Publicado en: 11 agosto, 2017

Noticias Uruguayas 10 agosto 2017

Por Colectivo Noticias Uruguayas

Uruguay: Inteligencia también espiaba a los postulantes a ingresar en su Dirección General.

Exjefe de gabinete de la Casa Blanca sobre Trump: “Este mandatario prospera en el caos” // Alto cargo militar: “EE.UU. planea ejercicios globales para enfrentar a Rusia y otras amenazas” // Coronel retirado estadounidense revela por qué el Ejército de EE.UU. se “está desmoronando” // Venezuela ofrece nuevos detalles sobre el ataque al Fuerte Paramacay // EUSKAL HERRIA | Referéndum en Catalunya EH Bildu convoca una marcha solidaria con Catalunya el sábado en Donostia // Chile: Comunicado Público del Lof Loncochino Puchi: “resistimos a la ciudad porque La Unión solo lleva 190 años y nuestro Pueblo Nación Mapuche es Ancestral” // Argentina: Argentina tiene trabajo esclavo en pleno siglo XXI // Uruguay: Inteligencia también espiaba a los postulantes a ingresar en su Dirección General

URUGUAY

Ondina Olivera, madre de Guillermo Machado, y sus hermanos Shirley y Legui Machado, el viernes, en la sede del Sindicato Único Nacional de la Construcción y Anexos. Foto: Juan Manuel Ramos

Ondina Olivera, madre de Guillermo Machado, y sus hermanos Shirley y Legui Machado, el viernes, en la sede del Sindicato Único Nacional de la Construcción y Anexos. Foto: Juan Manuel Ramos

