos en el libro Una oveja negra al poder, de Andrés Danza y Ernesto Tulbovitz, los que cayeron como un balde de agua fría en la interna frenteamplista e incomodaron incluso al Mpp, aunque no lo exprese en el ágora pública.
OXIGENAR LAS IDEAS. Con vistas a la era posmujiquista, una preocupación reconocida es cómo fortalecer la usina de ideas del Mpp, el Centro Artiguista de los Derechos Económicos, Sociales y Culturales (Cadesyc), creado en 2002. También lo es redimensionar el Fondo Raúl Sendic, creado en 2005 para financiar microproyectos productivos. Pero, sobre todo, cómo procesar una renovación ideológica. “Hace falta oxigenar un poco las ideas, presumo que a veces estamos discutiendo con libros un poco viejos. No por viejos son malos, sino simplemente que estamos paralizando algunos debates por ideas que han perdido vigencia para explicar lo que estamos viviendo”, reflexiona Sánchez.
A modo de ejemplo cita los recientes libros del economista francés Thomas Piketty. Además de proponer un impuesto mundial a la riqueza (recoge el planteo de James Tobin), este académico de la economía, considerado por algunos críticos como el “Marx del siglo XX”, afirma que cuando la tasa de acumulación del capital crece más rápido que la economía, la desigualdad se incrementa. “¿Qué hacemos con eso? –se pregunta Sánchez–. ¿Nos vamos a conformar con que la distribución del ingreso sólo es posible cuando la economía crece? ¿No tendremos que empezar a discutir la distribución cuando la economía no crece a tasas elevadas?, dispara con un ojo en la interna partidaria y otro en el discurso hegemónico del equipo económico.
La tensión entre el pragmatismo y los anclajes ideológicos también es un debate recurrente entre los tupamaros. Un nuevo capítulo se insinuó con la discusión del Tisa. Aunque todo parece indicar que el Mpp se encamina a tomar una posición contraria a la firma del tratado, que haya sido Mujica quien introdujo, en voz baja, al país en las negociaciones descolocó a la dirigencia. Pese a ello, se matiza: “Hasta ahora nadie ha defendido al Tisa en el Mpp, porque en el tema de fondo, lo que implica este tratado, estamos de acuerdo. Puede haber diferencias en la táctica de estar o no en las negociaciones”, admite Sánchez, el único dirigente del Mpp que firmó una carta de rechazo al acuerdo de servicios junto a comunistas, socialistas, sindicalistas e intelectuales de izquierda. Además de Sánchez, también los diputados Sebastián Sabini, Daniel Caggiani y Daniel Placeres están en contra del Tisa, según las consultas que realizó Brecha. Otros, como Andrés Berterreche o Ivonne Passada, prefieren no adelantar una posición mientras no procesen un debate interno.
A diferencia de otros frenteamplistas –los comunistas y los socialistas ortodoxos (pero no sólo) han declarado públicamente su rechazo al Tisa–, esta “tibieza” que admiten en privado algunos dirigentes respecto al posicionamientos, del Mpp no es nueva. Cuando se debatió la firma de un tratado de comercio con Estados Unidos, durante el primer gobierno de Tabaré Vázquez, fueron los comunistas y los socialistas liderados por el entonces canciller Reinaldo Gargano los que enfrentaron con dureza la posición de Danilo Astori, mientras que el Mpp quedó en una segunda línea opositora, más medida.
Con todo, a pesar de no hacer mucha ola con el tema, la “barra joven” del Parlamento apunta a una pronta definición: “Me parece importante que tomemos una posición clara sobre el Tisa, porque no podemos mirar para el costado cuando somos la bancada mayoritaria del FA. Pero como somos netamente oficialistas no lo haremos para oponernos a Tabaré, sino para discutirlo internamente, porque los tratados sólo se pueden aprobar o rechazar en el Parlamento, pero no se pueden modificar”, opina Sabini. “Al firmar la carta no estoy forzando al Mpp a que se oponga –dice Sánchez–. Pero creo que hay ambiente para manifestarse en contra, y se hará en la medida que sea oportuna una manifestación pública. Por ahora el Mpp está conformando su opinión (…). Pero te puedo garantizar que Mujica ha dicho que el Tisa, así como está planteado, es infirmable.” No obstante, desliza una cierta discrepancia con la táctica empleada: “Personalmente creo que hubo demasiado pragmatismo en las decisiones que se tomaron, sobre todo por aquello de ser y parecer. Porque podés decir ‘no voy a entregar la soberanía del país’; bueno, pero además de estar convencido de eso tenés que parecerlo. Y la decisión del gobierno de ingresar al Tisa dejó un flanco abierto”.
Con múltiples flancos abiertos en la interna del Mpp, como la renovación generacional e ideológica, la politización de los militantes y los anclajes electorales, sociales y sindicales que puedan desplegar en la era posmujiquista que se ha iniciado, los acaudillados por el presidente “más pobre del mundo”, con la bancada legislativa más numerosa de la izquierda frenteamplista, tienen un arduo desafío: reciclarse sin Mujica.

