Noticias Uruguayas 10 enero 2018

La ciudad de Nueva York demanda a las principales compañías petroleras por el calentamiento global // Alerta por el aumento de uno de los «efectos más graves» de los humanos sobre el ambiente // Científicos británicos predicen que pronto veremos una «pequeña Era del Hielo» // Alarma científica: Esta es la razón por la que se está hundiendo el fondo del mar // Trump vuelve a burlarse del calentamiento global // Ecuador nacionaliza a Julian Assange y le concede una cédula de ciudadanía // Monsanto Papers: La complicidad de las autoridades europeas con la industria alarga la vida de los pesticidas // Escasez de agua en el Planeta azul // SOS, nos quedamos sin agua // URUGUAY: PIT-CNT propone otra marcha contra la violencia y un nuevo paro para febrero // Gremio de actuarios: “Nuestra situación sigue incambiada” // Frenteamplistas independientes impulsan candidatura de Óscar Andrade // Viglietti, el trovador muerto por exceso de solidaridad

 

URUGUAY

Fernando Pereira, en rueda de prensa, ayer, en el PIT CNT. Foto: Alesandro Maradei

PIT-CNT propone otra marcha contra la violencia y un nuevo paro para febrero

El paro general parcial de ayer no será la única medida propuesta por el PIT-CNT para fomentar la “reflexión” en la sociedad sobre los hechos de violencia de las últimas semanas. El Secretariado Ejecutivo de la central de trabajadores le propondrá a la Mesa Representativa nacional del PIT- CNT realizar un paro general parcial, de 9.00 a 13.00, en la tercera semana de febrero. También propondrá impulsar en esa jornada una concentración en 18 de Julio y Ejido y una marcha hasta la plaza Libertad, por la paz y en rechazo a la violencia. Así lo informó ayer el presidente del PIT-CNT, Fernando Pereira, en una conferencia de prensa tras una reunión extraordinaria del Secretariado Ejecutivo, previa al paro que comenzaba a las 14.00. Además, adelantó que conversarán con organizaciones sociales para que se plieguen a la movilización, entre ellas la Federación de Estudiantes Universitarios del Uruguay, la Federación Uruguaya de Cooperativas de Vivienda por Ayuda Mutua, la Organización Nacional de Asociaciones de Jubilados y Pensionistas del Uruguay, y organizaciones de derechos humanos y religiosas.
“Esperamos contar con las más vastas organizaciones sociales vinculadas a los derechos humanos, al feminismo, a las distintas creencias religiosas, vinculadas a toda la sociedad, que sin exclusiones quieran participar en un llamado masivo a la construcción de una cultura de paz, de tolerancia, de diálogo, que no dirima las diferencias a través de la violencia sino a través de conversar, de entender la posición del otro”, señaló Pereira.
El presidente del PIT-CNT recordó que el año pasado hubo 33.000 denuncias por violencia de género y mencionó en especial las agresiones a las maestras, a los trabajadores rurales, y el caso del sindicalista asesinado en Rivera. Dijo que según los testimonios de los trabajadores del transporte, el homicida del trabajador “en varias oportunidades había dicho a otros sindicalistas que les iba a pasar por arriba con el camión o que les iba a disparar”. Pereira insistió en que hay “una especie de manija permanente” contra el movimiento sindical, y “esa manija termina generando odios que uno nunca sabe dónde terminan”. “Uruguay es un país donde la muerte de un sindicalista es muy rara, donde el asesinato de un político es muy raro, y deberíamos seguir viendo eso como muy raro, porque defender la democracia es defender toda la institucionalidad: la política, el Parlamento, el gobierno, los partidos de la oposición, las organizaciones de la sociedad civil y sindicales”, afirmó.
Pereira también se refirió a la violencia en el fútbol y comentó que los trabajadores policiales se han reunido con la dirigencia de la central para transmitirle “las cosas que padecen los días de partidos”.
Por otra parte, indicó que a la central le parece interesante la propuesta de la socióloga Teresa Herrera de crear un fondo para desarrollar iniciativas a favor de la paz y contra la violencia.
Sin comparación
Pereira cuestionó la intención de algunos productores rurales del litoral de cortar las rutas para generar desabastecimiento y sostuvo que estas acciones no tienen comparación con el paro realizado ayer por la central de trabajadores. “Atacar a la mayor industria [en referencia al turismo] en el momento en que construye más de 8% del PIB por una rentabilidad que dicen que no es suficiente, en un país que ha tenido altísima rentabilidad en el agro en la última década, no parece una medida razonable”, consideró.
La senadora nacionalista Graciela Bianchi escribió ayer en Twitter que el paro del PIT-CNT es “incomprensible”, entre otras razones, porque perjudica al turismo, “así como a los trabajadores uruguayos”, y le pidió a la ministra de Turismo, Liliam Kechichián, que se refiriera al paro del PIT-CNT y que no sólo cuestionara a las gremiales rurales. Pereira consideró que la comparación es “un disparate”. “Este es un paro que termina en un rato, al final de la jornada. Si hay algo que es el PIT-CNT al tomar medidas, es responsable. A las dos de la tarde nosotros podríamos parar la energía eléctrica del país, pero usted va a prender la llave y le va a prender. Nosotros atendemos todas las emergencias en los hospitales, no se va a cortar la telefonía”, enumeró. En cambio, consideró que la medida planificada por los productores es “brutalmente dura” y “absolutamente desproporcionada”. Aseguró que quien pretenda compararlas no está analizando correctamente las medidas que toma la central sindical, que tiene una actitud “serena, responsable y madura”.