El SUNCA homenajeó a Guillermo Machado, obrero asesinado por la Policía en 1989

Cecilia tenía cinco años. Como todos los domingos de tarde, esperaba en la puerta de su casa a que su padre la pasara a buscar. Era 16 de julio de 1989. Hacía cuatro años que Uruguay vivía en democracia. Pero en los papeles, porque la Policía todavía tenía a las razias como práctica usual. Aquella niña hoy es una mujer que aún recuerda esa fecha. Porque su padre, Guillermo Machado, no llegó a buscarla aquel domingo. Ni ningún otro.
Era obrero de la construcción –albañil–, sindicalista y militante de la Unión de la Juventud Comunista. Aquel fatídico domingo, alrededor del mediodía, Machado, de 31 años, caminaba con una amiga cerca de la plaza Cipriano Miró (en la actualidad, Plaza de la Restauración), en la Unión. Ambos fueron detenidos por la Policía y llevados a la Seccional 15ª. Cerca de las 15.30, la muchacha fue liberada, pero el hombre no. A las 20.30 Machado salió, pero para ser trasladado al hospital Pasteur a raíz de un paro cardiorrespiratorio. El 24 de julio, luego de varios días internado en el CTI de la Mutualista Israelita del Uruguay (MIDU), falleció.
“¿Qué sucedió desde las 15.30 hasta las 20.30? En realidad, no lo sabemos. No hay respuestas claras, porque mi padre no pudo contar su verdad y decir lo que pasó. Y los involucrados dieron respuestas que no son certeras. En las declaraciones hubo contradicciones, diferencias en los horarios y en los relatos de los sucesos”, dijo Cecilia Machado, el viernes de tarde, en la sede del Sindicato Único Nacional de la Construcción y Anexos (SUNCA), en donde se le hizo un homenaje a su padre, organizado por la Comisión Nacional de Jóvenes y la Comisión de la Memoria de ese gremio.
Lirio Rodríguez, presidente del SUNCA de aquella época, señaló que le cuesta hablar del tema y que fue “muy duro” ver a Machado internado. Agregó que es “impensable” cómo una persona puede dañar a otra de esa manera y todavía afirmar que hubo “intento de suicidio”, que fue lo que alegó la Policía. Rodríguez recordó que el sindicato hizo un paro el día en que murió Machado, que fue acompañado con una movilización en la que cargaron el cuerpo del obrero, que fue “una de las más emotivas” que vio en su vida. “Es como si estuviera viendo la marcha, desde el lomo del viaducto [de Agraciada], con el cuerpo de Guillermo en hombros. Cuando pasamos por al lado del [arroyo] Miguelete, recuerdo que una mujer policía le hizo la venia. Los que habían golpeado a Guillermo eran otros policías”, señaló Rodríguez.
Por su parte, Cecilia Machado subrayó que es difícil entender lo que pasó con su padre si no nos situamos en el Uruguay de aquella época, que “no es este”. Apuntó que en la actualidad todos sabemos que en una investigación policial es fundamental la ropa de la víctima; no obstante, la remera que tenía su padre aquel día, con la que, según la Policía, “se había ahorcado”, nunca apareció. Además, subrayó que el doctor Ricardo Caritat, de la MIDU, donde estaba internado Machado, dijo en su momento que las heridas que el obrero tenía en su cuello no correspondían con las de un intento de suicidio. Cecilia agregó que los policías encargados del caso tampoco trataron la escena del crimen como tal, ya que para ellos no era tal cosa. Por lo tanto, “si bien en ese momento se quiso buscar la verdad, es difícil hacerlo cuando, por otro lado, se la quiere ocultar”.
“Como hija, yo me pregunté muchísimas veces por qué a mi padre, que era un hombre como muchos, le tocó, pero en esa época condenaban a los hombres como él. Y para que entiendan lo que quiero decir, voy a citar unos fragmentos de los partes policiales: ‘No estaba bien vestido’. ‘Le pedimos los documentos y el muchacho los entregó de mala gana’. ‘Hombre de pelo largo y barba, totalmente desprolijo para vestir’”.
Cecilia contó que está escribiendo un libro sobre la historia de su padre, con la intención de aportar “mínimamente a la memoria colectiva”, con base en testimonios y documentos periodísticos y legales que muestran que en esos años aún “se peleaba por la libertad”. Señaló que su idea es dejar un registro para mirar atrás y que, sobre todo, los jóvenes puedan ver que “la democracia que tenemos hoy se construyó poco a poco y que un título no es lo que hace libre a un país, sino la gente que reclama lo que no se le da”. “Porque si el diario La Hora no investigaba, si la gente no salía a la calle y si no se proponía un paro, era como si nada hubiera pasado. Y si hombres y mujeres no me contaban su experiencia, su historia, y no compartían conmigo su dolor, su muerte hubiera quedado en el olvido”, remató la hija de Machado.
Por último, Cecilia preguntó cómo es posible que la raza humana tenga como depredador al propio hombre. Sin embargo, señaló que también es posible que el hombre tenga la capacidad de hacer propio el dolor ajeno y salir en su defensa. “No tengo una respuesta, pero creo que la solidaridad, el compromiso y un sentimiento de igualdad por el otro es lo que nos hace humanos. Y la indiferencia es lo que nos destruye. Por eso, para mí es una responsabilidad mirar el pasado; no para tener el corazón lleno de rencor o para vivir en él, sino porque es importante conocer nuestra historia para poder elegir qué clase de personas queremos ser”, concluyó.
El Óscar
“La lucha por la memoria es una batalla constante y porfiada”, dijo el actual secretario general del SUNCA, Óscar Andrade, quien también estuvo presente en el homenaje. Señaló que en el sindicato pelean para que “no maten a palos a las mujeres”, para que no mueran trabajadores por las condiciones laborales y para que no nazcan “gurises con la vida deteriorada y partida”. Agregó que en esas luchas es preciso recordar las muertes injustas como la de Machado.
“La memoria nos tiene que ayudar a reconstruir las causas de las muertes que no tuvieron que ser. Porque el miedo, que es una peste para dominarte, se propaga con una facilidad espantosa. Podés tener las mejores tradiciones democráticas, pero apenas tenés un poco menos de laburo y encontrás compañeros que ven que el trabajador de Guatemala que vino correteado por el hambre, a los cinco minutos, pasa a ser enemigo de su trabajo. Y el miedo a los jóvenes y a los pobres no nos ayuda a entender por qué tenemos una forma de organización de la sociedad que promueve la infantilización de la pobreza, la competencia descarnada entre nosotros por el lugar y la violencia como una forma de manifestación de la vida”, subrayó.
El dirigente del SUNCA también se refirió a la estigmatización que sufren los trabajadores de la construcción. Recordó que, por un “largo tiempo”, el obrero que buscaba changas en el barrio de Carrasco era visto como un “potencial delincuente, en actitud sospechosa”, y que “mañana puede volver a ser sospechoso para Carrasco”, porque “apenas hay un hecho de violencia, la primera reivindicación es ponerles chips a los pobres, enemigos de todo”.
Al finalizar el homenaje, Andrade dijo que “nos educan para que creamos que nada vale la pena y que la vida es una mierda”. “Pero la vida es la cosa más maravillosa que hay, si se la encauza para darles más dignidad a los que tienen menos”, finalizó.