Mujiquistas y vazquistas

Cara y cruz del progresismo

Resistida por el oficialismo, la distinción entre mujiquistas y vazquistas es insuficiente si se pretende mapear, con precisión cartográfica, la diversidad de posicionamientos entre los sectores frenteamplistas. Pero es útil para delinear dos grandes tendencias basadas en los tres liderazgos suprasectoriales que tiene el FA: Mujica, por un lado; Vázquez y Astori, por el otro. El arco mujiquista engloba el Mpp, el Pcu, a veces la 711, y cada vez más los “socialistas ortodoxos” o “garganistas”. En el eje vazquista están alineados el Fls y los “socialistas moderados”.
A fuerza de síntesis, los mujiquistas están más volcados hacia un “Estado director”, mientras que los astoristas hacia un “Estado regulador”. Con énfasis en la distribución de la riqueza, los primeros no se cansan de insinuar que gravarán más al capital o revisarán las exoneraciones tributarias a los inversores extranjeros, y suelen acudir al discurso “desarrollista” de propiciar cadenas de valor en torno a los recursos naturales. Con énfasis en el crecimiento de la economía, los segundos insisten en la “competitividad”, en preservar la certeza de las reglas de juego y en poner en orden la institucionalidad estatal. Ante el enfriamiento de la economía, los vazquistas disparan contra el gasto público, hablan de cautela fiscal y suelen clamar por que se racionalicen –desaceleren– las inversiones de las empresas públicas. Ante el mismo panorama, los mujiquistas se resisten a dejar de apalancar el consumo interno a través de las inversiones públicas, pese al déficit fiscal.