El Pit-Cnt quiere reunión con Vázquez por salarios

10Ene

AFUSEC

 
ANTESALA DE LAS NEGOCIACIONES SALARIALES
La central evaluará nuevo paro en busca de consenso.

El 2018 será un año bisagra para el gobierno que deberá mediar en la mayor negociación colectiva del segundo período de administración del presidente Tabaré Vázquez. Se discutirá en 173 grupos y subgrupos de Consejos de Salarios del sector privado y del sector público. A esto se sumará una nueva discusión presupuestal. Ante este panorama, y previendo todo lo que pueda ocurrir, el Pit-Cnt solicitará una reunión al mandatario para los primeros días de marzo.
El presidente de la central obrera informó a El País que la intención es pedir un encuentro con el presidente para considerar aspectos generales de las rondas de los Consejos Salariales. Es que el Pit-Cnt pretende alcanzar un salario mínimo nacional de aproximadamente $ 16.000 a partir del 1° de enero de 2019 (hoy se ubica en $ 13.430), así como encontrar mecanismos para mejorar los sueldos más sumergidos para los que se buscará la repetición de los incrementos diferenciales ya aplicados.
La prioridad será entonces buscarle una solución a unos 400.000 trabajadores (rurales, domésticos, de empresas de limpieza, de empresas de seguridad) del total de alrededor de 1,6 millones de activos, que tienen salarios por debajo de los $ 20.000 nominales.
En agosto del año pasado el ministro de Trabajo y Seguridad Social (MTSS), Ernesto Murro dijo en una conferencia a la que asistió El País que este año será el de mayor negociación colectiva de la historia y señaló que se superará los 118 ámbitos de discusión de la ronda que finalizó en diciembre de 2016. Murro dijo que “han disminuido los acuerdos tripartitos porque el Poder Ejecutivo, a través del Ministerio de Trabajo, establece determinados lineamientos, y cuando se superan, vota en contra o se abstiene”.
Consenso.
El Pit-Cnt reunirá a su Mesa Representativa durante los primeros días de febrero para evaluar un nuevo paro general parcial con movilización por la situación de violencia en la sociedad. Se buscará esta vez sí alcanzar un consenso en la medida ya que hubo matices en la resolución del paro general parcial desde las 14 horas que se cumplió ayer.
El presidente de la central de trabajadores informó a El País que “se analizará la posibilidad de realizar una movilización para la tercera semana de febrero cuando la mayor parte de trabajadores ya estén en actividad”. De esta manera, se buscará “construir una cultura de paz y de no violencia para que sirva como condena social”. Pereira indicó que “costó mucho ver cuál era la medida más adecuada que daba una respuesta inmediata”. El dirigente sindical admitió que hubo quienes “diferían” con la medida por la cantidad de horas que el paro debía durar.
Protocolo.
El Pit no descarta diagramar un protocolo de acción para prevenir escenarios de violencia en el ambiente laboral de todo el país. “Nos vamos a tener que preparar, nosotros somos muy responsables con las medidas que tomamos”, agregó Pereira.
El asesinato de un taximetrista en las calles Trápani y Teniente Galeano, así como el trágico desenlace de un incidente de tránsito en el que un camionero fue ultimado a balazos por un colega, fueron los detonantes de la medida de paralización dispuesta por la central obrera.