Gonzalo Fernández asiste a la comisión investigadora por espionaje en democracia, ayer, en el edificio anexo del Palacio Legislativo. Foto: Pablo Vignali

Gonzalo Fernández asiste a la comisión investigadora por espionaje en democracia, ayer, en el edificio anexo del Palacio Legislativo. Foto: Pablo Vignali

Inteligencia también espiaba a los postulantes a ingresar en su Dirección General

Ayer volvió la danza de ex ministros por el edificio anexo del Palacio Legislativo para brindar testimonio sobre el espionaje ilegal en democracia. Tanto Guillermo Stirling, que estuvo a cargo de la cartera del Interior entre 1998 y 2004, como Gonzalo Fernández, ministro de Defensa Nacional de 2009 a 2010, estuvieron unos pocos minutos ante la comisión investigadora y manifestaron que, como viene siendo la regla, no tenían conocimiento sobre las actividades ilícitas de Inteligencia.
El diputado oficialista Luis Puig, integrante de la comisión, dijo en rueda de prensa que las próximas convocatorias serán a los jefes de los organismos de Inteligencia militar y policial desde 1985 hasta la fecha. Agregó que siguen analizando los documentos del “archivo Berrutti” y que están tratando de establecer “de dónde partieron las órdenes para el espionaje”. Por último, el diputado señaló que si llegan a tener conclusiones sobe el tema, corresponderá, además de elaborar un informe para la Cámara de Diputados, notificar a la Justicia, “en la medida en que entienda que hay presunción de delitos”.
Agua podrida
Uno de los métodos de espionaje que utilizaba Inteligencia y que más ruido hizo a nivel mediático fue el de los agentes que se hacían pasar por inspectores de OSE. la diaria accedió a un par de documentos del “archivo Berrutti” que describen esas acciones y que no serían parte de los 14.000 papeles microfilmados en formato PDF que liberó el semanario Brecha a fines de julio -se supone que el total del archivo lo conforman tres millones de documentos-.
En un texto de octubre de 1990 se consigna que un espía fue a “inspeccionar” un edificio que tenía “apartamentos” con “entrada de agua y luz en común”. De uno de ellos se describe con precisión cómo estaba constituido. En ninguna parte del texto se señala cuál era la motivación del espionaje específico.
Más adelante se relata la “inspección” de un salón, con el nombre completo y la cédula de identidad de la dueña, de la que también señalan su postura ante los “inspectores de OSE”: “Muestra recelo al principio, pero posteriormente, al mostrarle la documentación que acredita, cambia su trato y se muestra algo más accesible, pero no pierde en ningún momento el recelo”. El local estaba dedicado a “masajes y limpieza de cutis”. El lugar no solamente es descrito espacio por espacio -incluso se reseña cada electrodoméstico que había en la cocina y si el baño tenía calefón-, sino que también hay un croquis que oficia de “plano” del lugar. El espía aclaraba que no pudo acceder al sótano, donde estaba “la sala de masajes y su dormitorio”, ya que no tenía “ninguna conexión de agua allí”.
La incomodidad o sospecha de los “inspeccionados” se hace carne en más de un documento. Por ejemplo, en un texto de 1989 se describe que el propietario de una farmacia, al pedirle autorización para “observar su contador de agua”, tomó una actitud “de persona incómoda”, que acompañó “con gestos de manos y cara”. Más adelante se insiste: “Es de notar que el trato de esta persona hacia los agentes fue muy áspero y agresivo a la vez”.
“Amistades frentistas”
Al menos en los documentos a los que accedió la diaria, no quedaban claras las intenciones de los “relevamientos” de los “funcionarios de OSE”; en cambio, en un texto de junio de 1989 se señala que se realizó una “investigación” a una mujer “motivada” por “la solicitud presentada por la sujeto con la intención de ingresar en esta Dirección General”. Se describe a la postulante como una “joven seria, formal y trabajadora, sin vicios y con ganas de superación. Sin preocupaciones políticas y de ideas demócratas. Pero su círculo social y amistades son frentistas”. Después se dan instrucciones de “poner especial interés” en su “círculo de amistades” y se señala a los supuestos nombres de las personas que lo integraban.
Luego se informa que los “agentes” realizaron entrevistas con un primo de la muchacha, que dijo que la investigada era “de tendencia colorada (pachequista), sin vicios y con deseos de superación”, y que sus “amistades” eran “recientes”, y simplemente “un grupo de estudios”. A su vez, su padre les dijo que el contacto con el grupo de estudios era “para lograr un acercamiento con gente de izquierda con la finalidad de obtener información”.
Ignacio Martínez

APORTE AL DEBATE DE LA MESA POLITICA DEL FA SOBRE EL TEMA VENEZUELA

El Gobierno uruguayo se ha unido al coro de los gobiernos derechistas del continente, apoyando la expulsión de Venezuela del MERCOSUR.