El Espacio 609

Alianza o trampolín

Como el hermano mayor, en el Mpp están decididos a apretar las clavijas en el relacionamiento que mantienen con sus aliados en el Espacio 609. La preocupación por la falta de articulación no es nueva. Creado en 2001, cobijó a dirigentes y sectores de todo pelo y color político. Pero en los últimos años ha visto impávido cómo ese amplio paraguas ha sido perforado o ha servido de trampolín para relanzar carreras políticas en otras tiendas. Los casos más extremos –pero que llegaron a convivir juntos– son los de Jorge Saravia, que regresó con la banca abajo del brazo al Partido Nacional; y el de Constanza Moreira, que se convirtió en la retadora de Tabaré Vázquez y creó su propio sublema, Casa Grande. También el Partido por la Victoria del Pueblo (Pvp), Alberto Couriel, Víctor Semproni y el líder colorado de Claveles Rojos, Víctor Vaillant, se distanciaron. Con la idea de tender puentes hacia la comunidad afro se incorporó en 2014 Claudia de los Santos (Identidades), y vinculado al fútbol y el Carnaval se sumó el Espacio Celeste. La última fractura, sin embargo, fue la del diputado Gonzalo Mujica, que arremetió públicamente contra el ex presidente en El País: “No puede dirigir ni al Mpp”, lanzó. Presentó su alejamiento por diferencias con el Fondes, el Tisa y la promoción de un giro a la izquierda en materia económica. Desató con eso la furia del Mpp –lo dejó fuera de su representación en el Parlamento Latinoamericano (Parlatino)–, que atribuye su alejamiento a un asunto más “mundano”: la exigencia de que incremente sus aportes financieros al Espacio 609.
En el IV Congreso de 2013 el Mpp había realizado un diagnóstico crítico al documentar que el Espacio 609 no pasó de ser un “sello más”, un acuerdo electoral “sin espacios de coordinación”, “con buenos desempeños electorales, pero sin elaboración política ni desarrollo organizativo y militante”. Reconocían, además, que las “diferencias de tamaño de las organizaciones que lo integran instaló un clima de desconfianza política que ha paralizado su posible crecimiento y desarrollo”. Por lo pronto, desde este año no sólo coordinarán sus acciones través de la bancada de diputados del Espacio 609, sino que comenzaron a reunirse una vez al mes, explicó a Brecha el diputado Óscar Groba (Agrupación 27 de Mayo). Hasta ahora han tenido tres reuniones para fortalecer la coordinación política. A la última, realizada la semana pasada, asistió además de Groba el diputado Ruben Martínez Huelmo (Participación Masoller), la ex diputada socialista Silvana Charlone, la ministra de Vivienda, Eneida de León, el ex presidente del Inau, Ruben Villaverde, el ex candidato a la Intendencia de Cerro Largo Luis Fratti, y el ex diputado de San José Walter de León.
El Grupo de los Ocho

El último ropaje

El mujiquismo pareció consolidarse cuando en 2013 tomó forma el Grupo de los Ocho, un acuerdo programático entre varios sectores para imprimir ciertos énfasis hacia la izquierda en el programa del Frente Amplio, como modificaciones tributarias al capital. En ese sentido suponía un contrapeso para los sectores englobados en el Frente Liber Seregni, como lo criticó, con alarma, el publicista Esteban Valenti (quien lo bautizó incluso como “megasublema”). Pero las afinidades programáticas fueron perforadas por los acuerdos que cada sector hizo por separado en algunos departamentos durante 2014. La última reunión se concretó en diciembre del año pasado. Con el desgajamiento de algunos grupos –como la Vertiente Artiguista– y el desinfle de otros –como la Cap-L–, la posibilidad de reflotar el espacio está en manos de los tres más grandes: el Mpp, el Pcu y la 711. Desde el sendiquismo, el senador Leonardo de León confía en que estos grupos volverán a tender puentes en el Parlamento: “Nosotros estamos trabajando para lograr una coordinación con esos sectores”, afirmó a Brecha. En forma similar opinaron los diputados del Espacio 609 Daniel Placeres y Óscar Groba, para quienes una eventual oposición al Tisa y las alineaciones que generará el Ejecutivo cuando envíe el presupuesto quinquenal el 31 de agosto podrían amalgamar al grupo desde el Parlamento. Pero no todos en el Mpp razonan igual. Andrés Berterreche, por ejemplo, se muestra dubitativo: “Tenía una posición y la fui cambiando, pero me reservo la opinión”. Cauto también se muestra el diputado Sabini: “Puede haber posicionamientos comunes con la 711 y el Pcu, pero primero tenemos que hacer un balance de cómo vamos a seguir. Hubo cosas buenas y otras no tanto. Pero no me animo a decir cuál va ser nuestra política de alianzas”. Alejandro Sánchez, por su parte, considera que si bien fue un “espacio interesante”, antes de “reflotarlo” habría que acordar sobre qué bases: “No creo que tengamos que definirlo a priori, porque puede volverse un corsé, primero veamos qué coincidencias tenemos”. Con evasivas respondió el diputado comunista Óscar Andrade: “A priori no dejaría fuera de los acuerdos a ningún sector del FA”.

 

-->
COLABORA CON KAOS