En el primer caso, un menor de 14 años fue encontrado responsable del crimen. La Justicia determinó que el adolescente sea internado en dependencias del Instituto Nacional de Inclusión Social Adolescente (Inisa). El trabajador fue herido de bala y trasladado a la policlínica de Capitán Tula, donde falleció pese al esfuerzo de los médicos. En el otro episodio, la Justicia determinó prisión preventiva para el camionero que mató de un disparo al sindicalista Marcelo Silvera, por un delito de homicidio especialmente agravado. La fiscal Bettina Ramos indicó que el asesinato se realizó con “brutal ferocidad” pero aclaró que el episodio no está relacionado con ningún tema sindical, sino que se originó por un problema de tránsito. El hecho ocurrió en la noche del martes pasado, cuando Silvera “le recriminó una maniobra” al otro camionero, que no estaba sindicalizado.
El Ministerio de Trabajo ya condenó el crimen del trabajador del transporte en Rivera. En un comunicado, la cartera manifestó “su más enérgico rechazo a toda forma de violencia”. Nacional, Negociación Salarial, Fernando Pereira, Pit-Cnt
“Nos dolió que maten a un dirigente sindical”
Pereira consideró que la muerte de Marcelo Silvera, un dirigente sindical del transporte de Rivera que fue asesinado por otro camionero “nos provoca un gran dolor”. Agregó que “Uruguay es una país que no se caracteriza por la muerte de dirigentes sindicales. Debemos preservar este país”, dijo. Para Perei-ra “había elementos en el sindicato que demuestran que el camionero ya había amenazado a otros, por ejemplo, amenazó con que los iba a pasar por arriba”.
Destacan un buen nivel de acatamiento al paro
El Pit-Cnt dijo que hubo un buen nivel de acatamiento al primer paro general parcial del año dispuesto ayer desde las 14 horas. Varios servicios fueron afectados por la medida. La Unión Nacional de Obreros y Trabajadores del Transporte (Unott) realizó un paro en el transporte interdepartamental durante 24 horas, medida que afectó los servicios desde la terminal de ómnibus de Tres Cruces y también aquellos desde el interior del país. Pero, por ejemplo, la empresa Copsa dispuso un servicio de emergencia para las líneas desde y hacia el este del país. Por su parte, las líneas urbanas y suburbanas se adhirieron a la medida pero no realizaron paro. El sindicato del transporte de carga y los taxis también pararon.
Por su parte, la Asociación de Empleados Bancarios del Uruguay (AEBU) informó que la banca oficial no atendió al público desde las 15 horas mientras que la privada paró desde las 16. Por su parte, desde la Confederación de Organizaciones de Funcionarios del Estado (COFE) se informó que en Administración Central y servicios descentralizados se paró desde las 14 y en Salud Pública desde las 12.

https://www.elpais.com.uy/informacion/pit-cnt-quiere-reunion-vazquez-salarios.html


Trabajadores del sector citrícola junto a Óscar Andrade, en el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca. Foto: Federico Gutiérrez (archivo, febrero de 2017)

Mayoría de trabajadores de Caputto son “mujeres jefas de hogar”, lo que agrava deudas de liquidaciones y licencias, según sindicato del packing