Esta situación no es nueva en cuanto a la actitud del Gobierno uruguayo, ya que en anteriores oportunidades, mucho antes de que se hablara siquiera de la convocatoria a la Asamblea Nacional Constituyente, se habían adoptado posturas similares, mismas que señalamos y criticamos oportunamente desde nuestro comité.

Esto implica el alineamiento del Poder Ejecutiva de nuestro país, con la operación Venezuela-Freedom II del Comando Sur de los Estados Unidos, que también fue oportunamente denunciado por nosotros. Esta postura injerencista en los asuntos internos de un país hermano, es contraria a la normativa internacional, y está siendo respaldada por los gobiernos derechistas y corruptos del continente, junto a los cuales aparece el Gobierno uruguayo.

Demás está decir que esta actitud es contraria a toda la trayectoria histórica de nuestro Frente Amplio, que en sucesivos congresos y Plenarios Nacionales (las instancias más democráticas de nuestra fuerza política), ha sostenido sin ambigüedad posible, una definición tajantemente clara de no acompañar las operaciones intervencionistas del imperialismo estadounidense, junto a la clara defensa de la autodeterminación de los pueblos.

Es sumamente preocupante y doloroso que el Gobierno uruguayo, surgido del voto de los ciudadanos por el Frente Amplio, en una actitud totalmente antidemocrática y autoritaria, se permita actuar en contra de lo que la fuerza política, en ejercicio de la más plena democracia participativa, ha resuelto en reiteradas oportunidades.

La actitud injerencista difícil de calificar asumida por el Ejecutivo uruguayo, parte de erigirse en intérprete de la Constitución de un país hermano y de pretender responsabilizar al Gobierno legítimo de dicho país, del fracaso del diálogo con una oposición de derecha intransigente y agresiva, que ha rechazado el diálogo una y otra vez, empeñada en actitudes desestabilizadoras y golpistas. Recordemos los pronunciamientos que se hicieron no bien instalada la Asamblea Nacional con mayoría de derecha, en los que claramente se pretendía era la destitución del Presidente de la República. Podemos entender que los medios de comunicación al servicio del imperio, como CNN entre otros, hayan mantenido hasta el hartazgo el apoyo total a las acciones desestabilizadoras y terroristas de la oposición de la ultraderecha venezolana. Pero resulta inadmisible que el Gobierno uruguayo, surgido del Frente Amplio, siga las pautas marcadas desde las agencias del imperio contra un pueblo hermano, que con aciertos o errores, como toda actividad humana, se ha atrevido hacer y respaldar una revolución.

Al parecer, el Ejecutivo uruguayo interpreta como antidemocrática la convocatoria a la Asamblea Nacional Constituyente, que fue respaldada por más de 8 millones de votos, a pesar de los intentos terroristas de la derecha de hacer fracasar la convocatoria. Contrasta esta postura, con el hecho de que en Uruguay no se ha convocado a una Asamblea Nacional Constituyente, a pesar que desde hace años figura como objetivo en el Programa del Frente Amplio. Ya llevamos casi tres lustros de gobierno, y seguimos bajo la norma constitucional más reaccionaria de la historia del país, surgida nada menos que bajo el gobierno pachequista.

El tema del respeto absoluto a la autodeterminación de los pueblos, de la solidaridad con los pueblos que luchan por salirse del yugo del capitalismo salvaje y de las imposiciones dictactoriales del imperio, han sido el santo y seña del Frente Amplio desde sus orígenes. La gran solidaridad de los pueblos hermanos de nuestro continente, con nuestro pueblo y con nuestro Frente Amplio durante la negra noche de la dictadura fascista, en donde ocupa un lugar destacado el pueblo venezolano, no puede ser borrado de nuestra identidad, por una inadmisible e incompresible postura del Gobierno uruguayo, que como no podía ser de otra manera, es aplaudida por los partidos de la derecha en el país.

COMITÉ DEL FRENTE AMPLIO DE URUGUAY EN MÉXICO POR LA IZQUIERDA

 

-->
COLABORA CON KAOS