La semana pasada unos 400 trabajadores jornaleros y del packing de Citrícola Salteña SA (Caputto) y más de 1.000 cosecheros se declararon en conflicto, tras no aceptar la propuesta de la empresa de abonar las licencias en tres cuotas desde mayo. Además, la empresa debe las liquidaciones a los cosecheros que ya terminaron la zafra, algunos a fines de noviembre. Por primera vez, la firma se ve enfrentada a los tres sindicatos en conjunto: el Sindicato de Trabajadores de Coraler (Sitracor), que agrupa a los trabajadores del packing (conocidos como “los de industria y comercio”); el Sindicato de Trabajadores Citrícolas y Ramas Afines (Sitracitra), que nuclea a los jornaleros o “rurales”; y el Sindicato Único de Cosecheros de Belén, Salto y Constitución (Sucobesalco), todos parte de la Coordinadora de Gremios del Citrus.
En diálogo con la diaria, la presidenta de Sitracor, Miriam Perdomo, explicó que la empresa aprovecha el momento en que terminó la zafra y no hay nadie trabajando para negarse a pagar en tiempo y forma. Además, evita que los sindicatos puedan “tomar medidas”. “El conflicto implica hacer prensa y hablar con la gente, porque lo único que no queda es decir las cosas como son. Las instancias en el Ministerio [de Trabajo y Seguridad Social] se agotaron todas. El ministerio dice: ‘¿Cómo una empresa puede hacer esto?’, pero también sostiene que no hay forma de obligar a una empresa a pagar”, dijo Perdomo.
Según la dirigente sindical, quieren pagar las licencias de 2016 de la misma forma que pagaron las de 2015, pero en realidad, “el año pasado se firmó un acuerdo en el ministerio” y la empresa lo incumplió: “No respetan algo que ellos mismos firmaron en el ministerio”.
Tampoco aceptaron “la contrapropuesta de entregar un vale de 6.500 pesos y pagar el resto en febrero o marzo”. Perdomo sostuvo que en el caso de los cosecheros, que provienen mayoritariamente de las localidades de Belén y Constitución, la citrícola “juega con que en esos pueblos no hay otro trabajo”.
Más exportaciones, más adeudos
Según publicó El País en abril, Citrícola Salteña SA tiene una deuda de alrededor de 30 millones de dólares con el Banco República (BROU), y la institución estatal la tiene calificada como una empresa de la categoría 5 (deudores incobrables, según la definición del Banco Central del Uruguay). En 2016, la empresa colocó 11 millones de dólares mediante la Bolsa de Valores de Montevideo en una emisión a diez años con pagos semestrales de 6% de interés anual.
Las garantías de esa emisión son tierras propiedad de la empresa, que tiene más de 2.600 hectáreas plantadas propias y 2.100 arrendadas. La emisión tenía como objetivo implementar un cambio de las variedades de cítricos que produce la citrícola para aumentar las exportaciones a Estados Unidos.
Según Perdomo, “la situación en la que está la empresa varió porque tiene que hacer un cambio varietal, pero este año se recuperaron y exportaron bastante más que el año pasado”. “Entonces, la excusa de que no hay dinero no la pueden usar, no sirve. Aparte, eso a la gente lisa y llanamente, no le importa, porque la gente trabajó, generó y necesita cobrar”, agregó.
La presidenta de Sitracor remarcó que la mayoría de los trabajadores de Caputto son mujeres jefas de hogar, lo que agrava la situación generada por los adeudos. También dijo que la empresa “se aprovecha de todo”, ya que “intentó mandar a gente al seguro de paro especial que consiguieron los trabajadores”, reclamando ante el Parlamento y el Poder Ejecutivo “sin haber pagado ni haber otorgado el goce de las licencias de 2016”, lo que fue denunciado por los sindicatos ante el Banco de Previsión Social, y “se pudo trancar”.
En julio del año pasado, Sitracor debió hacer un “trancazo” de la salida de contenedores para exportación por el atraso en el pago de los aguinaldos, conflicto que terminó con la intervención del MTSS y la firma de un acuerdo.
En tanto, después de la zafra de 2016, también hubo atraso en el pago de las liquidaciones a los cosecheros y los de Belén reclamaron al respecto, al igual que lo están haciendo este año. Sin embargo, en la zafra siguiente no fueron convocados a trabajar como forma de “castigo”, según había dicho en ese momento a la diaria la entonces presidenta de Sitracor Verónica Gómez: “Los contratistas [tercerizados] trajeron gente de Salto y de Constitución, porque la cosecha la hicieron igual, pero dejaron sin trabajo a los de Belén”.
NOTICIAS ANTICAPITALISTAS